España - Galicia

Leonskaya y Beethoven

Maruxa Baliñas
jueves, 13 de mayo de 2021
Elisabeth Leonskaja © Marco Borgreve Elisabeth Leonskaja © Marco Borgreve
Altamira, domingo, 9 de mayo de 2021. Auditorio Municipal de Ferrol. Elisabeth Leonskaja, piano. Beethoven, Sonatas para piano nº 30 op 109; nº 31 op 110; y nº 32 op 111. Concierto final del XXXII Premio Internacional de Piano Cidade de Ferrol
0,0004182

Si Leonskaja me dejó totalmente abrumada cuando le escuché el Concierto Emperador de Beethoven en Bucarest (Festival Enescu 2019), no fue menor la impresión en este recital con las tres últimas sonatas de Beethoven. En Bucarest nos marchamos de la sala, sin escuchar la segunda parte del concierto, en Ferrol volvimos en el coche sin poder hablar apenas. 

Quizá pudo haber momentos concretos que me hubieran gustado más de otro modo, pero me cuesta imaginarlo porque Leonskaja planteó las tres sonatas como un todo perfectamente calculado, como unas cajas chinas donde cada pieza es indispensable, y el más mínimo cambio en una de ellas significaría que ya no encajase en el conjunto. 

Y sin embargo cada una de las sonatas tuvo su propia personalidad, porque Beethoven no las concibió como un miniciclo dentro del gran ciclo de las sonatas para piano -aunque ahora haya cierta tendencia a interpretarlas juntas-, sino con absoluta independencia y con diferentes objetivos. 

Destacar momentos concretos del concierto sería muy difícil, precisamente por la ilación del conjunto. Para mí el mejor momento fue la Arietta con variaciones de la Sonata nº 32 op 111, porque ese es mi movimiento favorito, pero una amiga pianista con la que fui al concierto, dijo que sin duda lo mejor fue el Allegro de la Sonata nº 31 ... porque ese es su movimiento favorito. 

Sólo cabe añadir que, a pesar de su edad, 75 años bien cumplidos, Leonskaja tocó las tres sonatas de un tirón, sin más que una interrupción de segundos entre ellas para recolocarse en el piano y beber un poco de agua. Y sólo quien haya escuchado a Leonskaja en directo puede haberse maravillado de su potencia de sonido, de su concentración, de su capacidad de llevar al oyente a su propio mundo, que casi me atrevería a decir que "no es de este mundo"

El Auditorio de Ferrol, inaugurado en 2014 y con una sala para 900 espectadores -aunque con las restricciones de la pandemia los asistentes éramos muchos menos- tiene además una acústica muy buena, de las mejores de Galicia me atrevería a decir, lo que sin duda contribuyó aún más al gozo de este concierto que me atrevo a clasificar de "inolvidable". 

Leonskaja tocará nuevamente en Galicia el próximo jueves 13 de mayo, dentro de la temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Galicia. Aunque en esta ocasión no será Beethoven, el compositor con el que más identificada parece sentirse en estos últimos años, sino Brahms, su Concierto para piano nº 2 op 83. El concierto se repetirá en Santander el sábado 15 de mayo, y allí aún hay entradas a la venta. 

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.