Vox nostra resonat

En torno a Enrique X. Macías

6. «Su escritura al límite demuestra un coraje artístico indudable»

Paco Yáñez
lunes, 14 de diciembre de 2020
Enrique Macías © Fundación Juan March Enrique Macías © Fundación Juan March
0,0019621

Con motivo del vigesimoquinto aniversario de la muerte de Enrique X. Macías (Vigo, 1958-95), el realizador Manuel del Río (Santiago de Compostela, 1974) ha presentado, en el marco de las tres jornadas dedicadas al compositor gallego dentro del VIII Festival de Creación Musical Contemporánea Vertixe Sonora, su documental Enrique X. Macías. A lira do deserto (2020), un mediometraje con el que en su día colaboré realizando una serie de entrevistas a músicos, escritores, artistas y familiares que accedieron a compartir con nosotros sus recuerdos sobre Macías.

Tras el estreno de Enrique X. Macías. A lira do deserto, el pasado 6 de noviembre en Vigo, Manuel del Río ha cedido a mundoclasico.com la posibilidad de transcribir y publicar al completo el conjunto de las entrevistas realizadas para aquel documental, cuya duración excedía con creces el metraje del mismo (40 minutos); de forma que las iremos publicando en sucesivas entregas a lo largo de las últimas semanas del año 2020 para conmemorar el cuarto de siglo transcurrido desde el fallecimiento de quien fue una de las principales figuras de la música gallega en el periodo de la Transición.

Vox nostra resonat 1. «Era una persona que necesitaba encontrar almas gemelas» Enrique X. Macías en 1975 © 2020 by Familia Macías Alonso Si no escuchamos nunca música contemporánea, ¿cómo nos va a gustar?, si no tenemos la posibilidad ni de escucharla.Eso es lo que realmente nos duele, y eso es lo que la familia, de alguna forma, pedimos. Paco Yáñez 09/11/2020

Vox nostra resonat 2. «Era el artista institucional perfecto» Enrique X. Macías © 1976 by Benjamín Lavado Se está construyendo el mito Macías por parte de aquellos mismos que, en su día, lo protegieron y lo subvencionaron: lo que están haciendo es rentabilizando su inversión.Dudo mucho que Macías sea una figura consistente como para convertirla, ya no en un artista de repertorio, porque es imposible, dada la naturaleza de su música, sino para conseguir que el público y los intérpretes se interesen por él Paco Yáñez 16/11/2020

La sexta entrega de esta serie de entrevistas tiene como protagonista al compositor Ramón Souto (Vigo, 1976), director artístico de Vertixe Sonora, agrupación que desde 2018 está recuperando la presencia de Enrique X. Macías en los auditorios gallegos, con los conciertos que los músicos de Vertixe han ofrecido en Santiago de Compostela, Lugo, A Coruña y Vigo, incluyendo partituras como Adhuc (1992-93), Cadencias e Interludios / Percurso I(1989-92/...), Itinerario de Luz(1994-95), Estrofas (1993), o Antistrofas (1995/...). Sobre su relación con la figura y la obra de Macías, así como sobre lo que el compositor vigués aporta a un ensemble como Vertixe, hablamos en esta entrevista con Ramón Souto.

Paco Yáñez. Como compositor que usted es, ¿qué representa y qué le aportan tanto la figura como la música de Enrique X. Macías?

Ramón Souto. En mi caso personal, Macías ha sido una figura tutelar, un referente, que como una resonancia me ha acompañado todos estos años por diversas circunstancias.

La primera de ellas y la más evidente tiene que ver con Vigo. Pasear por Vigo, dedicarte a la música contemporánea y la alusión a Macías, es todo uno. Es increíble la cantidad de gente con la que trató. En cualquier conversación o tertulia, te sorprende alguien que lo conoció. Con cualquier persona con la que te cruces… en cuanto se insinúa mi dedicación —ya sean las situaciones más inverosímiles— surge algún tipo de referencia, alguna anécdota relacionada con él. También me han contado oleadas de historias sobre aquellos años muchos de los artistas que participaron de aquella efervescencia de los ochenta con los que he coincidido por algún u otro motivo. E incluso, a nivel más personal, tengo amigos que han tenido un contacto muy intenso con él, como Juan Zaballa, que le preparaba materiales para la escritura y colaboraba diseñando programas de conciertos, o Rafa Ojea.

España - Galicia 05/11/2016 Una pasión del siglo XXI Teatro Principal.Susana Regueira, periodista.KammerensembleN.Renato Rivolta, director.Fabio Cifariello Ciardi: Voci vicine.Ocupación: 60% Paco Yáñez 14/11/2016

Otra vía de conocimiento es la profesional. Porque cuando me he desplazado por el mundo adelante, buscando oportunidades para mi trabajo, han sido innumerables las ocasiones en las que maestros que coincidieron con él reconocen Galicia y Vigo a través de la obra de Enrique. Pienso, por ejemplo, en José Manuel López López, en Fabio Nieder, o en Renato Rivolta, que estuvo en Pontevedra hace dos años con el KammerensembleN de Suecia [5 de noviembre de 2016], por citar los más cercanos. 


