Libros y Partituras

Catálogo del Archivo de la Unión Musical Española

Yolanda Acker y Judith Ortega
miércoles, 5 de septiembre de 2001
Archivo histórico de la Unión Musical Española. Partituras, métodos, libretos y libros/Yolanda Acker, M. de los Ángeles Alfonso, Judith Ortega, Belén Pérez Castillo; edición Judith Ortega; introducción Carlos José Gosálvez Lara; Índices: Oliva García Balboa, Alvaro García Estefanía_Madrid: Ediciones y Publicaciones de la Sociedad General de Autores y Editores, 2000. 842 p.; 29,5 cm. ISBN: 80-8048-364-4. Distribuido por Fondo de Cultura Económica
0,0002862 La publicación del catálogo de los fondos del Archivo Histórico de la Unión Musical Española (UME), viene a coronar un proceso de catalogación y edición que comenzó en 1992. Este archivo está custodiado por el Instituto Complutense de Ciencias Musicales (ICCMU), ubicado en la sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) de Madrid y se encuentra a disposición de los investigadores. Por su tamaño -con alrededor de 20.000 títulos- y la variedad del repertorio que contiene, el legado de la UME representa una de las colecciones más importantes de música impresa de los siglos XIX y XX en España. Sus fondos provienen de alrededor de 70 editores musicales diferentes que fueron absorbidos por Casa Dotesio. Esta empresa se constituyó en 1900 y pasó a llamarse Unión Musical Española tras su constitución oficial en 1914, manteniendo la actividad editorial hasta su compra por Music Sales Group en 1992, y desde esta fecha se denominó Unión Musical Ediciones (Madrid).Una vez inventariado y finalizados los trámites de donación, se procedió a la ordenación inicial de las partituras por orden alfabético de su autor. Después se colocaron las obras de cada compositor por orden alfabético de título. El siguiente paso consistió en el diseño de una ficha informática apropiada a las características del fondo, que pudiera acomodar la información relacionada con géneros y plantillas muy dispares.De esta forma, los campos cubiertos en la ficha de catalogación -actualmente contenidos en una base de datos confeccionada con el programa File Maker para Macintosh- son los siguientes:En el área de autoridades: Autor, Seudónimo, Adaptador y Autor/Autores del texto.En el área del título: el Título propio, Subtítulo y Tema original (en el caso de fantasías o variaciones sobre un tema conocido).Una tercera área de la ficha consta de la cubierta (que frecuentemente identifica al artista responsable del grabado o al que aparece fotografiado en portada); número de plancha y editorial, con la adición de la fecha de publicación en caso de que ésta aparezca; contenido; plantilla; ubicación y signatura; además de un código para recuperar una plantilla o un género en particular. También hay un campo para señalar las partes, actos o movimientos que tiene cada obra. Finalmente, un campo de observaciones recoge datos pertenecientes a los estrenos, dedicatorias, premios, grabaciones, datos sobre el autor etc., así como notas al ejemplar.Como parte del acuerdo de la donación de este fondo, el ICCMU también se comprometió a publicar el catálogo y la historia de la editorial, compromiso que hoy se cumple con la presentación de este volumen. El catálogo consta de 842 páginas y contiene tres partes esenciales:1. Introducción, tablas y esquema de José Gosálvez.2. El catálogo propiamente dicho, realizado por Yolanda Acker, Mª de los Ángeles Alfonso, Judith Ortega y Belén Pérez Castillo.3. Índices: onomástico, materias y títulos elaborados por Oliva García Balboa y Álvaro García Estefanía.Después del prólogo escrito por Emilio Casares, director del ICCMU, la introducción de José Gosálvez se centra en la historia de la editorial como empresa, explicando su formación y evolución, describiendo las técnicas de grabación e impresión, los ritmos de producción, las relaciones comerciales con los autores y valorando su contribución a la historia de la música española. Después, dos tablas cronológicas de números de plancha (referidas a la producción de Madrid y Barcelona, respectivamente) permiten la datación de todas las partituras. La introducción finaliza con un esquema de transmisión de fondos editoriales que añade algunos datos al publicado anteriormente por el autor en su libro La edición musical española hasta 1936 (Madrid, AEDOM, 1995). Estas herramientas son fundamentales y revalorizan todo el trabajo de catalogación y edición, aportando datos esenciales para su estudio.A diferencia de la ficha informatizada, los datos contenidos en el catálogo impreso se han limitado a los considerados