Una jirafa en Copenhague

Entrevista intrapersonal confrontada: Omar Jerez con Alex de la Nuez

Omar Jerez
miércoles, 9 de marzo de 2022
Alex de la Nuez © 2022 by Alex de la Nuez Alex de la Nuez © 2022 by Alex de la Nuez
0,0011843

7 es el número sagrado para los hebreos, ya que, según su religión al Eterno le tomó seis días la creación del mundo, y al séptimo descansó.

7 son los pecados capitales.

7 es el símbolo que utilizaban los egipcios para representar la cabeza humana, ya que, son el número de orificios que tiene esa parte de nuestra anatomía: los ojos, los oídos, la nariz y la boca.

7 días tiene la semana.

7 notas musicales tiene Do, re, mi, fa, sol, la, si.

7 son las preguntas-respuestas que Alex de la Nuez en *Entrevista Intrapersonal Confrontada se ha formulado magistralmente.

En esas 7 preguntas Alex de la Nuez demuestra que los únicos con posibilidades de salir de una masacre de cualquier índole son los estoicos, y él, ha creado un meta lenguaje de lo que vienen a ser un estoico en el inescrutable mundo contemporáneo.

Alex de la Nuez ejerce la militancia desde la honestidad como ejercicio de autoconocimiento; en ese caminar llegó a un estado de supraconsciencia de lo qué es y lo que observa desde la ecuanimidad.

Pocas veces me he encontrado en 7 preguntas tantos guiños reflexivos que condensen una carrera de más 40 años de éxito y respeto por parte del sector musical y del público.

Pongamos un Alex de la Nuez en nuestras vidas como facilitador del proceso cerebral neurona espejo; todos queremos ser aunque sea una vez en nuestro confort de plástico, estentóreos en la toma de decisiones.

Mi estimado y respetable Alex de la Nuez: siento decírtelo, pero ya formas parte de la historia, en letras y composiciones, de la música española en MAYÚSCULAS.

Entrevista Intrapersonal Confrontada- Alex de la Nuez

Alex, eres conocido básicamente por la canción “Chas y aparezco a tu lado”

Por desgracia, a veces un éxito comercial te marca a fuego. Porque esa etiqueta te persigue y te cataloga, algo que en el ambiente del entretenimiento resulta necesario para facilitar el trabajo de la prensa.

Yo me vi obligado a componer un hit, literalmente. Por razones que desconozco he sido ninguneado sistemáticamente por lo que mi paso por Zombies y Tequila, las composiciones que me grabaron otros artistas ni mis prestaciones como músico eran tenidas en cuenta.

Tras mil portazos, tuvo que ser un éxito contundente el que despejara las dudas.

¿Por qué no has vuelto a componer otro hit?

Realmente, sí lo hice. Me propusieron participar en una campaña de marketing para Kas. En principio ni la idea ni la canción me atraían, pero puse mis condiciones (musicales) y llegué al nº 1.

Eso sí, debo ser el único artista del mundo al que no renuevan contrato tras un éxito semejante.

 Tu carrera es bastante poco prolífica. En solitario sólo tienes 2 discos 

Porque nadie apuesta por mí.

Lo cierto es que se suele decir que uno no quiere prostituirse. Eso es la tontería más grande que se puede oír. Desde el momento en que te expones a la opinión pública estás vendiendo tu cuerpo y alma al mejor postor.

En mi caso, lo que no quiero es hacerlo en un motel de carretera, quiero ser escort de lujo

¿Qué buscas en la música?

Ante todo, mi propio reconocimiento. Siempre ando en busca del “Tema” perfecto. Pero el arte tiene estas contradicciones y hay veces en las que necesitas la opinión ajena para reforzar la tuya. Me tengo en muy alta estima, pero vivo en un olvido profundo por lo que es una montaña rusa. Hice un par de streamings tocando la guitarra y hay gente que descubre que soy bueno, tras 40 años en el business.

¿Has pensado escribir tus vivencias?

Esa es una de mis contradicciones. Soy músico, la parte literaria tardó mucho en incorporarse a mis intereses. He llegado a tener una columna semanal en la sección cultural de Jorge Berlanga en el ABC. Leo asiduamente. Pero la realidad es que no aspiro a trascender, no me interesa la opinión ajena más allá de lo profesional. No me interesan ya ni la fama ni el éxito ni el dinero.

No estaría mal que alguien te nombre cuando la chica a la que has llevado (con un esfuerzo descomunal) a lo más alto recibe un premio muy prestigioso, pero quizás habría que preguntar a los que me ignoran.

¿A qué crees que se debe esta actitud?

Tengo la sensación de que desde pequeño he tenido una inexplicable suerte con las chicas. Esto genera muchos recelos. A eso le unes una completa idea equivocada de pertenecer a una familia acomodada, nada más increíblemente lejos de la realidad, tenemos el cóctel perfecto

¿Qué clase música haces actualmente?

