Roberto Espinosa

Comenzó a escribir en Mundoclasico.com el martes, 13 de junio de 2000. En estos 22 años ha escrito 33 artículos.

Cuatro niños argentinos en la Fiesta Internacional de la Música

La entrada del verano en el hemisferio norte se festeja con música.La propuesta se inició a comienzos de los ’80 en Francia bajo la presidencia de François Mitterrand.Rápidamente la idea cobró una fuerte popularidad y muchos países fueron adoptándola.

Zumbando el alma

En mi pago de Raco, en el campo de la zanja cuando se siembran penas se cosechan esperanzas / En el corral de pirca, zumba mi lazo, así me zumba el alma, vidita, cuando te abrazo.La sonrisa le ilumina el corazón cuando la zamba de Yupanqui florece en su voz.

Aaron Copland: La bondad de un criminal

¿Cree usted realmente que puedo escribirla?, le pregunta a su maestra francesa.Nadia Boulanger asiente y su alumno se aboca de inmediato a escribir una sinfonía para órgano y orquesta que ella estrenará en su primera gira por los Estados Unidos.

Lalo Schifrin. Un blues en fuga

Las corcheas jazzísticas garabatean una fuga en el aire.El contrabajo está dibujando un blues para Johann Sebastian, mientras el swing se instala pausadamente en el teclado.Un rumor de Eisenach sobrevuela los espíritus y se confunde en un abrazo con las negras voces del Mississippi.
Argentina
23/09/2005

Una mujer con fuego

---
Teatro San Martín.Maryha Argerich y Gabriele Baldocci, pianos.Sinfonietta Argerich.Darío Ntaca, director.45 setiembre musical tucumano

Isabel Aretz. El futuro se apoya en las raíces

La vida late con fervor en sus gestos y en cada palabra.Ha cosechado muchos halagos en sus 84 años.Sus conceptos tienen la profundidad y la firmeza de alguien que ha caminado por una buena parte del mundo escuchando el corazón de los pueblos.

Aníbal Troilo. El duende de tu son

---
Una melancolía de licor se desgaja en tangos.El Gordo apoya la papada en el cordón de la noche.La lágrima de ron articula un sentimiento. El duende de tu son, che bandoneón, se apiada del dolor de los demás, y al estrujar tu fuelle dormilón, se arrima al corazón que sufre más...

Ella es Ella

---
La escobilla despeina la nostalgia en el platillo de la batería.Negras y corcheas inician un diálogo de contrabajo.El piano va abriendo la luz en la oscuridad.Los párpados se cierran en sonrisa y lanzan el ancla de los sentimientos hasta boyar en el corazón.

El desafío de competir. Sarah Vaughan

---
Cada vez que la tristeza o la alegría lo acorralan, Asbury abandona la carpintería, abraza la guitarra y comienza a deshojar unos blues.Para Ada es más fácil, porque mientras lava la ropa de los vecinos puebla la primavera con las plegarias de su canto, al que también hace resucitar los domingos en la iglesia Mount Zion Baptist.

Un canto con alas. Edith Piaf

---
“Bajo el puente de Berçy, un filósofo sentado, dos músicos, algunos mirones, también gente por doquier.Cerca de Notre-Dâme, se incuba un drama, pero siempre en Paname todo puede arreglarse...” Louis Gassion dibuja acrobacias parisinas en la vereda.
Publicidad