Noticias

El Festival Saulus de Zaragoza culmina su primera edición con éxito de público

Redacción
viernes, 26 de marzo de 2021
Imagen de uno de los conciertos en el Festival Saulus de Zaragoza © Festival Saulus Imagen de uno de los conciertos en el Festival Saulus de Zaragoza © Festival Saulus
0,0001697

El Festival Saulus, que concluyó este pasado sábado su programación con un amplio apoyo del público, comienza a pensar ya en su segunda edición. 

El festival, que nació con objeto de difundir y promover la música vocal en la capital aragonesa, ha superado las expectativas a pesar de la incertidumbre en el que fue gestado este pasado verano y las restricciones de aforos y horarios al que se ha visto condicionado. Por esta razón, sus directores Elena Ruiz-Ortega y Jorge Apodaca ya piensan en la siguiente edición. “Hemos podido desarrollar todos los conciertos según lo previsto, lo cual ha sido realmente casi un milagro en la situación actual. La valoración es muy positiva y eso nos anima a continuar y crecer para seguir contribuyendo a difundir la música coral desde nuestra ciudad”, cuenta Ruiz-Ortega.

Y es que, un total de 876 asistentes han pasado por los diferentes conciertos que han tenido lugar dentro de la programación del festival, que dio el pistoletazo de salida el pasado 6 de febrero y terminó el 20 de marzo. En cuatro de los siete conciertos colgaron el cartel de ‘completo’, a pesar de las restricciones de aforo y los inconvenientes derivados de la situación actual. “La respuesta a todos los niveles indica que nuestro análisis inicial era certero: Zaragoza capital necesitaba de un festival de música vocal de estas características”, cuenta Jorge Apodaca, director artístico del festival. Durante estos dos meses se han subido al escenario más de 60 artistas provenientes de toda la geografía nacional: desde los andaluces Vandalia, hasta los vascos KEA, pasando por el talento local con Tetraphilla Ensemble, Saulus Ensemble y, también, contando en su pionero proyecto El Refectorio con la presencia de Josep Vila i Casañas, una de las máximas eminencias a nivel nacional e internacional de la dirección coral.

Ahora, el reto es superar las excelentes sensaciones de esta primera edición, por lo que la organización ya está trabajando en el programa para el próximo año, habiendo recibido ya diversas propuestas de grupos nacionales y también internacionales. 

Un festival inclusivo y accesible para todos

Además, el festival ha tenido muy presente su compromiso social, apostando en su primera edición por la accesibilidad plenamente universal, prioritariamente la cognitiva. Han contado con la asociación Plena inclusión Aragón para supervisar y mejorar este derecho en las dos emblemáticas sedes de este festival: la iglesia San Pablo y el edifico modernista de Caja Rural Aragón. Asimismo, durante todo el festival han contado con un equipo contratado de tres auxiliares de eventos con discapacidad intelectual o del desarrollo, formados por Plena inclusión Aragón, que han guiado y acomodado a los asistentes.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.