Reportajes

Schoenberg: dos continentes unidos por el sonido

Redacción
miércoles, 14 de julio de 2021
 Arnold Schönberg (1948) © Florence Homolka |  Schoenberg Archives at USC Arnold Schönberg (1948) © Florence Homolka | Schoenberg Archives at USC
0,0002578

La mediateca de Austria, en colaboración con el Centro Arnold Schoenberg, han preparado una exposición online titulada Schönberg, uniendo dos continentes en sonidos. A lo largo de su vida, Arnold Schönberg reunió más de 400 grabaciones fonográficas de sus propias obras musicales, de obras de otros compositores y grabaciones de voz, que además de su valor intrínseco para documentar la vida y obra del compositor son una importante muestra de la historia de la grabación sonora en la primera mitad del siglo XX. 

A la muerte de Schoenberg, estas grabaciones se conservaron en California, donde el compositor vivió desde su traslado a EEUU en 1933 hasta su muerte en 1951. En 1998 este material se trasladó a Viena, estuvo expuesto en la Mediateca Austríaca durante un breve período y fue conservado en el Centro Arnold Schoenberg hasta que en abril de 2019 volvió a la Österreichische Mediathek para proceder a su digitalización y conservación a largo plazo. La colección contiene grabaciones de baquelita, discos privados, prensados de prueba, grabaciones comerciales, etc. que han sido digitalizadas y restauradas digitalmente para su uso en esta exposición online y posteriormente. 

Las grabaciones más antiguas provienen de la época en que Schönberg estaba en Berlín y se iba interesando por las grabaciones radiofónicas como medio de difusión de la música contemporánea. A pesar de los problemas que Schoenberg veía en estas primeras grabaciones, fue una persona abierta a las nuevas innovaciones técnicas y usó las grabaciones sonoras de diferentes modos. Durante su exilio en Norteamérica, Schoenberg, su esposa Gertrud y su hija Nuria hicieron algunas grabaciones de voz -mensajes de felicitación- para enviar a su suegra Henriette Kolisch, quien seguía viviendo en Viena. Tras la guerra las grabaciones fonográficas fueron para él un modo de mantenerse en contacto con Europa y su vida anterior: recibía grabaciones que le mantenían al tanto de la vida concertística que iba reviviendo y de las obras suyas que se tocaban en Europa, sin su participación directa. 

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.