Discos

Flagstadt, Wagner y el Met

didpress.com
jueves, 29 de agosto de 2002
Richard Wagner: Siegfried. Artur Bodansky, director. Lauritz Melchior, 'Siegfried'; Kirsten Flagstad, 'Brünhilde'; Friedrich Schorr, 'Wanderer'; Kerstin Thorborg, 'Erda'; Karl Laufkötter, 'Mime'; Eduard Habich, 'Alberich'; Emanuel List, 'Fafner' y Stella Andreva, 'Pájaro del bosque'. Coro y orquesta de la Metropolitan Opera. Grabacíón radiofónica de la representación en la Metropolitan Opera de Nueva York el 30 de enero de 1937, restaurada por Ward Marston para HNH International Ltd., 2002. Tres compactos ADD de 204 minutos del sello Naxos Historical 8.110211-13.
0,0001809 Interesante la edición de este Siegfried de allende lo mares. Y no solamente por la calidad de sus intépretes (Flagstadt, Thorborg, Melchior o Bodansky), sino por el propio valor simbólico que le otorga ser la primera interpretación radiofónica de Flagstadt como 'Brunilda' o el debut de Debut de Thorborg en el papel de 'Erda'. En definitiva, es una pieza clave de la rica historia del Metropolitan de Nueva York y una de las grandes noches operísticas de los años treinta.Alumno de Fuchs y Grün, Arthur Bodansky (Viena, 16-XII-1877 / Nueva York, 23-XI-1939) estudió en el Conservatorio de Viena e ingresó en 1896 en la Orquesta de la Corte. Su debut como director se hizo esperar hasta 1900 y en 1903 fue nombrado asistente de Gustav Mahler en la Ópera de Viena, al que sucedió en el cargo tiempo después. Entre los logros de sus dos primeras décadas del siglo XX destaca el haber dirigido la primera representación de Parsifal en Londres. La Gran Guerra (1914-1918) interrumpió su carrera europea y lo hizo viajar a los Estados Unidos donde se encargó del repertorio alemán del Metropolitan de Nueva York en 1915, sustituyendo así a Alfred Hertz. Allí dirigió también a Caruso en La Juïve de Halevy, que fue la última aparición del tenor en el primer teatro americano (1921). Interesado igualmente por la creación de su tiempo, dirigió el estreno americano de Le Roi David de Honneger.Las vocesA sus órdenes, encontramos en este disco a un grupo de cantantes de indudable excelencia. La 'Brunilda' de Kirsten Flagstadt (Hamar, Noruega, 12-VII-1895 / Oslo, 8-XII-1962) debutó en el Teatro Nacional de Oslo en 1913, en cuya compañía ingresó tras perfeccionar su técnica con Albert Westang y Gilles Bratt. Durante quince años cantó sólo en Goteborg y Oslo y frecuentó sobre todo los papeles de opereta. En 1933 recibió el encargo de algunos secundarios en Bayreuth, en un momento en que pensaba renunciar a su carrera, y su éxito llevó a los responsables del festival a invitarla al año siguiente a cantar 'Sieglinde' en Valquiria y 'Gutrune' en Ocaso. Debutó en el Met en 1935 como 'Sieglinde' e 'Isolda' y cantó en este teatro todo su Wagner (Brunilda, Isolda, Elsa, Elisabeth y Kundry). Fue aplaudida como la más grande wagneriana de su tiempo en los mejores teatros del mundo, aunque sus éxitos fueron parejos cantando lieder de Strauss o Fidelio.A su nombre se asocia irremediablemente el de Lauritz Melchior (Copenague, 20-III-1890 / Santa Mónica, California, 18-III-1873), como se asociaba el de Windgassen a Nilsson. Debutó en la Ópera Real Danesa en 1913 como 'Silvio' en Pagliacci tras haber estudiado en la Escuela Real de Ópera de ese mismo país. En 1918 volvió a debutar en la ópera, esta vez como tenor, en el papel protagonista de Tannhäuser, cuyo éxito lo llevó a especializarse en roles wagnerianos. Se presentó con enorme fortuna en Covent Garden como el 'Siegmund' de Valquiria en 1924 y explotó su carrera internacional. Dos años más tarde debutó con este personaje en el Metropolitan de Nueva York, no sin algunos sobresaltos que lo alejaron de este coliseo por una temporada. Su regreso fue, sin embargo, triunfal y se convirtió en estrella oficial de la casa hasta su enfado definitivo con Rudolf Bing. Es considerado como el mejor heldentenor del siglo XX.Kerstin Thorborg (Venjam, Suecia, 1896 / Estocolmo, 1970) estudió en el Conservatorio Real de la capital sueca e hizo su debut como 'Ortrud' en 1924. En este mismo teatro ofreció lo mejor de su repertorio y sus roles más pesados lo que, por fortuna, no perjudicó su desarrollo posterior. Después de seis años debutó en la Ópera de Nürenmberg, pero fue Burno Walter quien al fin la llevó a la Deutsche Oper de Berlín, en donde dio su definitivo salto a la fama, consolidado por su siguiente éxito en la Ópera de Viena. Cantó papeles como Venus, Kundry, Fricka, Erda, Waltraute o Magdalena, a los que se suma el repertorio italiano: Amneris, Ulrica y Azucena. También cantó, bajo la dirección de Walter, en Orfeo y Eurídice de Gluck. Antes de que los nazis anexionasen Austria, interpretó la 'Eudossia' de La fiamma de O. Respighi. En Viena actuó bajo la dirección de batutas como las de Knappertsbusch, De Sabata o Weingartner. El año de la ocupación, viajó a Estados Unidos donde permaneció en la compañía del Metropolitan hasta 1950 y añadió a su repertorio Marina, Clitemnestra, Herodías y Octavian. Se retiró en Estocolmo y trabajó como profesora de canto.Friedrich Schorr (Nagyvarád, Hungría, 1889 / 1953) estudió derecho, aunque su padre, barítono, lo animó a estudiar canto bajo la dirección de Adolf Robinson en Brno. Éste recomendó al joven bajo-barítono a la Ópera de Chicago, en la que apareció en pequeños papeles. Debutó en Graz como 'Wotan' en Valquiria y su gran éxito le valió un contrato de cuatro años, que lo mantuvo allí hasta 1916. Entre este año y 1923 cantó en Praga, Colonia y fue estrella invitada en Berlín, Covent Garden y Bayreuth. Interpretó Amonasro, Escamillo, Barak, Borromeo, Fausto (Busoni), Scarpia, Michele y Pizarro. En cualquier caso, la parte central de su carrera se desarrolló en Estados Unidos. El empresario Gatti-Casazza lo escuchó cantar 'Hans Sachs' en 1923 y lo contrató para cantar en el Metropolitan hasta 1943. Además, apareció en todos los más importantes teatros del mundo como invitado. en marzo de 1943 se despidió de ese teatro como 'Siegfried' y comenzó a trabajar como director de la Manhattan School of Music. Dirigió algunas producciones de la New York City Opera y tuvo gran éxito como maestro de canto.Disco muy recomendadoEn su libro Wagner. Discografía recomendada y obra completa comentada (2001), Ángel F. Mayo escribe lo siguientes sobre esta grabación: "Su soledad aumenta, pese a los cortes made in Bodanzky, quien deja la cosa en 203 minutos, el valor histórico y musical de este Sigfrido de la 'edad de oro', con lo mejor que había entonces en el MET. Melchior está en plenitud, la Flagstad no se queda atrás y Kerstin Thorborg es una Erda grandiosa. Schorr, ya en decadencia, dialoga majestuosamente con la gran mezzo."
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.