Bélgica

Reapertura de La Monnaie

Ruth Prieto
lunes, 18 de septiembre de 2017
Bruselas, domingo, 10 de septiembre de 2017. Pinocchio. Ópera sobre el libreto de Joel Pommerat basado en la obra original de Carlo Collodi. Música de Philippe Boesmans. Estreno en el Festival d'Aix-en-Provence en julio del 2017 y estreno en Bélgica en el Teatro de La Monnaie el 5 de septiembre de 2017. Partitura, Editions Jobert. Puesta en escena, Joël Pommerat. Decorados, Éric Soyer. Vestuario, Isabelle Deffin. Vídeo, Renaud Rubiano. Elenco: Stéphane Degout (Le directeur de la troupe, premier escroc, deuxième meurtrier, le directeur de cirque), Vincent Le Teixier (Le père, troisième meurtrier, le maître d’école), Chloé Briot (Le pantin), Yann Beuron (Deuxième escroc, le directeur de cabaret, le juge, premier meurtrier, le marchand d'ânes), Julie Boulianne (La chanteuse de cabaret, le mauvais élève), y Marie-Eve Munger (La fée). Músicos de troupe: Fabrizio Cassol (saxofón y coordinador de la improvisación), Philippe Thuriot (acordeón), y Tcha Limberger (violín cíngaro). Orchestre symphonique de la Monnaie. Dirección musical, Patrick Davin. Producción La Monnaie en coproducción con el Festival d'Aix-en-Provence, Opéra de Dijon y Opéra National de Bordeaux.
0,0002161

Después de casi dos años de trabajo y dos temporadas extramuros, la Monnaie vuelve a sus dorados y terciopelos rojos y a su sala renovada, sin cambios a simple vista pero con una profunda remodelación del escenario y de la equipación técnica. Para la rentrée La Monnaie apuesta, como ya nos tiene acostumbrados, por recordarnos que este teatro es de todos y nos ofrece una ópera para toda la familia: Pinocchio, de estética minimalista con un libreto impecable del fantástico Joel Pommerat y música contemporánea -sin concesiones- de un compositor de casa, Philippe Boesmans.

Pinocchio es la segunda colaboración del compositor belga Philippe Boesmans y el libretista, autor y director de escena francés Joel Pommerat. Después del muy oscuro Au monde el tándem Boesmans/Pommerat continúa con un cuento clásico para toda la familia.

Pommerat narra su versión del cuento, clásica, certera, inevitable, sin moralismos, al grano, sin adornos innecesarios, a través de un narrador que nos cuenta las peripecias de la marioneta a la vez que nos insiste en la importancia de ‘ir a la escuela’ como el mejor de los antídotos para poder enfrentarse mejor a las dificultades de un mundo que se antoja muy peligroso. Collodi quiere convertir a Pinocho en un adulto, Pommerat solo quiere que llegue sano y salvo a buen puerto y para eso la escuela es la puerta de la libertad.

Pinocchio de Philippe Boesmans. Dirección musical, Patrick Davin. Dirección escénica, Joël Pommerat. Bruselas, Teatro de la Monnaie, septiembre de 2017 Pinocchio de Philippe Boesmans. Dirección musical, Patrick Davin. Dirección escénica, Joël Pommerat. Bruselas, Teatro de la Monnaie, septiembre de 2017 © Teatro de la Monnaie, 2017

Si conoces el cuento reconoces los personajes rápidamente: un ‘pantin’ esta vez oscuro -nada que ver con el Pinocchio que recordamos-, sin expresión, casi una mueca que borda Chloé Briot, Geppetto, los bandidos, las orejas de asno, el hada -magnífica Marie-Eve Munger- que hace también las veces de Pepito Grillo y le sobra talento para esto y mucho más, una nariz que crece y crece con las mentiras de Pinocho y por supuesto este narrador empeñado en contarnos la verdad, es decir, la moraleja original de Collodi, que solo la escuela, el conocimiento y la educación pueden salvarte de los numerosos peligros de este mundo, que a fecha de hoy se antojan mucho más crueles, tenebrosos y alarmantes que los que nos proponía Disney en su versión colorista de 1940.

Aquí no hay color, ni hadas azules, ni simpáticos grillos, todo es casi un blanco y negro, mucha austeridad, simplicidad, en la puesta en escena, tal vez un poco demasiado para nuestros ‘niños’ del siglo XXI acostumbrados a un imaginario muy diferente. Eso sí, se permite algunas licencias con algunos episodios de efectos especiales muy poéticos como la presencia del mar, momento de gran belleza, espectacular.

Pinocchio de Philippe Boesmans. Dirección musical, Patrick Davin. Dirección escénica, Joël Pommerat. Bruselas, Teatro de la Monnaie, septiembre de 2017Pinocchio de Philippe Boesmans. Dirección musical, Patrick Davin. Dirección escénica, Joël Pommerat. Bruselas, Teatro de la Monnaie, septiembre de 2017 © Teatro de la Monnaie, 2017

Con respecto a la música, por supuesto ni rastro de When You Wish Upon a Star. La música aquí es otra cosa, una estética contemporánea y moderna para un cuento antiguo y también muy actual. La partitura es magnífica, poliédrica, intensamente lírica, con una paleta de colores que llenan la escena, dan sentido a todos y a cada uno de los personajes y nos meten intensamente en todas las sensaciones, aventuras y penurias por las que pasa esta marioneta de madera con alma de niño rebelde, impaciente, egoísta, a ratos tontorrón, inocente, mentiroso, vapuleado por la vida, que nos recuerda a tantos otros niños abandonados a su suerte en pateras que cruzan el Mediterráneo con la misma esperanza, ser niños de verdad, ir a la escuela, tener esperanza, futuro.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.