Podría contar numerosas situaciones de esta índole. Siempre me ha sorprendido la afectividad con la que se habla de él. Es muy emocionante. Está claro que, en la proximidad, debía de ser una persona entrañable, con un carisma, con una cualidad empática muy especial, que sigue destilando ese afecto, esa cordialidad, esa estima pasado tanto tiempo.

Vox nostra resonat 5. «No había encontrado, de una vez por todas, su estabilidad» Enrique X. Macías © by Familia Macías Alondo Es impensable no sólo el panorama gallego, sino el panorama español, en general, sin la obra de Macías.Su obra se codea fácilmente con la obra de sus antecesores;y, por tanto, es una de las obras mayores de la música contemporánea española y, podemos decir, ibérica. Paco Yáñez 07/12/2020

Porque enfrentó y sufrió las mismas dificultades que existen aquí en relación a la música de nuestro tiempo, es también un personaje muy cercano. Puedo reinterpretar muchas de sus decisiones artísticas y vitales tomadas en relación a experiencias similares que he vivido en un entorno sociológico idéntico. Aun habiendo optado por alternativas completamente opuestas, está la lucha por idénticas banderas. Y sigue siendo la mejor referencia para cualquiera que quiera desarrollar su trabajo en la música contemporánea por aquí: nos dio ejemplos genuinos de cómo obtener riqueza de las debilidades del territorio. Su capacidad para generar complicidades, su atrevimiento, etc. Aún a día de hoy fascina su extraordinaria movilidad, un meteoro rebosante de entusiasmo por Europa... Cómo generó condiciones, cómo aprovechó las oportunidades que se le presentaron, su valentía, siempre... son las mejores lecciones de composición y de vida musical que no mercadea con la belleza...

Vox nostra resonat 4. «Era un hombre-contexto, generaba el propio entorno» Enrique X. Macías © 1976 by Benjamín Lavado En Vigo, en los 80 estábamos formando parte de una rama periférica de Fluxus, sin saberlo.En aquellas fechas crecíamos juntos, tanto plásticamente, como cuando recibíamos catálogos de artistas del exterior como Christo, el que empaquetaba, que nos mandaba muchas cosas. Paco Yáñez 30/11/2020

Desgraciadamente, no lo conocí. Siendo un adolescente curioso asistí a una masterclass,organizada en el Conservatorio Superior de Música de Vigo, cuando fue invitado por el vicedirector, Roberto Relova, con motivo de la presentación de Cadencias e Interludios / Percurso Icon el pianista italiano Roberto Bollea. Recuerdo perfectamente la charla previa, por la mañana, en el salón de actos del Conservatorio, buscando la misma interacción que hemos intentado después tantas veces; y luego, llevando la electrónica en el Auditorio del Concello. Aquello era una auténtica marcianada. En aquel ambiente, de Macías se resaltaba como un demérito incapacitante el que no tenía una educación académica formal; y, derivada de esa carencia, se le atribuía falta de pericia técnica. Los mismos prejuicios que siempre se han ligado a la música de vanguardia, producto de la inconsistencia, de la incompetencia, o de la ausencia de compromiso.

Enrique X. Macías y Roberto Bollea en la iglesia de San Domingos de Bonaval preparando el estreno de Cadencias e interludios. © by Familia Macías Alonso.Enrique X. Macías y Roberto Bollea en la iglesia de San Domingos de Bonaval preparando el estreno de Cadencias e interludios. © by Familia Macías Alonso.

El paso del tiempo demuestra lo infundadas de aquellas aseveraciones porque, precisamente, toda su música se interpreta y su escritura al límite demuestra un arriesgado conocimiento y un coraje artístico indudable... Hoy me siguen conmoviendo su ambición y entusiasmo, su amor por la creación, a la que se dedicó en plenitud, sin paracaídas, lanzado al vacío, y con resultados espectaculares. 

Ése es su legado. Creo que no hay parangón en la historia de la música en Galicia de una figura que en el entorno de su época descuelle en tiempo real con una creación que sea completamente reconocida y vigente en cualquier lugar de Europa; una obra semejante plena de actualidad y excelencia.

Vox nostra resonat 3. «Tenía las ideas bastantes claras con respecto a lo que quería» Enrique X. Macías (1980) © 2020 by Familia Macías Alonso Macías era una persona muy relacionada y una persona que busca tanto entre los que están en los márgenes, como también en el campo institucional: a él le vale todo para conseguir que la obra, la suya y la de aquellos que están con él, se pueda difundir lo más posible. Paco Yáñez 23/11/2020

Su ánimo autoexigente destrozó el catálogo de primeras obras que ha liquidado irremediablemente muchas de las colaboraciones que se desarrollaban en aquel ámbito y que hoy resultan tan sugerentes... Ilustraban el entusiasmo de una sociedad joven y optimista, pese a las enormes dificultades, como era la sociedad viguesa en aquellos años. Precisamente, Manolo Romón comentaba cómo Enrique había llamado a la puerta de Antón Reixa, porque quería participar de lo que se estaba 'cociendo'. Esa mezcla de ingenuidad, ambición, entusiasmo, amistad... las conexiones e intereses compartidos...

