Entrevistas

Jesús García: No veo ninguna diferencia entre Arte e Ilustración

Juan Carlos Tellechea
miércoles, 9 de junio de 2021
Estudios de cabeza de ogros © 2021 by Jesús García Design Estudios de cabeza de ogros © 2021 by Jesús García Design
0,0033207

El destacado artista, diseñador gráfico e ilustrador neoyorquino Jesús García (Bayamo/provincia de Granma, 1962) evoca aún hoy con mucho cariño las aventuras de su tierna infancia en una plantación de caña de azúcar de su familia, en el oriente de Cuba. Su madre, María, se había divorciado y pasaría a vivir junto con él por un tiempo en aquella hacienda. 

Guardo tantos recuerdos preciosos de mi niñez en esa finca, rodeado de una gran familia amorosa; a veces montado a caballo, a veces acompañando a mis tíos en los campos para saborear la dulzura del jugo fresco (guarapo) de la caña, relata Jesús muy emocionado.

Sería en 1969 cuando el pequeño Jesús García emigraría con su madre a los Estados Unidos, gracias a aquel primer programa (1961) para refugiados cubanos que llegaban por oleadas al sur de Florida. 

Nos ayudaba primero una tía que vivía con su familia en Nueva York, hasta que logramos situarnos independientemente.

A los grandes esfuerzos de su madre, hoy de 88 años, debe Jesús García la personalidad y la posición que ha logrado en esa sociedad. Ahora vive y trabaja en Manhattan, pero 

nunca he dejado de apreciar los grandes sacrificios que hizo mi madre por mí; una madre soltera y trabajadora, tan dedicada a criar a su niño en una tierra nueva, ni siquiera hablando el idioma.

Fue en 1982 que comenzó sus estudios en el Pratt Institute (campus de Brooklyn). Cuando cursaba el cuarto año tuvo que abandonar para apoyar a su madre, tras un tratamiento médico. Consiguió trabajo a tiempo completo para ayudar en el hogar y desde entonces le fue muy difícil volver a la Universidad.

Jesús García es un hombre que se ha hecho desde abajo, que ha luchado para ascender y que con su enorme experiencia nos ha dado una hermosa disertación académica sobre su creación artística. Estas son sus declaraciones exclusivas para mundoclasico.com

Juan Carlos Tellechea: Qué reflexiones le inspira este parón de actividades culturales en general y artísticos en particular por el coronavirus?

Jesús García: La verdad es que no tengo nada nuevo que opinar a este respecto. Como es sabido, lamentablemente las personas involucradas en el mundo cultural así como el público en general que disfruta de las artes han sido devastados por el parón. Tantos artistas, incluyendo a algunos de nuestros más íntimos amigos, han sufrido las repercusiones financieras, el estrés y una frustración a veces al borde de la depresión. El público se ha sentido privado de la alegría, la satisfacción y aún el consuelo que el arte y la cultura les pueden brindar. Gracias a la creatividad y generosidad de una cantidad de artistas talentosos, hemos tenido la oportunidad al menos de disfrutar de sus dones durante este tiempo difícil a través del Internet. Parece que las cosas se están mejorando. Esperemos que sí.

¿Qué balance (positivo y negativo) extrae usted de la situación?

En un esfuerzo por manejar las dificultades presentadas por la pandemia, veo ahora más importante que nunca sumergirme en mi arte. No solo me da un placer enorme, me ha ayudado a equilibrarme durante todo este trastorno planetario. Podría decirle que mi arte es una especie de oasis al cual me puedo acoger.

¿Qué proyectos tenía en marcha y cómo ha tenido que modificarlos, y cuáles puede emprender todavía?

Jesús García en Nueva York. © 2021 by Jesús García Design.Jesús García en Nueva York. © 2021 by Jesús García Design.

Cuando se inició la pandemia, tenía en curso algunos proyectos independientes (freelance) de diseño gráfico. Apreciaba el haber podido continuar trabajando en ellos y luego completarlos. Entretanto, me han llegado afortunadamente otros proyectos independientes de diseño gráfico, la pandemia ha afectado definitivamente el volumen de trabajo. En cuanto a mis ilustraciones, mi verdadera pasión, no las he promovido de forma agresiva simplemente por las exigencias de mi trabajo de diseño gráfico. Después de todo, hay que pagar las cuentas, ¿no? 

