Reportajes

Cambio climático

XXXII. Lucha contra la pobreza y la protección del medio ambiente solo pueden ir juntas

Juan Carlos Tellechea
lunes, 27 de junio de 2022
Stockholm+50 © 2022 by Stockholm+50 Stockholm+50 © 2022 by Stockholm+50
0,0018462

La reducción de la pobreza y una mejor protección de la naturaleza y el clima no se excluyen mutuamente. Los objetivos de desarrollo, como la reducción de la pobreza y la desigualdad, la mejora de la sanidad y la educación, así como la seguridad del suministro de alimentos y energía, por una parte, interactúan estrechamente, por otro lado, con la estabilización del clima y la conservación de la biodiversidad. Solo si van juntas pueden alcanzar los objetivos, muestra un informe científico del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK), laboratorio de ideas que asesora al gobierno y al parlamento de Alemania.

Stockholm+50. © 2022 by Stockholm+50.Stockholm+50. © 2022 by Stockholm+50.

El teórico estudio está contenido en un documento político elaborado para el ministerio alemán de Medio Ambiente con motivo de la Cumbre de Estocolmo+50 sobre Medio Ambiente (2 y 3 de junio), cuyos resultados dejaron al final completamente insatisfechos a los activistas, como los del entorno de Greta Thunberg, que reclaman más velocidad en las transformaciones.

Nuevo paquete de políticas

Estación de metro en Estocolmo. © 2022 by Stockholm+50.Estación de metro en Estocolmo. © 2022 by Stockholm+50.

La Comisión Europea ha propuesto recientemente un paquete de políticas sobre la conservación de la naturaleza, como parte del Pacto Verde (Green Deal) y con relevancia para la agricultura. La iniciativa fue saludada por el presidente del Instituto de Potsdam, el científico Johan Rockström, profesor de Sistemas Hídricos y Sostenibilidad Global en la Universidad de Estocolmo. Este destacado investigador, formado en ciencias agrarias y pionero en el área de los límites que afronta la Tierra, advierte que

Las últimas pruebas científicas sobre los límites de nuestro planeta confirman que estamos en medio de una emergencia planetaria. Tanto la liberación de compuestos químicos con normas de seguridad limitadas o inexistentes como el uso excesivo de la humedad del suelo (la llamada agua verde), que determina todo el crecimiento de la biomasa y, por tanto, los alimentos, la biodiversidad y los sumideros de carbono en la naturaleza, amenazan nuestros medios de subsistencia.
Esto confirma que seguimos en un camino muy arriesgado, cambiando todos los límites planetarios que conforman la estabilidad y la resistencia de nuestro planeta de "verde" a "rojo", 

subraya el investigador y autor del libro Rompiendo límites, publicado el año pasado.

Necesidades imperiosas

A través de la Comisión de la Tierra, una coalición de investigadores internacionales, pronto presentaremos la primera evaluación científica mundial que demostrará que para la integridad de la naturaleza -para garantizar su capacidad de mantener la vida de los seres humanos- al menos el 20% de cada kilómetro cuadrado de superficie terrestre debe tener una biodiversidad y unas funciones ecológicas saludables.
Así que esta evaluación científica está en la misma línea que la Ley de Restauración de la Naturaleza, ahora propuesta por la Comisión Europea, que pretende que el 20% de todas las zonas terrestres y marinas de la UE estén cubiertas por medidas de restauración de la naturaleza para 2030. No se necesita menos. Es urgente. 

Enfatiza perentoriamente Rockström, director del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático.

Riesgos para la agricultura

Si calentamos la Tierra y destruimos la naturaleza, esto amenaza directamente nuestra prosperidad y medios de vida, y las personas más pobres de nuestro país y del mundo entero se ven especialmente afectadas.
Los impactos climáticos, como los fenómenos meteorológicos extremos o las consecuencias de la destrucción de la naturaleza, por ejemplo, aumentan los riesgos para la agricultura, es decir, para los ingresos de los agricultores, para los precios de los alimentos y, en última instancia, para la nutrición y la salud de todos. 

explica el autor principal del análisis al que nos referimos al principio, Björn Sörgel.

A la inversa, poner un precio a las emisiones de CO2 y reducir las subvenciones a los combustibles fósiles perjudiciales para el clima puede reducir las emisiones, limitando así el calentamiento, y generar ingresos públicos.

