Entrevistas

El teatro en los tiempos del COVID

Daniel Grao: "Estoy orgulloso de lo bien que ha hecho las cosas mi sector"

Daniel Grao © 2021 by Carmen Navarro Aparicio Daniel Grao © 2021 by Carmen Navarro Aparicio
0,0016149

Es martes 19 de enero, amanecemos con el tercer cambio en horarios y aforos decretado por la Junta de Andalucía en dos semanas por el avance de la pandemia, y la consiguiente vuelta de tuerca en el Teatro Cervantes.

Le toca a Daniel Grao con La máquina de Turing el desafío de superar más obstáculos.

MC ¿Qué tiene de terapéutico la interpretación que puede salvar la vida?

Para mí absolutamente todo. Lo digo siempre cuando me lo preguntan porque me llegó en un momento de mi vida, la juventud, que es complicada. En mi caso además había un contexto familiar que no ayudaba mucho, tenía a mi padre preso y había dramas familiares que me hacían sentir que no tenía ningún amparo. El primer contacto fue en el instituto y cuando empecé a formarme después, en Barcelona, esos primeros años fueron terapéuticos porque la escuela de interpretación a la que fui trabaja sobre el autoconocimiento. 

Recuerdo haber pensado durante el primer año que todo el mundo debería hacerlo, aunque luego se dedique a otra cosa, porque te estás conociendo, trabajas con tus vivencias y tu material emocional. Todas las experiencias que vivía como negativas allí se convirtieron en un material maravilloso para crear personajes y situaciones. Me encontré con herramientas para convertir el plomo en oro, lo que supuso una transmutación personal, y el vehículo fue la interpretación. El calificativo de “malo” o “bueno” dejó de tener tanta importancia, todo era más relativo y todo tenía un lado positivo que aprovechar.

Daniel Grao. © 2021 by Carmen Navarro Aparicio.Daniel Grao. © 2021 by Carmen Navarro Aparicio.

MC ¿Te habría gustado tener un HIT?

De alguna manera lo tuve porque mi primer contacto con la interpretación fue gracias a Jesús Alonso, un profesor de Literatura ya retirado, aunque seguimos siendo amigos. Tenía algo de HIT, era gamberrete, poco ortodoxo, decía tacos, cosas que no son importantes pero que a un chaval de 16 años o le horrorizaba o le fascinaba. A mí me sedujo su forma incorrecta, también porque la asignatura me interesaba. Tenía un grupo los viernes por la tarde, “La Mandrágora”, y me invitó a participar.

MC HIT ha sido todo un fenómeno social. En el primer capítulo de la serie tu personaje abre una charla citando una frase de Lincoln: “La filosofía del aula en esta generación será la filosofía del gobierno en la siguiente generación”. Con el auge de las plataformas y canales de internet, ¿cuál será la filosofía del mundo del teatro en la siguiente generación?

Creo que el teatro tiene algo esencial y nuclear que le hace resistente a todo, a la tecnología y las plataformas, incluso a las pandemias. Eso mismo le hace maleable, y permite jugar con él, mezclarlo con el arte que quieras porque su esencia siempre está ahí, y en el buen sentido siempre es la misma porque siempre es diferente. Solo así puede resistir algo.

La gente de fuera del medio me pregunta muchas veces si no cansa hacer cada noche lo mismo, cuando es todo lo contrario. Cada noche es diferente, si no fuera así estaríamos paseando un cadáver, como yo lo llamo, y eso no interesa a nadie. Como mucho puedes engañar al público un tiempo. El reto es intentar hacer el viaje cada noche por primera vez con el mismo material, más allá de lo que tengo que decir y lo que sé que va a pasar.

MC ¿Te gusta arriesgar? ¿Te das margen para improvisar?

Siempre hay un pequeño margen pero piensa que no estamos solos, hay un contexto y unos códigos, todos tenemos que jugar a lo mismo. En teatro hay zonas más marcadas, por la dirección o por los efectos de luz y sonido, y otras en las que me gusta que haya un poquito de inseguridad, de abismo. Entiendo que internamente siempre tengo que tener unos segundos en los que me pregunte qué voy a decidir: como Daniel sé lo que tengo que decir, pero siendo el personaje tengo que sentir que realmente pienso y decido lo que voy a decir en cada momento. Si me limito a escupir hoy lo mismo que ayer el asunto no es nada interesante, en primer lugar para mí.

En HIT había más improvisación. Antes de rodar siempre tenemos el pase de letra para que cada uno diga lo que quiere cambiar, pero cuando ya estábamos grabando me permitía jugar un poco con los chavales para adueñarme mejor del personaje y de las situaciones, en consonancia con su personalidad.

Daniel Grao. © 2021 by Carmen Navarro Aparicio.Daniel Grao. © 2021 by Carmen Navarro Aparicio.

MC El mundo ha cambiado mucho para nuestra generación –somos los tres del 76– con las nuevas tecnologías. Hay jóvenes que ya no ven la tele y asocian entretenimiento exclusivamente a internet. Podrían pensar que para qué ir al teatro. ¿Qué espacio tienen las tablas para ellos?

