Reportajes

China

La nueva geopolítica de las cadenas de suministro

Juan Carlos Tellechea
jueves, 28 de julio de 2022
Mapamundi centrado en China © 2022 by Geografía infinita Mapamundi centrado en China © 2022 by Geografía infinita
0,0014206

La conmoción causada por las interrupciones en las cadenas de suministro ha profundizado los problemas de la globalización económica. La imagen de cientos de barcos atascados en el Canal de Suez, tras el accidente del Ever Given, ha dado la vuelta al mundo. Otro tanto ha ocurrido con los millones de contenedores apilados en el puerto de Shanghai sin poder ser embarcados.

Faltan materias primas, los procesos de producción se paralizan, las mercancías llegan a su destino con inmensos retrasos. Estas perturbaciones en la cadena de suministro pueden incluso poner en peligro la transición energética a largo plazo: el hidrógeno verde, producido a partir de electricidad verde, se considera indispensable en la lucha contra el cambio climático.

Solo para la industria química, por ejemplo, miles de toneladas de amoníaco producidas con hidrógeno verde podrían llegar desde Australia en camiones cisterna. El funcionamiento de las cadenas de suministro será, pues, un factor determinante para el futuro proyecto del hidrógeno.

Escasez de capacidades de transporte

El cambio climático y las convulsiones económicas y geopolíticas están contribuyendo a que las perturbaciones de la cadena de suministro sean más frecuentes, se extiendan más y desequilibren la red comercial mundial, según un estudio del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK).

Dr. Günther Maihold. © 2022 by SWP.Dr. Günther Maihold. © 2022 by SWP.

Las irregularidades comenzaron con la guerra comercial entre Estados Unidos y China, continuaron con la pandemia del Covid 19 y las interrupciones de la cadena de suministro que provocó, y culminaron más recientemente tras la invasión de Rusia a Ucrania por las sanciones y controles de exportación que siguieron, acota en nuvo estudio el politólogo Dr. Günther Maihold, subdirector del prestigioso gabinete estratégico Stiftung Wissenschaft und Politik (SWP) que asesora al gobierno y al parlamento de Alemania.

El conflicto entre China y Estados Unidos ha quedado fuera de foco en cierta medida por la guerra en Ucrania. Sin embargo, el orden mundial se ve sacudido por la rivalidad entre ambas potencias. Se avecina una situación comparable a la de la Guerra Fría, afirma el politólogo Dr. Sebastian Heilmann, profesor de la Universidad de Tréveris. Todas las señales apuntan ahora a la confrontación.

Desde el punto de vista geopolítico, China quiere seguir ampliando su poder. Por lo tanto, para Estados Unidos, la superpotencia en crecimiento sigue siendo la mayor amenaza a largo plazo. Así lo describió recientemente el Secretario de Estado de los Estados Unidos Antony Blinken.

Críticas a Estados Unidos

China, sin lugar a dudas, es el mayor desafío a largo plazo para el orden internacional, según Blinken, corroborando minuciosos análisis y advertencias formulados desde hace años por destacados politólogos y sinólogos internacionales. Hay que defender el orden mundial, dice el jefe de la diplomacia de Washington, sobre todo con tratados y acuerdos internacionales. Bajo la presidencia de Xi Jinping, el país se ha vuelto más represivo en el interior y más agresivo en el exterior.

El punto de crítica actual es sobre todo la intensificación del conflicto sobre Taiwán, que China considera parte de su propio territorio. La retórica de China es cada vez más provocativa, afirma Blinken.

Sebastian Heilmann. © 2022 by Chavakis.Sebastian Heilmann. © 2022 by Chavakis.

Lo que también dificulta la cooperación con China es el conflicto sistémico, cuyo núcleo es ideológico, apunta Heilmann, director del Centro de Estudios de Asia Oriental y el Pacífico de la Universidad de Tréveris. Hay un choque entre un sistema autoritario que representa otras ideas de orden y las democracias occidentales que no pueden aceptar este sistema en China.

Esto se dirige claramente hacia una situación de Guerra Fría y eso también tendrá consecuencias económicas. (Dr. Sebastian Heilmann).

La estrategia de Washington

La contención de Estados Unidos a China abarca el Pacífico y el Índico y busca, sobre todo, controlar los choke points de la zona. © 2017 by Abel Gil Lobo / El Orden Mundial.La contención de Estados Unidos a China abarca el Pacífico y el Índico y busca, sobre todo, controlar los choke points de la zona. © 2017 by Abel Gil Lobo / El Orden Mundial.

En respuesta a la creciente presión de China, el presidente estadounidense Joe Biden ha puesto en marcha una nueva alianza en la región del Indo-Pacífico: la llamada Quad, una alianza informal a cuatro bandas formada por Estados Unidos, India, Japón y Australia con una señal clara hacia Pekín. Lo que los aliados tienen en común es que ven a China como una amenaza potencial.

China se ha mostrado últimamente muy agresiva con países como Japón e India. También Hong Kong y la presión sobre Taiwán desempeñan aquí un papel. La belicosa política exterior de China hacia Taiwán es el elemento más evidente de la política imperial china, y el más peligroso.

