Musicología

Arditti y Bottesini en La Habana

4. Las temporadas 1849-51. Los tambores

Antonio Gómez Sotolongo
viernes, 28 de mayo de 2021
Giovanni Bottesini © Dominio público Giovanni Bottesini © Dominio público
0,0020978

Los textos que he conocido, y los maestros que me dieron clases de Historia del Contrabajo, aseguran que el Gran Dúo Concertante para contrabajo, violín y orquesta, de Giovanni Bottesini (1821-1889), se dio a conocer en Londres en 1851, y que el autor lo arregló en colaboración con el violinista Ernesto Camilo Sivori (1815-1894), basado en el primer Gran Dúo Concertante escrito para dos contrabajos.* 


Pieza enlazada

Sin embargo, leyendo las crónicas del Diario de la Marina que documentan el paso del contrabajista por La Habana, descubrí que una obra con ese título fue interpretada, al menos tres veces, por Bottesini y Luigi Arditi (1822-1903) en el Teatro de Tacón más de un lustro antes del presunto estreno en Londres y más de tres décadas antes de que una obra con ese título fuera publicada en París por su autor.

Temporada 1849-1850 de la compañía lírica del Teatro Tacón (10 oct. 1849 - 17 mar. 1850)

El elenco de la compañía italiana fue publicado el 16 de septiembre, y en él aparecieron listados Bottesini como Maestro director y compositor, y Arditi como director de orquesta. Bottesini llegó a La Habana procedente de Southampton en el vapor Teviot el 29 de septiembre de 1849 junto a los demás integrantes de la compañía contratada en Europa, pero no pudieron bajar al puerto hasta el día 1 debido a restricciones sanitarias.*

Pieza enlazada

Durante esta temporada, que comenzó el 10 de octubre,* he podido encontrar solo dos menciones de Arditi en el Diario de la Marina. En una, se da la noticia de que el miércoles 10 de octubre, en el intermedio de Lucia de Lammermoor, Arditi hizo tocar su danza La llegada de Bottesini;* y en otra, se dice que en la gran fiesta que el Capitán general dio en la casa de Gobierno para celebrar los días de S. M, la noche del 19 de noviembre,

[…] cuando la orquesta compuesta de cincuenta profesores dirigidos por Arditi, […] dejaba escapar sus torrentes de armonía, corría la juventud de ambos sexos a la sala principal y ya se deslizaban al compás de la danza o del rigodón sobre la alfombra de grana, ya volaba arrebatada entre los laberintos del wals y de la polka. […]
Magnífica orquesta acreedora de alabanzas por la unión, el aplomo con que tocó bellas y escogidas piezas que agradaron universalmente, entre ellas dos lindísimas danzas de un joven compositor perteneciente a nuestra alta aristocracia.*

La compañía italiana del Tacón se va al Norte en el verano de 1850

El 17 de marzo terminó la temporada,* y la troupe salió el 22 para Charleston* en el vapor Isabel.* Las próximas noticias llegaron en tres cartas remitidas al Diario de la Marina y publicadas los días 7 de abril, 10 de mayo y 22 de junio, pero ninguna con noticias de Arditi y Bottesini.



Temporada 1850-1851 de la compañía lírica del Teatro Tacón (10 oct. 1850-16 mar. 1851)

Pieza enlazada

Según un anuncio publicado en el Diario de la Marina, figuraban como parte del elenco el Sr. Juan Bottesini, maestro de música y primer contrabajo, y el Sr. Luis Arditi, maestro de coros y director de orquesta. Se hacía saber además que la compañía llegaría el 4 de octubre, todo lo cual quedó verificado en el Parte Mercantil que se publicó el día 5, en el que se confirma que, procedente de Charleston, Savannah y Cayo Hueso habían llegado al puerto de La Habana, a bordo del vapor Isabel, 145 pasajeros, entre ellos la compañía de ópera italiana.*

El 9 de octubre de 1850 apareció el anuncio de la primera función de la temporada 50-51 y como parte del elenco aparecen:

Maestro de la compañía, Sr. Bottesini.
Director de la orquesta. Sr. Arditi.
Director de escena. Sr. Badiali (F)*

Giovanni Bottesini y Luigi Arditi. © by bridgemanimages.com.Giovanni Bottesini y Luigi Arditi. © by bridgemanimages.com.

El cronista, salvo algunas menciones a la orquesta, nada vuelve a comentarnos de Arditi y Bottesini durante el año 1850, y así lo confirma en la Crónica Local.* Año 1850, donde no se nombran ni de pasada. Pero ambos tuvieron su función de beneficio en la segunda parte de la temporada y así lo describió el cronista:

 El sábado anterior [15 feb], el beneficiado (Bottesini) tocó en su instrumento unas variaciones sobre el Carnaval de Venecia, de Paganini. Esta función se repitió el domingo como función de abono.*

El mismo número recuerda que el Beneficio del distinguido artista-profesor señor Arditi sería el jueves 20, y en la crónica nos enteramos de sucesos muy peculiares en la escena habanera:

Los profesores Arditi y Bottesini ejecutaron su introducción y variaciones sobre el Carnaval de Venecia con la maestría y gusto que les son peculiares, […] y queriendo el beneficiado dar muestra de sus buenos deseos por complacer a tan benigno público no solo tuvo la buena ocurrencia de repetir su antigua danza El incendio, cuya introducción imitativa agradó tanto, sino que compuso para esta noche un gran wals sobre motivos de la ópera favorita del público Ernani, que gustó bastante, y otra danza titulada Los Tambores, porque en efecto estaba acompañada por veinte de estos instrumentos de ruido.*

