Una jirafa en Copenhague

Entrevista intrapersonal confrontada: Omar Jerez con Tony Cazás

Omar Jerez
miércoles, 19 de octubre de 2022
Tony Cazàs © 2022 by Tony Cazàs Tony Cazàs © 2022 by Tony Cazàs
0,0005108

La ciencia por medio de conjeturas investiga para llegar a los hechos.

¿Y si determinados hechos no se pudieran demostrar cientificamente por falta de tecnología?

¿Es posible que lo experiencial en determinados casos sea más evolucionado que la misma ciencia?

Todas estas cuestiones las responde de manera clínica Tony Cazás.

Existe un estado de supraconsciencia que los budistas llaman ecuanimidad.

Ellos fueron de los primeros neurocientíficos de la historia.

Tony Cazás camina en ese horizonte.

Lean y mediten.

Entrevista Intrapersonal Confrontada-Tony Cazás

Tony, cuéntame ¿qué es la parapsicología y, para que sirve?

Pues desde mi humilde mirada y comprensión, te puedo decir que, la parapsicología, es una ciencia, aunque algunos se empeñen en decir muy alto, que no lo es. ¿Para que sirve? Pues para estudiar, los fenómenos científicos, (paracientíficos, según la gran mayoría hasta ahora), de fenómenos, que no se pueden explicar, con otras ramas de la ciencia.

Pero esta seudo ciencia, o, ciencia como tu la denominas, ¿sirve para algo más que escribir libros?

Claro que sí, estudia, el porqué de muchas cosas que nos suceden y no podemos decir, como, cuando ni donde, pero suceden. Te puedo poner ejemplos demostrables, como uno que me sucedió, hace muchos años. Antes, debo ponerte en antecedentes, yo nunca he creído en nada que no viese, pudiera tocar o, sentir, como el calor, el frío, el dolor, etc. Esto sucedió una tarde en la que acompañe a mi suegra a un pueblo de Galicia, ella me dijo que quería ir a ver a un señor, que le llamaban, Home Santo, (hombre santo) pues bien allá fuimos, ella entro después de esperar más de tres horas, ya que las colas eran inmensas. 

Este buen señor, le dijo a mi suegra, que deseaba hablar con la persona que la había acompañado, ella claro está, le pregunto el porqué, él dijo, - ya lo veras. Me llamo y me invitó a entrar, era una pequeña habitación, con una mesa redonda y tres sillas, me invitó a sentarme, pero antes, me dijo si podía darme un abrazo, yo le contesté que sí, no había ningún problema. Entonces me dijo, usted es el yerno de esta señora, ¿Cómo le van los cuadros? Yo mire para mi suegra y ella me hizo seña con la cabeza, que no había dicho nada de mí, el buen hombre continuó. Me gustaría infinito, que me regalases un cuadro tuyo, porque para mi tener algo de un ser tan maravilloso como tú, será un regalo del Señor. 

Yo la verdad, un poco nervioso le conteste, ¿cómo sabe usted que pinto y, por qué me dice que soy una persona especial?, soy normal. El me miró, se sonrió y me dijo tomándome una mano, - ya sé que no crees en estas cosas,  también, que, de niño, has visto cosas y sé, que tienes algún don que no deseas mostrar, pero todo a su tiempo querido amigo. Desde ese día, me empecé a interesar más, por estas cosas, pero eso no fue aun, lo que me llevó de lleno hacia la parapsicología.

¿Tú crees que hay universos paralelos y que podemos pasar de uno a otro sin más?

Que existen, sí lo creo, pero de que podamos pasar de uno a otro así, sin más, no, eso no lo creo, pienso que habrá primero que tener un conocimiento muy especial de todo esto, para poder, antes que nada, entender y después, ir de uno al otro.

¿Dirías que la parapsicología, también la llevas al plano literario?

Si claro por supuesto, sin ir más lejos, en mi segundo libro, A la sombra de una Higuera, la he llevado, contando casos que me sucedieron a mí en primera persona.

