Noticias

El compositor español Claudio Prieto compone el himno de su pueblo natal

didpress.com
jueves, 27 de diciembre de 2001
0,0001256 La localidad palentina de Guardo ya tiene himno gracias a uno de sus vecinos más ilustres, el compositor Claudio Prieto. El estreno de esta obra tendrá lugar el 30 de diciembre en la iglesia Santa Bárbara de dicha localidad, donde el 'Himno a Guardo' será interpretado por la Coral Vaccea, la Coral de Guardo, la cantante soprano Zinaida Karandakova y la Orquesta Sinfónica Clásica Estatal Rusa, dirigida por Ramón Torre Lledó.Ante este inminente estreno, Claudio Prieto ha mostrado su "gran satisfacción y orgullo" al componer esta obra dedicada "al pueblo de Guardo, sus gentes e instituciones", con letra del poeta Javier Castillo, igualmente vecino de este municipio montañés de 8.000 habitantes.Claudio Prieto Alonso nació en la localidad palentina de Muñeca de la Peña (24 de noviembre de 1934), pero sus primeros contactos con la música se produjeron en Guardo de la mano de un acordeonista conocido como Pepe El Vasco, que le dotó de formación académica y, posteriormente, le ofreció su primer contrato dentro de su orquesta. Por todo ello, cuando a Claudio Prieto le propusieron componer el Himno a Guardo, "hubo algún resorte que encendió de golpe el rincón donde conservo todos los recuerdos de mi niñez y de mi primera juventud. De ahí que siempre haya manifestado públicamente lo fundamental de toda esa etapa, lo encantado que estoy de aquellos orígenes que se remontan precisamente a Guardo y a las primeras enseñanzas musicales que allí recibí y, por ende, a las posibilidades que se me abrieron".La génesis del proyecto se remonta a 1999 a iniciativa de la Agrupación y Banda Musical de Guardo, cuyo encargo fue aceptado "con un gran sentido de la responsabilidad, especialmente acusado porque he puesto en él todo mi cariño e ilusión, porque he procurado que este himno fuera realmente de todos los guardenses y porque quisiera que el resultado estuviera a la altura de lo que se merecen mis paisanos". El compositor no ha podido evitar que a lo largo de todo el proceso creativo "me asaltaran las dudas, pero sí puedo decir que las intenciones han sido las mejores imaginables y que espero haber respondido a todas las expectativas".En los últimos años, Claudio Prieto ha recibido la Medalla de Oro de la Diputación de Palencia y la Medalla de Oro de Guardo; unas distinciones a las que ahora se suma la autoría del Himno a Guardo y que encuentran justo refrendo popular en la denominación de instituciones como la Academia Municipal de Música de Palencia y el Instituto de enseñanza secundaria de Guardo, que llevan su nombre. La relación, por tanto, de Claudio Prieto con esta localidad nos descubre los primeros pasos musicales de uno de nuestros más insignes compositores, galardonado con importantes distinciones como el Premio Internacional de Composición Manuel de Falla, el Premio Internacional de Composición Óscar Esplá, el Premio de Composición Sebastián Durón o el Premio Internacional de Composición Reina Sofía.Actualmente, Claudio Prieto es consejero de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y miembro del Consejo Nacional de Música del Ministerio de Cultura, una labor institucional desarrollada anteriormente en entidades como la Asociación de Compositores Sinfónicos Españoles (ACSE), que fundó, junto a otros autores, en 1976.Claudio PrietoClaudio Prieto nació 1934 en Muñeca de la Peña (Palencia). Estudió acordeón, trompeta, saxofón y clarinete. En 1945, su tío, el padre agustino Teófilo Prieto, le introdujo en el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial para ampliar su formación musical con el padre Samuel Rubio, que le desvelaría los secretos de la armonía, el contrapunto y la musicología. En septiembre de 1960 fue admitido en el Conservatorio de Roma y a continuación perfeccionó sus estudios de composición en la Academia de Música Santa Cecilia.En 1964 recibió el encargo de RNE de componer una obra sinfónica para la Orquesta de Radiotelevisión, y así surgió Contrastes. En 1969 recibió el Premio de las Juventudes Musicales a la mejor obra de música española por Solo a solo, para flauta y guitarra. En los años siguientes llegarían el Premio de la Radiotelevisión, el Premio de Composición del Sindicato Nacional del Espectáculo, el Premio Internacional de Composición Óscar Esplá (1974), el Premio de Composición Sebastián Durón, el Premio Internacional de Composición Manuel de Falla (1976) por Sinfonía número 1, muy importante para la proyección artística de Prieto, el Premio de Composición de la Sociedad Artística Riojana por Serenata para laúdes (1982) y el Premio Internacional de Composición Reina Sofía, patrocinado por la Fundación Ferrer Salat, por Concierto imaginante (1984), una de sus obras a las que el autor reconoce tener un mayor cariño, junto a la Sinfonía número 1, el Cuarteto de Primavera y la Frühbeck Symphonie.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.