Editorial

Mi marido, ese artista incomparable

Consejo Editorial
jueves, 3 de diciembre de 2020
Radio Clásica - RNE © RTVE Radio Clásica - RNE © RTVE
0,0008365

Radio Clásica es un canal de Radio Televisión Española (RTVE) fundado en 1965. Su primer director, desde su primera emisión el 22 de noviembre de 1965 hasta 1982, fue Enrique Franco Manera (1920-2009), un músico e intelectual falangista que durante toda su trayectoria profesional se mantuvo fiel a los ideales vanguardistas de su partido. Franco fue el alma mater de la denominada Generación del 51 y el compositor del himno fascistaMontañas nevadas.

Bajo sus distintas denominaciones y en todos los momentos de su larga historia, Radio Clásica ha sido una cadena pública y todos los trabajadores han sido empleados públicos por muy diversos que fuesen o sean sus situaciones laborales.

Esto último no es cuestión baladí pues implica que todos los aspectos de Radio Clásica están sometidos a la legislación y normativa vigentes de las Administraciones Públicas, incluyendo las referidas a las incompatibilidades y conflictos de intereses. Por ejemplo, en lo que se refiere a la prohibición de la publicidad comercial, a la promoción de familiares, empresas familiares, amistades íntimas probadas y empresas de las que forme parte el empleado público, etc., y -desde luego- percibir por su trabajo en Radio Clásica retribuciones económicas o en especie abonadas por personas o entidades ajenas a RTVE .

La cotidianidad para cualquier oyente de Radio Clásica es totalmente distinta: publicidad directa de productos comerciales (la sobremesa de los fines de semana es una bacanal publicitaria * ), especialmente de sellos fonográficos, agencias musicales y artistas son el pan de cada día, al igual que las entrevistas promocionales al cónyuge * , familiares próximos, o a personas públicamente vinculadas al entrevistador. Igualmente habituales son las descalificaciones más brutales, rayanas en la difamación, contra personas y entidades ‘no afines’; los comentarios injuriosos sobre cuestiones de creencias, opiniones, género, etnia, discapacidades o aspectos físicos de quienes no pertenecen a los grupúsculos del comentarista; y en general un desprecio generalizado por la normas deontológicas consuetudinarias del periodismo.

A lo largo de este año hemos asistido a la desaparición de la plantilla de Radio Clásica de colaboradores y programas de larga trayectoria, prestigio, y altos índices de audiencia * , al tiempo que se reforzaban programas con índices de audiencia residuales y de caracterizado sectarismo * . Mientras parece haberse mantenido la notable calidad media de los programas dedicados a las músicas populares urbanas -jazz, flamenco, teatro musical, tango, etc.- y a las músicas tradicionales, se ha desmoronado hasta el ridículo el rigor y sentido del decoro de buena parte de los programas dedicados específicamente a la música culta occidental, o ‘música clásica’, que da nombre a la emisora.

Raro es el día en el que no surge alguna anécdota que colocar en las redes sociales, la última -cuando escribo esto- es el etiquetado del Concierto para clarinete de Aaron Copland como ejemplo de "música impresionista" …, mientras aún seguía circulando el chascarrillo de dos días antes, cuando la locutora presentó The Lark ascending (1914) como la obra más conocida del "compositor del siglo XIX" Ralph Vaughan Williams (1872-1958).

Ambas anécdotas proceden de un mismo programa * ,a priori totalmente inocuo, pues su objetivo es recoger peticiones de los oyentes, los cuales demasiado a menudo son humillados por los responsables del programa, tanto con comentarios petulantes, disfrazados de didascalia, como con reinterpretaciones arbitrarias de la petición unívoca y clara realizada por el que llama o escribe al programa. Hace muy pocos días una señora aparentemente anciana solicitó amablemente escuchar Entre dos aguas de Paco de Lucía … "un gran artista que me gusta mucho". La locutora le endosó una insufrible grabación realizada por un grupo de cámara ignoto que -según deduje del largo discurso de la locutora y del contexto- no pertenece a los fondos de RTVE sino a su propia colección personal. Además, tras la emisión del esperpento la locutora manifestó estar tan emocionada que se sentía incapaz de presentar la siguiente sección y pasaba la palabra a otro profesional.

