Una jirafa en Copenhague

Entrevista Intrapersonal Confrontada. Omar Jerez con Nuria Delgada

Omar Jerez
miércoles, 4 de mayo de 2022
Nuria Delgada © 2022 by Nuria Delgada Nuria Delgada © 2022 by Nuria Delgada
0,0015205

La primera vez que hablé con Nuria Delgada, la protagonista de la *EIC de esta semana, fui consciente que me encontraba ante una de las escasas personas que conozco en el mundo creativo que se muestra insobornable, y esto, en el sector es un hallazgo al mismo nivel que cuando se descubre un exoplaneta no detectado y es estudiado de manera científica por la comunidad astrofísica.

Nuria Delgada ha sido, literalmente, boicoteada por las mismísimas feministas, y os hablo de una persona que ejerce el activismo feminista desde hace décadas, cuando el feminismo era marginal e ignorado por los mass media; a diferencia de ahora que cuentan con toda la cobertura mediática por medio de la literatura, las televisiones, el séptimo arte, y el rigor de las académicas.

He podido deleitarme con sus numerosos textos en Facebook, textos donde Nuria Delgada, imparte cátedra poniendo sobre la mesa cuestiones “espinosas” generando así una catarata de comentarios que resultan una delicia para las lectoras donde se pueden aprender más conocimientos que en diferentes ensayos sobre feminismo que he leído.

Tienen un carácter pedagógico, radical pero no basado en las emociones, si no en elementos sociológicos, históricos e incluso científicos.

El post que dinamitó sus redes sociales en concreto fue uno donde Nuria Delgada dijo más o menos que la bisexualidad perpetua el heteropatriarcado por seguir patrones que en lugar de romper los elementos cosifican a la mujer sexualmente.

Os prometo que generó un tsunami de reacciones

Ella es Nuria Delgada.

Entrevista Intrapersonal Confrontada- Nuria Delgada

Nuria Delgada. © 3032 by Nuria Delgada.Nuria Delgada. © 3032 by Nuria Delgada.

Me llamo Nuria Delgada y soy la artista más insultada de España. En el año 2016 hice una exposición solamente de insultos en la Juan Gallery (Madrid). Los diarios canarios locales recalcitrantes como El Día (popularmente conocido como, Diarrea) y varios de la comarca empezaron a llamarme “fulana” a raíz de un vídeo de una de mis performances que saltó a las redes sociales. La prensa nacional empezó a hacerse eco y diarios como Intereconomía y Mediterráneo Digital se encargaron de repartir la misma información al resto del país. La cual vertía adjetivos y descripciones como, “alma podemita”, todo ello “porque además no tenía ni el más mínimo erotismo”.

El machismo de este país consiste en que no puedes hacer una performance por ti misma sin que esté vinculada a un partido político patriarcal. Le pedí al partido político Podemos que publicara una nota de prensa desvinculándose de la performance porque a esas alturas se había generado una de las más grandes polémicas artísticas que han surgido en el panorama reciente del territorio español donde acusaban al Gobierno por subvencionar la performance.

Resulta que pese al tiempo que ha transcurrido la obra está viva. Sigue compartiéndose con mucho furor en redes y petando los WhathsApp. Es utilizada para todo, tanto para aporrear al gobierno como para reírse de los Manolos. No tiene parangón, es interminable, infinita, todo un Ave Fénix que resurge con ahínco desde la mierda más profunda.

Mis mejores amigos están en Himnos Patrióticos de España, una cuenta de Youtube de la extrema derecha que colgó el vídeo nada más subirse a las redes sociales, ha sido una de las cuentas que más han durado en el tiempo y de la que adquirí muchos insultos para la Expo. Si entráis en ella podréis comprobar que los últimos comentarios son recientes, de apenas unas horas o días. Es decir, desde que colgaron el video en octubre del 2016 no han dejado de llover comentarios. Nunca los he denunciado pese al enunciado, “Musica Podemita” hecho para dar rienda suelta a toda clase de insultos. Gracias a ellos mi música vive. Son ellos los que dan sentido a mi trabajo. La garantía de que mi obra es feminista, pero no de Podemos.

Nuria Delgada dirigiendo la versión a 4 voces mixtas de «Manolo cómeme el coño». © 2021 by Nuria Delgada.Nuria Delgada dirigiendo la versión a 4 voces mixtas de «Manolo cómeme el coño». © 2021 by Nuria Delgada.

Las personas de izquierdas del mundo del arte tampoco han hecho justicia a Manolo, Cómeme el Coño. Cuando una obra es polémica y molesta a la extrema derecha enseguida te contratan, como ocurre con los artistas masculinos, salvo (parece ser) que esa polémica haya sido generada por una performance feminista que se ríe de toda clase de Manolos.

El Manolo sigue estando en un limbo cultural raptado por la ultraderecha, como sucede con todas las cosas de espectro social que los gobiernos de izquierda dejan a la deriva. Mientras tanto he tenido que lidiar con la cara más dura de la hipocresía. Personas del arte que ponen palabras como arriesgar e independiente solo para engordar sus currícula mientras le lamen el culo al político de turno. Estos tipos que juegan hacerse los héroes sin mojarse una nalga de sus preciados culos son unos cobardes.

¿Te gusta lo que haces?

