España - Andalucía

Oscura tragedia

Pedro Coco
martes, 21 de mayo de 2013
Sevilla, lunes, 6 de mayo de 2013. Teatro de la Maestranza. Manuel Penella: El gato montés. Ópera en tres actos y cinco cuadros. José Carlos Plaza, dirección escénica; Francisco Leal, escenografía e iluminación; Pedro Moreno, vestuario; Cristina Hoyos, coreografía. Saioa Hernández (Soleá), Marifé Nogales (Gitana), Milagos Martín (Frasquita), Ana Belén Cadaval (Loliya), Ángel Ódena (Juanillo, "El Gato Montés"), Andeka Gorrotzategui (Rafael Ruiz "El Macareno"), Ruben Amoretti (Padre Antón), Luis Cansino (Hormigón), David Lagares (Caireles), Román Fernández-Cañadas (Pezuño), Andrés Pérez (Recalcao), Inmaculada Águila (Pastorcillo), Miguel Ángel Sánchez (Vendedor), Mariano González (Alguacilillo). Coro de la A. A. del Teatro de la Maestranza. Escolanía de Los Palacios. Orquesta Sinfónica de Sevilla. Director: Cristóbal Soler. Producción del Teatro de la Zarzuela de Madrid
0,0001736

En la corta pero intensa vida del Teatro de la Maestranza, se han podido disfrutar ya dos producciones diferentes de El gato montés de Penella. La primera llegaba en agosto de 1992, con una visita del Teatro de la Zarzuela y su producción firmada por Emilio Sagi. Entre los intérpretes, Juan Pons, Plácido Domingo y Verónica Villarroel, que dirigidos por Miguel Roa recogieron merecidos aplausos. Dos décadas después, el mismo teatro nos volvió a visitar para presentar la nueva propuesta de José Carlos Plaza, que se estrenó recientemente en Madrid con, en general, los mismos cantantes de esta función.

Intentando eliminar todo aquello que pudiera sonar a tópico en una obra como esta -tarea difícil donde las haya-, Plaza se ha limitado a presentar la historia envuelta en una oscuridad que llega a desvirtuar en cierta medida lo que se canta o va desarrollándose en escena. Tampoco convencieron del todo el cuidado vestuario, los elementos escénicos -a veces innecesarios y fuera de escala-, ni la monótona iluminación.

El maestro Cristóbal Soler dirigió con ímpetu a una espléndida Sinfónica de Sevilla, aunque su lectura algo parca en matices y extrovertida provocó que muchas de las voces no pudieran sobrepasar con comodidad la barrera del foso. No fue el caso de la protagonista, Saioa Hernández, soprano de generosos medios y técnica aún por terminar de pulir, que mostró homogeneidad de registros -peligroso el recurrente uso del de pecho- y una entrega total.

'El gato montés' de Manuel Penella. Teatro de la Maestranza de Sevilla, mayo de 2013. José Carlos Plaza, dirección escénica. Cristóbal Soler, dirección musical.

Voces como estas, si se encauzan como es debido, son realmente interesantes y escasas hoy en día. Por su parte, Ángel Ódena, perfecto desde cualquier punto de vista y con un instrumento cada vez más atractivo, se ganó la noche del estreno el más cálido aplauso del público con su sensibilidad y excelente fraseo durante el tercer acto. Cerrando el triángulo amoroso, Andeka Gorrotxategi, un Rafael de todo respeto, que con una bella voz de tenor no del todo liberada, presenta ciertos problemas de proyección.

'El gato montés' de Manuel Penella. Teatro de la Maestranza de Sevilla, mayo de 2013. José Carlos Plaza, dirección escénica. Cristóbal Soler, dirección musical.

Intérpretes muy adecuados e implicados en el repertorio español dieron vida a los personajes secundarios, comenzando por un chispeante Padre Antón del bajo Rubén Amoretti, en esta cuerda más cómodo y desenvuelto; también Luis Cansino, de voz no rotunda pero bien emitida, la solvente Marifé Nogales como gitana o la experimentada Milagros Martín. Con oportunidad de lucirse en pequeños papeles, no le fueron a la zaga los solistas del coro, que en general estuvo a muy buen nivel en una noche en la que lo musical ganó con creces a lo visual.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.