Reportajes

Via Stellae celebra el siglo de Haendel y Haydn

Hugo Alvarez Domínguez
viernes, 6 de febrero de 2009
0,000287

No debería sorprender a quien haya seguido las pasadas ediciones, la jugosa programación de la cuarta edición del Festival Via Stellae Compostela e os seus Camiños -nuevamente patrocinado por el Xacobeo y la Consellería de Innovación e Industria, con la colaboración de la concejalía de cultura del ayuntamiento de Santiago- que el pasado martes se presentó a los medios en Santiago de Compostela y que nuevamente augura muchas noches de excelencia musical garantizada. Como ya es costumbre, el programa es amplísimo -más de un centenar de conciertos en diversos ciclos entre el 2 y el 23 de julio de 2009- y los mimbres, de primera magnitud. La capital gallega seguirá siendo el centro de una oferta que se expandirá, un año más, a toda la comunidad autónoma.

Ópera: del XVIII a la actualidad, con cuatro estrenos en Galicia

Pese a que sus horizontes son cada año más y más amplios, el Via Stellae siempre ha tenido su punto fuerte en el repertorio del XVIII, y es por ello que en el 2009, con la conmemoración del 250º aniversario de la muerte de Handel, el festival hará un interesante recorrido a través de su extensísima producción operística. Ya en la sesión inaugural (2 de julio), Sandrine Piau y Sara Mingardo interpretarán junto a Concerto Italiano y dirigidos todos por Rinaldo Alessandrini -un habitual del certamen- un programa que incluirá diversas arias y dúos de óperas handelianas. Será el comienzo de un ciclo que proseguirá con las audiciones completas y en concierto de Ariodante (7 de julio), con Modo Antiquo y Federico Maria Sardelli dirigiendo a un lujoso elenco en el que brillan con luz propia los nombres de Ann Hallenberg y Karina Gauvin, y Giulio Cesare (14 de julio), con un reparto prácticamente idéntico al que causó sensación en el Festival de Glyndebourne y en los Proms londinenses dos años atrás, en unas funciones que han quedado registradas en un premiadísimo dvd: Sarah Connolly, Danielle De Niese, Patricia Bardon y Stephanie D'Oustrac entre otros, estarán dirigidos por Lawrence Cummings -que ya dirigiera algunas funciones de la producción en Glyndebourne- y con la Orchestra of the Age of Enlightenment en el foso. Por si no fuera suficiente atractivo, hay que sumar el dato de que ambas óperas serán estrenos absolutos en Galicia.

Dos triunfadores del Festival regresan con sendas óperas. Por un lado, Alan Curtis y su Complesso Barrocco, en su afán de ampliar repertorio, proponen el estreno en España del Ezio de Jommelli (9 de julio), con el debut gallego de la cada día más asentada mezzo Tuva Semmingsen. Marc Minkowski y sus Musiciens du Louvre, un clásico del Festival que no puede faltar, interpretarán la versión parisina del Idomeneo mozartiano (20 de julio), con un reparto estrellado en el que destacan los nombres de Richard Croft y Mireille Delunsch.

Operístico será también uno de los proyectos más arriesgados de la presente edición, el estreno nacional de Cantos dende o inferno (o mar dentro da dor), una ópera electrónica con música de Andrea Chenna y basada en textos del gallego Ramón Sampedro entre otros (5 y 6 de julio). Un espectáculo en el que participarán los actores Roberta Cortese y Davide Livermore -que además firma la producción procedente del Teatro Baretti de Turín-, así como la mezzosoprano Manuela Custer. Desde el propio festival, se define este espectáculo como “un drama hecho música y poesía, en forma de moderno madrigal representativo que no dejará indiferente a nadie”.

Conciertos y recitales: de Vivaldi inédito a Beethoven infrecuente

Abundante será también la oferta de conciertos y recitales del Festival. A partir de sendos lanzamientos discográficos, Philippe Jaroussky dedicará un recital a las figuras de Carestini y Farinelli (15 de julio), mientras que Lorenzo Regazzo y la Orquesta Baroca de Venecia revisarán arias para bajo de óperas de Haendel y Vivaldi (17 de julio) y Sara Mingardo, junto a Concerto Italiano y Rinaldo Alessandrini -que repiten- hará lo propio con el repertorio sacro vivaldiano (4 de julio). Por su parte, la contralto Nathalie Stutzmann, con Inger Södergren al piano, dedicará a Schubert un programa que incluirá el ciclo Canto del cisne (19 de julio).