Lo que se componía entonces en La Habana y se estrenaba con el éxito de estas danzas, se imprimía y vendía inmediatamente como lo documenta la siguiente nota:

Los tambores. Fue el título de la danza que acaba de dar a luz el Sr. Arditi. Dicha danza ha sido tocada ya en algunos lugares públicos y por su originalidad ha llamado la atención general, gustando mucho. Véndese en el almacén de música de Edelmann y en la litografía del Comercio.*

Arditi y Bottesini durante el verano de 1851

La última función fue el 16 de marzo y quedó disuelta la compañía, así que unos días después encontramos a los dos músicos en Cienfuegos rumbo a Trinidad:

CORREO DE LA ISLA. Cienfuegos. Leemos en la Hoja Económica del domingo 23:
El viernes último ha entrado en este puerto en el vapor Isabel, con dirección a Trinidad y Cuba (Santiago de), multitud de pasajeros, distinguiéndose entre ellos […] la señora Bosio y los señores Bottesini y Arditi. Con tal motivo […] se improvisó una función dramática por los señores Robreño, […]. Después de concluida […], porción de personas se dirigieron a bordo del vapor […] y tuvimos el grandísimo gusto de oír cantar una magnífica aria de Roberto el Diablo […] por la señora Bosio, acompañándola al piano el señor Bottesini. Celebramos sobremanera la complacencia de la señora Bosio, como también la de los señores Bottesini y Arditi, los cuales ejecutaron a cuatro manos la soberbia abertura de Guillermo Tell en el piano.*

En la misma columna se menciona el correo llegado de Trinidad en el que se confirma que: 

Estaban ya en esa ciudad (con gran contento de sus dilettanti) la señora Bosio y los señores Bottesini y Arditi.

Días después se supo que solo dieron dos conciertos con poco favorables resultados en cuanto a producto monetario, y que se habían retirado de Trinidad porque al parecer los precios fijados […] se consideraron muy subidos.* En otra columna se confirma que los artistas habían regresado a La Habana* y días después que habían partido el día 8 para Charleston en el vapor Isabel.*

Y eso iba a ser todo para Arditi y Bottesini en Cuba y en las páginas del Diario de la MarinaNo hubo temporada lírica y así lo lamentaba el cronista en su reseña de los acontecimientos más relevantes del año 1851: 

Lejos estábamos de pensar que al hacer esta reseña nuestra pluma dejase de consignar los triunfos de los artistas que debieron componer la compañía del 51 al 52.* 

Por su parte, Arditi recuerda que, en 1851, junto a Angiolina Bosio y Bottesini, visitó Trinidad, Matanzas y Cienfuegos y después regresó a Nueva York, donde fue contratado por Maretzek como director de la Academia de Música, y en 1852 firmó un contrato para acompañar a Alboni en una gira de ocho meses.*

Conclusiones

Entre los días 3 de noviembre de 1846 y 8 de abril de 1851, Arditi y Bottesini pasaron largas temporadas en La Habana y algunas ciudades de los Estados Unidos, y como he podido demostrar en este artículo, las páginas del Diario de la Marina documentaron buena parte de sus presentaciones en público y del repertorio interpretado, convirtiéndose esta publicación periódica en una fuente documental invaluable para las investigaciones que tienen como objeto de estudio la vida y obra de estos dos músicos. Sin embargo, esta fuente primaria ha sido muy poco frecuentada por los investigadores a través del tiempo.

Estimo que a partir de la información que he vertido en este ensayo, se pueden encaminar trabajos que concluyan con el descubrimiento de algunas de las obras de estos autores que fueron anunciadas, tocadas e impresas en La Habana, pero que no aparecen registradas en sus catálogos definitivos, así mismo pudiera determinarse si estas no registradas fueron usadas para integrar otras, les fueron cambiados sus títulos, o finalmente desaparecieron. Es mi intención que la Fiesta Gitana que comenzó en el Gran Teatro de Tacón hace casi dos siglos, siga dando de qué hablar.

Notas

1. Gaspare Nelo Vetro, "Elenco delle composizioni e delle edizioni", p 194, en Antonio Carniti y Cesare Lisei, ed., «In memoria di Giovanni Bottesini», Parma: Editrice Turris, Centro Studi e Ricerche dell'Universita degli Studi di Parma, 1989. ISBN 978-8879291330.

2. «Diario de la Marina», 30 de septiembre de 1849

3. «Diario de la Marina», 12 de octubre de 1849

4. «Diario de la Marina», 12 de octubre de 1849

5. «Diario de la Marina», 22 de noviembre de 1849

6. «Diario de la Marina», 17 de marzo de 1850

7. «Diario de la Marina», 19 de marzo de 1850

8. «Diario de la Marina», 23 de marzo de 1850

9. «Diario de la Marina», 28 de septiembre de 1850

10. Coincidieron en La Habana los hermanos César (C) y Federico (F) Badiali

11. «Diario de la Marina», 1 de enero de 1851

12. «Diario de la Marina», 18 de febrero de 1851

13. «Diario de la Marina», 22 de febrero de 1851

14. «Diario de la Marina», 21 de marzo de 1851

15. «Diario de la Marina», 27 de marzo de 1851

16. «Diario de la Marina», 3 de abril de 1851

17. «Diario de la Marina», 3 de abril de 1851

18. «Diario de la Marina», 9 de abril de 1851

19. «Diario de la Marina», 1 de enero de 1852

20. Luigi Arditi, «My Reminiscenses», edited and compiled with introduction and notes by the Baroness von Zedlitz, Second Edition. London: Skeffington and Son, 1896, pp 16-18

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.