Reportajes

Cambio climático

LVI. ExxonMobil sabía del impacto sobre el clima y ocultó sus estudios

Juan Carlos Tellechea
lunes, 16 de enero de 2023
Science Vol 379, Issue 6628 © 2023 by Science Science Vol 379, Issue 6628 © 2023 by Science
0,0007758

Climatólogos de la Universidad de Harvard, de Estados Unidos, y del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto del Cambio Climático (PIK), de Alemania, han lanzado graves acusaciones contra la petrolera ExxonMobil por ocultar deliberadamente datos de sus propios estudios sobre el calentamiento global y los efectos negativos para el clima y la humanidad.

Según un artículo de estos investigadores, titulado Assessing ExxonMobil's global warming projections (Evaluación de las previsiones de calentamiento global de ExxonMobil) y publicado por la revista Science, la empresa estadounidense lleva prediciendo con exactitud el calentamiento global como consecuencia de las emisiones de gases de efecto invernadero desde finales del decenio de 1970 y sabía que éste podría tener efectos medioambientales dramáticos antes de 2050.

ExxonMobil ha "exagerado las incertidumbres, criticado los modelos climáticos, difundido el mito del enfriamiento global y fingido ignorancia sobre cuándo -o si- el calentamiento global inducido por el hombre sería medible", afirma el autor principal del estudio, Geoffrey Supran, de la Universidad de Harvard.

Hoy en día, el cambio climático ya ha progresado hasta el punto de que los investigadores ven claramente que la Tierra se encamina hacia el periodo cálido récord antes mencionado, con todas sus catastróficas consecuencias. Por tanto, se puede acusar con razón a ExxonMobil de "prevaricación climática deliberada", concluye Supran.

Cómplices

A continuación aparecieron otros documentos que demostraban que la mayor asociación comercial de la industria estadounidense del petróleo y el gas también lo sabía desde al menos la década de 1950, al igual que la industria del carbón desde al menos el decenio de 1960, y las empresas eléctricas, la petrolera Total y las empresas automovilísticas GM y Ford desde al menos la década de 1970.

Es más, durante décadas, algunos miembros de la industria de combustibles fósiles intentaron convencer al público de que no podría establecerse un vínculos causal entre el uso de esos combustibles y el calentamiento del clima, porque los modelos utilizados para proyectar el calentamiento eran demasiado inciertos.

Académicos y periodistas han analizado los textos contenidos en estos documentos, proporcionando relatos cualitativos sobre el conocimiento de la ciencia del clima y sus implicaciones por parte de los grupos de interés y de presión de los combustibles fósiles.

Detalles

En 2017, por ejemplo, se demostró que los documentos internos de Exxon, así como los estudios revisados por pares publicados por científicos de Exxon y ExxonMobil Corp., reconocían abrumadoramente que el cambio climático es real y está causado por el Hombre. En cambio, la mayoría de los comunicados públicos de Mobil y ExxonMobil Corp. promovían la duda al respecto.

Ahora ha quedado demostrado con estas investigaciones que ExxonMobil tenía sus propios modelos internos que proyectaban trayectorias de calentamiento coherentes con las previstas por los modelos académicos y gubernamentales independientes. Por lo tanto, lo que entendían sobre los modelos climáticos contradecía lo que hacían creer al público.

Muchos de los documentos descubiertos de la industria de los combustibles fósiles incluyen proyecciones explícitas de la cantidad de calentamiento que se espera que se produzca con el tiempo en respuesta al aumento de las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero.

Nadie hizo caso

Sin embargo, estos datos numéricos y gráficos han recibido poca atención. De hecho, nadie ha revisado sistemáticamente las proyecciones de los modelos climáticos que, por supuesto, su divulgación no era absolutamente de ningún interés para la rama económico industrial de los combustibles fósiles.

¿Qué sabían exactamente las empresas petroleras y gasísticas y cuál era su grado de precisión? Los investigadores abordaron estas cuestiones, informando y analizando todas las proyecciones conocidas sobre el calentamiento global documentadas -y en muchos casos modelizadas- por científicos de Exxon y ExxonMobil Corp entre 1977 y 2003.