Biden dice confiar cada vez más en la disuasión. El año pasado ya había prometido proporcionar apoyo militar en caso de ataque a la isla de Formosa; su personal, sin embargo, se echó atrás. Este fue también el caso con respecto al nuevo anuncio de Biden durante su viaje a Asia el 23 de mayo en Tokio. Dijo que los Estados Unidos estaban preparados para defender militarmente a Taiwán en caso de un ataque chino, pero también reiteró al día siguiente que seguiría adhiriéndose a la antigua política de ambigüedad estratégica.

Si bien esto asegura a Taiwán el apoyo en la construcción de sus capacidades de defensa, no existe una promesa explícita de Estados Unidos de apoyar a la isla militarmente en caso de guerra. El gobierno chino había expresado su fuerte descontento con las declaraciones de Biden. El ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, ha advertido que

Nadie debe subestimar la fuerte determinación, la firme voluntad y las poderosas capacidades del pueblo chino.

El profesor Dr. Sebastian Heilmann valora las declaraciones de Biden como un intento de 

reforzar la disuasión sin entrar en riesgos concretos de escalada, por ejemplo, estacionando tropas estadounidenses en Taiwán. 

Pero, la planeada visita de la presidenta del Congreso de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán, de concretarse, no haría más que echar abundante gasolina al fuego en el conflicto.

La actitud de Pekín

China considera que la intensificación de las alianzas estadounidenses en la región de Asia Oriental es un intento de cercar a China. Desde el punto de vista de China, Washington solo ha explotado su papel de liderazgo en su propio interés y no ha dejado espacio para otros países que también querían ascender y llegar a la cima, explica el director del Centro de Estudios de Asia Oriental y el Pacífico de la Universidad de Tréveris.

De ahí que el gobierno de la República Popular de China también haya rechazado "estrictamente" las últimas acusaciones de Estados Unidos. El discurso de Blinken difunde información falsa, exagera la amenaza china, se inmiscuye en los asuntos internos de China y difama la política interior y exterior del país, critica el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Wang Wenbin. Las declaraciones de Blinken demuestran una vez más que Washington quiere restringir y suprimir el desarrollo de China y mantener la supremacía estadounidense.

China ha criticado en repetidas ocasiones a Estados Unidos por perseguir la construcción de un bloque global y alimentar una mentalidad de Guerra Fría. En consecuencia, China quiere cuestionar el papel de liderazgo de Estados Unidos, que en realidad ha sido indiscutible desde 1991, y sustituirlo por un orden multipolar, dice Heilmann.

Reacción geopolítica de China

Según el profesor Dr. Heilmann, China siempre negará que esté aplicando activamente políticas expansionistas. Sin embargo, siempre hay conflictos territoriales, como en el Mar de China Meridional, donde China está construyendo islas artificiales con instalaciones militares en contra de todas las promesas, o frente a Taiwán, donde por supuesto se trata de la reunificación. La presión sobre Taiwán es ahora también muy visible en forma de cinco millones de ciberataques diarios o ataques militares en el espacio aéreo.

El gobierno chino envía regularmente aviones al espacio aéreo de defensa de Taiwán para reforzar su reivindicación de la isla y presionar a la fuerza aérea taiwanesa. El Ministerio de Defensa de Taipei no anunció hasta la noche del lunes 30 de mayo que 30 aviones chinos habían entrado en el llamado espacio aéreo de defensa de Taiwán. El Secretario de Estado estadounidense Antony Blinken calificó la acción como un ejemplo de actividad cada vez más provocadora.

Poco antes, la Administración de Seguridad Marítima china también había anunciado nuevas maniobras navales en el Mar de China Meridional. Las maniobras iban a tener lugar a solo 25 kilómetros de la costa de la provincia meridional china de Hainan.

La guerra en Ucrania

Según el politólogo Dr. Heilmann, la guerra en Ucrania ha agravado la situación. La oposición a Occidente es aún mayor que antes de la guerra. Pero la guerra también ha intensificado el frente en Asia Oriental, porque se teme que China pueda actuar de forma similar a Rusia. China sigue sin distanciarse de las acciones de Rusia en Ucrania. Por lo tanto, podría significar que China podría recurrir a las mismas medidas en Asia Oriental y, por ejemplo, tomar Taiwán por la fuerza o emprender actividades militares en conflictos territoriales.

Factores económicos

Hasta ahora, Estados Unidos ha estado muy centrado en el ámbito militar y de la seguridad, según el catedrático de la Universidad de Tréveris. Sin embargo, ahora se está intentando construir una estructura económica indopacífica. Es un intento de construir cadenas de suministro y de valor en torno a China. Muchos países también están interesados en ello. Así que el componente económico se ha añadido a las cuestiones de seguridad, señala. Es una verdadera competición. También depende de que Estados Unidos se mantenga estable en sí mismo y sea capaz de actuar en los próximos años.

