Discos

Celebrando la película

Maruxa Baliñas
miércoles, 3 de abril de 2002
Tous les matins du monde. Bande originale du film. CD 1: Jean-Baptiste LULLY, 'Marche pour la cérémonie des Turcs'. Marin MARAIS, fragmentos de 'Improvisations sur les folies d'Espagne'. SAINTE COLOMBE y SAVALL, 'Prélude pour Mr. Vauquelin', improvisación sobre el 'Prélude en sol menor' de Sainte Colombe hijo. SAINTE COLOMBE, 'Gavotte du Tendre'. POPULAR, arreglo de Jordi Savall, 'Une jeune fillette'. SAINTE COLOMBE, versión para viola sola de Jordi SAVALL, 'Les Pleurs'. SAINTE COLOMBE, 'Concert à deux violes Le Retour'. M. MARAIS, 4ème livre de Pièces de viole: 'La Rêveuse'. François COUPERIN, 'Trisième Leçon de Ténèbres à 2 voix'. M. MARAIS, 4ème livre de Pièces de viole: 'L'Arabesque'. SAINTE COLOMBE, arreglo de Jordi SAVALL, 'Fantaisie en mi menor'. SAINTE COLOMBE, versión para dos violas de Jordi SAVALL, 'Les Pleurs'. M. MARAIS, 4ème livre de Pièces de viole: 'Le Badinage'. M. MARAIS, 2ème livre de Pièces de viole: 'Tombeau pour Mr. de Sainte Colombe', 3ème livre de Pièces de viole: 'Muzettes I-II', y 'Sonnerie de Ste. Geneviève du Mont-de-Paris'. Dix ans après. CD 2: J. B. LULLY, 'Marche pour la Cérémonie Turque', 'Premier Air des Espagnols' y 'Second Air des Espagnols. SAINTE COLOMBE, hijo, 'Fantaisie en Rondeau'. M. MARAIS, 'Couplets des Folies d'Espagne'. SAINTE COLOMBE, hijo, 'Prélude en mi menor'. Marin MARAIS, 'Prélude'. J. B. LULLY, 'Entrée'. Marin MARAIS, 'Charivari'. J. B. LULLY, 'Canarie'. M. MARAIS, 'Les Voix Humaines'. ANONIMO, 'Fanfare'. Marin MARAIS, 'Passepieds I-II'. J. B. FORQUERAY, 'La Du Vaucel'. Jordi SAVALL, 'Les Ombres'. J. B. LULLY, 'L'Entrée des Scaramouches'. J. B. LULLY, 'Chaconne des Scaramouches'. Montserrat Figueras y Maria Cristina Kiehr, sopranos. Rolf Lisle, tiorba. Christophe Coin y Jordi Savall, bajos de viola. Le Concert des Nations. Jordi Savall, dirección de orquesta. Pierre Verany y André Pierrette, ingenieros de sonido (disco 1). Jiri Heger y Nicolas Bartholomée, remasterización digital. Dos discos compactos grabados entre enero y agosto de 1991 (disco 1), remasterizado en 2001, y 1998 y 1999 (disco 2). Producción de Alia Vox, 2001. Alia Vox AV 9821 y BE-AV 9821
0,0001258 Para celebrar el décimo aniversario de la película Tous les matins du monde el sello Alia Vox ha preparado una nueva edición del disco de la banda sonora de la película, con tres piezas nuevas de Marin Marais -Tombeau pour Mr. de Sainte Colombe, Muzettes I-II y Sonnerie de Sta. Geneviève- que no aparecían en la película. Pero además se suma un segundo disco compacto con obras de la misma época grabadas entre 1998 y 1999 con el nombre genérico de Dix ans après.En el folleto que acompaña al disco aparece un texto, especial para esta celebración, de Pascal Quignard, el escritor que más ha contribuido al conocimiento de Sainte Colombe, protagonista o personaje secundario en cuatro de sus novelas: Le Salon de Wurtemberg (1986), La Leçon de musique (1987), Tous les matins du monde (1990), en la que se basó la película, y Terrasse à Rome (2000).Musicológicamente los dos Sainte Colombe siguen siendo poco más que una mención, algunas obras sueltas que se graban de vez en cuando y prácticamente ningún dato sobre sus biografías. Incluso se discute si existieron realmente, o si Sainte Colombe es un seudónimo de otro compositor de la misma época. Las primeras referencias a ellos son unas piezas que aparecieron en Ginebra en 1966, y no se grabaron hasta 1976, cuando Wieland Kuijken y Jordi Savall tocaron cinco de sus Conciertos a dos violas iguales. Este es el disco que escuchó Quignard y dio lugar a esa conversión de Sainte Colombe en un personaje literario más aun que musical. De hecho en Le Salon du Wurtemberg Quignard hace hablar al protagonista, un violista llamado Karl Chenogne, de una película sobre Sainte Colombe que "será respaldada por dos fundaciones norteamericanas y una universidad de California. El proyecto de la película será confiado a un director célebre. Parecía como si todo el mundo, de pronto, descubriera a Sainte Colombe". La realidad fue poco distinta: París y no California, otra imagen femenina de Madame de Sainte Colombe, pero apenas más diferencias.Hoy ya está bastante claro que los Sainte Colombe fueron seguramente dos, padre e hijo. Algunos identifican al padre con Augustin Dautrcourt un músico de Lyon, destacado violista que tomó el sobrenombre de Sainte Colombe, lo que no quiere decir que sea necesariamente el mismo Sainte Colombe que trabajó en Paris. Hay también motivos para identificarlo con Jean de Sainte Colombe, un burgués de París cuyas hijas llevaban los mismos nombres que Titon du Tillet atribuye a las hijas del compositor y que pertenecía a la misma parroquia que otros violistas de la misma época.Respecto a Sainte Colombe el joven, hay evidencias de que residía en Edimburgo en los primeros meses de 1707 y que allí fue profesor de Lady Grizel Baillie(1692-1732), una noble escocesa. Y acaso no sea casual que en Edimburgo se conserven dos de los tres principales manuscritos de piezas de Sainte Colombe el viejo, que fueron llevadas allí por dos hermanos también de la nobleza escocesa, aficionados a la música, los Maule. Parece demostrado que Sainte Colombe el joven residía en Londres en 1713, puesto que un periódico de la época anuncia un concierto a beneficio suyo. Además Sainte Colombe usa en sus obras la viola de seis cuerdas, que era la habitual en Inglaterra, mientras en Francia, por influencia de Sainte Colombe el viejo, se usaba la de siete cuerdas desde los primeros años del XVIII. Pero a pesar de esta diferencia organológica, la música de ambos Sainte Colombe es muy similar, y el hijo está claramente influenciado por el padre, lo que no quiere decir que fuera un simple imitador de su padre o que viviera a expensas de su fama.Por eso, dada la evidente brillantez de ambos como compositores e intérpretes, es tan curiosa la tremenda oscuridad que rodea sus vidas y el que no llegaran a entrar en los libros de música. Posiblemente se sumen varios factores, el hecho de haber vivido el ocaso de la música para viola, el ser franceses para los ingleses e ingleses para los franceses, así como una evidente 'mala suerte'.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.