Novedades bibliográficas

China

China camino a ascender a potencia mundial

Juan Carlos Tellechea
lunes, 5 de abril de 2021
Chinas Weg zur Weltmacht © 2020 by Orell Füssli Verlag Chinas Weg zur Weltmacht © 2020 by Orell Füssli Verlag
0,0010189

Es fácil enamorarse de China. “Pero es mejor no hacerlo, porque se podría usted decepcionar", afirma el periodista gráfico suizo Patrick Rohr, quien viaja frecuentemente a regiones en crisis y en desarrollo en nombre de organizaciones de defensa de los derechos humanos y de coopeeración con el Tercer Mundo.

En su libro Die neue Seidenstrasse: Chinas Weg zur Weltmacht – Eine fotojournalistische Reise* (La nueva Ruta de la Seda: China camino a convertirse en una potencia mundial – Un viaje fotoperiodístico), publicado por la editorial Orell Füssli, de Zúrich, Rohr describe algunos de los países situados en su trayecto y explora qué significa estar conectado y desarrollado por China en términos de transporte e infraestructura.

El autor reflexiona sobre las dependencias y los riesgos resultantes y analiza hasta qué punto este proyecto del siglo ayudará a los países conectados a alcanzar la prosperidad y la paz, como anunció el Presidente de China, Xi Jinping, en su lanzamiento en 2013, o si principalmente sólo beneficiará a China y "sumirá al mundo en la ruina con los ojos abiertos".

Solo un ejemplo

Por lo pronto, a la empresa ferroviaria de Alemania Deutsche Bahn la pandemia le trajo en 2020 un nuevo récord en el transporte de contenedores por la nueva Ruta de la Seda. En total 12.000 trenes con un total de 200.000 contenedores circularon entre China y Europa el año pasado, 3.000 trenes más que en 2019. Entre otras mercancías fueron transportadas desde China máscaras protectoras, autopartes, productos electrónicos y refrigerantes. En 2021 se agregarán baterías de iones de litio y vehículos eléctricos.

Los trenes de contenedores recorren la rutas de 11.000 kilómetros entre Duisburgo y Hamburgo hasta los centros económicos chinos de Chongquing, Xi'an, Hefei y Zhengzhou. Deutsche Bahn comenzó en 2008 con un tren. Ahora realiza 10 viajes de ida y vuelta por semana.

¿Qué representa?

Al estilo de la histórica Ruta de la Seda, la red de rutas comerciales de 2.000 años de antigüedad entre Europa y Asia, China está construyendo o ampliando y renovando carreteras, ferrocarriles, puertos, aeropuertos y centros logísticos en los países participantes. China financia directamente una gran parte de los proyectos y apoya otras partes con generosos préstamos, lo que hace que los países receptores sean financieramente dependientes y permite a China ejercer presión para impulsar sus intereses económicos y políticos.

La nueva Ruta de la Seda consta de tres corredores principales. Patrick Rohr sigue el del medio, el Eurocorredor, en el que recorre seis países -China, Kirguistán, Turquía, Rumanía, Ucrania y Polonia- y los describe con retratos de países. El libro no pretende mostrar el país respectivo en toda su diversidad, sino presentar sobre todo sus retos actuales y, al mismo tiempo, ilustrar sobre las cuestiones políticas, económicas y sociales asociadas al proyecto, además de suministrar algunos datos importantes sobre historia, economía y cultura.

¿No hay aquí religiones, ideologías y sistemas enfrentados que difícilmente pueden combinarse?

Empezando por China, Patrick Rohr desarrolla una gran corriente narrativa que, complementada con expresivas fotos, da cuenta de numerosos encuentros estimulantes, emocionantes y conmovedores, proporcionando una visión de la vida de las personas, de sus esperanzas y deseos, de sus preocupaciones y dificultades, pero también de sus pequeñas y grandes alegrías y penas.

Uno de los grandes talentos del autor es que parece conseguir sin esfuerzo, a menudo de forma espontánea, establecer encuentros y, de paso, hacer amistad con personas de todas las edades, ingresos y niveles de educación. Además, los periodistas de los países afectados también le ayudaron a encontrar interlocutores competentes.

Descripción de China

La descripción de China con las condiciones de vida de sus aproximadamente 1.400 millones de habitantes ilustra las ambigüedades en las que se encuentra el país; tiene muchas caras, comunismo y capitalismo no forman opuestos insuperables. Junto al enorme progreso tecnológico, económico e incluso social -con métodos de producción en los que los turnos de doce horas son normales- existe una rigurosa censura y una vigilancia represiva que, sin embargo, según el autor, es aprobada por una gran parte de la población. La mayoría de la gente vive bien con las contradicciones o las ha asumido: el viejo principio de "pan y circo" es manejado magistralmente por el gobierno.