Los gravámenes a las emisiones pueden utilizarse para realizar pagos directos a los ciudadanos a fin de compensar el aumento de los precios de la energía y los alimentos; en Alemania, por ejemplo, lo que supondría una ganancia neta para la mitad más pobre de la población. Especialmente en los países del hemisferio sur, los ingresos también podrían utilizarse para financiar las inversiones que se necesitan urgentemente en infraestructuras, sanidad o educación, según esta tesis.

El precio del CO2 puede reducir las emisiones y generar ingresos para el desarrollo sostenible

Además, si se establecieran los incentivos adecuados en la política alimentaria y agrícola, una dieta con menos carne, por ejemplo, podría beneficiar a todos: personas más sanas, más espacio para la conservación de las especies y una importante contribución a la consecución de los objetivos climáticos de París, es decir, personas sanas en un planeta sano en general.

Nada de esto es fácil, admite el coautor del estudio, el profesor Ottmar Edenhofer, economista y director del PIK. Teóricamente, 

cincuenta años después de la Cumbre de Estocolmo de la ONU sobre el Medio Ambiente Humano, los retos del desarrollo sostenible equitativo son más agudos que nunca.
Sin embargo, los cálculos de nuestro modelo también muestran las oportunidades de una política climática, medioambiental y social fuerte y completa. En algunos países, como la India, un precio del carbono podría recaudar una buena parte de los fondos necesarios para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Por otro lado, muchos países africanos, en particular, también necesitan miles de millones de ayuda para ello. (Edenhofer)

Costos y más costos

Pero, por desgracia, nada es gratis, acota el director del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (Potsdam-Institut für Klimafolgenforschung). 

O seguimos pagando por los daños al clima y a la naturaleza, y por tanto, en última instancia, por el sufrimiento humano. O pagamos las soluciones.

Stockholm+50. © 2022 by Stockholm+50.Stockholm+50. © 2022 by Stockholm+50.

La humanidad se enfrenta al enorme reto de garantizar una vida digna para todos los ciudadanos del mundo y, al mismo tiempo, evitar el peligroso cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, el Acuerdo de París y el futuro Marco Mundial de la Biodiversidad establecen objetivos ambiciosos, pero la revisión de la situación actual y el progreso hacia estos objetivos es aleccionadora: La continuación de la ambición política y la velocidad de aplicación actuales no permitirá cumplir estos acuerdos internacionales, dejando a muchas personas en la pobreza y el hambre para 2030 y más allá, mientras que el planeta sigue calentándose y la pérdida de biodiversidad continúa, concluyen los científicos.

En este contexto, el presente informe analiza las interdependencias y, sobre todo, los beneficios mutuos de la aplicación conjunta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la mitigación ambiciosa del cambio climático y la protección de la biodiversidad. Los avances en la consecución de los ODS, como el fomento de una nutrición saludable, la eficiencia energética y estilos de vida más sostenibles, la erradicación de la pobreza y la reducción de las desigualdades, la mejora de la calidad institucional y la promoción de una mejor educación y de la igualdad de género, desempeñan un importante papel como factor facilitador de la mitigación del cambio climático y la protección de la biodiversidad.

Riesgos para los objetivos

A la inversa, evitar un cambio climático peligroso y proteger los ecosistemas es indispensable para toda la agenda de los ODS, sobre todo por el riesgo de que los impactos del clima y la pérdida de biodiversidad pongan en peligro muchos otros de esos objetivos.

Los investigadores identificaron las intervenciones políticas necesarias para cumplir con el objetivo climático de París, impulsar la implementación de la agenda de los ODS y detener y revertir la pérdida de biodiversidad. Estas intervenciones incluyen:

Apoyar el desarrollo humano (por ejemplo, la educación y la igualdad de género)
Fomentar una nutrición saludable y un uso de la tierra sostenible y respetuoso con la biodiversidad
Fijación de precios del carbono y redistribución nacional de los ingresos
Financiación internacional del clima y del desarrollo para apoyar la reducción de la pobreza y la construcción de infraestructuras
Mejorar el acceso a la energía en el Sur Global y reducir el consumo de energía en el Norte Global.

Políticas tecnológicas para un sistema energético sostenible

Integramos estas intervenciones en una vía de desarrollo sostenible que aprovecha las sinergias y gestiona las compensaciones entre los diferentes objetivos políticos.
Utilizando los resultados de un modelo integrado energía-economía-Tierra-clima, contrastamos este enfoque político holístico con la continuación de las tendencias actuales, así como con un enfoque limitado centrado únicamente en la política climática. 

