Francia

Un Loira vasco

José Luis Besada
viernes, 24 de julio de 2015
La Charité-sur-Loire, domingo, 28 de junio de 2015. Priorato de La Charité-sur-Loire. Zaid Jabri: Two Songs of Mihyar from Damascus. Gabriel Erkoreka: Kaiolan. Mikel Urquiza: Les lueurs se sont multipliées. Ramon Lazkano: Ceux à Qui. Neue Vocalsolisten Stuttgart. L’Instant Donné. Manuel Nawri, director. Festival Format Raisins
0,0002354

Uno de los aspectos más visibles del centralismo francés se revela en las manifestaciones culturales del país. En efecto, estas concentran las principales inversiones públicas para las artes escénicas en torno a la capital gala. La música contemporánea no es ajena a esta orientación, por lo que la apuesta del Format Raisins al ofrecer en un municipio de aproximadamente cinco mil habitantes un concierto de creación reciente merece ser de entrada aplaudida como una actitud valiente y militante. Además, y lejos de la programación de bolo que en ocasiones recibe la música contemporánea durante el verano, el concierto en La Charité-sur-Loire aunaba a dos reputadas formaciones centroeuropeas: los Neue Vocalsolisten Stuttgart, afincados en Alemania, y los franceses de L’Instant Donné.

El espectáculo arrancó con la obra vocal Two Songs of Mihyar from Damascus, del sirio Zaid Jabri, a modo de prólogo de un concierto eminentemente dominado por la música vasca. Los Neue Vocalsolisten Stuttgart recuperaron así una de sus obras preferidas del proyecto Mediterranean Voices, con el que recorrieron diversas ciudades entre 2013 y 2014, incluida por ejemplo Madrid gracias al esfuerzo de operadhoy. Uno de los aspectos singulares de este quinteto vocal es el empleo por parte de los cantantes de spring drums, tanto para introducir una cierta componente de ruido como para filtrar y distorsionar sus propias voces. La sobria imbricación de este aditamento y la técnica vocal impecable de los cantantes aseguraron el merecido aplauso del público.

Continuó el concierto con el sexteto mixto de Gabriel Erkoreka intitulado Kaiolan. La obra del compositor bilbaíno rinde homenaje a la escultora Louise Bourgeois, en concreto a las instalaciones que la francoamericana desarrolló a partir de los ochenta bajo el nombre de Cells. Kaiolan cuenta en la actualidad con un excelente registro en el sello Verso a manos del Ensemble Recherche; la versión de L’Instant Donné no desmereció en absoluto la calidad de la referencia discográfica. En todo caso, las condiciones acústicas del priorato condujeron a una lectura un tanto diferente dados los condicionantes acústicos que dicho espacio imponía.

Con el joven -también bilbaíno- Mikel Urquiza (cuya incipiente trayectoria ya hemos reseñado en otras ocasiones en este medio) llegó el estreno absoluto del concierto. Articulado en breves movimientos, Les lueurs se sont multipliées recorría, soterraba y yuxtaponía numerosas citas del pasado como fugaces destellos, y mediante una refinada e ingeniosa reorquestación. Uno de los pasajes más logrados -y que sacó mayores sonrisas del público- fue su apenas velada confrontación de dos de los Claros de Luna más afamados de la historia de la música en un punto culminante. La obra de Urquiza bien se podía filiar con ciertas obsesiones rítmicas de relojero de Gérard Pesson -su actual maestro en el Conservatorio de París- o con ciertas pinceladas de refinado humor desde la orquestación propia de algunos compositores italianos -pensamos en especial en Francesco Filidei- que hacen carrera en la actualidad. Lejos de ser un reproche, la calidad de la obra denota el talento de un joven compositor en pleno proceso de búsqueda de su propio universo personal.

El concierto vespertino finalizó con Ceux à Qui, obra del donostiarra Ramon Lazkano sobre textos de Edmond Jabès. Estrenada en Stuttgart en el pasado festival Eclat, recibió en este concierto su primera audición francesa. Lazkano dio una rotunda prueba de cómo la querencia por las técnicas extendidas de herencia lachenmanniana adquieren realmente su valor cuando se demuestra igualmente una pericia consumada de la polifonía y de la gestión de la forma en el tiempo. Con Ceux à Qui ha firmado una de sus más bellas páginas, que, junto con su precedente Main Surplombe -ambas conforman un díptico-, representa una de las mejores páginas vocales firmadas en lo que va de siglo por un compositor nacido en el estado español. Confiamos en una pronta edición discográfica de las dos piezas, rindiendo cuenta de los interesantes derroteros que la obra de Lazkano está tomando en los últimos años.

Al finalizar el concierto salieron a saludar los tres compositores vascos presentes en la sala. Concierto mediante, no creemos que sea demasiado aventurado afirmar que se encuentran entre los representantes más valiosos en la actualidad de la música contemporánea de su tierra.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.