Artes visuales y exposiciones

Expresionistas en el Folkwang Museum

Juan Carlos Tellechea
viernes, 7 de octubre de 2022
Frank Marc, El toro mentiroso (1913) © 2022 by Museum Folkwang, Essen Frank Marc, El toro mentiroso (1913) © 2022 by Museum Folkwang, Essen
0,00126

El renombrado Museo Folkwang, de Essen, celebra el centenario de su fundación con una espléndida exposición de arte expresionista. La muestra recorre la historia del expresionismo en Alemania y Europa y ofrece una visión profunda del alcance y la diversidad del movimiento.

“Posiblemente no haya otro museo en Alemania, cuya historia esté tan estrechamente relacionada con los artistas de este período como el Folkwang“, afirma su director, el historiador del arte Dr. Peter Gorschlüter. Las 250 obras maestras expuestas aquí en un espacio de 1.400 metros cuadrados de superficie tienen una conexión íntima desde los comienzos de este museo, fundado por el coleccionista y mecenas Karl Ernst Osthaus.

La exhibición, titulada Expressionisten am Folkwang. Entdeckt - Verfemt - Gefeiert (Expresionistas en el Folkwang. Descubiertos – condenados al Ostracismo - Celebrados), se extiende desde el 20 de agosto al 8 de enero de 2023 y se propone trazar las numerosas vinculaciones entre los artistas y esta casa desde 1900 hasta la actualidad.

Fundador

Karl Ernst Osthaus apreciaba la pintura moderna de finales del siglo XIX y adquirió muy pronto obras de Vincent van Gogh, Paul Gauguin o Edvard Munch. Pero también se interesaba por los desarrollos artísticos de ese momento. El expresionismo, que era revolucionario en aquellos tiempos, desempeñaría un papel especial en sus adquisiciones.

Christian Rohlfs, «Amazone», 1912. © 2022 by Museum Folkwang, Jens Nober.Christian Rohlfs, «Amazone», 1912. © 2022 by Museum Folkwang, Jens Nober.

Osthaus presentó obras de la agrupación de artistas Die Brücke, fundada en Dresde en 1905 en torno a Ernst Ludwig Kirchner, Erich Heckel, Fritz Bleyl y Karl Schmidt-Rottluff. También hicieron apariciones como invitados August Macke, Vasili Kandinski, Aleksei von Jawlensky, Gabriele Münter o Franz Marc, del grupo Blaue Reiter de Múnich. A partir de 1910, los artistas vieneses Oskar Kokoschka y Egon Schiele se unieron a ellos.Así, la conexión entre el Museo Folkwang y Ernst Ludwig Kirchner abarca casi tres décadas.

Las obras de Kirchner se mostraron por primera vez en 1907 en el marco de una exposición de la asociación de artistas Brücke en el Museo Folkwang, de la ciudad de Hagen (en la casa de Karl Ernst Osthaus), fundado en 1902. La primera exposición individual de la carrera del artista tuvo lugar allí en 1913.

Kirchner

Ernst Ludwig Kirchner, «Doris mit Halskrause», 1906. © 2022 by Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Madrid.Ernst Ludwig Kirchner, «Doris mit Halskrause», 1906. © 2022 by Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Madrid.

Durante la presente muestra, los cuadros de Ernst Ludwig Kirchner adquiridos por el fundador del museo,se reunirán de nuevo en la medida de lo posible y se combinarán con otras obras que ilustran la estrecha relación entre el artista y el museo. Se exponen, entre otros, los cuadros Doris con cuello alto, Danza en color II, Retrato de Oskar Schlemmer y Naturaleza muerta con máscara, así como los tapices Bergleben y Dos bailarinas.

El estallido de la Primera Guerra Mundial supuso una importante ruptura en las biografías de muchos artistas, llegando incluso a morir en el frente, como en el caso de August Macke, Franz Marc o Walther Bötticher. En el caso de Ernst Ludwig Kirchner, los acontecimientos de la guerra le provocaron trastornos físicos y psicológicos, aunque nunca estuvo en el frente. Osthaus se esforzó de muchas maneras en apoyar al artista: Cubrió los gastos de las estancias en sanatorios, se ocupó de los encargos y adquirió cinco cuadros de Kirchner en 1918. La foto de los últimos años del Museo Folkwang de Hagen muestra tres de estas pinturas en una presentación junto con una figura Uli de lo que ahora es Papúa Nueva Guinea.

