Una jirafa en Copenhague

Entrevista Intrapersonal Confrontada: Omar Jerez con Yael Barnatán

Omar Jerez
jueves, 28 de abril de 2022
Yael Barnatán © 2022 by Yael Barnatán Yael Barnatán © 2022 by Yael Barnatán
0,0007173

La *Entrevista intrapersonal confrontada de la semana con Yael Barnatán, es una entrevista sin anestesia, con puntos de sutura, de lenta recuperación para la media lectora, y rabiosamente brillante.

No deja nada al aire, y genera polémica cómo pocas.

¡Esto es una Entrevista Intrapersonal Confrontada!

¿Yael, eres consciente de lo que vas a generar con tus palabras con respecto al tema que concierne?

Este espacio está abierta para personas como tú, fuera de lo establecido, rompiendo con las estructuras de los mantras del buenismo dictatorial, aquí no busco el orden, busco el pensamiento disidente, y tú eres ese antidogma que seguiré en cada una de las futuras Entrevistas Intrapersonales Confrontadas que se publiquen.

Agarraros que vienen curvas, simplemente la indomable Yael Barnatán.

Entrevista Intrapersonal Confrontada- Yael Barnatán

¿Por qué trabajas con Piel?

Por mi familia.

¿Qué opinas sobre todo lo que está aconteciendo con ella?

Opino que es un boikot en toda regla. La piel es un material noble, sostenible.

No podemos olvidar que el material proviene de granjas, al igual que muchos de los alimentos que la sociedad consume. 

¿Es un lujo?

Sí y no. Es moda

No olvidemos que es para vestirse, pero lo que tampoco  podemos olvidar es a todas las personas que viven de ella.

Más allá de las granjas, la piel tiene un proceso:  el curtido, que se suele hacer en Francia o en Italia, los teñidos, el despinzado, el rasado...  todos estos procesos que forman parte del mundo de la moda de la piel y de los que muchas personas obtenían su sustento.

La industria de la piel es mucho más de lo que creemos saber.

La piel, siempre ha sido un producto caro pero con mucha industria alrededor, y por culpa de  esta guerra hacia ella, mucha gente se ha quedado sin trabajo. 

¿Qué opinas sobre las alternativas con las que están intentando remplazarla?

No se entiende muy bien, sobre todo porque ahora se sustituye a un material noble y sostenible, por prendas hechas de plástico. 

Veo una incoherencia enorme a la hora de los motivos por los que se decanta la sociedad para elegir el consumo de estos productos, ya que, esta  falsa piel  cuando se hace  genera una gran cantidad de humos tóxicos mucho más contaminantes que el proceso de la verdadera piel, por lo tanto, no tiene nada de sostenible ni de ecológica.

¿Qué es lo que más te apena de toda esta moda de NOPIEL?

Principalmente, todas las personas que han perdido su trabajo.

Me apena como esta gran industria, que ha sido importante en la moda, se ha quedado en la nada sin que nadie se haya parado a pensar en todo lo que conlleva.

Estas personas, son verdaderos artesanos, la piel es artesanía, es como la madera; es un trabajo manual, no existen maquinas que realicen estos procesos. Una artesanía de hace siglos, desde que el hombre es hombre, y que a día de hoy, se ha quedado en la nada.

Se boikotea la piel en las pasarelas, en la moda, pero luego se sientan en butacas de piel o usan zapatos realizados con ella.

¿Entonces por qué ese rechazo a la piel por parte de muchas partes del sector y la sociedad?

 Vivimos en un mundo capitalista, nos guste o no, en el que todo el mundo quiere comprar, pero  estamos teniendo un retroceso en la piel, es como si todos nos hubiéramos vuelto “comunistas” sólo con este producto, y claro, la piel al ser un lujo ha de ser eliminada, y nada más lejos de la realidad.

La piel como material, no es un lujo,  desde la prehistoria se ha utilizado para abrigarse, ni más ni menos. La industria de la moda, es la que  ha transformado este producto en lujo.

