Entrevistas

Centenario de Astor Piazzolla

Museo Patrimonial Carla Algeri. Mujeres para un Museo

Juan Carlos Tellechea
lunes, 5 de julio de 2021
Carla Algeri © by lasargentinastrabajamos.com Carla Algeri © by lasargentinastrabajamos.com
0,0037507

Proteger y promover la diversidad cultural y natural es uno de los grandes desafíos del siglo XXI, y en consecuencia los museos y colecciones son medios primordiales para salvaguardar los testimonios materiales e inmateriales de la naturaleza y las culturas humanas, afirma la célebre compositora y bandoneonista Carla Algeri, Comisionada de la UNESCO para la Preservación del Tango y el Bandoneón como Patrimonio de la Humanidad.

Carla Algeri. © by carlaalgeri.com.ar.Carla Algeri. © by carlaalgeri.com.ar.

La consagrada artista se propone inaugurar en la ciudad de Oporto (Portugal), con apoyo oficial, privado y comunal, su Museo Patrimonial – Carla Algeri – Mujeres para un Museo que contará con numerosas salas dedicadas a compositores de música, escritores, poetas artistas plásticos, e incluso al arte de la gastronomía, así como al hermanamiento de las culturas entre los diferentes países del área Iberoamericana y de Europa en general.

La pandemia nos ha demostrado fehacientemente que los museos y colecciones contribuyen a la democracia y a la promoción de los derechos humanos. Su valor intrínseco como custodios del patrimonio cumple una función cada vez más importante, contribuyendo al bienestar material y espiritual de los ciudadanos de todo el mundo, al estimular la creatividad y ofrecer oportunidades para las industrias creativas y culturales, así como para las actividades recreativas, tan trascendentales en estos tiempos.

En la larga tradición de las nobles mujeres que contribuyeron a la grandeza cultural de la Argentina, Carla Algeri, profunda admiradora de Victoria Ocampo, viene cumpliendo desde hace varios años una más que extraordinaria labor de difusión cultural y de promoción social con instituciones fundadas y organizadas por ella en Argentina (Buenos Aires: Polo Bandoneón, Fundación Bandonium) o que respalda en Colombia (Orquesta Juvenil de Cámara, de Medellín), así como en Estados Unidos (MiaArgentina, Miami) y a las que se sumarán las que emprenderá en estos días en diversas ciudades portuguesas.

Con motivo de la próxima apertura virtual de su institución, Algeri ha accedido muy gentilmente a una entrevista con mundoclasico.com . Estas son sus declaraciones exclusivas:

Juan Carlos Tellechea: ¿Con quién, de entre las grandes mujeres argentinas que contribuyeron decisivamente a la cultura de tu país, te sientes tú más identificada y por qué?

Carla Algeri: Tengo profunda admiración por muchas mujeres, pero Victoria Ocampo ha sido para mi una gran referente. Victoria ha luchado por lo que creía sentía y pensaba. Apoyó la cultura, dejando su fortuna para darle continuidad a su legado. Nacida a finales del siglo XIX dentro de una de las familias más tradicionales de Argentina, inauguró un espacio de libertad inexistente en la sociedad de esa época y ha trascendido y transgredido fronteras que estaban delineadas con mucha claridad y hermetismo para las mujeres de aquella época.

Fundó una revista y convocó a grandes escritores del siglo XX a participar en ella. Sus cartas con María Elena Walsh, guiándola por los senderos de la cultura desde sus comienzos. Patrocinó todas las artes para llevar adelante su proyecto de construcción de una cultura más moderna. Se hizo escuchar, luchó por la igualdad de género y por la paz.

La UNESCO la define como "ciudadana del mundo", y como tal, logró reunir en sus proyectos a una constelación de figuras de orígenes y tendencias más dispares. En su casa, Villa Ocampo, hizo un centro de irradiación cultural cuya intensidad se prolonga en el siglo XXI. Siento por ella una profunda admiración.