¿Qué diferencia hay, entre la inspiración para escribir una novela y, el conocimiento de esta ciencia como es la parapsicología, para poder escribir libros?

Pues es muy sencillo, la inspiración, te llega de un momento a otro, claro que, antes también ayuda muchísimo, el haber leído gran cantidad de libros y, según de que trata la novela, pues investigar, esto unido a la inspiración, pues te ayudara para escribir buenas novelas. Pero en la parapsicología, no hay inspiración, todo lo contrario, tienes que mirar, estudiar, escrutar hasta la saciedad y comparar, lo que sucede, lo que te cuentan, lo que ves, para saber, que es verdad y que no. Todo es investigación, comparación, ya que, por desgracia, hay mucha mentira en este campo.

Antes has dicho, que había algo, que fue lo que te empujó definitivamente, para entrar en el mundo de la parapsicología, ¿Qué fue esto que te dio ese empujón?

Pues fueron en verdad, dos situaciones, momentos que he vivido en mi vida, uno fue, que la abuela de mi esposa, era Meiga Blanca, después de muchos años, de convivencia con ella, me di cuenta, que esta buena mujer, no engañaba a nadie, si no lo que hacía, era tan real, como que estábamos vivos.

La otra, ya fue mucho más profunda, fue una noche que estábamos en la cama mi esposa y yo, por norma general, soy una persona que no duerme más de 4 o 5 horas, me es imposible, esto me sucede, desde que era un crío, me he acostumbrado y ahora lo llevo bien, aunque en estos momentos, para poder dormir ese tiempo, debo recurrir a la Melatonina®, antes no me hacía falta.

Pues estaba en mi lado de la cama como siempre, me gire y encendí la luz de mi mesita de noche, eran las 4,30 de la madrugada, apague la luz, pero ya sabía que no volvería a dormir, pero al menos, descansaría. Entonces sentí un pequeño ruido, provenía de una mesa pequeña que tenemos en el lado derecho a los pies de la cama, encendí de nuevo la luz, mire bien y no vi nada, entonces apague de nuevo la luz y decidí cerrar los ojos y descansar. Me permitirás, que no cuente todo el episodio, ya que aparece en mi libro, entonces desvelaría algo importante al futuro lector, solo decir, que ese día, vi a Dios, si, así como suena, lo vi, despierto como estoy ahora mismo escribiendo todo esto. Ese fue ya el detonante, para seguir estudiando, psicología aplicada y, parapsicología.

Para terminar, hemos hablado de como y porque has llegado a este mundo de la parapsicología, ¿tú crees que no interesa, que sea una ciencia más?

Claro que interesa, mira una cosa, un día le preguntaron a Albert Einstein, ¿usted cree en Dios? Y el contestó, ¿Usted cree que, si Dios no existiese, yo estaría aquí estudiando e intentando comprender la física? Claro que no les interesa a las grandes corporaciones, a las farmacéuticas y muchas más empresas, ya que un sinfín de enfermedades, habría que volver a catalogarlas, como ya se está haciendo. 

Antes la Fibromialgia, no existía, ahora ya sí. Como eso muchas más, que se pueden explicar de una forma diferente, y, no haría falta, llenar de pastillas y drogas a las personas, si, se les estudiara más en profundidad, para lo cual, la parapsicología, sería un beneficio y, nosotros los parapsicólogos, en combinación con médicos y científicos de cada rama, podríamos llegar si no a curar, al menos, descubrir el porqué de esas enfermedades, de las cuales hoy se sabe muy poco, como de los fantasmas, la telequinesis y un sinfín de cosas más.

*Entrevista Intrapersonal Confrontada (O cómo responder y después preguntar)

La entrevista es un género periodístico fundamental. De hecho, se podría considerar su piedra angular, porque permite al periodista confirmar, acceder y conocer los hechos de manera directa, sin intermediarios, hablando con la fuente y estableciendo un diálogo con los protagonistas.