Paco Yáñez. Como director artístico de Vertixe Sonora y programador, ¿qué importancia tiene para usted el recuperar la obra de Enrique X. Macías?, teniendo en cuenta que su música está prácticamente desaparecida en las salas de conciertos.

Ramón Souto. La esencia de un ensemble de música contemporánea es su indagación aural: los estrenos que promueve, el repertorio que genera, la escucha que propone, el modo en que se engarza en la sociedad en la que surge, cómo articula la convivencia; la calidad de los encuentros creativos que favorece entre compositores, músicos, artistas sonoros; cómo da forma al pensamiento y, en general, a cualquier forma de creatividad que colabora en la conformación del sonido de su tiempo. Y eso ha sido así desde siempre. Nunca he entendido cómo se puede denominar ensemble de música contemporánea a agrupaciones que lo que hacen esencialmente es recrear un repertorio de obras maestras perfectamente contrastadas, sean de hace un año, diez, o cincuenta. Me parece una actitud manierista o perezosa. ¿Dónde está el riesgo, cuál es la vanguardia? ¿No son, más bien, labores de transferencia? Todo ello quizás muy interesante y necesario, pero poco relacionado con la apuesta por la creación sonora.

Desde esa concepción, para nosotros la música de Macías no era una prioridad. Todo nuestro esfuerzo se ha condensado en la intención de dotar de una identidad propia y reconocible al ensemble de la forma más comprometida posible con la actualidad en un contexto internacional.

Así, aunque en muchísimas ocasiones valorásemos la posibilidad de acercarnos a su obra, lo desestimamos, porque precisamente nos estábamos constituyendo, y necesitábamos nutrirnos, desarrollar una voz propia, adquirir nuestra propia estatura y una cierta madurez y estabilidad para afrontar un tipo de repertorio que es extremadamente complicado. No sentíamos, entonces, que pudiéramos aportar una mirada refrescante a una obra que, por otra parte, ha sido magníficamente registrada. Parecía más bien irrespetuoso. No tenía ningún sentido. Pero esta ausencia no es fruto, en ningún caso, de la falta de consideración hacia su trayectoria, sino, muy al contrario, con el respeto que merecen los clásicos y, en esa línea, buscaba más bien la oportunidad de investigar, de hallar nuevos prismas de interés a su trabajo.

Hoy en día, la situación es otra: primero, porque era necesario recuperar la atención hacia una música magnífica que apenas se interpreta aquí y de la que nos sentimos herederos naturales. Y así la hemos incorporado. También, porque han pasado ya ocho años desde nuestra fundación y es tiempo de valorar, en perspectiva, nuestro propio recorrido. Su visión nos reta, nos da fuerza y renueva nuestra energía. Enrique marca el inicio de la contemporaneidad, y su música posee la misma pasión que nos concita: vindicar la belleza, el conocimiento, el humanismo, la ciencia... Ahora es posible acometer su obra, y no de una forma rutinaria, sino procurando experiencias de indagación, y emoción alrededor del sonido. Por otro lado, es un compositor extraordinario, y nuestra posición en Europa también puede contribuir a darlo a conocer.

Vertixe Sonora tocando Itinerario de luz bajo la dirección de Pedro Amaral, Vigo, 8 de noviembre de 2020. © 2020 by Vertixe Sonora.Vertixe Sonora tocando Itinerario de luz bajo la dirección de Pedro Amaral, Vigo, 8 de noviembre de 2020. © 2020 by Vertixe Sonora.

Para mí, su principal ventaja es su tan cacareado 'amateurismo' y su cercanía con artistas plásticos. Refinó su oído sensible a la modernidad y nunca le hizo perder el paso en su conexión con la audiencia. Dio a su trabajo una ventaja intuitiva, una concepción psicoacústica muy estimulante con una apertura estilística difícil de encontrar en otros contemporáneos. También, una firmeza en la escritura y una singularidad que es una rareza. Su actitud es posmoderna; y su formación, estructuralista: una combinación llena de magnetismo. Es perfectamente capaz de combinar técnicas de tradiciones tan dispares como la cita, el collage o la repetición, con el serialismo más ortodoxo. Esa distancia le permite permutar objetos sonoros en una escritura visionaria que anticipa nuestro trabajo actual. Es una cualidad que se percibe de una forma muy clara en la electrónica, que rara vez es una extensión acústica —en ocasiones, aporta un barniz—; o en el ensamblaje de materiales variados: fragmentos de obras propias o ajenas, la misma selección tímbrica o instrumental, etc.

Somos de otra generación y realmente sentimos que tenemos la perspectiva suficiente para aportar una nueva luz a un repertorio con el que, por otro lado, siempre nos hemos identificado. En fin, realmente estamos encantados de reencontrarnos con este fantástico hallazgo cultural, un patrimonio que valoramos, del que nos sentimos deudores y que representa los mejores valores de todo aquello que nos identifica.

14/11/2020

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.