¿Cómo, cuándo y dónde surgió la idea de este Museo?

Tus preguntas me remontan siempre a cosas muy profundas en mi corazón. Preservar y difundir de generación en generación siento que es mi compromiso como mujer; siento que es mi responsabilidad transmitir el legado cultural de mis ancestros. Hoy, en el siglo XXI, a 200 años de la fabricación del bandoneón, en los 100 años de Piazzolla, un sin fin de aniversarios que nos piden a gritos la continuidad de nuestra cultura patrimonial.

Tuve la suerte y el privilegio de que lleguen a mí tesoros patrimoniales que desde pequeña fui guardando como una caja de recuerdos que luego fue creciendo hasta convertirse en el testimonio cultural de nuestro pueblo. Partituras, libros de mis maestros con sus anotaciones, bocetos de composiciones de los grandes músicos, composiciones hechas para mi, imágenes, músicas, anécdotas e historias. Yo era la que de pequeña me guardaba los boletos de un colectivo, porque me había llevado a un destino que había que recordar, como el primer día de la universidad por ejemplo…

Volando entre Lisboa y Buenos Aires

Viajaba en un avión de Air Europa desde Lisboa a Buenos Aires y al subir en el tramo Madrid Buenos Aires, me encontré con uno de mis alumnos. Me dio un gran alegrón. Cuando me los encuentro en los aeropuertos siento que lo he logrado. Me habló de su viaje a Alemania, de donde estaba regresando y me contó sobre unos bandoneones que necesitaban un espacio para ser cuidados y conservados.

Al poco tiempo me contactó la persona que los tenía. Un bandoneonista alemán que había hecho lo mismo que yo, pero con bandoneones de sus antepasados. Viajé a Alemania a fin de conocerlo, fui a su magnífico Festival de Bandoneones en Klingenthal (Sajonia), di talleres, conocí los restos de las antiguas fábricas de estos instrumentos, visité las nuevas y me colmé de energía y emoción.

Carla Algeri con la Banda da Armada de Portugal dirigida por Délio Gonçalves en el en el concierto del V Centenario de Magallanes. © 2021 by Banda da Armada de Portugal .Carla Algeri con la Banda da Armada de Portugal dirigida por Délio Gonçalves en el en el concierto del V Centenario de Magallanes. © 2021 by Banda da Armada de Portugal .

Me contó que quería poner todo eso en Buenos Aires. Me quedé en silencio pensando en cómo podía yo hacer eso y lo que podía suceder si lo concretaba. Sentí que era muy complejo cruzar el mundo con todo ello. Llevaba tiempo trabajando en Portugal y me pareció que desde allí podíamos juntos llevar adelante nuestro sueño de preservación y continuidad.

Una voz en el desierto

Golpee todas las puertas que conocía: la Fundación Gulbenkian, el Teatro São Carlos, El Teatro Tivolí de Lisboa, La casa de América Latina, el Museo de las Fuerzas Aéreas portuguesas y finalmente, una amiga muy querida, enamorada del tango, me recomendó en la ciudad de Maia al norte de Portugal.

Fui a reunirme con el Secretario de Cultura por otros temas y entre conversaciones sobre la cultura y mi viaje a Alemania, me mostró su interés en el proyecto. Llamó a sus colaboradores para que me transmitieran la idea de una finca restaurada en Porto y todos los demás detalles al respecto.

Hablamos mucho en ese viaje. Fui a Alemania, luego regresé a Maia en noviembre, avancé lo más que pude, pero finalmente nunca me volvieron a llamar.

Mujeres emprendedoras

Me quedé siempre pensando qué podía haber sucedido. Al año siguiente seguí buscando y en un evento cultural donde yo tocaba, me puse a conversar con dos mujeres magníficas que también se dedican en su profesión a lo que yo llamo patrimonio. Seguimos hablando y ellas me dijeron por qué no lo hacía en Oporto. Era la segunda vez que lo escuchaba. Les dije, que porque no conocía a nadie. Y ellas me dijeron… ¡Nos conoces a nosotras!