2oyhlad64-sAl margen de la falta de respeto a la radioyente y al propio Paco de Lucía, este hecho deja en evidencia dos vicios graves de Radio Clásica: en primer lugar la emisión de interpretaciones y/o grabaciones que no reúnen la calidad mínima requerida para su difusión radiofónica; y en segundo lugar la emisión de grabaciones ajenas a los archivos de RTVE * , lo cual genera serios conflictos deontológicos y patrimoniales (se está emitiendo material que no pertenece a la emisora y del cual se desconoce su origen y derechos). Imaginemos -y no hay que imaginar mucho- que un artista, grupo, agente artístico, promotor o auditorio incluyan como mérito en sus textos de promoción que sus interpretaciones son difundidas habitualmente por Radio Clásica; o a la inversa, que se presente una demanda contra Radio Clásica por la difusión de grabaciones no autorizadas ni registradas legalmente.

Hay programas de los que no podemos hablar. Hartos de insultos a personas y artistas que conozco y aprecio, de puro asco hemos dejado de escuchar la emisora los domingos y lunespor la noche . Una radio pública no puede ser una fuente de odio, fake news , sectarismo o nepotismo.

Una musicóloga y amiga nos ha escrito que ya no puede poner Radio Clásica cuando va a trabajar, y que lo echa mucho de menos, porque cada mañana tiene que escuchar un cuento supuestamente basado en figuras musicales reales, de las que se da nombre y apellidos (en Wikipedia se dice que "narra anécdotas reales de la vida de compositores e intérpretes de música clásica"), pero que en realidad son construcciones literarias ajenas a cualquier saber musical, con demasiada frecuencia cargadas de prejuicios, estupideces, necedades, ignorancia y e incluso falta de respeto a la dignidad de las personas * .

La normativa vigente en cuestión de incompatibilidades y promociones comerciales en RTVE genera limitaciones e incomodidades a la difusión cultural. Pero eso no debe ni puede ser obstáculo al cumplimiento estricto de la ley al que están obligados todos y cada uno de los entes y empleados públicos. Es necesario y perentorio crear una regulación que delimite el concepto de promoción comercial y defina quién, cómo, cuándo y dónde se pueden mencionar marcas comerciales y realizar juicios de valor sobre artistas, programaciones, grabaciones, etc. de actualidad. Pero mientras no exista esta nueva normativa hay que atenerse al marco legal vigente.

Todos los trabajadores de Radio Clásica están obligados a ser objetivos, imparciales e independientes. Se corre un peligro cierto de que se produzca un escándalo y posterior judicialización por estos comportamientos indecorosos que son el pan de cada día en Radio Clásica. Sería lamentable que se llegara a una situación en que la propia existencia de Radio Clásica se viera amenazada por la mezquindaz de algunos de sus trabajadores.

Notas

1. "Viaje a Ítaca" de Carlos de Matesanz: «Viaje a Ítaca' es un viaje a bordo de la Música con destino a otras Artes, con las que la Música puede y debe estar conectada, formando parte de ese entramado complejo que llamamos Cultura. Les invitamos a realizar este viaje a pasionante acompañados por Carlos de Matesanz.»