La música sinfónica tendrá también una activa presencia en el Festival con las orquestas gallegas como protagonistas. Si la Sinfónica de Galicia centrará su programa en Haydn y sus contemporáneos, bajo la batuta de Graeme Jenkins (3 de julio), la Real Filarmonhía ofrecerá junto al Collegium Compostelanum y con Federico Maria Sardelli dirigiendo un variadísimo programa monográfico beethoveniano titulado Beethoven, el héroe que ríe (19 de julio). El capítulo orquestal incluye además una doble cita ineludible en la que el grupo La Magnifica Comunitá grabará en directo algunos conciertos inéditos para violín de Antonio Vivaldi, horas después de que Gli Incogniti registre obras de Niccola Matteis, siempre en directo (11 de julio).

En el Festival Grande, habrá todavía tiempo para un repaso al repertorio sacro de Bach, con Pulcinella Ensemble acompañando al barítono Dietrich Henschel y al contratenor Carlos Mena (21 de julio), y a algunas sonatas del compositor alemán (8 de julio).

Si en la inauguración se le rinde homenaje a Haendel, la clausura estará dedicada a Haydn, del que este año se conmemora el bicentenario de su nacimiento. Para ello, la Orquesta de Cámara de Bassel y la mezzosoprano búlgara Vesselina Kasarova interpretarán un programa donde, junto a obras del homenajeado compositor -sinfonías y cantatas- sonarán arias mozartianas, y en el que incluso tendrá cabida el estreno en España del Concierto para violín nº 2 de H. K. Gruber, que además dirigirá la orquesta (23 de julio).

Camino al Via Stellae...

Once citas conforman el Via Stellae 20/21, que prestará especial atención a los músicos contemporáneos gallegos -Fernando Buide, Paulino Pereiro, Octavio Vázquez, Juan Durán...-, sin olvidarse de nombres de la composición actual de rabiosa actualidad -Schnittke, Xenakis, Gubaidulina...- e incluyendo un programa dedicado a grandes clásicos del siglo XX que incluirá música para piano de Britten, Ravel y Prokofiev. La presencia de intérpretes y conjuntos gallegos en este ciclo será constante, con nombres como Florian Vlashi, José Manuel Dapena, Carmen Gurriarán o el ensemble s21.

Como en años anteriores, habrá un nutrido número de breves conciertos en diversos espacios de Santiago de Compostela, los Conciertos Express, que volverán a cumplir la doble función de aperitivo a los conciertos grandes por una parte, y de apoyo a artistas mayoritariamente gallegos o residentes en Galicia, por otra. Así, nombres como los de Mercedes Hernández, Manuel Vilas, José Enrique Pedrosa, Fernando Reyes, Thomas Piel, Paulina Ceremuzynska o el Cuarteto Filhantrompía formarán parte de estos conciertos.

Además, los distintos Caminos llevarán algunos conciertos del Festival grande y otros creados especialmente con este fin, a diversos puntos de toda la geografía gallega. Cabe destacar en esta serie visitas como las de La Magnifica Comunitá a Lugo (9 de julio) y Ferrol (10 de julio), Guillaumette Laurens y Manuel Vilas a A Coruña (11 de julio), Gli Incogniti a Orense (13 de julio) y Pontevedra (14 de julio) o la amplia gira que emprenderán Mercedes Hernández y Fernando Reyes por toda Galicia con diversos programas que van desde Monteverdi hasta los poemas de Rosalía de Castro.

OFF Stellae, un paso más allá

En su crecimiento imparable, el Via Stellae estrena en esta cuarta edición una nueva sección, OFF Stellae: una alternativa, otras músicas, otras visiones, otros espacios, consistente en cuatro conciertos con alguna peculiaridad especial, ya sea por su contenido, por el espacio en que se desarrolla o por ambas cosas. Arrancará el 8 de julio y a las 22:30 horas, en la Capilla del Hostal de los Reyes Católicos, con La pulga, cuento napolitano de Basile, con música para tiorba de Kasperberg y Piccini, a cargo del actor Evaristo Calvo y Fernando Reyes y Trinidad de Miguel poniendo la música en directo. La segunda cita será un curioso recital escenificado, también en horario nocturno, de la mezzosoprano Manuela Custer y el conjunto Dolce & Tempesta, que bajo el sugerente título Little (ever) green(s) y con la dirección de escena de Davide Livermore, irá de Monteverdi a Joni Mitchell (10 de julio). Por su parte, el Ensemble Clément Janequin, que dirige el contratenor Dominique Visse, visitará la Plaza del Mercado de Abastos con un programa de canción parisina del siglo XVI (13 de julio) y el contratenor Rachid Ben Andeslam se encargará de un programa titulado Música y poesía en las tres culturas de Al-Andalus, con el Lachrimae Consort Paris (18 de julio) en el Paraninfo de la USC.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.