Discos

Sacre: un 'nuevo' compositor

Nipper Larrañaga
lunes, 9 de enero de 2023
void void
Guy Sacre. OEuvres pour piano. Guy Sacre, Dernières Chansons enfantines; Sonatine d'hiver; Sonatine de printemps; Sonatine d'été; Sonatine d'automne; y Treize Impromptus. Billy Eidi, piano. Un disco de 72 minutos grabado en julio de 2021 en el Auditorio Marcel-Landowski, CRR de París. Frédéric Briant, toma de sonido, montaje y masterización. Eric Rouyer, productor. Le Palais des Dégustateurs, 2022. PDD028
0,000293

Cuando uno piensa que conoce a los principales compositores del siglo XX francés, por lo menos los que escribieron para piano, le aparece uno nuevo: Guy Sacre (1948), del que incluso en internet es difícil conseguir datos biográficos, por lo que no puedo contarles nada de su formación e incluso trabajo actual (no encontré datos de él ni como concertista ni como pedagogo, así que debe dedicarse a la composición en exclusiva). 

Su música es muy agradable de escuchar, aunque curiosamente difícil de situar cronológicamente. Sacré es muy consciente de los grandes autores de la historia del piano -de hecho ha escrito un libro en dos tomos de casi 3.000 páginas sobre repertorio pianístico donde analiza unas 4.000 piezas que aparentemente 'ha puesto en dedos'- y en su propia música hace un revoltijo donde suenan Debussy, algo de Scriabin o Mompou, Chopin y Rachmaninov -¡cómo no!- y me pareció atisbar también Casella y Bartók. No elude la atonalidad, pero parece hacerlo más desde la perspectiva de los vanguardistas de principios del XX que propiamente desde el dodecafonismo o serialismo, que no parece interesarle en absoluto. 

Me interesaron las Dernières Chansons enfantines (2012) que abren el disco, que no son piezas pedagógicas aunque tampoco parecen ser especialmente difíciles, por su animación y mezcla de sencillez y poesía, un poco al modo de  de Schumann en sus piezas infantiles (aunque estas son más difíciles). 

No me acabó de quedar claro el planteamiento de las cuatro Sonatinas dedicadas a las cuatro estaciones -aunque fueron compuestas en diferentes momentos entre 1989 y 1998- que parecen aprovechar el tirón del título vivaldiano o piazzollano, pero sin constituir un ciclo, aunque sí hay una trabazón temática interna por lo menos en las Sonatas de invierno y de otoño

Finalmente los Treize Impromptus son nuevamente unas piezas 'con mucha historia' pero atemporales, y bastante variadas entre sí. 

Respecto al pianista que interpreta las obras, Billy Eidi (Egipto, 1955, libanés establecido en Francia desde su juventud), las referencias son más abundantes, principalmente como profesor y como concertista dedicado al repertorio pianístico romántico, especialmente francés, y a la música del siglo XX, incluyendo compositores franceses poco grabados (Reynaldo Hahn, Deodat de Severac, Henri Sauguet y entre ellos Guy Sacré), así como en calidad de acompañante de cantantes. Lógicamente no puedo juzgar su interpretación, ya que todas las obras del disco eran nuevas para mí y no tengo las partituras. 

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.