Memoria viva

Miguel Zanetti, el Pianista de cámara

David Coifman
jueves, 30 de abril de 2009
0,0001667 Hablar de Miguel Zanetti es sinónimo de hablar de un gran músico, de uno de los mejores pianistas de Música de Cámara del mundo, de un maestro excepcional y, sobre todo, de una persona de altísimas cualidades humanas.

Cuando el 18 de febrero de 2008 falleció en su casa de Madrid a la edad de 72 años la familia musical española quedo un poco huérfana y este dolor se acentuó en el mundo de la lírica al que dedicó con amor, pasión y entrega toda su vida profesional.

Miguel Zanetti se inicia muy joven en el mundo vocal de la mano de la mítica maestra española Lola Rodríguez Aragón. La cantera de futuros grandísimos cantantes que tenía Dª Lola fue sin duda un acicate para “engancharse” al apasionante mundo del Canto que ya no abandonó jamás. Fue miembro fundador de la Escuela Superior de Canto de Madrid que creó en 1971 Lola Rodríguez Aragón, siendo titular de una de las dos Cátedras de Repertorio Vocal Estilístico hasta su jubilación en 2006. Compartió docencia en la Escuela con otro de los grandes pianistas de España al que admiraba y quería profundamente: Félix Lavilla. Por su aula del Palacio Bauer de la calle de San Bernardo, siempre un hervidero de cantantes deseosos de aprender de él, pasaron varias generaciones de alumnos de Canto muchos de los cuales desarrollaron y desarrollan una brillantísima carrera nacional e internacional. Además supo transmitir a jóvenes pianistas la pasión que el sentía por el mundo Vocal. Sin duda es, en gran parte, obra suya el que hoy tengamos un magnífico plantel de pianistas de Música de Cámara Vocal.

Si la docencia fue parte importante en su vida no podemos pasar por alto su actividad como concertista. A finales de los años 50 empìeza a trabajar con la que con el tiempo llegaría a ser su gran amiga Victoria de los Ángeles, por la que tuvo un inmenso cariño, amistad y admiración. A partir de aquí su carrera concertística es impresionante. Colabora con todos los grandes cantantes e instrumentistas del mundo y durante 50 años su arte y magisterio se dejan oír en las mejores salas de concierto y teatros de ópera. Los más prestigiosos críticos del mundo señalan a Miguel Zanetti como uno de los mejores pianistas de esos años.

También tuvo una participación importante en el mundo de la Ópera ya que ejerció de “maestro interno” y clavecinista en los primeros Festivales de Ópera del Teatro de la Zarzuela y en diversos festivales en otras ciudades españolas.

Miguel Zanetti siempre fue un hombre inquieto y deseoso de abordar novedades. Esto le llevo a colaborar muy estrechamente con los mejores compositores contemporáneos españoles y extranjeros. Fruto de esta relación son los numerosos estrenos de obras que protagonizó, muchas de ellas dedicadas a él.

Afortunadamente Miguel Zanetti tenía una capacidad de trabajo excepcional y esto le permitió realizar decenas de grabaciones discográficas, de radio y televisión. El archivo de Radio Nacional de España da fe de esto con centenares de grabaciones de música de cámara instrumental y vocal hechas en su Estudio de Música.

Los que fuimos alumnos, conocimos, colaboramos y quisimos a Miguel Zanetti lo tendremos siempre en nuestra memoria por lo que nos enseñó desde el aula, el escenario o su conversación y memoria prodigiosa. Los que tuvieron la desgracia de no conocerle, al menos siempre podrán tenerlo en la memoria por lo que nos legó.

El programa que interpretaremos el 2 de mayo en Madrid y que hemos titulado Las músicas que amaba Miguel es solo una pequeña pincelada de lo que le hubiese gustado escuchar a él en su homenaje. Desde el lied a la música española, pasando por la canción francesa y su amado Mozart.

Miguel Zanetti amaba la Música y no concebía la vida sin música. Sirva Widmung (Dedicatoria) de Robert Schumann de introducción al concierto y de verdadera dedicatoria a la memoria de un amigo y un músico que, como todos los grandes, nunca nos abandonará.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.