Argentina

Cenicienta de Marta Lambertini. Una apelación al humor, a la sensibilidad y a la imaginación del espectador

Gustavo Gabriel Otero
viernes, 8 de agosto de 2008
Buenos Aires, jueves, 24 de julio de 2008. Teatro del Globo. Marta Lambertini: ¡Cenicientaaa..! Ópera en veinte escenas. Estreno Mundial. Libreto de Marta Lambertini. Jorge de Lassaletta, dirección escénica. Noelia González y Fernando Martínez Ferrari, escenografía y vestuario. Eli Sirlin, iluminación. Graciela Oddone (Cenicienta), Pablo Pollitzer (Príncipe Tirifilo), Cecilia Aguirre Paz (Hada Adalgisa), Cintia Vázquez (Matroshka), Laura San Giorgio (Malaria), Cecilia Jakubowicz (Difteria), Marías Tomasetto (Heraldo). Alejandra Rodríguez y Laura Pagés (Titiriteras). Director del Coro: Martín Palmeri. Ensamble Música Poética y percusión. Dirección musical: Carlos Calleja. Espectáculo presentado y producido por el Centro de Experimentación del Teatro Colón.
0,0002517 Marta Lambertini con este nuevo trabajo para la escena lírica sigue demostrando porqué es una de las compositoras más sólidas, interesantes y exitosas de la Argentina actual.

Como autora de los textos logra, en poco más de cincuenta minutos, introducirnos perfectamente en el mundo de Cenicienta. Para ello usa un lenguaje inventado que deriva del castellano para las escenas de la casa y del francés, también inventado e inexistente, en las escenas cortesanas. La apelación al humor, a la sensibilidad y a la imaginación del espectador están presentes en todo momento. Los adultos se divierten con el delirante texto y los niños con este juego de no poder entender bien las palabras pero sí perfectamente las acciones, las intenciones y los gestos.


Cecilia Aguirre Paz y Graciela Oddone
Fotografía © 2008 by Máximo Parpagnoli

Este castellanoide mezcla de castellano, italiano, inventos y onomatopeyas resulta plenamente divertido aunque un poco fatigoso y seguramente una nueva audición de la obra hará que se goce más planamente. Así 'Cenicienta', por ejemplo, dice: ‘Ñe, ñe, Matroshka, lavé, scudí, Scobé, vea manitas, manitas de lavoro, doloradas, ardidas’ o en otro momento ‘Que disjusto. Disjusticia, tosco insultobobobobo. Pobrecibibibibita, mi solibibibibita, a plorar. ¿Por qué me abandejaste mi solita cuando era petiñita?’.’

Y parodiando a Werher el 'Príncipe' y 'Cenicienta' se declaran su amor diciendo, en este falso francés: ‘Oh, souffle du Printemps et Lafayette! Oh, le mariage, quel courage, l’amour sauvage!


Graciela Oddone, Pablo Pollitzer y coro en la escena final
Fotografía © 2008 by Máximo Parpagnoli

Sin dejar de mencionar que los nobles invitados a la fiesta tienen nombre de comidas, vinos o relojes, así aparecen ‘Thibaud de Champagne', le 'Duc de Sain Remy', 'Madame de Pompadour', 'Madame Vitel Thoné', la 'Princesse de Chateau Margaux', le 'Compte de Valmont' et le 'Compte de Beltour', la 'Duchese de Girard-Perregaux', la 'Marquise au chocolate' y 'Dom Perignon’, según el lenguaje de la obra.

La ópera está escrita para un ensamble barroco, pero con un tratamiento musical contemporáneo a lo que ayuda la presencia de cuatro percusionistas. Podría decirse que la obra es una especie de neo-neoclasicismo o neo-barroco que se escucha con simpatía e interés.

El tratamiento vocal incluye fragmentos virtuosísticos, recitar-cantado, paródicos recitativos y conjuntos. El tratamiento camerístico resulta adecuado para las voces ya que Lambertini no escribe en contra de la vocalidad, como muchos compositores contemporáneos, sino para poder ser cantado.

La Versión

Ingeniosa y creativa la puesta de Jorge de Lassaletta con evidentes guiños hacia la historieta. Bien pensada y funcional la escenografía, de buen gusto el vestuario y adecuada la iluminación.


Graciela Oddone
Fotografía © 2008 by Máximo Parpagnoli


El protagónico de 'Cenicienta' es casi absoluto y en este caso la soprano Graciela Oddone volvió a sorprender pos su ductilidad vocal y actoral para componer el personaje. Su lucimiento resultó absoluto.

Homogéneas las dos hermanastras interpretadas por Laura San Giorgio (Malaria) y Cecilia Jakubowicz (Difteria), adecuadas Cintia Vázquez (Matroshka) y Cecilia Aguirre Paz (Hada Adalgisa), y de voz pequeña el heraldo de Matías Tomasetto.

Sólido el 'Príncipe Tirifilo' de Pablo Pollitzer y en perfecta consonancia con la homogeneidad del elenco los diez coreutas comandados por Martín Palmeri.


Graciela Oddone, Pablo Pollitzer y coro
Fotografía © 2008 by Máximo Parpagnoli

De excelente actuación el Ensamble Música Poética, integrado por Gabriel Pérsico (flauta y piccolo barrocos), Joëlle Perdaens (violín barroco), María de Jesús Olóndriz (violonchelo barroco) y Lourdes Cútolo (clave); acompañados en esta ocasión por los percusionistas Gustavo Alfieri, Wilfredo Magdalena, Ezequiel vargas y Luis Eusebi; todos dirigidos por la atenta, sólida y segura batuta de Carlos Calleja.

En suma: una bien pensada Cenicienta que se escucha con simpatía y con el deseo de volver a verla.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.