Y allí empezamos Mujeres para un Museo. Sin siquiera proponérmelo todas las personas que han intervenido y me han apoyado e incentivado a seguir eran mujeres. Me pareció que solo bandoneones no era suficiente y que debía ampliar lo que queríamos difundir y preservar. Pensé entonces en instrumentos latinoamericanos, luego instrumentos patrimoniales, gastronomía, escultura, fotografía, hilados, y así el proyecto sigue creciendo a medida que el tiempo transcurre. Nos sorprendió la pandemia, por lo que no pude regresar hasta ahora y es recién en este viaje en el que estoy retomando las acciones para intentar llevar adelante lo que con tanto amor nos propusimos.

Entretanto, ha surgido el interés de un coleccionista privado que ofrece su mansión para convertirla en un museo y estamos en tratos bastante avanzados en estos momentos.

¿Cuándo se pondrá en marcha o se abrirá este museo?

Vine en este viaje a Portugal a ver las instalaciones y comenzar lo que no se pudo hacer antes, porque la pandemia no lo había permitido. Tenemos la infraestructura, los actores público, privado y social. Los componentes del museo. Nos queda hacer el montaje que se vio demorado por el coronavirus. Inclusive me fue muy difícil viajar. He venido en una misión especial por la conmemoración de los 500 años de la muerte del navegante Fernando de Magallanes convocada por   la Armada Portuguesa.

Estamos en marcha... Primeramente lo abriremos de forma virtual para que tenga difusión en todo el   mundo y su fecha la anunciaremos próximamente.

¿Cuál fue el papel de Portugal en este proyecto?

No lo ha tenido aún. Yo busqué dónde llevar adelante este proyecto y aún sigo en ello. Me apoya mucho la gente, los colegas, las autoridades de los municipios, embajadores portugueses en otras ciudades, gente de la cultura, amigos, empresarios, así como también amigas y colegas en Argentina. Pero aún, por el tema de la pandemia, no pudimos inaugurar el proyecto. Es por ello que armamos un modelo virtual para poder dar difusión, buscar apoyos, despertar más interés, dar a conocer toda la labor que estamos haciendo.

¿Cuál es el papel de la UNESCO en este Museo?

Carla Algeri. © by carlaalgeri.com.ar.Carla Algeri. © by carlaalgeri.com.ar.

La UNESCO tiene todo un protocolo para aplicar a los Museos. Habiendo fundado ya Polo Bandoneón en Buenos Aires, como compromiso para la preservación y difusión del tango, fundé la orquesta de tango en Medellín (Colombia), la cátedra en la Universidad de Antioquia, la Escuela de bandoneones en la Red de escuelas de Música, etcétera, y siendo el Tango Patrimonio de la Humanidad, una de las obligación es difundir y preservar el patrimonio. Quizás me toca agregar para los lectores que la presentación de Tango como Patrimonio de la humanidad está hecha a partir del Bandoneón como instrumento Patrimonial en desaparición y extinción.

¿Cómo se financiará el Museo, es una entidad privada o pública?

De ambas maneras y yo te agrego que tiene una tercera, que es el aporte de la comunidad con su presencia y sus cuidados. Creo que lo público, lo privado, así como la comunidad y trabajando todos juntos en equipo, dan el resultado perfecto para que un proyecto tenga siempre continuidad.

¿Qué objetivos tiene esta institución?

Preservar y difundir el patrimonio cultural de los pueblos desde sus orígenes hasta hoy. Talleres con maestros originarios de cada instrumento, partituras, publicaciones, museo interactivo, ediciones de libros, músicas inéditas, textos originales de puño y letra de autores, discos, conciertos, muestra de esculturas, pinturas, fotografías y gastronomía.

