España - Madrid

Noche hermosa

Germán García Tomás
viernes, 7 de mayo de 2021
Yoncheva en 'Il Pirata' © Teatro alla Scala, 2018 Yoncheva en 'Il Pirata' © Teatro alla Scala, 2018
Madrid, jueves, 29 de abril de 2021. Teatro de la Zarzuela (Madrid). Sonya Yoncheva (soprano). Con la colaboración especial de Alejandro del Cerro (tenor). Orquesta de la Comunidad de Madrid. Miquel Ortega (director). Obras de Federico Chueca, Pablo Sorozábal, Federico Moreno Torroba, Miguel Marqués, Rafael Millán, Joaquín Gaztambide, Manuel Penella, Gerónimo Giménez, Pablo Luna, Reveriano Soutullo / Juan Vert, Ruperto Chapí y Gonzalo Roig. Ocupación: 70%.
0,0004354

Se dice que siempre hay una primera vez. Y este ha sido el debut de la soprano búlgara Sonya Yoncheva (Plovdiv, 1981) en el Teatro de la Zarzuela cantando nuestro género lírico, la cual no visitaba Madrid desde Il pirata de 2019 en el Real. Una carta de presentación en toda regla que ha cosechado un rotundo triunfo, habiendo conquistado los corazones del público madrileño en un primer acercamiento a la zarzuela con enorme intención y unos admirables resultados.

Congratula que un artista extranjero se deje enamorar por los tesoros que recorren la zarzuela, pues la cantante reconocía a los espectadores casi al final del recital la dificultad de este repertorio y a la vez su enorme belleza. Un ramillete de romanzas zarzuelísticas que Yoncheva brindó deliciosamente con el acompañamiento de Miquel Ortega al frente de la Orquesta de la Comunidad de Madrid. El maestro catalán estuvo pendiente en todo instante de la soprano, vocalizando con ella la letra y meciendo su canto, que ya demostró de entrada sus señas de identidad en “Noche hermosa” de Katiuska de Sorozábal -agudo firme, centro cálido y carnoso, graves sonoros, instrumento amplio en armónicos-, con un tempo dilatado por la batuta que ayudó a la cantante a desplegar su voz amplia, de soprano lírica en plenitud de facultades, con un bien regulado vibrato y limpieza en la emisión. Cierta nasalidad que presenta en ocasiones al descender de registro nos evocaba a Maria Callas.

Un mínimo desliz en la pronunciación inicial fue pura anécdota, pues a lo largo de toda la velada Yoncheva exhibió un sobresaliente y meritorio manejo de la dicción, hasta el punto de contagiarse del dialecto andaluz en páginas como las Carceleras de Las hijas de Zebedeo de Chapí o el garboso dúo de El gato montés de Penella, en el que contó con la participación estelar del tenor Alejandro del Cerro, de timbrada y bella emisión, una conjunción de voces que logró llevar al teatro al delirio. Una auténtica lástima que no abordaran juntos otro dúo. 

Hubo también salero en “De España vengo” de El niño judío de Luna, donde corrió y caracoleó la voz, con una parte central muy lenta pero enormemente expresiva. La vena operística de la cantante se puso de manifiesto en romanzas como “Lágrimas mías en dónde estáis” de El anillo de hierro de Marqués o “Yo me vi en el mundo desamparada” de El juramento de Gaztambide, en la que destacó la regulación de la voz en la cadencia final, al mismo tiempo que su comodidad en la coloratura de El pájaro azul de Millán. No faltó el sentimiento y la entregada emoción en La del manojo de rosasCon desparpajo y simpatía Yoncheva coronó el recital cantando la salida de la protagonista de la zarzuela cubana Cecilia Valdés de Roig, donde acompañó su canto con su cuerpo. 

La clamorosa ovación que ya había hecho enloquecer al teatro la llevó a repetir la Petenera de La marchenera de Moreno Torroba, que declaró era su favorita de entre todas las que ofrecía. Por último, Miquel Ortega se sentó al piano para acompañar la Habanera de Carmen de Bizet, que la búlgara entonó con perfecta adecuación vocal por todo el escenario. El director, con su elegante estilo al frente de la formación madrileña, sirvió con esmerado detallismo páginas instrumentales de La alegría de la huerta, Los burladores, Los borrachos y La leyenda del beso, imprimiendo siempre un ritmo vivo y enérgico. 

A la vista de este éxito apoteósico, que ha marcado precedente en La Zarzuela, sólo resta que Sonya Yoncheva se anime e interprete sobre la escena algún personaje de zarzuela. Tiempo al tiempo.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.