Stockholm+50. © 2022 by Stockholm+50.Stockholm+50. © 2022 by Stockholm+50.

Esto pone de manifiesto el potencial, pero también los grandes desafíos para la implementación de los ODS hasta 2030 y más allá. Por ejemplo, el número de personas que permanecen en la pobreza extrema en 2030 puede reducirse a la mitad en comparación con el escenario de mantenimiento de las tendencias, pero no se alcanza la meta de erradicar la pobreza extrema para 2030 (ODS 1)

Recomendaciones políticas

Los investigadores también han incluido un análisis más profundos en tres áreas focales: I) soluciones basadas en la naturaleza y un sistema alimentario y de tierras sostenible, II) transición justa, y III) necesidades de inversión y espacio fiscal para los ODS.

En la sección final de este estudio se ofrece un resumen de las recomendaciones políticas específicas en estas tres áreas focales.

En cuanto al uso sostenible de la Tierra, destacamos el potencial de las soluciones basadas en la naturaleza, como evitar la deforestación, la repoblación forestal y la protección de las turberas para mitigar el cambio climático y, al mismo tiempo, proteger y mejorar la calidad de vida. del cambio climático y, al mismo tiempo, la protección y la mejora de la biodiversidad.

Estas opciones deben integrarse en una transformación sostenible más amplia del sistema agrario, incluyendo, por ejemplo, la preservación de los hábitats naturales dentro de las áreas de trabajo, así como la eliminación de los incentivos contraproducentes que impulsan la degradación del medio ambiente en las políticas agrícolas.

Salud humana

El fomento de un cambio hacia dietas más saludables y menos intensivas en carne desempeña un papel importante en esta transformación, ya que libera grandes áreas de tierra que actualmente se utilizan para la ganadería, y también tiene importantes co-beneficios para varios otros ODS.

En el contexto de una transición justa, los científicos identifican opciones para gestionar de forma equitativa el coste de la transición energética, apoyando al mismo tiempo otros objetivos de la agenda de desarrollo sostenible.

A nivel nacional, recomendamos una tarificación global del carbono junto con una redistribución equitativa de sus ingresos, 

puntualizan. Esta herramienta, sencilla pero eficaz, compensa a los hogares por el aumento de los precios de la energía y los alimentos; además, hay que gestionar cuidadosamente los efectos sobre el empleo.

A nivel internacional, un sistema de fijación de precios del carbono diferenciado por el nivel de ingresos de los países, junto con la financiación internacional para el clima y el desarrollo, así como el apoyo a la inversión son estrategias prometedoras. Además, las asociaciones para la transición energética justa podrían apoyar el cambio, especialmente en los países con una gran dependencia del carbón. En conjunto, estas políticas contribuirían a reducir la prevalencia mundial de la pobreza y la desigualdad. Este vínculo entre los objetivos medioambientales y sociales crea un punto de entrada adicional para las políticas climáticas ambiciosas.

Reducir emisiones de CO2

Además, las inversiones en infraestructuras relacionadas con los ODS, como la sanidad, la educación, la energía y el agua y el saneamiento, desempeñan un papel importante. 

Sin embargo, identificamos un gran déficit de inversión en los países de renta baja y media, mucho mayor que los fondos actualmente disponibles a nivel nacional o a través de iniciativas internacionales. (Björn Sörgel y Ottmar Edenhofer)

La eliminación de las subvenciones a los combustibles fósiles y la fijación de precios del carbono son opciones prometedoras para ampliar el espacio fiscal para la implementación de los ODS en los países de ingresos bajos y medios, al tiempo que se reducen las emisiones de CO2.

Inversiones públicas y privadas

Las inversiones relacionadas con los ODS también contribuyen indirectamente a la reducción de la pobreza, por lo que pueden considerarse una opción política alternativa a las políticas redistributivas directas. Sin embargo, para muchos países los ingresos procedentes de la tarificación del carbono solo cubren una parte de las necesidades de inversión relacionadas con los ODS, por lo que también es necesario un aumento de las inversiones públicas y privadas internacionales.

Las intervenciones políticas analizadas en este informe se apoyan mutuamente: juntas permiten avanzar rápidamente hacia los ODS y cumplir con las metas climáticas y de biodiversidad, trabajando hacia la visión de una vida digna y el bienestar humano dentro de los límites del planeta. Los responsables políticos, las empresas y la sociedad en su conjunto pueden trabajar juntos para convertir esta visión en realidad, concluye la tesis de estos científicos.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.