Artes visuales y exposiciones

El último caballero alemán que retó a Carlos I

Juan Carlos Tellechea
jueves, 11 de junio de 2015
0,0026999

La vida de Franz von Sickingen (castillo de Ebernburg/Bad Kreuznach, 1481 - castillo de Nanstein/Landstuhl, 1523), el último heroico caballero alemán que desafió el poder de Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico (Gante/Flandes/ hoy Bélgica, 1500 - Cuacos de Yuste/España, 1558), para defender al monje augustino Martín Lutero (Eisleben/Sajonia-Anhalt, 1483 – ídem, 1546) y su reforma protestante, es objeto de una extraordinaria exposición que tiene lugar en estos meses en el Landesmuseum de Maguncia, capital de Renania- Palatinado. El catálogo de la exposición ha sido publicado por la editorial Schnell und Steiner de Ratisbona.

La muestra, titulada Ritter! Tod! Teufel? [¡Caballero! ¡Muerte! ¿Demonio?] (abierta hasta el 25 de octubre próximo), reúne óleos, grabados, incunables, documentos oficiales antiguos, las primeras octavillas impresas sobre papel, lujosas armaduras, armas, maquetas, medallas, y libros sobre caballería, y es una de las primeras contribuciones de Alemania a la conmemoración del Quinto Centenario (1517 - 2017) de la publicación de las 95 tesis de Lutero que denunciaba el tráfico de indulgencias, el abuso de poder, la mentira, la avaricia y el paganismo de la Iglesia católica.

Albrecht Dürer, Der Reiter (Ritter, Tod und Teufel), 1513

El título se inspira en un precioso grabado, Caballero, muerte y demonio (1513) de Alberto Durero (Nuremberg, 1471 - ídem 1528), perteneciente a la colección de la Biblioteca Estatal de Bamberg, exhibido aquí junto a otras valiosas obras gráficas de Lucas Cranach el viejo (Kronach/Alta Franconia), 1472 - Weimar, 1553), como las xilografías sobre los torneos caballerescos en la corte de Wittenberg (1509).

Renania-Palatinado es la región occidental alemana con más lugares históricos vinculados a la época de la Reforma, por lo que las autoridades locales han decidido crear una ruta turística para que el público interesado en temas histórico-culturales pueda conocer de cerca aquellos escenarios y otros relacionados con la época romana y medieval (en 2016 tendrá lugar, además, una importante exposición en Tréveris titulada Nerón, emperador, artista y tirano).

Hans Sebald Beham, El asedio del castillo de Nanstein, 1523

El castillo de Ebernburg, donde nació von Sickingen y funciona actualmente un centro de formación y una importante biblioteca teológica de la Iglesia Evangélica alemana, domina el valle del río Nahe (del latín "Nava", basado en la expresión celta para "río salvaje"), afluente del Rin, con sus viñedos empinados (las primeras vides fueron traídas por los romanos hace 2000 años), encantadores poblados medievales, así como fascinantes y recoletos rincones naturales (escritores y poetas encuentran aquí, extasiados, vívidas fuentes de inspiración). Sus exquisitos vinos blancos y tintos (Riesling y Silvaner, así como "blauer Portugieser", entre los más célebres), de cuerpo elegante, tonalidades doradas y rubíes, respectivamente, y de sabores afrutados, son únicos y otorgan exclusiva e inconfundible personalidad a la región.

Worms

Del sitio donde tuvo lugar la dieta imperial de Worms ("Reichstag"), en la que Lutero fue declarado proscrito en 1521, hoy queda un hermoso parque conmemorativo junto a la catedral de esa ciudad y un monolito que recuerda aquel encuentro cara a cara con "el César", como era llamado también el emperador Carlos V en aquellos tiempos.

Monumento

No lejos se erige asimismo un gran monumento de bronce, realizado por el escultor neoclasicista sajón Ernst Rietschel (1804 - 1861) y sus discípulos e inaugurado en 1868, en el que se ve en el centro al reformador con la Biblia en la mano, rodeado por precursores suyos como el filósofo y traductor británico Juan Wiclef (Hipswell/Yorkshire, c. 1320 - Lutterworth/Leicestershire, 1384), fundador del movimiento conocido como el de los Lolardos o Wycliffismo, considerado como el padre espiritual de los husitas; el comerciante y predicador itinerante francés Pedro Valdo (1140 ? - 1205/1207 ), impulsor del movimiento cristiano de los pobres de Lyon, también conocido como el de los valdenses; el religioso domínico, predicador italiano (confesor de Lorenzo de Médici) Girolamo Savonarola (Ferrara, 1452 - Florencia, quemado vivo en la hoguera por la Inquisición el 23 de mayo de 1498); y el teólogo, filósofo checo y rector de la Universidad Carolina de Praga Juan Huss (Hussenitz/Reino de Bohemia, c. 1370 - Constanza, Sacro Imperio Romano Germánico, quemado vivo en la hoguera por la Inquisición el 6 de julio de 1415), cuyos seguidores son conocidos como los husitas.