China quiere asimismo seguir desarrollando sus intereses económicos en la región. El ministro de Asuntos Exteriores, Wang, promovió recientemente un acuerdo de cooperación en Estados insulares del Pacífico como las Islas Salomón y Fiyi, pero de momento ha fracasado. Al parecer, China había ofrecido a los Estados una ayuda millonaria, la perspectiva de un acuerdo de libre comercio y el acceso al enorme mercado chino. A cambio, China quería, entre otras cosas, participar en la formación de la policía y la expansión de la ciberseguridad en los estados, así como acceder a los recursos minerales.

En respuesta, los países occidentales criticaron el avance de Pekín. Estados Unidos habló de acuerdos poco transparentes, y el nuevo Primer Ministro de Australia, Anthony Albanese, advirtió de la creciente influencia de China en la región.

Con las secuelas de la crisis de Covid 19, las crecientes tensiones de Occidente con China como nodo central en la arquitectura de la cadena de suministro internacional y la guerra de Ucrania, las cuestiones de remodelación de las cadenas de suministro internacionales y globales han vuelto a entrar en la agenda política. Cuanto más se amplían las sanciones económicas, más se convierten las relaciones comerciales en un instrumento de política exterior y de seguridad. El valor independiente del libre comercio se está desvaneciendo visiblemente. (Dr. Günther Maihold)

Peligro de vuelta al proteccionismo

La definición de las esferas de influencia y la evaluación de la confianza y fiabilidad de determinados proveedores y países proveedores han adquirido una nueva importancia. Así debe interpretarse también a Janet Yellen, secretaria del Tesoro de Estados Unidos, que ha recomendado la deslocalización de las cadenas de suministro a países de confianza con el término friend-shoring. De este modo, se puede ampliar con seguridad el acceso al libre mercado en el futuro y reducir los riesgos para la propia economía y los socios comerciales cercanos.

La homóloga canadiense de Yellen, Chrystia Freeland, ha hecho suya su sugerencia y quiere que el friend-shoring se entienda como una nueva norma que también vincula nuevas instituciones y patrones de relación con las cadenas de suministro. En el contexto europeo, esta exigencia de convergencia política se ha recogido en forma de friend-shoring con Estados que representan valores similares, por ejemplo en el Informe de Prospectiva Estratégica 2022 de la Comisión Europea. Este concepto cuestiona el sistema multilateral de la Organización Mundial del Comercio (OMC) bajo el epígrafe de comercio seguro. Su directora, Ngozi Okonjo-Iweala, criticó este hecho como una tendencia a la fragmentación del orden comercial mundial y como un camino hacia un nuevo proteccionismo. Las voces del Sur Global, sin embargo, rechazan en principio la aplicación del friend-shoring. Los países pobres se verían aún más aislados del comercio internacional, no se conseguirían efectos sobre la renta y el trabajo en ellos y, por tanto, la estabilidad interna de estos países también se vería aún más presionada.

Vía marítima

Es poco probable que la interrupción de la cadena de suministro termine pronto. Al fin y al cabo, alrededor del 90% de todas las mercancías y productos básicos del mundo se transportan por mar.

Además, es probable que las capacidades de transporte sigan siendo escasas a largo plazo. La guerra en Ucrania influye en varios aspectos.

Los costes del combustible han aumentado drásticamente, las rutas de transporte se han alargado en algunos casos debido al desplazamiento de las cadenas de suministro en torno a Rusia, Bielorrusia y Ucrania. Además, hay escasez de camioneros para garantizar la llegada y salida de los contenedores de los puertos.

Y la geopolítica también podría provocar repetidas turbulencias en los próximos años: la proporción del comercio mundial con países que, según el Banco Mundial, se encuentran en la mitad inferior de la clasificación mundial en términos de estabilidad política ha pasado del 16% en el año 2000 al 29% en 2018, como muestra un reciente estudio de McKinsey.

Las cadenas de suministro deben ser diversificadas, transparentes y ecológicas

El impacto de las crisis de la cadena de suministro puede ser dramático. En Alemania, la industria representa una cuarta parte del producto interior bruto. Según el estudio, solo las interrupciones de la cadena de suministro podrían hacer que las empresas perdieran casi el 45% de sus beneficios anuales en un periodo de diez años.

La crisis de los semiconductores demostró recientemente lo graves que pueden ser las perturbaciones de la cadena de suministro a lo largo de toda la cadena de valor: ha obligado a los fabricantes de automóviles a detener su producción.

Esto tiene un impacto en los proveedores, con consecuencias para la industria química, la industria electrónica y todos los socios de la cadena.

Cuanto mejores sean las estrategias de mitigación de riesgos, más resistentes serán las empresas a las perturbaciones de la cadena de suministro. Un factor crucial en este sentido: cadenas de suministro más diversificadas y sostenibles de principio a fin.

Un equilibrio inteligente de las redes de suministro globales y regionales da sus frutos de varias maneras: se reduce la dependencia de las empresas individuales y los fallos imprevistos en un lugar se compensan más fácilmente en otro. La ley de cadenas de suministro vigente en Alemania desde 2021 entrará en vigor también en la Unión Europea a partir del 1 de enero de 2023.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.