¿Quién dirige o dirigirá el Museo, cómo se componen o compondrán sus autoridades u órganos directivos?

Somos un grupo de personas trabajando juntas, cada una especialista en su área. Creo que el trabajo en equipo es lo que asegura alcanzar los objetivos.

¿Quiénes son las personas que trabajan junto contigo apoyándote en este proyecto?

La nómina es muy extensa, pero te menciono a los que dijeron “sí“ desde un comienzo y que han aceptado ver difundidos sus nombres en esta entrevista: Heinrich Konrad, bandoneonista y coleccionista de bandoneones. Director del Festival de Bandoneones de Sajonia /Alemania. El Proyecto Bandonium, dirigido por la maestra Carla Algeri y todo su equipo de colegas que colaboran con la música como: Armando de la Vega, Rafael Gintoli, Eduardo Pulis, Sergio Rivas, Lautaro Benavidez, Facundo Benavidez, Roberto López, Néstor Marconi, Leonardo Marconi, Damian (afinador y restaurador de bandoneones), taller Rodegher, Juan Alberto Pugliano, Malena Kuss, Teresita Gómez, Daniel Aguilar Corrales, Daniel Flores, Julian Orrego, Javier Ocampo, Agustín Federico Marchesín (futbolista, portero del FC Porto), Lu Yanan (solista de pipa y guzheng), Francesco Belli, Héctor González, Americo Russo, Stanimir Todorov, Antoio Zambujo, Luis Salgado, Delio Goncalves, y otros. Casa Magda Frank. Lic. Tulio Andreusi Guzman, Fundaciòn Fioravanti, Lic. Tulio Andreusi Guzmán y la Dra Cristina Guzmán, Dra.Liceth Santos (abogada), Dr. José Pedro Vieras (abogado), Dra. Rosa Annese (abogada), Dr. Nicolás Barin (abogado), Ing. Sebastián Barin, Lic. Nestor Correa (cineasta), .Lic. Pedro Rapoula, Lic. Alina Sakarias (chef), Julio Lagos (periodista), Lic. Roberto Elizalde (historiador), Dr. Sebastian Algeri. Lic. Marcela Hurquebie. Presidente United Nations of the Arts / UNESCO en Buenos Aires, Ing. Alejandro Raineri (prensa y relacionista público), Empresas privadas que apoyan la cultura, embajadores, personalidades de la cultura, artistas, colaboradores de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como el Lic Pablo Garzonio, y el equipo del área de cultura de la cancillería argentina.
Y ... Muchas personas más con devoción por la cultura que apoyan cada iniciativa y me acompañan en el día a día. A todos ellos mi agradecimiento eterno.

¿Qué espacio tiene o tendrá aquí la cultura ibérica (Portugal y España)?

Toda la cultura europea tiene un rol muy importante ya que allí están los orígenes de la cultura latinoamericana. Se dice que no hay un compositor netamente nacional en nuestras tierras, ya que todos tenemos antepasados y somos la resultante de muchas culturas. Nuestra música y nuestra cultura son universales.

¿Qué importancia tiene este Museo en el panorama museístico local?

Aún no se ha presentado. Ojalá que logremos integrarnos al interés de las comunidades de todas las ciudades y podamos cumplir con todo lo que significa un proyecto tan significativo como este

¿Qué deseos, aspiraciones o sueños quedan todavía pendientes para este Museo?

Inaugurarlo, que lo que se comprometa y se firme se cumpla; que tenga continuidad en el tiempo sin que los intereses personales afecten el objetivo universal de los pueblos que es la preservación de la cultura; que logremos en este espacio que la cultura no esté hermanada a la política. Que seamos capaces de darle continuidad sin importar los cambios políticos; que muchos jóvenes y niños puedan impregnarse de la cultura ancestral de los pueblos; y que quienes son poseedores de ellas puedan transmitírselas a las generaciones siguientes.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.