La piel se embellece, se diseña y se trabaja, pero no es un producto sólo para ricos o snobs.

La piel ha sido siempre sinónimo de glamour, riqueza,  estatus social... una imagen sobre todo reflejada en el cine, pero esto es a partir de los años 20, antes la piel era simplemente para abrigarse.

La piel siempre ha sido rígida, dura, su propio diseño era snob.  A día de hoy  se trata de modo diferente, se hace moderna, divertida y bonita con una imagen que poco tiene que ver con el snobismo.

¿Te sientes orgullosa de haber aprendido este oficio?

Pues mira de pequeña yo no entendía este mundo de las pieles, y honestamente, ni me interesaba; incluso, aseguraba que yo no nunca iba hacer lo que hacía mi madre. Ya en esa época existía el debate de pieles sí o pieles no, y a mi me agotaba esa pelea. Siempre escuchaba a mi madre contestar a las mismas preguntas acerca de si piel  sí o si piel no, era agotador, por ello siempre pensé que yo nunca lo iba hacer. Pero obviamente te crías en ese ambiente, y sin querer aprendes todo, porque estás ahí, lo ves todo; ves al cortador, ves como mezclan las pieles, ves como clasifican el color , ves como la cortan, la cosen,  como la mojan, como  la secan con las luces rojas y de ahí volver a unirla y que se convierta en un abrigo, y pensar después de todo, ¡que maravilla de proceso!

Desde los cuatro o cinco años estás en ese ambiente, y claro, aunque yo quería ser actriz, de hecho, lo soy, como dicen los americanos at the end of the day, al final del día, ¿qué pesa? Pues aquello con lo que has crecido y aprendido toda tu vida, y terminas trabajando en la empresa familiar.

Incluso, con tus aires de grandeza, intentas mejorar esa empresa familiar, que es inmejorable, estando ya fuera de tiempo y fuera de todo porque la piel ya no se lleva. Trabajas contracorriente en una sociedad en crisis e intentas democratizar la piel con un diseño moderno y actual.

Y al final, ahí estás tú, haciendo lo que sabes hacer.

¿Cómo se encuentra la industria a día de hoy?

La han matado, está muerta. 

La piel es un crimen. En L.A. está prohibido llevar pieles por la calle, y yo me pregunto ¿por qué no les prohíben que lleven plástico?

¿En Nueva York  ha pasado?

No, aún no se ha llegado a esos extremos, se lo están pensando, pero a la gente allí les encantan las pieles, sobre todo si son vintage, y tenemos también que tener en cuenta  el factor climatológico, en Nueva York hace muchísimo frío y las pieles abrigan.

¿Quieres seguir haciéndolo?

Sí,  aparte de ser actriz, yo hago pieles, y honestamente, con mi edad dentro de la profesión ¿quién se dedica a hace pieles?, ya ni siquiera existe un lugar dónde aprender.

 Tuve que cerrar mi taller, mis profesionales siguen difícilmente trabajando.

Yo estoy inventando la manera de seguir haciendo lo que me gusta hacer, porque es un material noble y maravilloso que me encanta trabajar, que sé trabajar y que a día de hoy casi nadie sabe trabajar.

Estoy reinventando la manera de seguir usando lo que sé hacer pero de otro modo.

¿Cómo?

Haciendo prendas de piel para cine, televisión, etc.

Estoy vistiendo otras épocas, donde sí se usaba la piel, y de este modo, seguir así haciendo esto que he aprendido sin querer y que está adentro mio.

¿Quiénes son tus clientes?

Raperos principalmente, y ¿quién es más urbano que un rapero?

*Entrevista Intrapersonal Confrontada (O cómo responder y después preguntar)

La entrevista es un género periodístico fundamental. De hecho, se podría considerar su piedra angular, porque permite al periodista confirmar, acceder y conocer los hechos de manera directa, sin intermediarios, hablando con la fuente y estableciendo un diálogo con los protagonistas.

