Francia

Elektra y las relaciones intrafamiliares

Francisco Leonarte
viernes, 27 de mayo de 2022
Elektra © 2022 by Opéra National de Paris Elektra © 2022 by Opéra National de Paris
París, domingo, 22 de mayo de 2022. Opéra de París (sala Bastille). Elektra, ópera en un acto con música Richard Strauss sobre libreto Hugo von Hofmannsthal, estrenada el 25 de enero de 1909 en la Königliches Opernhaus de Dresde. Dirección escénica, Robert Carsen. Decorados, Michael Levine. Luces, Robert Carsen y Peter an Prael. Coreografía, Philippe Giraudeau- Elenco. Christine Goerke, Angela Denoke, Elza van den Heever, Gerhard Siegel, Tómas Tómasson, Philippe Rouillon, Stéphanie Loris, Marianne Croux, Lucian Krasnec, Chrisitan Tréguier, Madeleine Shaw, Katharina Magiera, Florence Losseau, Maire-Luise Dressen, Sonja Saric, Laura Silde, Sophie Claisse, Rocío Ruiz Cobarro, Caroline Bibas, Yasuko Arita, Daniela Entcheva, Caroline Petit. Orquesta y coros de la Opera National de Paris. Dirección musical – Semyon Bychkov
0,0007841

Gran éxito de la Elektra de Richard Strauss en la Ópera de París (sala Bastille).  Y gran éxito merecido. Pero no porque aquello haya ido de fortissimo en fortissimo y de grito en grito. 

Todo lo contrario. Porque es raro encontrar tanta inteligencia y tanta trágica humanidad reunidas. 

Una puesta en escena modélica 

La puesta en escena de Carsen es uno de los mayores aciertos de los últimos veinte años en materia de puesta en escena operística. Atemporal, concentrándose en el drama, eficaz sin efectismos baratos, sobria y muy musical. 

No hay un solo gesto injustificado (desnudo masculino incluido que remite al guerrero desnudo de la iconografía griega clásica y a quien ha muerto en su baño) y todo tiende a magnificar la música y el texto, concentrándose en las relaciones intrafamiliares. 

Pieza enlazada

Para el público asistente a las últimas representaciones de esta obra en Les Arts en Valencia, se trata de la misma puesta en escena. 

Quien escribe estas líneas había visto hace unos años hace unos años la misma puesta en escena en la misma sala y con Irene Theorin y Waltraud Meier (estupendas, ya se sabe) pero con Philippe Jordan en el foso. Theorin se las apañaba para ser oída porque es una gran voz. Jordan, como de costumbre, tocaba a macha-martillo...  

Y es que se podría pensar que en Elektra todo haya de ser explosiones. Bien conocida es la anécdota de Strauss, que en el estreno de la ópera, le pedía al director de orquesta que tocase más fuerte porque «todavía podía oír a madame Schumann-Heink », la intérprete de Clitemnestra – pero es que la Schumann-Heink detestaba la obra y Strauss detestaba a la Schumann-Heink...  

«Elektra», régie de Robert Carsen. © 2022 by Opéra National de Paris.«Elektra», régie de Robert Carsen. © 2022 by Opéra National de Paris.

Un auténtico director de orquesta operístico 

Esta vez dirigía Semyon Bychkov. Y ningún intérprete quedaba ahogado por la orquesta. 

«Elektra», régie de Robert Carsen. © 2022 by Opéra National de Paris.«Elektra», régie de Robert Carsen. © 2022 by Opéra National de Paris.

Y es que, en efecto, partitura y libreto de Elektra son una bomba. Pero lo son por su audacia, por su lucidez profunda sobre el ser humano y su sentido trágico de la existencia. No es menester meter decibelios a todo trapo ; los decibelios hay que meterlos en los momentos oportunos, porque si se meten en todo momento, mejor es irse de discoteca a bailar bakalao...

Bychkov así parece entenderlo. Da a la orquesta el volumen y el color que corresponden según los momentos, privilegiando la claridad en vez del volumen. Y l@s cantantes se encuentran cómod@s y pueden dar lo mejor de sí mism@s. 

Así que Bychkov nos ha dado una versión en que todos los personajes son humanos, y hasta la torturada Elektra tiene momentos de debilidad y hasta de delicadeza (preciosos agudos atacados en piano cuando le cuenta a Orestes que habría podido ser una mujer hermosa). Sin por ello dejar de meter toda la carne orquestal en el asador en los momentos de gran intensidad (de suerte que, en efecto, esos momentos adquirían así especial relevancia), y sin olvidar los detalles orquestales. Magnífica por cierto la Orquesta de la Ópera de París, como de costumbre... 

Unos cantantes actores sobrados de medios 

«Elektra», régie de Robert Carsen. © 2022 by Opéra National de Paris.«Elektra», régie de Robert Carsen. © 2022 by Opéra National de Paris.

Christine Goerke lo tiene todo para el rol. No sólo por vozarrón, por seguridad de agudos, por belleza de graves, sino también por la amplia paleta expresiva, por su desempeño actoral (importante en toda ópera, pero en un dramón psicológico como éste quizás todavía más importante), por su presencia escénica. Elsa van den Heever no le va a la zaga. 

La van den Heever no parece gozar de la popularidad mediática de otras intérpretes wagnerianas, pero tuve la suerte de escucharla hace pocos años en una emperatriz de La mujer sin sombra en el Théâtre des Champs-Elysées y nos volvió a todos locos por su volumen, la amplitud de su registro, sus agudos límpidos y explosivos, su fraseo natural... Como Crisóstemis en Elektra volvió a mostrar una capacidad vocal imperial amén de una implicación escénica importante. Su personaje emocionó. Su canto impresionó. 

He admirado mucho a Ángela Denoke (le recuerdo un maravilloso Caso Makropoulos y una maravillosa Kundry de Parsifal). Cantante muy inteligente, lo ha demostrado de nuevo haciendo una Clitemnestra humana, lejos de las caricaturas de "vieja dama-bruja" que a veces vemos. Hemos escuchado a una mujer que sufre profundamente pero sin forzar nunca el trazo. Insisto, humana. Su agudo no ha sido bueno, pero yo a una cantante de tanta inteligencia le perdono todos los malos agudos del mundo. Tomas Tomasson bien, bonito timbre casi de bajo, vibrato un pelín fuerte, volumen aceptable. Un lujo tener a Siegler para Egisto. Estupendas en general todas las sirvientas y pequeños papeles. 

En fin, que después de una obra maestra así de bien presentada, uno sale medio transfigurado. ¿Acaso no es eso la famosa catarsis? 

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.