Convocatorias

Estreno absoluto de 'Realidad', que recuerda la importancia de la mujer en la obra de Galdós

Redacción
lunes, 5 de abril de 2021
Escena de 'Realidad' de Pérez Galdós © Teatros del Canal Escena de 'Realidad' de Pérez Galdós © Teatros del Canal
0,0001762

Tras cancelarse sus funciones el pasado mes de febrero, la Sala Negra de los Teatros del Canal de Madrid acoge el estreno de la obra Realidad, entre el 14 y el 18 de abril de 2021. Una pieza que dirige Manuel Canseco, gran estudioso del autor canario, dentro del Año Galdós y de vuelta de participar en la adaptación a las tablas de títulos de Galdós como Misericordia y Miau. El director nos ofrece una versión libre de otro de los títulos del autor icónico del Realismo español, que él mismo trasplantó a los escenarios. Tras celebrarse, en el Instituto Cervantes, una lectura dramatizada del texto con la dirección del propio Canseco, la Sala Negra de los Teatros del Canal acogerá el estreno absoluto de esta pieza.

Galdós estrenó Realidad, como obra teatral, en 1897, y en ella capturó la atmósfera en la que se movía la alta sociedad madrileña de su época, además de tratar el adulterio y las consecuencias sociales que éste conllevaba  entonces.

Así, en Realidad se descubren los sentimientos descarnados de un triángulo amoroso que forman Augusta, una joven dama acomodada; Orozco, marido de la joven y benefactor a ultranza de todas las buenas causas (y no tan buenas) que se le presentan; y Federico, a quien en verdad ama Augusta, y que es un vividor y galán maduro venido a menos, inmerso en una falsa y contradictoria moral.

Una vez más, la mujer es protagonista principal de la obra galdosiana, y aquí se presenta en dos arquetipos: Leonor (La Peri) y Clotildita.

Manuel Canseco, que ha dirigido el Centro Dramático y de Música de Extremadura, el Festival de Mérida y el Aula Teatro de la Universidad Autónoma de Madrid, así como el Teatro Lara, el Real Coliseo Carlos III y el Teatro Galileo, nos propone una adaptación de Realidad que enfrenta el texto galdosiano a la perspectiva del público actual. El constante diálogo que mantiene Orozco con el público es un juego, en esta versión, en el que actor y personaje interactúan, para profundizar, desde la ironía y la complicidad, en los pensamientos y sentimientos del alma humana.

“¿Cómo enfrentarse a los textos galdosianos desde la perspectiva que nos ofrece el público de hoy?”, se pregunta Canseco, “¿cómo hacerlo sin perder su esencia, la mirada crítica del autor sobre la realidad que lo rodea y que plasma a lo largo y ancho de sus obras?”. A su juicio, “el haber tenido la suerte de participar de forma muy activa de la puesta en escena de Misericordia, en el Teatro María Guerrero, bajo la dirección del gran José Luis Alonso Mañes, y la maravillosa adaptación que Alfredo Mañas hizo de su novela, y el posterior trabajo que hice de Miau, en el Teatro Lara, con adaptación del propio Mañas, creo que me abrieron los ojos a otra forma de contemplar a Galdós desde una cierta irrespetuosa fidelidad”.

Así, “desnudar la obra, remarcar la intencionalidad del autor, y verlo desde mi propia perspectiva de hoy es lo que me llevó en su momento a trabajar sobre esta obra de Galdós”, y, por ello, “prescindí de personajes secundarios que pudieran distraer al espectador de hoy, de hacerle creer que se trata de una obra costumbrista de tiempos pasados, de otra sociedad totalmente ajena a la nuestra, para centrarme en aquellos que llevan y sufren el peso de la obra y, a la postre, los que vienen a desarrollar plenamente las ideas del autor”.

Forman el elenco los intérpretes Alejandra Torray, Juan Carlos Talavera, Adolfo Pastor, Cristina Juan y Cristina Palomo. Produce la pieza Maribel Mesón Cobos.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.