En fin, además de mi trabajo independiente, soy el creative visual director de una compañía de contenido y diseño para sitios de web, llamada HungryMonster.co., que establecí con dos socios justo antes del comienzo de la pandemia. Iniciar una empresa nueva es de por sí ya desafiante bajo circunstancias normales, cuanto más durante una pandemia. Sin embargo, resultó que la pandemia creó una mayor dependencia en el uso online, así que nuestros servicios llegaron a ser aún más relevantes que nunca.

¿Cuáles son sus áreas de trabajo (ilustraciones, publicidad...)?

Unas de mis especialidades como diseñador gráfico son la creación de marcas (branding) y el desarrollo de contenido visual para sitos de web y medios tradicionales. Mi experiencia abarca una variedad de industrias tales como la de las finanzas, el entretenimiento, el turismo y el cuidado de la salud.

¿Además de placer y amor por lo que se hace, qué debe aportar también un creador artístico o diseñador?

Se queda todo en el aprecio de la gente. Me da un gran sentido de gratificación crear algo digno de su aprecio. Saber que puedo llegar al corazón de la gente alimenta más aún mis esfuerzos.

¿Cómo, dónde y cuándo comenzó todo, quiénes fueron sus maestros, cuál fue su primera labor?

Consolation. © 2021 by Jesús García Design.Consolation. © 2021 by Jesús García Design.

Rastreo mi desarrollo artístico desde mi infancia; sentía una fascinación por los cómics, cuyas imágenes encontraba cautivadoras. Alimentaron mi imaginación y despertaron en mí el deseo de dibujar y crear cosas que no existen en el mundo real, pero que al mismo tiempo tienen elementos basados en la realidad. Debido a que no tenía a ningún mentor ni otra persona que me animara a seguir mi arte profesionalmente, pasé por un largo período de tiempo antes de cambiar de rumbo finalmente. Esto me llevó a ser aceptado en el Pratt Institute de Brooklyn, Nueva York, donde estudié ilustración, pintura de bellas artes y diseño gráfico.

Sus maestros

Al reflejarme sobre mi tiempo en el Pratt, hay dos profesores en particular que se destacan por la influencia que tuvieron en el desarrollo de mi formación como artista. Kent Williams, un profesor joven que enseñaba ilustración, trabajaba en la industria de los cómics y era pintor de bellas artes.

Me inspiraban muchísimo sus logros y su estilo de pintar. Además, trataba con el mismo tema que siempre me ha encantado: la ilustración para publicaciones de fantasía. El profesor Williams también había ilustrado, entre otras obras, una serie de novelas gráficas titulada Blood: A Tale (Sangre: Un Cuento) que me impresionó enormemente.

Joker. © 2019 by Jesús García Design.Joker. © 2019 by Jesús García Design.

La otra influencia sobresaliente era la del profesor David Passalacqua, conocido como el ilustrador del libro The Illustrated Manual of Sex Therapy (El manual ilustrado de terapia sexual), publicado originalmente en 1975. Me acuerdo muy claramente que el profesor Passalacqua tenía una habilidad increíble no solo como dibujante, sino también como “maestro“. Es decir que no nos instruía sencillamente como “profesor,” más bien se dirigía a nosotros hablando el idioma de un artista. Realmente sabía cómo conectar con sus estudiantes. Enfatizaba la individualidad más que nada o sea la importancia de tener una voz única. En realidad, esa era la filosofía del mismo Pratt Institute y por eso se la considera excepcional a esta Universidad. Fue allí donde aprendí la importancia de seguir mi propio estilo, único, en mi trabajo.

Comienzo profesional

Jesús García creando un diseño. © Jesús García Design.Jesús García creando un diseño. © Jesús García Design.

Mi primer trabajo en el campo artístico fue de asistente de un artista español en su estudio en el Greenwich Village de Nueva York. Yo trabajaba allí en proyectos con diferentes agencias de publicidad lo que eventualmente llevó a que una de ellas me contratase como su director de arte a jornada completa. Luego, después de más de 25 años trabajando para un par de otras agencias de publicidad, dejé aquel campo en 2009 y fundé mi propia firma independiente, la Jesús García Design. En aquel entonces, mientras intenté promover mis ilustraciones, en realidad necesitaba concentrarme en el diseño gráfico. No obstante, la ilustración no dejaba de figurar como una parte esencial de mi vida, y sigue siéndola.

Asimismo, mi ilustración cumple un papel imprescindible con respecto a mi trabajo de diseño gráfico. Están conectados. Todos y cada día, dedico cierta cantidad de horas a dibujar, lo que sirve no solo para mantener mi nivel de habilidad técnica, sino también para sostener la savia de los flujos creativos que son tan integrales a mi trabajo de diseño gráfico. Además, por supuesto, nutren mi pasión por la ilustración. Esa pasión es más específicamente por el arte conceptual, en particular por el diseño de criaturas y personajes. Mi experiencia como director de arte, junto con un amplio conocimiento de anatomía, me permite conceptualizar y ejecutar ideas especialmente únicas y creativas, desde bocetos rápidos hasta incluso ilustraciones a todo color.

