Alemania

Un auténtico regalo

José Luis Ruano
martes, 3 de febrero de 2009
Frankfurt, sábado, 17 de enero de 2009. hr-Sendesaal. Andreas Scholl, contratenor. hr-SO. Director: Andrea Marcon. Joseph Haydn Sinfonías Nr. 60 y Nr. 46. G. F. Händel, Concerto grosso op. 6 nº 1. Tomaso Albinoni, aria de Lodovico ‘Selvagge amenita’ de la ópera Engelberta. Nicola Porpora , aria de Turno de la ópera Il trionfo de Camilla’. Antonio Lotti, aria de Ottone de la ópera Teofane. G. F. Händel aria de Guido de Flavio y aria de Bertarido de Rodelinda, recitativo y aria de Admito de Admeto. Aforo 100%
0,0001375 Haydn, Haydn, Haydn, por todas partes Papá Haydn, es así como se le llama en estas regiones del Norte Europeo. Y es que a veces uno se le olvida de que no solo el ilustre húngaro formó la forma sinfónica como nadie hasta entonces, pero no olvidemos a los otros maestros que fueron puente de transición entre el tardío barroco al clasicismo naciente. Y en efecto, en ocasiones se oye algún elemento arcaizante, el tremolo de los violines, que recuerda a Carl Philipp Emmanuel Bach o Telemann. Pues este año se presenta muy a la manera Haydn. Concretamente en este concierto dos curiosas obras, de esas que no se oyen todos los días en concierto.

La Sinfonía nº 60 ‘Il distratto’ tiene seis movimientos que se dilatan en casi 30 minutos, pero sobre todo lo curioso de esta obra es la aparición de exposiciones temáticas ligadas a un particular grupo instrumental, como por ejemplo, el de los vientos y la cuerda que de una manera autónoma prescinde del resto orquestal. Esa falta de ligazón y desarrollo orgánico la encontraremos en una etapa más posterior en otro maestro austriaco, nada menos que en Anton Bruckner: curioso el tema.

La otra pieza sinfónica era la Sinfonía nº 46, con un tema central en tempo ‘Poco adagio’ que recordaba a un meditabundo Haydn, pero sobre todo permitía apreciar esa incomparable simbiosis armónica entre las trompas de caza, los dos oboes y el fagot, una verdadera joya musical.

Hasta aquí la hr.so dio prueba de su versatilidad, curiosamente la música barroca y Haydn no son ningún desconocido para esta orquesta de corte moderno que hace ya años emprendió el largo camino de introducir música barroca en su programación. Y es más, puso en concierto las últimas sinfonías de Haydn, de las que tenemos testimonio en las grabaciones comerciales con Hugh Wolff.

Sin duda la aparición de Andreas Scholl hizo de este concierto uno de esos momentos de arrebato canoro. Buena la elección de la sala de concierto de la radio y televisión de hr, pues se trata de una acústica más íntima y comprimida. La cualidad de todo gran solista es sin duda su capacidad de renovar y ampliar sabiamente su repertorio. Un auténtico regalo fue el concierto de este simpático contratenor. Las arias cantadas tienen conexión con uno de los más ilustres castrati de su tiempo, Francesco Bernardo Senesio [1680-1759]. Albinoni fue sin duda uno de los compositores que el joven Senesio cantó en los inicios de su carrera, que atravesó varias etapas por los principales centros musicales de su tiempo, Roma, Bolonia, Dresde, Londres. Lo mismo sin duda es el caso de otras obras y compositores olvidados como Lotti o Popora. Las mejores partituras musicales para contratenor se las debemos a Händel, y de ello tuvimos muestra con las arias de Flavio y Rodelinda.

Pero el gran descubrimiento fue la aria de Turno ‘Va per le vene il sangue’ de la ópera Il trionfo de Camilla de Nicola Porpora. Una página que en su tiempo seria el hit musical por excelencia y aquí es lo que decididamente hace destacar a un gran intérprete de su fach, como lo es Andreas Scholl: el descubrimiento de esas joyas musicales olvidadas en algún archivo musical. La aria de Turno son sólo dos estrofas, pero musicalmente llenas de matices y flexiones vocales, en los da capo Scholl reelaboró musicalmente cada pasaje con una nueva emoción y expresión musical. Gran muestra de su fino legato y elegante frasear musical fue el el bis ofrecido por Scholl al final del concierto con el aria de Turno.

Destacar durante toda la velada musical la gran labor musical y congenialidad con los músicos de la orquesta del maestro Marcon.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.