Correligionarios

En otro círculo más amplio se ve en el monumento a su protector, Federico III "el sabio" de Sajonia (Torgau, 1463, - Lochau, 1525) uno de los mecenas de Durero y fundador de la Universidad de Wittenberg; y a Felipe I "el magnánimo", landgrave de Hesse (Marburgo , 1504 - Kassel, 1567), fundador de la Universidad de Marburgo, primero leal al emperador y al catolicismo, después promotor del protestantismo (1523/1524); así como a los amigos y correligionarios de Lutero: el filólogo, filósofo, humanista, teólogo y poeta Philipp Melanchton (1497 - 1560) y el también humanista, filósofo, jurista y diplomático Johannes Reuchlin (1455 -1522).

Hieronymus Hopfer, Bildnis Franz von Sickingen, ca. 1520

Al principio estimado por Carlos V, a quien apoyó incluso con fuertes aportes financieros que nunca le fueron reembolsados, Franz von Sickingen, poderoso económicamente por herencia familiar y por su matrimonio con una rica aristócrata, así como por la posesión de minas de mercurio en la región, se transformó después en líder de la nobleza renana y suaba y partidario de la reforma protestante, al luchar por la secularización de los bienes eclesiásticos y encabezar la llamada "revuelta de los caballeros" (1522- 1523) en el Sacro Imperio Romano Germánico. Sickingen prestó servicios tanto al emperador como al rey de Francia para emprender campañas militares contra Lorena, Francfort del Meno y Metz.

Ya el emperador Maximiliano I de Habsburgo (abuelo de Carlos V) lo había desterrado y procuraba organizar una acción punitiva contra él después de que Sickingen hubiera emprendido en 1515 una guerra privada contra la ciudad de Worms. Para esa operación éste había reclutado tropas y obtenido el apoyo de otros nobles, entre ellos el caballero imperial franco Gottfried "Götz" von Berlichingen (Berlichingen o Jagsthausen, alrededor de 1480 - castillo de Hornberg en Neckarzimmern, 1562), un aventurero de vida errante y habitual cómplice en saqueos y pillajes con otros caballeros bandidos, inmortalizado por Johann Wolfgang von Goethe (Francfort del Meno/Hesse, 1749 - Weimar/Turingia, 1832) en su drama homónimo (1773).

 

Conjunto ecuestre, a la entrada de la exposición Ritter! Tod! Reufel?

 

"Götz" von Berlichingen, alias "Mano de hierro" (un tiro de cañon le arrancó la mano derecha en una batalla entre bávaros y palatinos en 1504 y fue reemplazada por un mecanismo de hierro, una especie de guante que partía desde el codo, cuya réplica exacta puede verse en esta exposición), proscrito asimismo en 1512 por Maximiliano I, ganó fama por su participación en la guerra de los campesinos alemanes (1524 - 1525), aplastada por Carlos V.

Por aquel entonces, y en nombre de la corona española bajo Carlos I, otros aventureros, como los conquistadores Pedro de Alvarado (1485 - 1541), Hernán Cortés (1485 - 1547) y Francisco Pizarro (1478 - 1541) ya habían sometido a sangre y fuego a los mayas en Guatemala (1511), a los aztecas en México (1518- 1521), entre otros pueblos, y se aprestaban a hacer otro tanto con los incas en Perú (1532), sentando los pilares del primer imperio global de la historia universal ("en el que no se ponía el sol"), bajo el reinado de su hijo y sucesor Felipe II (Valladolid, 1527 - San Lorenzo de El Escorial, 1598).

Negocios

El mismísimo emperador Carlos V arrendaría en 1528 Venezuela y parte de Colombia a la rica familia de banqueros Welser de Augsburgo, les permitiría establecer factorías allí y en Santo Domingo, así como explotar minas de plata en México en pago a favores recibidos. Los Welser y los Fugger, también de Augsburgo, junto a otros banqueros genoveses, proporcionaron el dinero necesario para comprar el voto de los príncipes electores alemanes y conseguir la coronación imperial en 1519 de Carlos I de España, en detrimento del otro pretendiente del Sacro Imperio Romano-Germánico, Francisco I de Francia (Coñac, 1494 - Rambouillet, 1547).

 

Lucas Cranach, el viejo, Judith con la cabeza de Holofernes, 1525

 

Sickingen murió el 7 de mayo de 1523 a consecuencia de las graves heridas sufridas durante el sitio de su castillo de Nanstein por la coalición de príncipes dirigida, entre otros, por Luis V del Palatinado y Felipe I de Hesse (comprometido después con la reforma luterana), leales a Carlos V. El humanista, diplomático y caballero imperial Ulrich von Hutten (castillo de Steckelberg, 1488 - isla Ufenau/lago de Zúrich/Suiza) lo había convencido de apoyar y proteger a Lutero. Ambos, junto con el también caballero imperial y funcionario Silvester von Schaumberg (1466/1471 - 1534), fueron de los primeros en respaldar al reformador protestante y a la divulgación de sus ideas hacia otras regiones vecinas (Alsacia, Württemberg, entre otras).