¿Digital o análogo, lápiz y papel o directamente computadora, y por qué?

Con respecto a mis ilustraciones, la mayoría están hechas con bolígrafo sobre papel (en realidad es un bolígrafo común, el BIC round stick). Mientras muchos ilustradores optan por el enfoque tradicional del lápiz, en mi caso yo no tenía ninguna paciencia en absoluto para lidiar con ciertos aspectos del uso del lápiz ––como por ejemplo tener siempre que preocuparme por no embadurnar o manchar la imagen. Así que comencé a utilizar un bolígrafo inicialmente como una solución para evitar todo eso.

Pero, al mismo tiempo, el bolígrafo trae consigo el desafío inevitable de tener que comprometerme todas y cada una de las veces que lo pongo en contacto con el papel. Una vez que se ha colocado esa línea inicial en el papel no se la puede borrar ni retirar, así que uno realmente tiene que tener en mente una idea o concepción visual concreta antes que nada. Con el tiempo, adquirí más y más control sobre el bolígrafo hasta que llegué a tener la confianza para poder trabajar directamente en piezas reales en vez de tener que crear bocetos preliminares. Esto llegó a ser un proceso automático para mí, algo instintivo y natural. Me permite entrar en una zona del estado mental donde la visión que me he imaginado puede fluir al papel directamente y sin problema ninguno.

Red stairs. © by Jesús García Design.Red stairs. © by Jesús García Design.

Mis ilustraciones en color están hechas digitalmente en una tableta Cintiq, usando un lápiz digital y Photoshop. Mientras, amo también la pintura al óleo tradicional, y porque desafortunadamente no tengo el lujo de un estudio, desarrollé una técnica para crear digitalmente ese mismo estilo tradicional. La pintura digital es el estándar de la industria y tiene mucha demanda en cualquier trabajo de ilustración comercial.

¿Dónde radica la diferencia entre el arte y la ilustración?

No veo ninguna. Creo que ambos son lo mismo. Ambos pretenden contar una historia visual y guiar al espectador a través de un viaje de luces y líneas, sombras y color, culminándolo todo en un mensaje y provocando emociones. Así que si pensamos, por ejemplo, en la Mona Lisa, una pintura al óleo que inspira al espectador a preguntarse quién será ella, qué estará pensando y qué habrá detrás de esa sonrisa famosa, eso es efectivamente lo que hace una ilustración en un libro. Los dos cuentan una historia.

¿Cuál es el estado de esta actividad artística en Estados Unidos; y en comparación con América Latina, Europa, Asia y los demás continentes?

La conciencia mundial del arte y del artista se hace más fácil ahora gracias a la disponibilidad de plataformas en línea y comunidades artísticas. La gente puede acceder al arte a una escala mucho más amplia en el mundo entero. Hay tanto talento por allí para ver y apreciar más allá de la galería y el museo de ladrillo y cemento, aunque estos siempre seguirán siendo muy importantes. Mucho arte se reconoce más que nunca ahora por el Internet, en parte debido a la pandemia, pero más aún debido a la tecnología. No sé mucho sobre el estado del arte en el resto del mundo, pero me imagino que es más o menos lo mismo.

¿Hay algún tema o algún área que le interese a usted particularmente y en la que se haya especializado?

Sirena. © 2018 by  Jesús García Design.Sirena. © 2018 by Jesús García Design.

¡Sí! Mi amor por todo lo relacionado con la ciencia ficción y la fantasía es siempre una fuerza impulsora, particularmente en la creación de criaturas o personajes que transmiten una extrañeza extraterrestre, pero que al mismo tiempo tienen cualidades que todavía se basan en lo familiar. Por ejemplo, en mi obra llamada Sirena, inspirada por la película de Guillermo del Toro, The Shape of Water (La Forma del Agua), la criatura es parte mujer, parte pulpo. Por separado, los dos existen en el mundo real pero, obviamente, no en combinación (pues, ¡al menos por lo que sabemos hasta ahora!).

¿Hay algún objeto o asunto que le sea muy difícil a usted trabajar artísticamente, quizás por razones emocionales?