2. Tal es el caso de la presencia frecuente del director Nacho de Paz en los programas participados por su esposa Eva Sandoval, "Café Zimmermann": «La célebre Cafetería Zimmermann, regentada por Gottfried Zimmermann en Leipzig, fue testigo de varios estrenos de Johann Sebastian Bach y sede del Collegium Musicum de Georg Philipp Telemann en las primeras décadas del siglo XVIII. Actualizamos el ambiente cálido, cosmopolita y artístico de aquel espacio para ofreceros historias musicales que nos hagan viajar desde la prensa diaria hasta los lugares más recónditos del mundo. En nuestro café habitan preciosos cuadros y maquetas, la vitrina de los instrumentos singulares, el cinematógrafo nostálgico, la mesa de los personajes olvidados y un rincón para la Historia. Además, nuestro piano Steinway recibe cada semana la visita de intérpretes que comparten con nosotros su música en directo y su conversación al olor de un buen café» y "Miramondo múltiplo": «Nuestro mundo cambia sin cesar y sus realidades se multiplican. En esta creciente complejidad, corremos el riesgo de perder ciertos puntos de referencia respecto de la creación. Sin embargo, las personas que habitan el mundo de la música contemporánea comparten con nosotros muchos más aspectos culturales de los que seguramente creemos. Nuestro objetivo en Miramondo multiplo es detectarlos y descifrarlos, para que nos acerquemos sin miedo a la música de creación reciente».

3. Por ejemplo, el programa "Música y significado" de Luis Ángel de Benito

4. Notoriamente, el programa "Música viva" de José Luis Besada: «la música de este programa está tres veces viva: primero porque es de ahora, está compuesta recientemente, segundo porque está tocada en vivo, en un concierto público también reciente, y tercero porque nos pregunta una y otra vez las viejas preguntas: qué es el arte, qué es la música, qué es la música contemporánea, por qué suena como suena...»

5. "Música a la carta" de Amaya Prieto: «La selección musical de los oyentes de Radio Clásica, de lunes a viernes de 09.30 a 11 horas. Llama, escribe y deja tus mensajes en musicaalacarta@rtve.es o en el 913461700»

6. También en "Viaje a Ítaca" de Carlos de Matesanz he escuchado anunciar la difusión de grabaciones de la colección privada del presentador, alegando que no se encuentran en el archivo de RTVE,

7. "Sinfonía de la mañana" de Martín Llade y María Fortes: «Un relato sobre la vida y obra de los grandes músicos da paso a una selección musical relacionada con el tema, a cargo de Martín Llade, incluyendo la lectura de las redes sociales de la mano de María Fortes.»

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.
J.G. Messerschmidt
03/12/2020 19:07:09

Efectivamente, el pasado verano, después de muchos años sin visitar España, me sorprendió la bajada de nivel de Radio Clásica. Recuerdo en especial una emisión dedicada a explicar el contenido musical y dramatúrgico de "La flauta mágica", cuyo nivel me pareció indigno de una emisora especializada como ésta. Asimismo los ejemplos musicales seleccionados estaban lejos de provenir de las mejores interpretaciones grabadas de esta obra. Como bien dice en su comentario el amigo Binaghi, esto es "vergonzoso como todo lo que proviene de una determinada etapa y de uno o dos partidos políticos". Digámoslo explícitamente: esa etapa es el presente y esos dos partidos tienen un nombre, PSOE y Podemos. El amiguismo, la arbitrariedad, la incompetencia, la corrupción, el desprecio por el decoro y la ética llegan con esta gente a todas partes, incluso a un medio como Radio Clásica. Es verdad que no son los primeros en cultivar este tipo de comportamiento populista en la España democrática; baste recordar el ejemplo espantoso de TV3. En todo caso, Radiotelevisión Española en su conjunto parece querer competir en abyección con la emisora pública de Cataluña. Para ser justo debo señalar que, sin caer en insultos, calumnias, etc., también una emisora como la radio clásica de la Radio de Baviera, otrora famosa por su rigor, ha perdido en los últimos años buena parte de su calidad, tanto por lo que a nivel se refiere, como por una arbitrariedad y un amiguismo , si no tan descarados, sí perceptibles.

Denunciar abuso
Jorge Ariel Binaghi
03/12/2020 15:35:30

vergonzoso, como todo lo que proviene de una determinada etapa y de uno o dos partidos políticos

Denunciar abuso