Me encanta. Pienso que es realmente una performance feminista de verdad, es decir, sin pasar por el filtro de lo políticamente correcto y sin caer en una línea contraria a los valores del feminismo. Me estrujo mucho el coco hasta dar con el cuerpo de un proyecto desde que nace la idea.

¿Qué sientes cuando recuerdas a Manolo Cómeme el Coño?

Cada vez que pienso en Manolo Cómeme el Coño, sonrío. Es lo primero que se me viene al rostro.

Una sonrisa para la posteridad. Imagino cuando sea mayor y mis huesos no me acompañen diciéndome a mí misma que pese a todo pude mover una pequeña parte del engranaje social. Esta frase se convirtió en soflama y ha sido escuchada en manifestaciones feministas. Saber que estuve en el sitio y en el momento adecuado para que una performance se convierta en un asunto social y político.

¿Qué les pedirías a las personas del mundo del arte?

No les pediría nada. Manolo tiene cuerpo propio, es una performance que nunca muere, está creada para sobrevivir a todo tipo de egos y de épocas.

*Entrevista Intrapersonal Confrontada (O cómo responder y después preguntar)

La entrevista es un género periodístico fundamental. De hecho, se podría considerar su piedra angular, porque permite al periodista confirmar, acceder y conocer los hechos de manera directa, sin intermediarios, hablando con la fuente y estableciendo un diálogo con los protagonistas.

Lamentablemente, y salvo honrosísimas excepciones, la entrevista, ese momento excepcional que combina conversación, reto y seducción, se ha convertido en un acto seco, forzado, en el que demasiado a menudo el entrevistado no quiere responder y al entrevistador le da lo mismo que no quiera. El momento sublime que permite al periodista ejercer su derecho a preguntar se transforma en un trámite, una penitencia o directamente un combate tosco y sin ningún vencedor.

En otras ocasiones, los entrevistados han tenido una clase por parte de sus asesores para evitar, rodear o directamente eliminar preguntas incómodas, que suelen ser precisamente las que el periodismo debe y puede hacer. El resultado, nuevamente, queda en un limbo de medias verdades y frases insulsas. Por no hablar de las entrevistas promocionales asociadas a algún producto cultural, tipo cine, literatura y música, donde la superficialidad es tan apabullante que se podrían mantener las preguntas hechas años antes y tendríamos la certeza de encontrar las mismas respuestas.

Ante este panorama, desolador y habitual en demasía, el artista y creador Omar Jerez propone una nueva fórmula, una nueva aproximación al género que exige una complicidad de ambas partes (tomando como inspiración las entrevistas noveladas que hizo durante años Milan Kundera) para generar un contenido atractivo, valiente, que enriquezca al lector y que suponga una aventura donde ni el camino ni el destino queda prefijado.

El nuevo concepto se llama Entrevista Intrapersonal Confrontada, (EIC), y tiene como cimiento inamovible la siguiente premisa: el entrevistado genera un discurso a priori, provocado y sugerido (o no) por el entrevistador, y posteriormente el periodista edita y da forma periodística a ese contenido. Se crea una arcilla pura que será moldeada por las manos expertas del entrevistador, a posteriori.

A continuación se exponen los 10 puntos que definirán cualquier EIC que se haga a partir de ahora, y que creemos supone una innegable revolución en este género. Es tan sencillo como invertir el orden para recuperar la pureza que nunca debió perder.

Decálogo para una Entrevista Intrapersonal Confrontada (EIC)
1- Cualquier persona, tenga o no relevancia pública, podrá solicitar a un periodista la realización de una EIC. Igualmente, cualquier periodista podrá solicitar la realización de una EIC a cualquier persona o personaje.
2-Cualquier EIC tiene como base fundamental la relación que se establece entre el periodista y el entrevistado, así como la reinterpretación del concepto de entrevista para el siglo XXI.
3- Una vez aceptada la realización de la EIC, se propondrá, por cualquiera de las partes, un tema sobre el que girará la narración, así como su extensión. Igualmente podrá ser de libre elección si así se decide de mutuo acuerdo.
4-El entrevistado construirá libremente una narración sobre la temática escogida, que podrá ser creada en cualquier formato: texto, audio, vídeo, ilustración, así como cualquier combinación entre estos. El periodista no intervendrá nunca en esta parte del proceso.
5-El periodista recibirá esa narración y a partir de ahí construirá una EIC en la que se compromete a mantener el sentido del texto original, y podrá modificar, eliminar, ampliar o extender la entrevista para tratar de llegar a la naturaleza real del entrevistado. Podrá solicitar más información al entrevistado, así como convertirla a otro formato.
6- Bajo ningún concepto el periodista podrá utilizar la información en bruto para difamar o menoscabar la figura o reputación del entrevistado.
7- El periodista deberá entregar una copia de la EIC antes de su difusión al entrevistado para que la confronte y certifique que se ha mantenido el sentido original, no entrando éste en consideraciones de estilo y forma.
8- El periodista puede declarar la EIC nula si percibe que está falseada o que el entrevistado se aleja del objetivo principal, que es un ejercicio de honestidad consigo mismo.
9- El espectador, para poder completar la experiencia, debería tener acceso al discurso en bruto enviado por el entrevistado y la EIC  definitiva, para comparar y enriquecer la lectura/visionado/escucha del proceso.
10- Al contrario que en la entrevista clásica, en cualquier EIC la búsqueda de la verdad queda supeditada a la experiencia compartida, confrontada y colaborativa entre las dos partes.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.