La pantalla tiene un peligro evidente de adicción y enganche más allá de lo que estés consumiendo, por ejemplo con las redes sociales: ni siquiera tiene que haber un contenido concreto. Y lo digo yo que tengo una personalidad bastante adictiva con las redes.

Nadie sabe qué va a pasar en el futuro, pero tengo la sensación de que el teatro resistirá a todo por el carácter esencial y nuclear que te decía antes. Si no es así, sería la primera vez. Por otra parte, hemos pasado del grano del celuloide a la hiperrealidad, que es algo que me asusta un poco. Pero ya puestos, nada más real que lo que está pasando en el escenario, delante de ti.

El ojo del espectador también ha ido educándose, no le puedes vender humo. Si paseas el cadáver, como te decía antes, no te lo compran ni por asomo. Igual antes colaba, pero ahora no. Para eso se pondrían al youtuber de turno.

Daniel Grao. © 2021 by Carmen Navarro Aparicio.Daniel Grao. © 2021 by Carmen Navarro Aparicio.

MC De alguna manera cada generación reivindica que actúa con más naturalidad que la anterior. ¿Crees que lo que cambia son los códigos de comunicación?

Te puedo decir como actor, a nivel personal, que me obsesiona la veracidad, transitar en la medida de lo posible las emociones y las relaciones de mis personajes. Huyo de fingir una emoción si no me está ocurriendo y tampoco la soporto en el otro. Al principio de mi carrera, cuando era más inexperto, lo confundía con el hiperrealismo, y me he ido pacificando con la idea de hacer composiciones veraces, honestas, al margen del código que sea. Turing es un buen ejemplo en mi trayectoria. Naturalismo y veracidad no tienen por qué ir de la mano. Como dice Pablo Messiez, un director con el que trabajé en La piedra oscura, cada vez huyo más del “me gusta” o “no me gusta”, es muy superficial. La pregunta es: ¿salgo transformado respecto al momento en el que entré? ¿me ha generado alguna emoción? Entonces merece la pena.

MC ¿Os afectó la pandemia durante el rodaje de HIT?

Sí. A un mes de terminar la primera temporada tuvimos que parar. Y después del confinamiento había tanto miedo a que pudiera pasar algo que lo primero que nos hicimos todos fueron test serológicos para ver quién lo había pasado, salieron unos cuantos. Después pasamos a PCRs semanales. Además el equipo técnico llevaba mascarillas y guardaba la distancia, y solo los actores nos las quitábamos a la hora de rodar.

Daniel Grao. © 2021 by Carmen Navarro Aparicio.Daniel Grao. © 2021 by Carmen Navarro Aparicio.

MC ¿Una serie, con decorados fijos, es más segura que una gira con una obra de teatro?

No necesariamente. Si el riesgo está en el contacto con personas que no son de tu círculo habitual, en una serie hay mucha más gente implicada, entre actores y equipo técnico. En el teatro, a pesar de los kilómetros, te diré que viajo solo en tren, en taxi, y en escena solo tengo un compañero. Cuando hemos estado fijos en los Teatros del Canal en Madrid nos hemos hecho PCRs semanales, ahora si hay una semana que no salimos esperamos para hacer otra nueva.

MC Madrid y Barcelona tienen muchas pequeñas salas de teatro, ¿sabes cómo se han adaptado?

Hay muchas que no pueden hacer frente a los costes económicos de la adopción de medidas y de reducción de aforos. Por lo demás, entiendo que aunque ahora tenemos en un cierto stand-by, antes o después se hará. Además, las medidas también cambian en función de la situación y, aunque estamos en un momento muy malo, quiero ser optimista y pensar que las vacunas van a lograr, aunque sea lentamente, que en unos meses se contenga la pandemia.

MC Los intérpretes os nutrís de experiencias vitales para componer vuestros personajes. ¿Qué te ha aportado la pandemia como actor?

Relativizas todo más, el trabajo, la vida en general. Me ha dado humildad como ser humano, la conciencia de que no tenía que embalarme con los planes. Voy al día: hoy puedo hacer la función, mañana ya veremos. El fin de semana que viene tengo por primera vez en mi vida una función en streaming: han proporcionado unos códigos a quienes han comprado las entradas y vendrán tres cámaras.

También me ha despertado mucha gratitud, por cada función que he podido hacer y con el espectador: que haga el esfuerzo de comprar una entrada y venir al teatro con la que está cayendo, asumiendo todos los protocolos, me genera agradecimiento. Creo que es algo recíproco porque hace poco, en un encuentro con el público, nos decían que agradecían también nuestro esfuerzo por continuar porque ellos también lo necesitan.

Daniel Grao. © 2021 by Carmen Navarro Aparicio.Daniel Grao. © 2021 by Carmen Navarro Aparicio.

