Reportajes

Programación del Festival Turina de Sevilla

Remitido
martes, 6 de agosto de 2013
--- ---
0,0003088

El IV Festival Internacional de Música de Cámara Joaquín Turina de Sevilla (FIMCJT) ha hecho pública su programación. Se trata de un programa diseñado por su Directora Artística y Fundadora, Benedicte Palko, realizada a la medida de cada artista invitado y del público, buscando una simbiosis perfecta a través de la música de cámara. En el programa del Festival, que destaca por su potencia e intensidad, está presente la figura del compositor sevillano Joaquín Turina, que da nombre a la iniciativa privada. Todos los conciertos, excepto uno, contarán con obras de Turina.

Su directora artística, Benedicte Palko, apunta que ha elegido “obras para los artistas y artistas para obras. Nada es casual: quién toca qué obra y con qué otro u otra artista está muy pensado. Todas las obras hablan, comunican. No es necesario ser profesional o saber mucho de música para ir a los conciertos y disfrutar. El programa está además lleno de humor a través de los instrumentos de viento”.

Entre las obras a reseñar, la Sonata española de Joaquin Turina para violín y piano, que estará a cargo de Graf Mourja y Peter Nagy, en el concierto del viernes 13 de septiembre, que destaca por su dificultad y ser muy poco interpretada. Al mismo tiempo, dentro del programa podemos encontrar obras mezcladas de cuerda y viento que no se escuchan habitualmente en Sevilla, como el Septimino en mi bemol mayor de Beethoven, que se interpretará en el concierto “Sonidos de la Noche”, en el Consulado de Portugal, el sábado 14; o el Sexteto para cuerda, viento y piano de Ernö Dohnanyi, que forma parte del concierto de clausura que tendrá lugar en Capitanía General, el domingo 14 de septiembre.

Igualmente mencionable es la interpretación del Trio para violín, cello y piano, en fa sostenido menor de Arno Badadjanian, compositor armenio, que nunca antes ha sonado en Sevilla, y que estará interpretado por dos artistas de Armenia: Mikayel Hakhnazaryan, cello y Sofya Melikyan, piano.

Otro de los puntos fuertes del programa lo encontramos en la matinèe del sábado, donde se interpretará la obra Variations over a theme by Frank Bridge, de Benjamin Britten, gracias al patrocinio de ELI Sevilla, que ha financiado el alquiler de la partitura, una obra magnífica e increíblemente delicada, de gran dificultad y atractivo para los músicos y el público, que hay que enmarcarlo en la conmemoración, en este año 2013, del centenario de Benjamin Britten (1913–1976), una de las figuras culturales más célebres del siglo XX, recordado por su artesanía y versatilidad de las obras para la ópera y orquesta, así como canciones y obras corales. El Festival Turina no ha querido dejar escapar esta circunstancia para rendirle un homenaje al compositor, contando para ello el apoyo imprescindible del ELI Sevilla.

También en esta matinée destaca la interpretación de la obra Rapsodia sinfónica nº 66 de Joaquín Turina, que será interpretada por la Orquesta de cuerda del Festival, gracias al patrocinio para el alquiler de la partitura de la joven empresa sevillana Vidot, dedicada a la fabricación artesanal de objetos con piel de toro.

Por último, destacar la actuación del Quinteto Ethos en el concierto de inauguración, jueves por la noche en Casa de Salinas, y del sábado por la noche, que tendrá lugar en la sede del Consulado de Portugal y que interpretará piezas de Paul Hindemith. Este quinteto de viento estable está integrado por músicos y músicas andaluces, procedentes de de Sevilla y Córdoba, siendo uno de los quintetos más premiados de los últimos años, por su rica interpretación.

Un Festival diferente

El Festival Internacional de Música de Cámara Joaquín Turina quiere romper moldes y lo ha hecho a lo largo de su organización en los últimos meses. Cuenta con un presupuesto muy reducido que apenas alcanza los 30.000€, prescindiendo de todo gasto relativo a la organización, que es asumido por personas que trabajan de manera voluntaria y entregan su trabajo como parte de su apoyo a la música de cámara y a la cultura en general.

A pesar de ello, el FIMCJT basa su calidad y renombre en el grupo de músicos y músicas invitados de gran prestigio internacional y procedentes de Europa y EEUU. Los artistas -que cobran un caché simbólico, a pesar del intenso trabajo que desarrollan- permanecen en Sevilla durante toda la semana del Festival, a diferencia de un festival de ciclo de recitales tradicional. Durante este tiempo no sólo actúan, sino que además ensayan, imparten clases magistrales e interpretan varios conciertos con diferentes formaciones camerísticas, en sedes emblemáticas de la ciudad de Sevilla. Posteriormente, estos mismos artistas se convierten en embajadores de la música de Joaquín Turina por todo el mundo.

