España - Galicia

Anochecer en el desván

Xoán M. Carreira
jueves, 17 de junio de 2021
Concierto de la Camerata OSG en el Festival Resis 2021 © 20 by Xurxo Gómez-Chao Concierto de la Camerata OSG en el Festival Resis 2021 © 20 by Xurxo Gómez-Chao
A Coruña, domingo, 2 de mayo de 2021. Área Municipal de Exposición de Palexco. Rouslana Prokopenko, violonchelo. Camerata OSG. Wladimir Rosinskij, director. Felix Mendelssohn, Sinfonía para cuerdas, nº 1, en do mayor. Jean Sibelius, Romanza en do para cuerdas, op. 42. Wladimir Rosinskij, Ultimo amanecer para chelo solo y camerata [2020, dedicado a K. Verecki], y Tunnels of Coliseum-2. Concerto grosso [Obra encargo del Proyecto 20/21 de la OSG. Estreno absoluto]. Segundo concierto del Proxecto 20/21 de la Sinfónica de Galicia en el Festival Resis 2021. Aforo 50 localidades.
0,0011046

Formada por doce instrumentistas de cuerda dirigidos por el compositor y violista galaico-siberiano Wladimir Rosinskij, la Camerata OSG es uno de los conjuntos creados en el seno de la Orquesta Sinfónica de Galicia [OSG] y tutelados por el Consorcio para la Promoción de la Música de A Coruña [CPMC], promotor del proyecto 20/21 del cual forma parte este concierto del Festival Resis 2021.

Las dos obras de Wladimir Rosinskij están íntimamente unidas a través de una red de emociones y sensaciones negativas. Ultimo amanecer para chelo solo y camerata es la narración imaginada del último día real del. Padre Konstantin Verecki, un bisabuelo de Rosinskij, el primero de los popes de Rostov del Don asesinados en 1918 durante la Guerra Civil RusaTunnels of Coliseum-2 forma parte de una obra en curso sobre los temores y la desazón cotidianos de la experiencia del COVID-19 retratados a través de las imágenes sonoras de los pasillos, túneles y recintos del Coliseum de A Coruña, el edificio en el que ha estado ensayando y dando la mayoría de sus conciertos la Orquesta Sinfónica de Galicia durante la pandemia. 


Pieza enlazada

Los instrumentos artísticos de Rosinskij son la sensibilidad y la emoción, y su objetivo primordial es la comunicación con el oyente a través de la interpretación de su música. Sus partituras ofrecen un discurso primorosamente construido, soportado por un profundo conocimiento de la escritura para cuerdas. Pero lo mejor de sus obras es que estas virtudes técnicas y materiales son simplemente un vehículo para la comunicación. 

Concierto de la Camerata OSG en el Festival Resis 2021. © 2021 by Xurxo Gómez-Chao.Concierto de la Camerata OSG en el Festival Resis 2021. © 2021 by Xurxo Gómez-Chao.

Hace medio siglo, Messiaen hizo un lúcido comentario sobre la música de su alumno Xenakis: sus obras rezuman emoción por entre las juntas de la tecnología. Algo semejante podría decirse de Ultimo amanecerTunnels of Coliseum-2, en las cuales se entremezclan imágenes sonoras y onomatopeyas con recursos retóricos convencionales por más que presentados con tratamientos poco convencionales (en el mismo sentido que el uso de los pizzicatti en Bartók o los glissandi en Xenakis) de las cuerdas. Ultimo amanecer es una elegía convencional protagonizada por el lamento de un chelo que nos habla del dolor y del horror, de la injusticia y de la irracionalidad. Y así como Ultimo amanecer es una exteriorización de los sentimientos, Tunnels of Coliseum-2 nos habla del interior, de nuestros miedos infantiles a fantasmas que sabemos que no existen. Rosinskij, como buen ruso, entiende perfectamente lo que intentamos expresar los gallegos cuando decimos "as meigas non existen, pero haber hailas"

Concierto de la Camerata OSG en el Festival Resis 2021. © 2021 by Xurxo Gómez-Chao.Concierto de la Camerata OSG en el Festival Resis 2021. © 2021 by Xurxo Gómez-Chao.

Una vez más Prokopenko ha demostrado ser una intérprete de excepción y una chelista del más alto nivel, que acertó a trasmitir su intensidad emocional a sus compañeros, espléndidamente concertados por el propio Rosinskij, el cual sí optó por dirigir/conducir en Tunnels a una Camerata que estaba disfrutando a ojos vista. Tan altos logros interpretativos deslucieron las ejecuciones de las obras de Mendelssohn y Sibelius, quienes se convirtieron en convidados de piedra.