Lamentablemente, y salvo honrosísimas excepciones, la entrevista, ese momento excepcional que combina conversación, reto y seducción, se ha convertido en un acto seco, forzado, en el que demasiado a menudo el entrevistado no quiere responder y al entrevistador le da lo mismo que no quiera. El momento sublime que permite al periodista ejercer su derecho a preguntar se transforma en un trámite, una penitencia o directamente un combate tosco y sin ningún vencedor.

En otras ocasiones, los entrevistados han tenido una clase por parte de sus asesores para evitar, rodear o directamente eliminar preguntas incómodas, que suelen ser precisamente las que el periodismo debe y puede hacer. El resultado, nuevamente, queda en un limbo de medias verdades y frases insulsas. Por no hablar de las entrevistas promocionales asociadas a algún producto cultural, tipo cine, literatura y música, donde la superficialidad es tan apabullante que se podrían mantener las preguntas hechas años antes y tendríamos la certeza de encontrar las mismas respuestas.

Ante este panorama, desolador y habitual en demasía, el artista y creador Omar Jerez propone una nueva fórmula, una nueva aproximación al género que exige una complicidad de ambas partes (tomando como inspiración las entrevistas noveladas que hizo durante años Milan Kundera) para generar un contenido atractivo, valiente, que enriquezca al lector y que suponga una aventura donde ni el camino ni el destino queda prefijado.

El nuevo concepto se llama Entrevista Intrapersonal Confrontada, (EIC), y tiene como cimiento inamovible la siguiente premisa: el entrevistado genera un discurso a priori, provocado y sugerido (o no) por el entrevistador, y posteriormente el periodista edita y da forma periodística a ese contenido. Se crea una arcilla pura que será moldeada por las manos expertas del entrevistador, a posteriori.

A continuación se exponen los 10 puntos que definirán cualquier EIC que se haga a partir de ahora, y que creemos supone una innegable revolución en este género. Es tan sencillo como invertir el orden para recuperar la pureza que nunca debió perder.

Decálogo para una Entrevista Intrapersonal Confrontada (EIC)
1- Cualquier persona, tenga o no relevancia pública, podrá solicitar a un periodista la realización de una EIC. Igualmente, cualquier periodista podrá solicitar la realización de una EIC a cualquier persona o personaje.
2-Cualquier EIC tiene como base fundamental la relación que se establece entre el periodista y el entrevistado, así como la reinterpretación del concepto de entrevista para el siglo XXI.
3- Una vez aceptada la realización de la EIC, se propondrá, por cualquiera de las partes, un tema sobre el que girará la narración, así como su extensión. Igualmente podrá ser de libre elección si así se decide de mutuo acuerdo.
4-El entrevistado construirá libremente una narración sobre la temática escogida, que podrá ser creada en cualquier formato: texto, audio, vídeo, ilustración, así como cualquier combinación entre estos. El periodista no intervendrá nunca en esta parte del proceso.
5-El periodista recibirá esa narración y a partir de ahí construirá una EIC en la que se compromete a mantener el sentido del texto original, y podrá modificar, eliminar, ampliar o extender la entrevista para tratar de llegar a la naturaleza real del entrevistado. Podrá solicitar más información al entrevistado, así como convertirla a otro formato.
6- Bajo ningún concepto el periodista podrá utilizar la información en bruto para difamar o menoscabar la figura o reputación del entrevistado.
7- El periodista deberá entregar una copia de la EIC antes de su difusión al entrevistado para que la confronte y certifique que se ha mantenido el sentido original, no entrando éste en consideraciones de estilo y forma.
8- El periodista puede declarar la EIC nula si percibe que está falseada o que el entrevistado se aleja del objetivo principal, que es un ejercicio de honestidad consigo mismo.
9- El espectador, para poder completar la experiencia, debería tener acceso al discurso en bruto enviado por el entrevistado y la EIC  definitiva, para comparar y enriquecer la lectura/visionado/escucha del proceso.
10- Al contrario que en la entrevista clásica, en cualquier EIC la búsqueda de la verdad queda supeditada a la experiencia compartida, confrontada y colaborativa entre las dos partes.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.