Lamentablemente, y salvo honrosísimas excepciones, la entrevista, ese momento excepcional que combina conversación, reto y seducción, se ha convertido en un acto seco, forzado, en el que demasiado a menudo el entrevistado no quiere responder y al entrevistador le da lo mismo que no quiera. El momento sublime que permite al periodista ejercer su derecho a preguntar se transforma en un trámite, una penitencia o directamente un combate tosco y sin ningún vencedor.

En otras ocasiones, los entrevistados han tenido una clase por parte de sus asesores para evitar, rodear o directamente eliminar preguntas incómodas, que suelen ser precisamente las que el periodismo debe y puede hacer. El resultado, nuevamente, queda en un limbo de medias verdades y frases insulsas. Por no hablar de las entrevistas promocionales asociadas a algún producto cultural, tipo cine, literatura y música, donde la superficialidad es tan apabullante que se podrían mantener las preguntas hechas años antes y tendríamos la certeza de encontrar las mismas respuestas.

Ante este panorama, desolador y habitual en demasía, el artista y creador Omar Jerez propone una nueva fórmula, una nueva aproximación al género que exige una complicidad de ambas partes (tomando como inspiración las entrevistas noveladas que hizo durante años Milan Kundera) para generar un contenido atractivo, valiente, que enriquezca al lector y que suponga una aventura donde ni el camino ni el destino queda prefijado.

El nuevo concepto se llama Entrevista Intrapersonal Confrontada, (EIC), y tiene como cimiento inamovible la siguiente premisa: el entrevistado genera un discurso a priori, provocado y sugerido (o no) por el entrevistador, y posteriormente el periodista edita y da forma periodística a ese contenido. Se crea una arcilla pura que será moldeada por las manos expertas del entrevistador, a posteriori.

A continuación se exponen los 10 puntos que definirán cualquier EIC que se haga a partir de ahora, y que creemos supone una innegable revolución en este género. Es tan sencillo como invertir el orden para recuperar la pureza que nunca debió perder.

Decálogo para una Entrevista Intrapersonal Confrontada (EIC)

  1. Cualquier persona, tenga o no relevancia pública, podrá solicitar a un periodista la realización de una EIC. Igualmente, cualquier periodista podrá solicitar la realización de una EIC a cualquier persona o personaje.
  2. Cualquier EIC tiene como base fundamental la relación que se establece entre el periodista y el entrevistado, así como la reinterpretación del concepto de entrevista para el siglo XXI.
  3. Una vez aceptada la realización de la EIC, se propondrá, por cualquiera de las partes, un tema sobre el que girará la narración, así como su extensión. Igualmente podrá ser de libre elección si así se decide de mutuo acuerdo.
  4. El entrevistado construirá libremente una narración sobre la temática escogida, que podrá ser creada en cualquier formato: texto, audio, vídeo, ilustración, así como cualquier combinación entre estos. El periodista no intervendrá nunca en esta parte del proceso.
  5. El periodista recibirá esa narración y a partir de ahí construirá una EIC en la que se compromete a mantener el sentido del texto original, y podrá modificar, eliminar, ampliar o extender la entrevista para tratar de llegar a la naturaleza real del entrevistado. Podrá solicitar más información al entrevistado, así como convertirla a otro formato.
  6. Bajo ningún concepto el periodista podrá utilizar la información en bruto para difamar o menoscabar la figura o reputación del entrevistado.
  7. El periodista deberá entregar una copia de la EIC antes de su difusión al entrevistado para que la confronte y certifique que se ha mantenido el sentido original, no entrando éste en consideraciones de estilo y forma.
  8. El periodista puede declarar la EIC nula si percibe que está falseada o que el entrevistado se aleja del objetivo principal, que es un ejercicio de honestidad consigo mismo.
  9. El espectador, para poder completar la experiencia, debería tener acceso al discurso en bruto enviado por el entrevistado y la EIC  definitiva, para comparar y enriquecer la lectura/visionado/escucha del proceso.
  10. Al contrario que en la entrevista clásica, en cualquier EIC la búsqueda de la verdad queda supeditada a la experiencia compartida, confrontada y colaborativa entre las dos partes.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.