El historiador del arte Ernst Gosebruch, director del Museo de Arte de Essen desde principios de 1912, también estaba fascinado por el expresionismo, por lo que presentó el nuevo arte en exposiciones y adquirió obras para la colección. Gosebruch apoyó a Kirchner principalmente organizando ventas; él mismo no adquirió un cuadro para el Kunstmuseum hasta 1922. Ese mismo año, la colección de Karl Ernst Osthaus, fallecido en la primavera de 1921, fue adquirida para Essen, donde se unió a la colección del Kunstmuseum para formar el nuevo Museum Folkwang.

La reconstrucción parcial de la colección de obras de Egon Schiele en el Museo Folkwang es otro punto destacado de la exposición. Osthaus comenzó a adquirir obras del artista en 1911, centrándose especialmente en sus acuarelas. En 1912, el museo presentó una exposición de pinturas y dibujos de Schiele, la primera exposición en un museo de la carrera del joven artista.

La obra de Schiele se muestra aquí, entre otras cosas, a partir de los importantes préstamos de Selbstbildnis mit gesenktem Kopf (Autorretrato con la cabeza baja), Die kleine Stadt I (Ciudad muerta I), Sitzendes Mädchen (Muchacha sentada) y Stehendes Mädchen, das Gesicht mit beiden Händen bedeckend (Muchacha de pie, cubriendo el rostro con ambas manos).

Regreso

Algunas de estas obras vuelven ahora al Museo Folkwang en préstamo por primera vez en 85 años. La exposición reúne obras de la propia colección del museo con préstamos de España (Museo Thyssen-Bornemisza), Austria, Suiza y la propia Alemania.

Además de las primeras exposiciones individuales de varios artistas expresionistas, el Museo Folkwang también mostró exposiciones colectivas de Die Brücke y Der Blaue Reiter. Artistas como Erich Heckel, Max Pechstein y Karl Schmidt-Rottluff participaron en aquella exposición de Die Brücke en 1910. Algunas de las pinturas que se muestran en esta exposición se consideran hoy en día obras importantes del primer estilo de ese grupo de artistas de Dresde, entre ellas Haus am Bahnhof, de Schmidt-Rottluff, prestada por Viena para la presente exposición.

Gabriele Münter, «Stillleben (rosa)», 1911. © 2022 by Bildarchiv Saarlandmuseum.Gabriele Münter, «Stillleben (rosa)», 1911. © 2022 by Bildarchiv Saarlandmuseum.

El Museo Folkwang asumió un papel pionero con su temprano compromiso con el expresionismo, por lo que Franz Marc, de Der Blaue Reiter lo describió en 1912 como "un museo que es, a su manera, un modelo de nuestra forma de pensar". Ese mismo año se celebró en el museo una exposición del Blaue Reiter, en la que también se presentaron obras de Gabriele Münter. Con los cuadros Naturaleza muerta (rosa) y Casa amarilla, el Museo Folkwang muestra dos obras de la artista procedentes de la exposición colectiva de 1912.

Paula Modersohn-Becker

Otra artista expresionista representada de forma destacada en la muestra expresionista es Paula Modersohn-Becker. El Museo Folkwang desempeñó un papel importante en la difusión de su obra. A título póstumo, la obra de la pintora, que murió prematuramente, se expuso en el Museo Folkwang en 1913 en una gran retrospectiva, que se considera la primera exposición sustancial de la obra de la artista. En aquella ocasión, Osthaus adquirió su famoso Autorretrato con rama de camelia. Un total de doce obras de la retrospectiva de 1913 se reúnen en Expresionistas en el Folkwang, incluyendo cinco autorretratos de Paula Modersohn-Becker.