Como es lógico, si bien estoy al tanto de las tendencias, no me veo reciclándome a estas alturas. Procuro tocar los estilos que me inspiraron a ser músico. Rock setentero, Beatles, etc… Las letras las cuido bastante más. Tengo un tema desde hace años que habla de la inevitabilidad de que la comunicación, RRSS etc, va a suponer un cambio de paradigma. A medida que los acontecimientos pasan, va ganando significado. A menos que llegue un momento en que la Inteligencia Artificial se adueñe de nuestros pensamientos…

*Entrevista Intrapersonal Confrontada (O cómo responder y después preguntar)

La entrevista es un género periodístico fundamental. De hecho, se podría considerar su piedra angular, porque permite al periodista confirmar, acceder y conocer los hechos de manera directa, sin intermediarios, hablando con la fuente y estableciendo un diálogo con los protagonistas.

Lamentablemente, y salvo honrosísimas excepciones, la entrevista, ese momento excepcional que combina conversación, reto y seducción, se ha convertido en un acto seco, forzado, en el que demasiado a menudo el entrevistado no quiere responder y al entrevistador le da lo mismo que no quiera. El momento sublime que permite al periodista ejercer su derecho a preguntar se transforma en un trámite, una penitencia o directamente un combate tosco y sin ningún vencedor.

En otras ocasiones, los entrevistados han tenido una clase por parte de sus asesores para evitar, rodear o directamente eliminar preguntas incómodas, que suelen ser precisamente las que el periodismo debe y puede hacer. El resultado, nuevamente, queda en un limbo de medias verdades y frases insulsas. Por no hablar de las entrevistas promocionales asociadas a algún producto cultural, tipo cine, literatura y música, donde la superficialidad es tan apabullante que se podrían mantener las preguntas hechas años antes y tendríamos la certeza de encontrar las mismas respuestas.

Ante este panorama, desolador y habitual en demasía, el artista y creador Omar Jerez propone una nueva fórmula, una nueva aproximación al género que exige una complicidad de ambas partes (tomando como inspiración las entrevistas noveladas que hizo durante años Milan Kundera) para generar un contenido atractivo, valiente, que enriquezca al lector y que suponga una aventura donde ni el camino ni el destino queda prefijado.

El nuevo concepto se llama Entrevista Intrapersonal Confrontada, (EIC), y tiene como cimiento inamovible la siguiente premisa: el entrevistado genera un discurso a priori, provocado y sugerido (o no) por el entrevistador, y posteriormente el periodista edita y da forma periodística a ese contenido. Se crea una arcilla pura que será moldeada por las manos expertas del entrevistador, a posteriori.

A continuación se exponen los 10 puntos que definirán cualquier EIC que se haga a partir de ahora, y que creemos supone una innegable revolución en este género. Es tan sencillo como invertir el orden para recuperar la pureza que nunca debió perder.

Decálogo para una Entrevista Intrapersonal Confrontada (EIC)
1- Cualquier persona, tenga o no relevancia pública, podrá solicitar a un periodista la realización de una EIC. Igualmente, cualquier periodista podrá solicitar la realización de una EIC a cualquier persona o personaje.
2-Cualquier EIC tiene como base fundamental la relación que se establece entre el periodista y el entrevistado, así como la reinterpretación del concepto de entrevista para el siglo XXI.
3- Una vez aceptada la realización de la EIC, se propondrá, por cualquiera de las partes, un tema sobre el que girará la narración, así como su extensión. Igualmente podrá ser de libre elección si así se decide de mutuo acuerdo.
4-El entrevistado construirá libremente una narración sobre la temática escogida, que podrá ser creada en cualquier formato: texto, audio, vídeo, ilustración, así como cualquier combinación entre estos. El periodista no intervendrá nunca en esta parte del proceso.
5-El periodista recibirá esa narración y a partir de ahí construirá una EIC en la que se compromete a mantener el sentido del texto original, y podrá modificar, eliminar, ampliar o extender la entrevista para tratar de llegar a la naturaleza real del entrevistado. Podrá solicitar más información al entrevistado, así como convertirla a otro formato.
6- Bajo ningún concepto el periodista podrá utilizar la información en bruto para difamar o menoscabar la figura o reputación del entrevistado.
7- El periodista deberá entregar una copia de la EIC antes de su difusión al entrevistado para que la confronte y certifique que se ha mantenido el sentido original, no entrando éste en consideraciones de estilo y forma.
8- El periodista puede declarar la EIC nula si percibe que está falseada o que el entrevistado se aleja del objetivo principal, que es un ejercicio de honestidad consigo mismo.
9- El espectador, para poder completar la experiencia, debería tener acceso al discurso en bruto enviado por el entrevistado y la EIC  definitiva, para comparar y enriquecer la lectura/visionado/escucha del proceso.
10- Al contrario que en la entrevista clásica, en cualquier EIC la búsqueda de la verdad queda supeditada a la experiencia compartida, confrontada y colaborativa entre las dos partes.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.