MC Vivir un encierro sin precedentes en nuestra generación ¿te ha ayudado a construir un personaje como Turing, encerrado en sí mismo?

No lo he vinculado con el confinamiento, aunque lo pillé con muchas ganas. La segunda semana me sentó francamente mal vitalmente. La primera estuve muy impactado por la sensación de irrealidad, en shock, pero la siguiente me fui un poco al carajo mentalmente. Había demasiadas noticias negativas, tuve incluso un poco de claustrofobia. Pero ahora que lo dices, probablemente haya algo de eso en Turing, aunque sea de modo inconsciente, porque es un personaje con mucho temor. Anímicamente es algo que llevamos todos por la situación, que se prolonga mucho en el tiempo.

MC Turing fue capaz de descifrar Enigma, acortando la II Guerra Mundial en dos o tres años y salvando miles de vidas, pero no obtuvo reconocimiento público ni evitó la condena social y judicial por homosexual. Durante la pandemia ha habido gestos de reconocimiento hacia los sanitarios, pero no se contrata más personal y una parte importante de la sociedad tiene comportamientos egoístas e insolidarios. ¿Vamos a salir mejores?

Es muy difícil en general. En un primer momento parecía que lo íbamos a conseguir, pero duró poco. Está siendo todo muy lamentable. La pandemia es planetaria y teníamos la oportunidad de dejar de ser tan localistas, pero solo dividimos todo en Villarriba y Villabajo. Es ridículo porque precisamente el virus no entiende ni de banderas ni de razas. Ese dato debería cambiarnos el paradigma, pero dudo mucho de que salgamos mejores. Es un pulso conmigo mismo porque quiero ser positivo, sin embargo los hechos demuestran lo contrario por desgracia.

Daniel Grao. © 2021 by Carmen Navarro Aparicio.Daniel Grao. © 2021 by Carmen Navarro Aparicio.

MC ¿La pandemia te ha traído algo que te gustaría conservar cuando recobremos la normalidad?

El tiempo que le dedico a mi familia. Siempre había considerado que estaba a gusto con ella, pero me he dado cuenta de que, consciente o inconscientemente, estaba tan apegado al trabajo que de alguna manera huía. Una parte de mí no lograba aterrizar del todo. Con el confinamiento noté el aterrizaje y pude reconocer el placer en ello, sentir “¡cómo me gusta lo que hemos formado!”. Mis hijos me dieron una lección brutal, se han llevado mejor que nunca, han tenido una adaptabilidad, un sentido del humor, que era maravilloso.

MC Muchos compañeros de profesión se han mostrado muy críticos con la gestión de la Cultura desde el inicio de la pandemia. ¿Qué opinión tienes al respecto?

Sin excusar a nadie, hubo en momento en que necesitaba un poco más de silencio. Creo que somos muy rápidos reaccionando, a favor o en contra de las cosas, y con algo tan grave y nuevo como el virus me sorprendía tanta gente que sabía lo que había que hacer casi cada día, comparando incluso con otros países en los que luego la situación empeoró. En general se ha improvisado y se sigue improvisando porque todo lo relacionado es muy nuevo, y aunque algunos intentan sacar provecho político y social, la situación es tan grave que todo se descubre antes o después, porque es tan gordo que nadie tiene ni idea. Avanzamos probando.

MC Si una crisis es una oportunidad ¿qué hace falta para que tu sector salga fortalecido?

Estoy orgulloso de lo bien que ha hecho las cosas mi sector para sobrevivir, desde el principio, de forma escrupulosa. Siempre estamos pendientes de un hilo porque ante cualquier situación lo primero que cae es la Cultura. Pero con la nueva situación se adoptaron medidas muy rápidamente para demostrar que los teatros son espacios seguros. Con todo, es indudable que la situación nos está haciendo daño. Lo importante, una vez más, será remar todos en una misma dirección, como ocurre con otros temas, dejándonos de colores. Ojalá habláramos con la misma vehemencia de nuestro planeta.

MC ¿Te vas a vacunar?

Acabaremos vacunándonos todos. No te diré que no me da respeto, porque creo que todos nos agarramos de alguna manera a cuando no hacía falta, pero ya no estamos en esa realidad. Creo que las vacunas son seguras y probablemente se convertirán en normativa obligatoria para poder viajar o trabajar. La vacunación va a ser una herramienta fuerte y ponérsela es una cuestión de solidaridad, como ocurre con otras enfermedades.

Daniel Grao. © 2021 by Carmen Navarro Aparicio.Daniel Grao. © 2021 by Carmen Navarro Aparicio.

Una hora después de dejarle en el camerino Daniel Grao se enfunda a Alan Turing. Los gestos torpes, los tics, la postura corporal y la dificultad en el habla del genio Asperger no tienen nada que ver con la persona que nos ha acogido con su sonrisa detrás de la mascarilla. Pero una cualidad de Grao se cuela por los poros de su personaje … este Turing rezuma ternura entre tanta adversidad. Daniel, pocas cosas más veraces que esa.


Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.