Artes visuales y exposiciones

Un 'nuevo' pintor: "Winslow Homer: Force of Nature"

Maruxa Baliñas
miércoles, 19 de octubre de 2022
W. Homer. To the Rescue, 1886 © by The Philips Collection, Washington, DC W. Homer. To the Rescue, 1886 © by The Philips Collection, Washington, DC
0,0005305

Desde el pasado 10 de septiembre y hasta el próximo 8 de enero de 2023 se puede disfrutar de una interesantísima exposición en la National Gallery de Londres. Acaso algún lector me dirá: ¡Sí, la de Lucien Freud! Pero hay una segunda exposición que merece igualmente la visita. Se trata de Winslow Homer: Force of Nature, una exposición dedicada a este pintor norteamericano que acaso para muchos sea sólo el nombre de un 'secundario', ensombrecido por todos los grandes pintores con los que coincidió cronológicamente. 

Pero en ocasiones una exposición, el modo en que se organiza, la selección de obras y el modo en que se agrupan y explican, puede cambiar una perspectiva y dar a conocer un artista. Y creo que este puede ser el caso de Winslow Homer (Boston, 24 de febrero de 1836-Prouts Neck, Maine, 29 de septiembre de 1910), gracias a esta exposición comisariada en Gran Bretaña por Christopher Riopelle y que se presentó también en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York del 11 de abril al 31 de julio de 2022. 

Son más de cincuenta cuadros, acuarelas y dibujos que -según se indica en la presentación de la exposición-: "es tanto cronológica como temática y se centra en mostrar la poderosa iconografía del conflicto y su resolución en el arte de Homer. Explora los complejos asuntos sociales y geopolíticos de su época -la guerra, la raza, la clase, el poder- así como la preocupación más amplia de la fragilidad de la vida humana y el dominio de la naturaleza, temas que aún resuenan en la gente actual"

Winslow Homer. Sharpshooter, 1863. Oil on canvas. 31.1 x 41.9 cm. Portland Museum of Art, Maine. © © The Trustees of the Portland Museum of Art, Maine.Winslow Homer. Sharpshooter, 1863. Oil on canvas. 31.1 x 41.9 cm. Portland Museum of Art, Maine. © © The Trustees of the Portland Museum of Art, Maine.

Winslow Homer se formó de un modo casi autodidacta en Boston y Nueva York, comenzando a colaborar como ilustrador en la revista Harper's Weekly. Su carrera -como bien explica la exposición- arranca cuando se traslada al frente a cubrir la Guerra Civil norteamericana (1861-1865), siendo uno de los primeros pintores en reflejar escenas bélicas de esta guerra. Como símbolo de esta etapa, la National Gallery destaca El francotirador (1863, Portland Museum of Art, Maine) y Prisioneros del frente (1866, Metropolitan Museum of Art, New York), que se presentó en la Exposición Universal de París de 1867 y dió a conocer a Homer en Europa. 

La segunda etapa de Homer correspondería a los años de posguerra, que en EEUU se suele llamar Reconstruction (1865–1877), donde se centra en reflejar escenas cotidianas -como en Dressing for the Carnival (1877, The Metropolitan Museum of Art, New York)- y comienza a prestar una gran atención a la situación de los negros liberados y sus nuevas condiciones de vida, que a menudo no son nada agradables. De esta etapa me impresionó sobre todo The Cotton Pickers (1876, Los Angeles County Museum of Art), donde a la representación de dos mujeres negras recogiendo algodón se une un tono de empoderamiento femenino poco habitual en la pintura de la época. 

Winslow Homer. The Life Line, 1884. Oil on canvas. 72.7 x 113.7 cm. © © Philadelphia Museum of Art.Winslow Homer. The Life Line, 1884. Oil on canvas. 72.7 x 113.7 cm. © © Philadelphia Museum of Art.

