Una jirafa en Copenhague

El juego del calamar: La tontería del año

Omar Jerez
miércoles, 20 de octubre de 2021
El juego del calamar © Dominio Público El juego del calamar © Dominio Público
0,0004646

¿Has visto el juego del calamar?¿No has visto el juego del calamar?

¡Tienes que ver el juego del calamar! ¡Es una obra maestra! ¿En que capítulo te has quedado?

¡Vais a flipar a partir del tercer episodio! ¡No sabes lo que te estas perdiendo! ¡Ha sido record histórico de la serie más vista en NETFLIX!

El mundo de los seriéfilos se ha paralizado con una de las series más tontas que ha dado el 2021.

He aquí mi base conceptual (aunque lo de conceptual quizá es demasiado para el jugo del calamar... ) para clasificarla como una serie de masas con un público infantil muy poco exigente.

Esta “maravilla” bebe descaradamente de películas como The Game de David Fincher, Eyes Wide Shut de Stanley Kubrick, V de Vendetta de James Mc Teigue o por no extenderme hasta el infinito con Battle Royale de Kinji Fukusaku.

Si no fuera suficiente con el refrito anterior, debemos añadirle también unos personajes estereotipados hasta resultar insultante:

El perdedor héroe.
El triunfador despiadado.
El inmigrante hermanito de la caridad.
La chica torturada por un pasado que nadie conoce.
El mafioso tosco.
El anciano fingiendo en un papel tan previsible como risible

Los clichés se repiten una y otra vez en una serie de actos que  provocan  risas más que cualquier atisbo de compasión.

El juego del Calamar tienen el cum laude por unanimidad gracias también a la siguiente tanda de chorradas estereotipadas:

El capitalismo es malo malísimo.

El individuo solo es un depredador, pero colectivamente es un ser lleno de paz y amor (clara referencia al marxismo cultural) (Buscar en Google la palabra Holomodor)

Responsabiliza de sus desgracias a todo lo ajeno (A pesar de que en la serie habla de estafadores, mafiosos , ladrones y gente poco fiable, pretende que sintamos algo de ternura con seres que ninguno de los espectadores tendríamos cómo amigos en la vida real)

Y como era de esperar esta serie para intelectuales de primer nivel pasa a convertirse en mito  de la mano de una ola de conspiranoicos que solo ellos, como elegidos divinos han conseguido descifrar  un mensaje supuestamente “críptico que lanzan a la humanidad”.

Si no has visto la serie, que sepas que eres un privilegiado, un elegido (pero de los de verdad) por esquivar los males de la estupidez global, tu tiempo no es recuperable, no veas está soberana estupidez.

Y a los que aman esta serie, estoy seguro que NETFLIX tiene un llamado para vosotros, un mensaje oculto al alcance de muy pocos, pero lo importante para que podáis seguir descifrando como acabar con todo lo establecido, es que sigáis pagando la cuota de suscripción cada mes mientras seguís luchando contra el terrible capitalismo.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.