Esperanza, imaginación y generosidad

El mensaje de la música de Rosinskij en la forma y en el fondo toma plena actualidad en las circunstancias políticas, sociales, económicas y culturales por las que está pasando la Unión Europea en general y Galicia en particular, pues aparte de ser un retrato del horror nos habla de esperanza, de imaginación y de generosidad, tres instrumentos esenciales para combatir cualquier tipo de horror y muy especialmente el del populismo, modalidad tan compleja como esperpéntica del pensamiento único. Y en ese sentido, transcurridas varias semanas desde el concierto, Ultimo amanecer y Tunnels of Coliseum-2 se me antojan una especie de bofetada al Festival Resis, una bofetada en plena cara de su agenda política, la cual abunda hasta la redundancia en valores tan reaccionarios y supersticiosos como los del elitismo, la vanguardia y el control político sobre los gustos y preferencias estéticas de los ciudadanos, la forma áspera de censura favorita de los populismos. 

El Festival Resis está dirigido por Hugo Gómez-Chao, un estudiante del Conservatorio de Graz cuyo único currículum como gestor es la dirección del Festival Resis, que ha contado en la edición de 2021 con un presupuesto cercano a los cien mil euros, financiado con fondos públicos adjudicados por el Ayuntamiento y la Diputación coruñeses sin respeto por los preceptivos filtros de mérito y capacidad y, aparentemente, con criterios exclusivamente políticos. 

Debido a sus obligaciones escolares a 2409 km de A Coruña, el director de Resis no pudo estar presente durante treinta de los cuarenta y tres días que duró el Festival, siendo sustituído por su madre -Clara Porta, directora de producción de la Asociación Cultural Aïs, vinculada al Festival Resis- en la organización y desarrollo de los conciertos.

Mundoclasico.com ha podido contrastar diversas fuentes fiables que coinciden en que el Ayuntamiento coruñés ha impuesto que los conciertos del Festival deben celebrarse

 en lugares alternativos de representación que salientan nuestro patrimonio arquitectónico. De esta unión nace una correspondencia entre el sonido y el espacio que interactúa en un entorno abierto y próximo con el público.

Pieza enlazada

Salvo los dos últimos conciertos, celebrados en el Teatro Colón dependiente de la Diputación Provincial de A Coruña, los otros trece conciertos del Festival Resis fueron ofrecidos en diversos lugares alternativos de representación de titularidad municipal, que comparten aforos ridículos y condiciones acústicas incompatibles con la práctica musical. 

El Ayuntamiento coruñés, se negó a informar a Mundoclasico.com del importe de los costes de utilización -fuera de su horario de apertura al público- por el Festival Resis de dichos lugares alternativos de titularidad municipal, costes no contemplados en la subvención municipal a Resis 2021

El director de Cultura del Ayuntamiento, Rómulo Sanjurjo Chao, responsable de la elección de dichos lugares alternativos y de la negativa a proporcionar información sobre los costes generados por dicha elección, fue relevado de su cargo días antes del concierto de la Camerata OSG, celebrado en el Palacio de Congresos y Exposiciones [Palexco], el cual dispone de dos auditorios: el Gaviota de 1480 butacas y el Arao de 500 localidades que no fueron utilizados por Resis. 

Concierto de la Camerata OSG en el Festival Resis 2021. © 2021 by Xurxo Gómez-Chao.Concierto de la Camerata OSG en el Festival Resis 2021. © 2021 by Xurxo Gómez-Chao.

Para cumplir con el objetivo de utilizar lugares alternativos de representación el Festival Resis optó por ofrecer el concierto de la Camerata OSG en la Área Municipal de Exposición, un espacio diáfano de 1300 metros cuadrados situado bajo el tejado de Palexco, en su zona central. En la parte próxima a las escaleras de acceso, mediante un sistema de paneles, se acotó  el mínimo espacio imprescindible para la actuación de la Camerata OSG para 50 espectadores (incluyendo el personal del Festival), rodeados de más paneles y los más diversos objetos y cachivaches que contribuían a limitar la escasa luz natural del anochecer. 

En la penumbra de ese espacio desangelado, pegados a la orquesta al grado de poder leer las particellas de los atriles, disfrutamos del concierto, que estuvo precedido de la lectura de un largo discurso en el que se hizo un ditirambo de las supuestas virtudes de RESIS, precedido de un desinhibido elogio de las políticas culturales del Ayuntamiento y la Diputación coruñeses, mientras los músicos aguardaban el momento de empezar a tocar. 

El tono y el contenido del discurso me trajeron a la memoria los NODOs, unos informativos de proyección obligatoria durante la dictadura franquista en todas las sesiones cinematográficas. Y reconozco que ese recuerdo me resultó sumamente incómodo.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.