En el año de su aniversario, el Museo Folkwang vincula tanto la historia del movimiento artístico como la del propio museo con esta gran muestra expresionista. Además de reunir antiguas obras de la colección, entre las que se incluyen unos 60 préstamos, la exposición también analiza los inicios del museo en la ciudad de Hagen y la continua promoción del arte expresionista a partir de 1922 en Essen. Hasta hoy, el expresionismo desempeña un papel importante en la programación del museo, así como en el desarrollo de su colección. Las últimas adquisiciones presentadas ahora en Expresionistas en el Folkwang entraron en 2021.

Los camisas pardas

Karl Schmidt-Rottluff, «Kurische Nehrung», 1914. © 2022 by Museum Folkwang, Jens Nober.Karl Schmidt-Rottluff, «Kurische Nehrung», 1914. © 2022 by Museum Folkwang, Jens Nober.

El periodo del nacionalsocialismo, a partir de 1933, fue una catástrofe para el expresionismo y para el museo. En lugar de embarcarse en un desfile triunfal como arte representativo de la nueva era -como esperaba Emil Nolde, entre otros-, fue difamado como "degenerado". El régimen genocida de Adolf Hitler (1933 – 1945) confiscó numerosas obras, e incluso el Folkwang no se salvó de la barbarie nazi.

Tras la destrucción del edificio del museo en la Segunda Guerra Mundial, a partir de 1945 se produjo un nuevo comienzo. Ya a finales de la década de 1940, las primeras exposiciones expresionistas se celebraron en locales provisionales de Essen.

A lo largo de las décadas, una destacada colección de arte expresionista volvió a crecer mediante compras, donaciones y dotaciones. La exposición del aniversario ofrece una visión de la gama y la diversidad del expresionismo y de su agitada historia. La muestra destaca asimismo el arte expresionista posterior a 1945. La ampliación de la colección expresionista hasta la actualidad es el tema de la última sala de la exposición.

Compras y donaciones

Aunque las adquisiciones en el campo del Modernismo Clásico se han vuelto cada vez más difíciles debido a los precios en el mercado del arte, se han realizado nuevas y gratificantes adquisiciones para la colección expresionista del Museo Folkwang. Permitieron ello las subvenciones públicas, entre ellas de la ciudad de Essen, y las aportaciones de la Sociedad de Amigos del Museo Folkwang, así como de fundaciones cercanas al museo.

Por ejemplo la Fundación Krupp Jubilee para fines artísticos y museísticos, junto con la Fundación Eugen-und-Agnes-von-Waldthausen-Platzhoff-Museums-Stiftung permitió la recompra del cuadro Modos: Mujer con sombrilla frente a una sombrerería, de August Macke.

A veces es también la pasión privada por el coleccionismo la que lleva a ampliar la colección:

El Folkwang debe un grupo pequeño pero de gran calidad de obras expresionistas al Dr. Walter y Lieselotte Griese. Las obras adquiridas por Griese en vida fueron legadas a la colección en 2016. Los activos adicionales donados permitieron nuevas adquisiciones importantes, como las Bailarinas de Max Pechstein o Dos mujeres en reposo de Erich Heckel. El entusiasmo individual por el expresionismo se situó en el inicio de la historia del Museo Folkwang y sigue siendo de gran importancia para el desarrollo de la colección en la actualidad.

Programa de festejos

El programa de celebraciones arrancó el pasado viernes 19 de agosto y se extiende durante los próximos meses con una amplia serie de actos especiales. Tras su éxito en 2019, el museo abrió especialmente sus puertas ese día al público durante 24 horas. Los organizadores prometen que estas festividades serán "ininterrumpidas". El programa ofrece conciertos, charlas con artistas, proyecciones de películas, actuaciones, lecturas y hasta "yoga al amanecer". La entrada y la participación en todos los actos son gratuitas.

El público espera con gran expectación al artista fotográfico Philipp Goldbach, a la artista residente Kate Mackeson o a una gran subasta de carteles. También habrá visitas guiadas por los propios comisarios de esta singular exhibición. Habrá además recorridos especialmente pensados para los niños. Los interesados pueden probar a pintar paisajes y bodegones.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.