fundamentales. De este modo, se incluyen los siguientes: autor o autores, título, subtítulo o género, autor o autores del texto, adaptador, editorial y número de plancha, cubierta, tipo de material, plantilla, contenido, notas y signatura. Las fichas del catálogo impreso se han presentado por orden alfabético del autor principal y por orden alfabético de título para cada autor y se ha asignado un número correlativo a cada registro. El encabezamiento de autor se ha normalizado y en el caso de dobles autorías, muy abundantes, las fichas aparecen a continuación de las obras compuestas en solitario, con una referencia a la obra en el lugar del autor secundario. El uso de seudónimos también es muy frecuente en este archivo. Los más abundantes son los que utilizan el segundo apellido, por ser el primero muy común, reduciéndolo a la inicial o simplemente suprimiéndolo. Pero también merecen destacarse otros usos, de los que ponemos algunos ejemplos:Joaquín Taboada Steger publicó obras bajo cuatro seudónimos, además de usar el nombre real: J. Charlsson; J. Danssier; J. Picucci, y J. Slegerbad.Algunos autores que firman obras en colaboración las firman también con un seudónimo común. Tal es el caso de Biok, usado por Pedro Leturiaga Igartúa y Máximo Baratas Riaño, que adaptaron muchas obras populares para acordeón y armónica, agrupación instrumental que ellos mismos popularizaron. Pero a su vez, Máximo Baratas Riaño usaba el seudónimo Maxi para publicar otras obras en solitario.Un caso similar al anterior es el de M. F. Rotige y F. García Navas, dos seudónimos con los que firmaban Faustino Fuentes Navas y Heliodoro García Asenjo, quienes a su vez firmaban obras con seudónimos individuales y con sus nombres reales.Nos referimos finalmente al caso de José Juan del Águila Ortega, que siendo gerente de la UME -como explica José Gosálvez en su estudio-, y bajo el seudónimo de J. Trayter, ha participado como adaptador o arreglista en un numerosísimo grupo de obras, generalmente de música popular como cuplés o temas conocidos de zarzuela, asegurándose una participación en los derechos de las obras más beneficiosas.Evidentemente, esto muestra que no podemos olvidar que se trata de un fondo de carácter comercial, y las implicaciones son evidentes.La información para resolver los problemas derivados del uso abundante de seudónimos se ha obtenido del índice del catálogo de La música en el Boletín de la Propiedad Intelectual 1847-1915 (Madrid, Biblioteca Nacional, 1997), de una antigua lista de nombres de socios de la SGAE, y del Diccionario de la música española e hispanoamericana (Madrid, SGAE, 2000).Finalmente, los tres índices constituyen una forma complementaria de búsqueda y reflejan el contenido de la obra. El índice onomástico recoge los nombres de los compositores, autores de letra, adaptadores/arreglistas e intérpretes que aparecen retratados en las portadas, mientras el índice de materias tiene como base el publicado en La música en el Boletín de la Propiedad Intelectual… ya que se trata de un corpus similar, si bien han sido necesarias algunas adiciones.A continuación pasamos a describir brevemente el contenido del Archivo. La base de datos del catálogo consta de un total de 20257 registros individuales, que se traducen en las 19.852 entradas del catálogo impreso. De estos registros, 248 son métodos (ver Tabla 1. Relación numérica de métodos instrumentales/vocales conservados en el archivo histórico de la UME), 104 libretos y 49 libros. De este modo, la parte restante del archivo consta de aproximadamente 20.000 partituras, que representan el 98% del total de registros. Abarca toda una gama de géneros, que incluye obras líricas, transcripciones para banda, sexteto u orquestina, música popular (cuplés, tangos, slows, valses Boston, habaneras, etc.), música de cámara, obras para instrumentos solos (piano, órgano, guitarra…), coro y música religiosa, entre otros. Con respecto a los autores más representados, destacan Albéniz, Alonso, Arrieta, Pedro Astort (a) "Clifton Worsley", Barbieri, Cosme José de Benito, Bretón, Calleja, Chapí, Chueca, Juan Gabriel García Escobar, Gerónimo Giménez, Granados, Guerrero, Sebastián de Iradier, Juan Martínez Abades, Isidoro Hernández, Pascual Marquina, José Padilla, Serrano, Joaquín Taboada, Turina, Joaquín Valverde y Amadeo Vives.Más de dos tercios de las partituras (casi 14.000 registros) corresponden a obras originales, y un tercio (más de 6.000), son transcripciones. De las últimas, la mitad son para voz y piano y en muchos casos representan la transcripción de obras líricas; un diez por ciento