Convocatorias

El ciclo de Músicas Históricas de León reivindica a Rodríguez de Hita

Redacción
miércoles, 19 de enero de 2022
Cartel del ciclo © EEMM Cartel del ciclo © EEMM
0,0006331

A las puertas de su vigésima edición, el ciclo de Músicas Históricas de León ha querido poner en valor la figura de Antonio Rodríguez de Hita coincidiendo con el tricentenario del que fuera maestro de capilla y organista, además de autor de algunas de las mejores páginas de música sacra y zarzuela de nuestro patrimonio. El compositor madrileño, uno los más audaces y prolíficos del siglo XVIII, estará presente de manera transversal y a través de todas sus facetas (de la religiosa a la más festiva y teatral) en el concierto inaugural de La Grande Chapelle (19 de enero), en la propuesta de La Real Cámara (4 de febrero) y también en los atriles del original programa de Los Músicos de Su Alteza (11 de mayo).

Además de la serie de conciertos programados en el Auditorio de León, el ciclo incluye diversas actividades pedagógicas, como el XI Curso de Extensión Universitaria, organizado conjuntamente por el CNDM y la Universidad de León en busca siempre del diálogo entre el público y los especialistas (Albert Recasens, Emilio Moreno, Álvaro Garrido, Luis Antonio González…), y el IX Curso Internacional de Interpretación Vocal Barroca (23 de febrero) que, de la mano de su director y mentor, Eduardo López Banzo, se ha convertido en los últimos años en un escaparate para nuevas promesas del canto.

Desde  su origen, el ciclo de Músicas Históricas de León y ha apostado de manera decidida por la recuperación y difusión del patrimonio musical español con la inestimable colaboración de los mejores intérpretes y formaciones de cada especialidad bajo el paraguas de la programación integradora, dinámica y plural del CNDM. De esta manera, además de los fastos conmemorativos en torno a Rodríguez de Hita, Artefactum (27 de abril) rememorá a través de varias partituras los ocho siglos transcurridos desde el nacimiento en Toledo del Alfonso X El Sabio, rey de Castilla y León.

Todos los caminos del barroco

En el concierto inaugural del 19 de enero, Albert Recasens y La Grande Chapelle se centrarán en la figura de Antonio Rodríguez de Hita (a quien ya dedicaron un álbum esclarecedor hace una década) con una propuesta (piezas a ocho voces, presentadas por primera vez en época moderna) que ahonda en la perseverancia de la música policoral en el ámbito hispánico. Con un programa centrando en el mismo compositor, La Real Cámara de Emilio Moreno invocarán (4 de febrero) algunas de sus aportaciones al género de la zarzuela (a su paso por las páginas de Las segadoras de Vallecas y Las labradoras de Murcia, entre otros títulos) en compañía de la soprano Aurora Peña y el tenor Francisco Fernández-Rueda.   

Para dar impulso a la nueva cantera de cantantes (la soprano Belén Vaquero, el contratenor Mikel Uskola y el tenor Josu Cabrero), Eduardo López Banzo (en la dirección y el clave) volverá a enfrentar en IX Curso Internacional de Interpretación Vocal Barroca (23 de febrero) a los que fueron grandes rivales en vida por el primer puesto en la ópera: Händel y Giovanni Bononcini. De vuelta a una de sus especialidades, el barroco francés de principios del siglo XVIII, el director Robert King y ensemble The King’s Consort se centrará (16 de marzo) en el legado de tres virtuosos de la viola de gamba (François Couperin, Jean de Sainte-Colombe y Marin Marais) de la mano de la soprano Madison Nonoa y la mezzo Marianne Beate Kielland.

Por su parte, y de nuevo en el Auditorio Ciudad de León, el Ensemble 1700 desgranará (5 de abril), con Dorothee Oberlinger (flauta y dirección) y Dmitry Sinkovsky (contratenor y violín) a la cabeza, las piezas (Händel, Telemann, Vivaldi, Corelli, Bach…) un atípico repertorio de música barroca (con la folía como hilo conductor) reunidas bajo el sugestivo título ¡Alegrías furiosas! El 27 de abril, Artefactum y el actor Nacho Bravo rememorarán los ocho siglos transcurridos desde que naciera el rey Alfonso X el Sabio en Toledo, cuya influencia en la música a través de las Cantigas quedará en el surtido de piezas reunidas en el original e inaudito catálogo Ego Rex y en las que el arte es la razón suprema para la loa.

El programa de Los Músicos de Su Alteza, que dirigirá (11 de mayo) Luis Antonio González, con Eugenia Boix y Olalla Alemán entre el elenco de solistas, convoca a dos de los músicos españoles más importantes del siglo XVIII: José de Nebra y Rodríguez de Hita. Fruto de ese encuentro, surgirá un seductor ramillete de tonadillas, sainetes y otras composiciones festivas. Por último, en el concierto de Musica Alchemica (28 de mayo), el grupo de la violinista Lina Tur Bonet, ambos residentes de la presente temporada del CNDM, contrastará, con su habitual rigor y maestría, la música orquestal de Bach con la de uno de sus modelos, Vivaldi.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.