Una jirafa en Copenhague

Entrevista Intrapersonal Confrontada Omar Jerez con Pedro Fernández Razkin

Omar Jerez
miércoles, 26 de enero de 2022
Pedro Fernández Razkin © 2022 by Mikel Saiz Pedro Fernández Razkin © 2022 by Mikel Saiz
0,0007371

Pedro Fernández Razkin es sinónimo de notas musicales, noches largas y poesia.

Media vida subido a un escenario, Razkin lleva más de 500 directos tras su espalda, vive por y para la música sin condiciones.

Pedro no ha dejado de componer ni con una pandemia,en su bagaje como artista podemos encontrar bandas como MR Fylyn y La Fuga ( voz durante 10 años), pero Razkin ahora vuela solo, Polizón fue su tema carta presentación en Norte, un disco honesto y muy él.

Cuando uno tiene la posibilidad de ver un directo en el que aparece Razkin, es testigo principal de la energía y felicidad que transmite; el tiempo se detiene entre acordes, camaradería y sonrisas.

Nuestro protagonista de Entrevista Intrapersonal Confrontada* de esta semana, Pedro Fernández Razkin no solo plasma su poesía en canciones, su primer poemario Pedradas vió la luz en 2019 de la mano de Desacorde ediciones.

Un músico de vocación y vida, cercano y humilde como pocos.

Un artista en mayúsculas, un lujo de entrevista.

¡Gracias!

Entrevista a Pedro Fernández Razkin

¿Alguna vez te han hecho una entrevista parecida?

Nunca. Por un momento se me ha hecho realmente aterrador no saber qué preguntarme a mí mismo ya que creo que todo lo que tenía que contar ya lo he hecho en algún momento. 

¿Cómo has caído aquí?

Una propuesta de Julia, pareja de Omar, que muy amablemente me pidió esta entrevista. 

¿Te está costando verte cara a cara como si tú fueras tu propio entrevistador?

Bastante, creo que ésto es un ejercicio de autocrítica y de valoración hacia el mundo periodistico. Más aún al amateur que hacen entrevistas para medios independientes totalmente por, nunca mejor dicho, amor al arte. 

¿Qué has hecho mientras el mundo se paralizaba?

Justo tres días antes de la pandemia y de que todo el planeta cerrara sus puertas yo estaba estrenando en Fnac Callao de Madrid mi primer disco en solitario y mi primer libro. Después de dos meses de cancelaciones de conciertos y viendo que no había posibilidad de empezar las presentaciones como debieran, me puse a componer mi segundo disco. Todo ello para cuando el mundo empezase a rodar medianamente bien, poder presentar los dos discos como si de uno solo se tratase.

¿Cuál es la clave de la recuperación musical?

Que la gente se mentalice realmente de que a la música se le apoya en los conciertos y consumiendo su música. Detrás de la situación que estamos pasando vendrá la sobre saturación de conciertos y con ello, volverán las cancelaciones por no tener público para todos ellos. Necesitamos bandas y artistas que vayan cogiendo el relevo a los grandes porque llegará el momento que ya no estén. Y para que eso pase, hay que consumir música de la casa. 

¿Cuál es tu medio favorito para viajar?

Sin duda el tren. Por circunstancias de las pasadas giras me ha tocado tener que viajar bastante en tren y creo que es el medio en el que más a gusto he compuesto algunas de mis mejores canciones. El tren te permite mirar por la ventana el paisaje sin sentirte culpable por no estar haciendo nada. Para que terminase de ser perfecto anularía los móviles en el trayecto, como en los aviones. 

¿Cuál es tu hobbie ? 

Mi hobbie es mi trabajo, hacer canciones y tocarlas en directo. Interpretarlas en los diferentes formatos que la pandemia nos ha ofrecido. En solitario, con dos músicos o con la banda al completo. Y afortunadamente he tenido oportunidad de hacerlo. 

¿Dónde te puede encontrar la gente?

De momento en las redes @pedrorazkin @razkin.oficial En breve y por fin, en los conciertos.

¿Cómo te gustaría despedir esta entrevista?

Me gustaría dejar una pregunta a la siguiente entrevistada o entrevistado. ¿Cuál es la canción de Razkin que más te gusta? 

