Costa Rica

Passamezzos y otras invenciones

Andrés Sáenz
viernes, 24 de diciembre de 2010
San José de Costa Rica, martes, 14 de diciembre de 2010. Sede del CCE (El Farolito). Centro Cultural de España (CCE). Ciclo De música y músicos. Obras: Villancicos instrumentales. Intérpretes: Ganassi. Conjunto de música antigua. Integrantes: Kattia Calderón, flautas dulces; Juan Carlos Martínez, violín barroco; María Clara Vargas, clavecín; Tania Vicente, vihuela; Andrés Chaves, percusión.
0,000189 Las hábiles y amenas interpretaciones forjadas por el conjunto Ganassi de un ramillete de villancicos profanos y otras músicas instrumentales del período barroco deleitaron al público que llenó el pequeño auditorio del Centro Cultural de España (CCE), el martes, en el concierto navideño gratuito ofrecido por esta agrupación costarricense de música antigua con el título de Passamezzos y otras invenciones.

El vocablo italiano passamezzo significa "paso y medio" y se refiere tanto a una danza arcaica como a una progresión armónica corrientes en la Europa de los siglos XVI y XVII. La progresión armónica, de la cual hay dos variantes, passamezzo antiguo y passamezzo moderno, servía a los compositores como fundamento para improvisar variaciones ornamentales o glosas, una práctica muy extendida en la época.

La primera parte del recital reunió piezas de compositores españoles que, tras la Conquista, se trasladaron a territorio iberoamericano para servir a la Corona o a la Iglesia, junto con otras obras de músicos nativos.

De los españoles, al inicio se oyó Toca la flauta, de Alonso Torices (s. XVIII), y se continuó con quizá el más conocido, Tomás de Torrejón y Velasco (España, 1644-Perú, 1728), de quien se escucharon los villancicos Cuando el bien que adoro y Si el alba sonora, complementados por el anónimo cusqueño Hoy cielo y tierra, y los villancicos Clarines suaves y Jesús, María y José, de los guatemaltecos Manuel J. de Quirós (+ 1756) y Rafael Antonio Castellanos (+1791), en ese orden.

Ganassi

Sin pausa, el conjunto dedicó la segunda parte del concierto a extractos de colecciones como el Cancionero de Palacio (s. XV-XVI), el más antiguo una Danza alta del sevillano Francisco de la Torre (c. 1460-c. 1504).

Siguieron obras de diferentes colecciones: del burgalés Antonio de Cabezón (1510-1566), el romance Para quién crié yo cabellos yPavana con su glosa, ambas para clavecín solo, tañidas con sensibilidad por María Clara Vargas, y el grupo entero continuó con Diferencias sobre la pavana italiana, del mismo Cabezón, y la Pavana I, del valenciano Luys Milán (1500-1561).

Sola en vihuela, los dedos ágiles de Tania Vicente puntearon Baxa de contrapunto, una danza del granadino Luys de Narváez (1500-1560), antes de que el conjunto Ganassi retomara las tres piezas finales: Recercada primera sobre el passamezzo antiguo, del toledano Diego Ortíz (c. 1510-c. 1570), única selección que empleaba la progresión armónica mencionada; Ojos pues me desdeñáis, del madrileño José Marín (1618-1699) y, para terminar, la anónima, alegre y meneada Jácara, en la queia Calderón en la flauta dulce, como también lo hizo a lo largo del recital en las obras en que participó, casi todas.

Para agradecer los aplausos, el conjunto de música antigua Ganassi repitió el villancico Jesús, María y José, del guatemalteco Castellanos.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.