Los otros países

Durante sus exploraciones y conversaciones, el autor se encuentra con gente moderna, curiosa y de mente abierta, y le impresiona especialmente la abrumadora hospitalidad mostrada por todas partes. El proyecto de la "Nueva Ruta de la Seda" es saludado con orgullo y entusiasmo por casi todos los interlocutores en casi todos los encuentros; a él le asalta una gran inquietud y se pregunta "si el mundo, si los pueblos a lo largo de la nueva Ruta de la Seda saben lo que les espera una vez que China se haya puesto realmente en marcha".

Las detalladas descripciones de los demás países visitados por el autor superarían las posibilidades de esta reseña y solo pueden reproducirse aquí de forma muy limitada; en todos los destinos vivió conversaciones y situaciones que le acercaron al país respectivo, no sólo en términos de conocimiento, sino también emocionalmente.

Kirguistán

En Kirguistán -un país bello, pero con problemas políticos- el comercio es floreciente; como joven democracia centroasiática, el país está construyendo con éxito su propia industria textil, lo que es posible gracias a la nueva Ruta de la Seda, a través de la cual no sólo llegan mercancías, sino también muchas ideas.

Turquía

Patrick Rohr describe a Turquía como un país en transición hacia "todo el poder para los más fuertes"; explica las circunstancias y los problemas geográficos, culturales, históricos y políticos actuales que se derivan sobre todo de la islamización y la cuestión kurda. El país está "extendiendo la alfombra" para la Ruta de la Seda; la lista de proyectos chinos es cada vez más larga; por ejemplo, China está invirtiendo 1.700 millones de dólares en la construcción de una nueva central eléctrica de carbón, y una tercera central nuclear turca también será construida por China.

Rumanía

Rumanía es descrita por el autor como un "país de grandes sueños" que aún no se ha recuperado de la dictadura comunista y sufre mucho por su historia. La pobreza es grande y su población cree que además de la Unión Europea China traerá la salvación. Las conversaciones con personas inteligentes y de mente abierta también amplían la comprensión de los graves problemas del país, entre los que se encuentra el bajo nivel de educación: más del 40% de los jóvenes son analfabetos funcionales. Las inversiones previstas por China -por ejemplo, en el puerto de Constanza, en el Mar Negro- pertenecen a la categoría de los grandes sueños.

Ucrania y Polonia

Ucrania y Polonia concluyen los retratos de estos países; la conexión con la nueva Ruta de la Seda se valora predominantemente de forma positiva en ambos estados. En Ucrania, el pueblo sufrió mucho bajo el régimen soviético; tras el fin de la sangrienta revuelta, el caos reinó en el país. Aunque la guerra, la corrupción y la gran influencia de la Iglesia Ortodoxa Oriental (bajo el patriarcado de Moscú) obstaculizan el desarrollo, la gente mira al futuro con esperanza y expectativa; por ejemplo, en todo el país están surgiendo clusters de técnica informática del más alto nivel.

En Polonia se libra una implacable batalla entre el conservadurismo determinado por la religión y el liberalismo occidental. Con el apoyo de la Iglesia Católica, el partido en el poder impide el progreso social, mientras que una creciente sociedad civil se defiende cada vez más ferozmente contra los de arriba.

Información y placer en la lectura

China camino a convertirse en una potencia mundial: la nueva ruta de la seda proporciona conocimientos básicos completos sobre el proyecto chino del siglo que algunos expertos consideran incluso del milenio. Además de la historia, la geografía, la política, la economía y la sociedad, el autor describe situaciones cotidianas y acontecimientos críticos en los países que ha visitado. En el capítulo que sintetiza los conceptos vertidos en el libro, los expertos analizan la ofensiva económica de China: el proyecto de la Ruta de la Seda no es más que una competencia entre el sistema occidental y el chino:

China quiere demostrar que el sistema occidental está enfermo y que el modelo chino, con su capitalismo de Estado de arriba abajo, funciona perfectamente. 

Como viaje periodístico y gráfico a la vez, el libro no solo ofrece conocimientos, sino también una lectura por demás entretenida.

Notas

Patrick Rohr, «Die neue Seidenstrasse: Chinas Weg zur Weltmacht – Eine fotojournalistische Reise», Zurich: Orell Füssli Verlag, 2020, 248 Seiten. ISBN 978-3280057315

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.