España - Madrid

Música para la coronación de un emperador

Judith Ortega
jueves, 17 de febrero de 2000
Madrid, sábado, 12 de febrero de 2000. Iglesia de San Jerónimo. V Ciclo de Música Española los Siglos de Oro. Programa: G. Fantini: Prima entrata imperiale; Segunda entrada imperial. M. Cavazzoni: Ricercare; N. Gombert: Misa a la incoronation a 5 voces Sur tous regretz; In illo tempore; Alleluja Spiritus Domini; Felix namque es; Regina coeli a 12 voces. J. Desprez: O bone et dulcissime Jesu a 4 voces; P. Lombarchion: Intonazione J. Fogliano: Ricercare. C. Veggio: Ricercata per b quadro del IV tono. C. Bendinelli: Sonata nº 336 Odhecaton: contratenores: A. Carminagni, G. Ghiringhelli; tenores: P. da Col, V. di Donato, M. Collima, F. Furnari; Barítonos: A. Grandini, E. Volontieri, M. Scavazza; Bajos: G. Dagnino, D. Carnovich; Dirección: Paolo da Col. Grupo Pian e Forte: trombas: N. Eklund, L. Primo Marzana, J. Pla; bombardas: S. Vezzani, M. Ferraro, l. P. Testi; percusión: A. Macchini, dirección: Gabriele Cassone. Grupo de cornetas y sacabuches: cornetas: B. Dickey, D. Sherwin; sacabuches: E. Giussani, M. Mori, D. Yacus; dirección: B. Dickey. Órgano: L. Tamminga.
8,62E-05 Con este concierto celebrado en la madrileña iglesia de los Jerónimos dio comienzo una nueva edición del Ciclo de Música Española Los Siglos de Oro. Esta primera serie está dedicada a conmemorar el quinto centenario del nacimiento de Carlos V, y consta de ocho conciertos en los que los programas incluyen obras relacionadas con el emperador.Este concierto pretendía recrear la ceremonia de coronación de Carlos V como Emperador que tuvo lugar en Bolonia en 1530. Las fuentes no explican detalladamente cómo discurrió la fiesta en lo que se refiere a la parte musical, pero hay algunos datos que permiten suponer que estas obras estuvieron relacionadas con la ocasión, o por lo menos, en la línea de lo que allí sucedió.Para esta recreación se contó con cuatro grupos instrumentales diferentes, si bien el centro del concierto lo constituyó la interpretación de la obra de Nicolás Gombert Misa a la incoronation, a 5 voces Sour Tous regretz ?misa parodia basada en una obra de un discípulo de Josquin-.El grupo Odhecaton que interpretó la obra mostró grandes dotes técnicas, en un repertorio tan difícil como es la polifonía a cappella. La parte aguda fue realizada por dos contratenores que destacaron sobre el conjunto. Poseían una voz limpia, dulce pero a la vez potente, estando los dos intérpretes excelentemente acoplados, tal que era imposible discernir cuántos intervenían. Debemos destacar también el bajo, que equilibraba muy bien el resto de las intervenciones vocales. No estuvieron a la altura los inicios y cierres de las diferentes secciones, en lo que el director se mostró poco cuidadoso.Estas intervenciones vocales que constituían la misa fueron jalonadas por diversas partes instrumentales. El grupo Pian e Forte participó al inicio y final del concierto ofreciendo tres obras instrumentales, dos ellas entradas imperiales, de marcado carácter marcial tocadas con instrumentos originales. Este grupo se encontraba ubicado detrás, en el coro de la iglesia y ofreció un buen contrapunto como elemento de apertura y cierre. El grupo de cornetas y sacabuches, nacido en el seno de la conocida agrupación Concerto Palatino, intervino en otras tres ocasiones. De la misma manera el organista ?que tañía un realejo- interpretó cuatro obras. A pesar de lo escaso de su intervención mostró una gran nivel, que necesitaría de un espacio propio para que pudiera brillar. Todos los músicos interpretaron juntos una sola obra, también de Gombert, que mostró algún desequilibrio en la sonoridad (pero que nos permitió escuchar la potencia de los contratenores).En una noche repleta de idas y venidas, de levantarse y sentarse los músicos, disfrutamos de un gran número de compositores y de intérpretes, de gran calidad, de los que esperamos que en próximos nos sigan dando algo más que una muestra de su buen hacer.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.