Puesto que la exposición se celebra en Londres y no se exhibe ningún cuadro de Homer en ningún museo británico (en España hay uno en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, Signal of Distress), se le da una gran importancia a la etapa que Homer pasó residiendo en Cullercoats en la costa del Mar del Norte (en la zona de Tyneside), no demasiado larga temporalmente, aproximadamente un año y medio (1881-2), pero que marcó gran parte de su pintura posterior. Allí Homer retrata nuevamente escenas de la vida de un pueblo pesquero, pero centrándose sobre todo en escenas 'tormentosas', dramáticos rescates marinos, las brigadas de salvamento -rescatando ese capacidad narrativa que ya mostraba en su etapa 'bélica'- y sus medios técnicos, que eran una novedad en la época, etc. Como ejemplo, The Life Line (1884, Philadelphia Museum of Art, Philadelphia), donde aparece la cuerda de salvamento, un nuevo tipo de rescate con poleas y arneses que ayudó a salvar numerosas vidas. 

Su última etapa (1884-1910), muy extensa, se corresponde con los años pasados en la curiosa casa que se edificó en la costa de Maine, en Prout's Neck, donde residió hasta su muerte, con largas temporadas en las Bahamas, Cuba, Florida, y las Bermudas, escapando de los duros inviernos de Maine). Durante estos años su pintura sigue dos vías: cuando está en el Caribe pinta sobre todo acuarelas, apuntes, y obras rápidas -al aire libre-, que luego en Prout's Neck a menudo convierte en óleos, a veces de gran tamaño, mucho más elaborados. Aunque ocasionalmente siguen apareciendo figuras humanas, a Homer parece interesarle más la naturaleza como una reflexión simbólica sobre la mortalidad ... o sobre la vida, como en sus preciosas acuarelas de jardines y paisajes tropicales. 

Winslow Homer. The Gulf Stream, 1899 (reworked by 1906). Oil on canvas. 71.4 x 124.8 cm. The Metropolitan Museum of Art, New York. © © The Metropolitan Museum of Art, New York.Winslow Homer. The Gulf Stream, 1899 (reworked by 1906). Oil on canvas. 71.4 x 124.8 cm. The Metropolitan Museum of Art, New York. © © The Metropolitan Museum of Art, New York.

Un cuadro como The Gulf Stream (1899, retocado en 1906), al que se dedica una gran atención al incluir estudios preparatorios y trabajos semejantes en las salas anteriores, además de un amplio espacio en el documental que acompaña la exposición, se convierte finalmente en todo un símbolo de la pintura de Homer y de algunos de sus temas principales -el hombre enfrentado a la naturaleza hostil, la injusticia, el mar- pero además en un símbolo de la lucha del black-power, porque el que se enfrenta a la soledad y al mar tormentoso (y a los tiburones) es un negro pobre atravesando un mar -el Caribe- que fue tumba de tantos esclavos y que de algún modo representa, por lo menos para los europeos, todos los inmigrantes que fallecen en el mar intentando llegar a las costas europeas.  

Si hubiera que buscar alguna tacha a la exposición sería la falta de fotografías. Esa misma Guerra Civil Americana que marcó buena parte de la carrera inicial de Homer -y siempre se mantuvo presente en su visión del mundo y por tanto de su pintura- es considerada también el inicio del reportaje fotográfico y repasando en casa las ilustraciones que Homer realizó de la guerra para Harper's Weekly -el Portland Museum of Art tiene una colección amplísima de ellas- tuve la sensación de que Homer estaba muy marcado por la competencia de la fotografía, que aportaba un realismo indiscutible aunque también una frialdad y lejanía (la técnica fotográfica aún era primitiva y requería bastante tiempo de exposición) que las vivaces y realistas ilustraciones de Homer ofrecían en cambio a los lectores. Se conservan bastantes fotografías de Homer, incluidas algunas que utilizó para sus cuadros, y sin embargo la exposición Winslow Homer: Force of Nature no las utiliza. 

Winslow Homer. The Cotton Pickers, 1876. Oil on canvas. 61.2 x 96.8 cm. Los Angeles County Museum of Art, California. © © Los Angeles County Museum of Art, California.Winslow Homer. The Cotton Pickers, 1876. Oil on canvas. 61.2 x 96.8 cm. Los Angeles County Museum of Art, California. © © Los Angeles County Museum of Art, California.

Como conclusión se puede citar al Dr Gabriele Finaldi, director de la National Gallery de Londres: "Las pinturas de Winslow Homer exploran el poder, la grandeza y la belleza de la naturaleza así como los peligros que plantea a la vida humana. Los conflictos de las relaciones humanas, la lucha por la supervivencia, el aislamiento de las personas están entre sus temas, tratados a la vez poéticamente y con una asombrosa valentía técnica"

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.