Eso tendría que ser cualquier representación de violencia, incluyendo cualquier cosa que esté relacionada con guerra; en otras palabras, las imágenes del mundo real, sean del sufrimiento o de la injusticia. Al mismo tiempo, si supiera que dibujar algo de esa índole podría tener un impacto positivo y así ayudar a efectuar cambios, lo podría hacer.

¿Cómo es el proceso de elaboración de una ilustración?

Mt. Rushmore. © by Jesús García Design.Mt. Rushmore. © by Jesús García Design.

Mi pasión es transformar la realidad en lo fantástico. Mis años de estudio en técnicas tradicionales de pintura y dibujo, incluido un enfoque en la anatomía, me dan la libertad de expresar mis visiones basadas en la realidad y transformar esa realidad en imágenes y temas surrealistas/fantásticos. Sigo inspirándome en artistas del Renacimiento como Caravaggio, artistas de fantasía como los grandes Frank Frazetta y Boris Vallejo, así como en ilustradores contemporáneos de las industrias del arte conceptual y de la novela gráfica.

Observo constantemente el mundo que me rodea, ya sea en la calle o en el metro, el cine, etcétera. Me pregunto: ¿Cómo puedo transformar lo que veo en algo diferente, algo único, maravilloso y creíble? Comienzo diciéndome: Está bien, esto existe de esta manera o en este ámbito específico, y, luego, empiezo a imaginarlo de una manera diferente. La cuestión: ¿Qué puedo hacer para convertir esto en algo único? pone en marcha el proceso creativo.

Fantasía más allá de la realidad

Una vez que comienzo a desarrollar un concepto, y después de que éste empieza a definirse más y parece tener potencial, se inicia la fase de investigación. Investigo todos los componentes individuales del concepto para asegurarme de que habrá un elemento realista y duradero que brinde credibilidad. En otras palabras, quiero que alguien lo mire y piense, ¡Vaya, esto realmente existe! cuando, por supuesto, no es así.

Cartel de la película «The Shining» de Stanley Kubrick. © by Jesús García Design.Cartel de la película «The Shining» de Stanley Kubrick. © by Jesús García Design.

Para mí, uno de los elementos más importantes para dar vida a cualquiera de mis creaciones es crear la sensación de que están vivas. Para lograr esto, dedico una gran cantidad de pensamiento y tiempo a la planificación de cada faceta del tema. Los gestos, el lenguaje corporal y la mirada son solo algunos ejemplos de los numerosos detalles que se ejecutan cuidadosamente mientras me esfuerzo por capturar la esencia de cada creación, es decir para darle vida. Siempre me alegra escucharle a mi pareja comentar que los ojos de mis personajes y criaturas se ven como si dentro hubiera un verdadero (y a veces espeluznante) ser vivo. (Ella los apoda García Eyes.)

Como fanático de las películas de ciencia ficción y fantasía, mi sueño es participar activamente como ilustrador conceptual de películas, videojuegos, novelas gráficas, etcétera, creando obras de fantasía realística. Mi objetivo es crear arte que sea único y emocionante, arte que cuente una historia, arte que inspire y emocione al espectador y lo transporte a un lugar más allá de la realidad.

¿Cómo definiría usted su propio estilo?

¡El realismo con un toque de lo extraño!

¿Qué es libertad para usted?

En términos generales, la libertad es la habilidad para poder expresarse y llevar una vida realizada siempre y cuando no lastimes a nadie en el proceso. El arte es simplemente otra forma de expresión a la que tenemos derecho. Es parte de cómo estamos todos conectados y cómo crecemos como sociedad.

¿Le ha pasado a usted alguna situación divertida o difícil en su trabajo que pueda relatar ahora con buen humor, con tristeza o con nostalgia?

Pieza enlazada

Hace varios años, habiendo laborado largas horas sin reposo, comencé un trabajo para una empresa financiera que necesitaba un folleto para uno de sus departamentos. Había tenido yo la idea de diseñar un grupo de individuos en silueta que proyectaban largas sombras. Desafortunadamente –– y lo atribuyo a mi cansancio y tal vez a mi pasión por la ciencia ficción –– no me di cuenta de que había creado el efecto de unos zombis caminando hacia el espectador.

El asunto no se hizo evidente hasta que se lo presenté a la clienta, quien me comentaba entre risas: Si hubiéramos deseado un folleto para 'The Night of the Living Dead' (La Noche de los Muertos Vivientes) ¡esto sería perfecto! En fin, años después esta historia llegó a tener un final imprevisible y muy especial: Aquella clienta es ahora mi amada pareja, Mallory, quien llegó a quererme a mí, con mis zombis y todo.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.