*Entrevista Intrapersonal Confrontada (O cómo responder y después preguntar)

La entrevista es un género periodístico fundamental. De hecho, se podría considerar su piedra angular, porque permite al periodista confirmar, acceder y conocer los hechos de manera directa, sin intermediarios, hablando con la fuente y estableciendo un diálogo con los protagonistas.

Lamentablemente, y salvo honrosísimas excepciones, la entrevista, ese momento excepcional que combina conversación, reto y seducción, se ha convertido en un acto seco, forzado, en el que demasiado a menudo el entrevistado no quiere responder y al entrevistador le da lo mismo que no quiera. El momento sublime que permite al periodista ejercer su derecho a preguntar se transforma en un trámite, una penitencia o directamente un combate tosco y sin ningún vencedor.

En otras ocasiones, los entrevistados han tenido una clase por parte de sus asesores para evitar, rodear o directamente eliminar preguntas incómodas, que suelen ser precisamente las que el periodismo debe y puede hacer. El resultado, nuevamente, queda en un limbo de medias verdades y frases insulsas. Por no hablar de las entrevistas promocionales asociadas a algún producto cultural, tipo cine, literatura y música, donde la superficialidad es tan apabullante que se podrían mantener las preguntas hechas años antes y tendríamos la certeza de encontrar las mismas respuestas.

Ante este panorama, desolador y habitual en demasía, el artista y creador Omar Jerez propone una nueva fórmula, una nueva aproximación al género que exige una complicidad de ambas partes (tomando como inspiración las entrevistas noveladas que hizo durante años Milan Kundera) para generar un contenido atractivo, valiente, que enriquezca al lector y que suponga una aventura donde ni el camino ni el destino queda prefijado.

El nuevo concepto se llama Entrevista Intrapersonal Confrontada, (EIC), y tiene como cimiento inamovible la siguiente premisa: el entrevistado genera un discurso a priori, provocado y sugerido (o no) por el entrevistador, y posteriormente el periodista edita y da forma periodística a ese contenido. Se crea una arcilla pura que será moldeada por las manos expertas del entrevistador, a posteriori.

A continuación se exponen los 10 puntos que definirán cualquier EIC que se haga a partir de ahora, y que creemos supone una innegable revolución en este género. Es tan sencillo como invertir el orden para recuperar la pureza que nunca debió perder.

Decálogo para una Entrevista Intrapersonal Confrontada (EIC)
1- Cualquier persona, tenga o no relevancia pública, podrá solicitar a un periodista la realización de una EIC. Igualmente, cualquier periodista podrá solicitar la realización de una EIC a cualquier persona o personaje.
2-Cualquier EIC tiene como base fundamental la relación que se establece entre el periodista y el entrevistado, así como la reinterpretación del concepto de entrevista para el siglo XXI.
3- Una vez aceptada la realización de la EIC, se propondrá, por cualquiera de las partes, un tema sobre el que girará la narración, así como su extensión. Igualmente podrá ser de libre elección si así se decide de mutuo acuerdo.
4-El entrevistado construirá libremente una narración sobre la temática escogida, que podrá ser creada en cualquier formato: texto, audio, vídeo, ilustración, así como cualquier combinación entre estos. El periodista no intervendrá nunca en esta parte del proceso.
5-El periodista recibirá esa narración y a partir de ahí construirá una EIC en la que se compromete a mantener el sentido del texto original, y podrá modificar, eliminar, ampliar o extender la entrevista para tratar de llegar a la naturaleza real del entrevistado. Podrá solicitar más información al entrevistado, así como convertirla a otro formato.
6- Bajo ningún concepto el periodista podrá utilizar la información en bruto para difamar o menoscabar la figura o reputación del entrevistado.
7- El periodista deberá entregar una copia de la EIC antes de su difusión al entrevistado para que la confronte y certifique que se ha mantenido el sentido original, no entrando éste en consideraciones de estilo y forma.
8- El periodista puede declarar la EIC nula si percibe que está falseada o que el entrevistado se aleja del objetivo principal, que es un ejercicio de honestidad consigo mismo.
9- El espectador, para poder completar la experiencia, debería tener acceso al discurso en bruto enviado por el entrevistado y la EIC  definitiva, para comparar y enriquecer la lectura/visionado/escucha del proceso.
10- Al contrario que en la entrevista clásica, en cualquier EIC la búsqueda de la verdad queda supeditada a la experiencia compartida, confrontada y colaborativa entre las dos partes.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.