Esta es precisamente otra de sus diferencias, el Festival se realiza en sedes emblemáticas de la ciudad, cedidas por instituciones, que no suelen abrirse habitualmente al público, como es el caso de Casa de Salinas, Consulado de Portugal o Capitanía General.

Al mismo tiempo, el Festival hace una apuesta importante por los jóvenes, ofreciendo no sólo las clases magistrales con estos artistas de reconocido prestigio, sino la posibilidad de tocar con ellos e interpretar en el Ciclo de Jóvenes, que se desarrolla los tres primeros días del Festival. Estos jóvenes tienen la oportunidad de hacer un intercambio con otros de la ciudad natal de la Directora Artística, Stavanger (Noruega), que aporta 2500€ para las becas de los alumnos/as. El alumnado cuenta además con un representante en Japón.

Otra de sus características diferenciales es el precio de las entradas, muy reducido (5-10€), con la posibilidad de hacer un Bono contribución de 40€ para poder asistir a todos los conciertos del Festival. El Festival quiere contribuir así a fomentar la idea de que la cultura debe estar al alcance de todos, porque es un patrimonio común, y adaptarse así a las circunstancias económicas actuales. El Concierto de clausura es gratuito y a él puede accederse mediante invitación.

Patrocinio y mecenazgo para financiarse

Al mismo tiempo, el Festival se ha marcado como objetivo trabajar por la implantación de la cultura del mecenazgo en Andalucía, y lo quiere hacer de una manera totalmente pragmática. Para ello, ha trabajado intensamente a lo largo de los últimos meses en esta línea, consiguiendo el apoyo de una gran parte del empresariado y la ciudadanía andaluces. En este sentido, al carecer de ningún tipo de ayuda pública, ha conseguido su financiación a través de personas anónimas y sector privado, trabajando en varios frentes.

a) Puesta en marcha de una campaña de crowdfunding o microfinanciación, a través de la plataforma Werkami, durante 40 días, que ha permitido la captación de los 2.500€ necesarios para la organización del Festival, gracias a la ayuda de micromecenas, amigos y simpatizantes del Festival. Esta iniciativa se ha apoyado en una campaña por Redes con el hashtag #YOAPOYOTURINA, que se mantiene como etiqueta del Festival. Esta cantidad se ha conseguido gracias a las aportaciones de 48 personas (31 mecenas y 17 amigos del Festival).

b) Patrocinio privado de empresas. Hemos conseguido, además del patrocinio de la ciudad de Stavanger, aportaciones económicas de Grupo Terry (automovilístico), 3000€; Círculo de Labradores, 1000€; Alfombras Baldomero, 500€; Fundación Cruzcampo, Fundación Grupo Azvi, Madulob (estudio de arquitectura) y un largo etcétera.

c) Patrocinio a la medida. Un patrocinio muy destacado es el de dos empresas que han financiado el alquiler de dos de las partituras que se interpretan en el Festival, que es muy costoso y sólo puede hacerse en un lugar oficial (en España sólo hay uno). En concreto son las partituras de Britten (en el año de su centenario) y de Turina, que se interpretan en el Concierto de Matineè del sábado. ELI Sevilla (English Language Institute), y Vidot, dedicada a la fabricación de objetos artesanales con piel de toro lidiado, pagan el alquiler de estas partituras: 600 y 325€ respectivamente.

d) Patrocinio en especie. Algunas empresas aportan su gestión como patrocinio. Este es el caso de la agencia de viajes Nuba y otras, como Gestora de Nuevos Proyectos (GNP), etcétera.

En la actualidad, el Festival mantiene su plan de captación de patrocinadores, para poder contratar al luthier, una figura fundamental para el Festival, cuyo trabajo es la puesta a punto los instrumentos de cuerda de los artistas, que sufren mucho en los viajes y sobre todo con el clima seco y el calor de Sevilla.

Vocación de continuidad

El Festival Internacional de Música de Cámara Joaquín Turina de Sevilla tiene una clara vocación de continuidad, no sólo en lo relativo a la celebración del V Festival, sino a la realización de una una serie de actividades entre festivales -como conciertos benéficos, charlas, mesas redondas sobre el mecenazgo en la cultura-, para lo que ya cuenta con aliados importantes y con la ayuda y apoyo del Consejo Superior de Hermandades y Cofradías de la provincia de Sevilla, la Real Academia de Buenas Letras de Sevilla, Real Círculo de Labradores y Propietarios de Sevilla y UNICEF, entre otras instituciones y amigos.

El Festival apuesta por el mecenazgo y el patrocinio como fórmulas de apoyo a la cultura y a la música, en concreto, y tiene como objetivo principal llevar ese patrimonio que es la música de cámara a toda la ciudadanía e implicar al sector privado y al público, porque entiende que la cultura es un patrimonio de todos en el que todos debemos participar de una u otra manera.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.