 

Johann Caspar Bosshardt, La muerte de Franz von Sickingen, 1854,

 

Cerca de tres mil hombres asediaron la fortificación y la cañonearon hasta dejarla casi en ruinas, poniendo fin definitivamente también a una época de la tecnología militar. Hoy, desde Nanstein, mirando hacia el noreste, se divisa un nuevo centro de operaciones bélicas: la base aérea estadounidense de Ramstein, desde donde las fuerzas armadas norteamericanas dirigen vía satélite sus controvertidos ataques con aviones no tripulados (drones) en Oriente Medio y África.

Exposición Ritter! Tod! Teufel?, Sala 1

La exhibición, realizada por la Dirección General del Patrimonio Cultural de Renania-Palatinado en cooperación con la Facultad de Teología Evangélica de la Universidad Johannes Gutenberg de Maguncia, muestra asimismo el papel decisivo (comparable con la red internet de nuestros días) que tuvo la invención de la imprenta moderna de tipografía movil (1450) de Gutenberg (Maguncia, en torno al 1400 - ídem, 1468) para la vertiginosa difusión en Alemania y en Europa de la fe luterana.

Lucas Cranach, el viejo, Martin Luther como monje agustino, 1520,

El joven Lutero, dedicado primero por completo a la vida monástica y después a enseñar teología en la Universidad de Wittenberg había profundizado en los estudios de la Biblia y de las primeras comunidades cristianas, llegando a la conclusión de que la Iglesia de su tiempo había perdido la visión de verdades centrales en las enseñanzas de las Sagradas Escrituras, entre ellas, una de las más importantes, la doctrina de la justificación solo por la fe. Lutero comenzó a enseñar que la salvación es un regalo exclusivamente de Dios, dado por la gracia a través de Jesucristo y recibido solamente por la fe (y no por la compra de indulgencias).

Con la venta de indulgencias, mediante las cuales se remitía parcial o totalmente el castigo temporal por los pecados, tras haber sido eliminada la culpa por absolución, la Iglesia esperaba financiar la edificación de la basílica de San Pedro en Roma y comprar un obispado para Albrecht von Hohenzollern o Albrecht von Brandenburg (isla de Cölln sobre el Spree/frente al antiguo Berlín, 1490 - castillo de Martinsburg/Maguncia, 1545), quien fue arzobispo de Magdeburgo y de Maguncia, administrador apostólico de Halberstadt, cardenal, canciller del Imperio Romano Germánico y príncipe elector.

El maldito dinero

Tal acumulación de cargos, contraria a las costumbres de la época y al Derecho canónico, obligaba al príncipe Hohenzollern a obtener del papa León X las dispensas necesarias y abonar una elevada suma de dinero (24.000 ducados) que le fue adelantada por la banca Fugger. Para facilitar el pago de la deuda el sumo pontífice autorizó a Albrecht von Hohenzollern la venta de indulgencias en su territorio, tarea que el príncipe encomendó al fraile domínico Johann Tetzel. Éste hecho fue el detonante que provocó la indignación de Martín Lutero, quien publicó entonces sus 95 tesis (en latín) el 31 de octubre de 1517, iniciando la reforma protestante.

Difusión

Las tesis fueron traducidas rápidamente al alemán y ampliamente copiadas e impresas. Al cabo de dos semanas se habían difundido por toda Alemania y, pasados dos meses, por toda Europa. Este fue uno de los primeros casos de la historia en los que la imprenta tuvo un papel importantísimo, al facilitaruna distribución más sencilla y amplia de cualquier documento.

Los escritos de Lutero circulaban ampliamente por Francia, Inglaterra e Italia en 1519, y los estudiantes se dirigían a Wittenberg para escucharlo, mientras él seguía debatiendo y publicando en abierto desafío a la autoridad papal y paralelamente tomando contacto con los humanistas Erasmo de Rotterdam (1466 - 1536), así como con Reuchlin, Melanchton y von Hutten.

Represión de los Caballeros de Hesse por Franz von Sickingen, 1520

Como toda transformación social, la Reforma del siglo XVI dependió de muchos factores. Pero para Lutero y sus compañeros de lucha fue el dinámico movimiento del humanismo el que encaminó decisivamente la tarea de la educación y el fomento de las escuelas y universidades. La revolución mediática surgida en Maguncia con la impresión de libros se convirtió en un fenómeno de masas que expandió los debates a grandes distancias, primero sobre la causa luterana, e inmediatamente después sobre otros temas. Finalmente la Reforma condujo por primera vez en Europa a la convicción sobre la necesidad de una pluralidad religiosa duradera. El camino hacia la convivencia fue dificil y dejó muchas víctimas, pero ya en aquella centuria hubo impresionantes ejemplos de tolerancia, cuyos testimonios pueden verse plasmados en esta exposición.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.