corresponde a transcripciones para piano, otro diez por ciento para guitarra (en gran parte realizadas por José de Azpiazu y Venancio García Velasco), y un tercio de las transcripciones están adaptadas para sexteto, orquestina o banda.En relación a las obras originales, destacan la cantidad de obras compuestas para instrumentos solistas (más de 7.000), la mayoría de las cuales son para piano (más de 5.000), aunque destaca la presencia de obras para guitarra (más de 700) y órgano (más de 300), además de las vocales (más de 5.000).En algunos casos se encuentra también documentación adjunta a la partitura, como pueden ser los negativos de impresión (pelures) y/o el expediente autorizando la edición de impresos del Ministerio de Información y Turismo, que contiene detalles como la clase de impreso, entrada y salida de la edición, etc.Como la tercera entrega en la serie de catálogos de la SGAE, realizados por el ICCMU, este volumen básicamente sigue el formato de publicación previamente establecido en los dos anteriores: Teatro lírico, 1. Partituras, Archivo de Madrid, 1994 (realizado por Mª Encina Cortizo) y Música instrumental y vocal. Partituras y materiales. Archivo sinfónico, 1995 (realizado por Adelaida Muñoz Tuñón, Julio C. Arce Bueno, Javier Suárez-Pajares, Belén Pérez Castillo y Mª Ángeles Alfonso Rodríguez). Otros catálogos que han sido consultados para la edición y se han tenido en cuenta son:La música en el Boletín de la Propiedad intelectual…Luis Iglesias de Souza: Teatro lírico español, 4 vols., Diputación de La Coruña, 1991-1995.Catálogo del teatro lírico español en la Biblioteca Nacional, Madrid, Ministerio de Cultura, 1986-1991.Desde su traslado al ICCMU, el Archivo Histórico de la Unión Musical Española ha suscitado un enorme interés y es consultado con asiduidad, tanto por musicólogos, como intérpretes y el público en general. El fondo ya ha servido como base para algunos trabajos como son el artículo realizado por Belén Pérez Castillo y Mª de los Ángeles Alfonso acerca de las ediciones de zarzuela conservadas y que fue leído durante el Congreso Internacional 'La Zarzuela en España e Hispanoamérica. Centro y periferia, 1800-1950' que tuvo lugar en la SGAE en 1995, y en el que se dio cuenta del proceso de la catalogación del archivo en aquel momento. También podemos señalar la tesis doctoral de Gemma Salas sobre el piano romántico español defendida en la Universidad de Oviedo en 1998 y el trabajo de investigación de Ana Vega Toscano sobre los métodos para piano españoles del siglo XIX, que dieron como fruto sendas antologías de partituras editadas por el ICCMU (Santiago de Masarnau y Pedro Albéniz. Piano romántico español, edición crítica a cargo de Gemma Salas, Madrid, Ediciones Autor/ICCMU, 1999; Antología (siglo XIX). Estudios para piano, edición crítica a cargo de Ana Vega Toscano, Madrid, Ediciones Autor/ICCMU, 1997). El valor gráfico del archivo también se ha visto reflejado en diversas publicaciones. En 1995, Antonio Álvarez Cañibano, director del Centro de Documentación de Música y Danza, editó el lujoso libro Imágenes para la lírica. El teatro musical español a través de la estampa. 1850-1936 (Madrid, ICCMU/Centro de Documentación Musical-INAEM), que recogía una selección de las portadas más interesantes del archivo. Esta edición fue complementada por el trabajo iconográfico Historia gráfica de la zarzuela (Madrid, ICCMU, 1999) realizado por Emilio Casares.Finalmente, con la publicación del catálogo de la Unión Musical Española, esperamos haber conseguido una herramienta de trabajo útil, que facilite en lo posible la realización de estudios sobre la música española y, a su vez, puede ser objeto de estudio en sí mismo. La consulta directa del Archivo se puede realizar en la sede del ICCMU, donde además se encuentran otros fondos de suma importancia, que convierten este Instituto en un centro de investigación de referencia para los estudiosos de la música española de los siglos XIX y XX.Tabla 1Relación numérica de métodos instrumentales/vocales conservados en el archivo histórico de la UME:Acordeón: 5Armonía, composición, solfeo: 57Armonium: 2Arpa: 2Bandurria, laúd: 4Bombardón, contrabajo: 2Clarinete: 8Cornetín, fliscorno, trompeta, clarín: 5Fagot: 1Flauta, flauta dulce: 13Guitarra: 30Mandolina: 1Oboe: 2Órgano: 9Piano: 30Saxofón: 4Trombón: 6Trompa: 3Viola: 2Violín: 7Violonchelo: 2Vocal: 23Varios (afinación, dirección de orquesta, etc.); 30Total: 248
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.
Sabas Calvillo
22/06/2019 10:40:50

Cómo hago para buscar partituras en el archivo UME?

Denunciar abuso