Según el informe, las predicciones eran significativamente mejores que las presentadas al Congreso estadounidense por el científico de la NASA James Hansen en 1988. Hansen está considerado un pionero de la investigación climática moderna y fue uno de los primeros en advertir de los peligros del calentamiento global en la década de 1980.

Ola de calor inevitable

Una proyección de Exxon llegó a predecir correctamente en 1977 que el uso de combustibles fósiles provocaría un 'superinterglaciar inducido por el dióxido de carbono',

explica Stefan Rahmstorf, del PIK, coautor del estudio.

Se trata de un periodo cálido que no solo es mucho más cálido que cualquier otro en la historia de la civilización humana, sino incluso más cálido que el último periodo cálido de hace 125.000 años.

Los análisis de Exxon también habían "predicho con exactitud cuando se detectaría por primera vez en los datos medidos el calentamiento global inducido por el Hombre". En consecuencia, incluso calcularon con bastante precisión un "presupuesto de carbono" para limitar el calentamiento global a dos grados. En sus declaraciones públicas, sin embargo, la empresa ha contradicho sistemáticamente "sus propios datos científicos", critican los investigadores.

Hasta hoy

Los resultados muestran que, en círculos privados y académicos, desde finales de los años setenta y principios de los ochenta, ExxonMobil predijo el calentamiento global de forma correcta y hábil. Utilizando técnicas estadísticas establecidas, descubrieron ahora los investigadores que entre el 63% y el 83% de las proyecciones climáticas comunicadas por los científicos de ExxonMobil eran precisas a la hora de predecir el posterior calentamiento global.

El calentamiento medio previsto por ExxonMobil fue de 0,20° ± 0,04°C por década, que es, dentro de la incertidumbre, el mismo que el de las proyecciones académicas y gubernamentales independientes publicadas entre 1970 y 2007. La "puntuación de habilidad" media y el nivel de incertidumbre de los modelos climáticos de ExxonMobil (67 a 75% y ±21%, respectivamente) también fueron similares a los de los modelos independientes.

Además, demostraron los investigadores que los científicos de ExxonMobil descartaron correctamente la posibilidad de una próxima era glacial en favor de un "superinterglacial" inducido por el dióxido de carbono; predijeron con exactitud que el calentamiento global causado por el hombre sería detectable por primera vez en el año 2000 ± 5; y estimaron razonablemente cuánto CO2 provocaría un calentamiento peligroso.

Perspectiva

En la actualidad, decenas de ciudades, condados y estados están demandando a las empresas petroleras y gasísticas por su "largo conocimiento científico interno de las causas y consecuencias del cambio climático y sus campañas de engaño público". El Parlamento Europeo y el Congreso de Estados Unidos han celebrado audiencias, el presidente estadounidense Joe Biden se ha comprometido a exigir responsabilidades a las empresas de combustibles fósiles y ha surgido un movimiento social de base bajo el lema #ExxonKnew.

Los recientes hallazgos demuestran que ExxonMobil no solo sabía "algo" sobre el calentamiento global hace décadas, sino que sabía tanto como los científicos académicos y gubernamentales. Pero mientras esos científicos se esforzaban por comunicar lo que sabían, ExxonMobil se esforzaba por negarlo: exagerando las incertidumbres, denigrando los modelos climáticos, mitificando el enfriamiento global, fingiendo ignorancia sobre la discernibilidad del calentamiento causado por el hombre y guardando silencio sobre la posibilidad de activos de combustibles fósiles varados en un mundo con restricciones de carbono.

Cambio de temperatura observado históricamente (rojo) y concentración de dióxido de carbono atmosférico (azul) a lo largo del tiempo, en comparación con las proyecciones de calentamiento global informadas por científicos de ExxonMobil. © 2023 by Science.Cambio de temperatura observado históricamente (rojo) y concentración de dióxido de carbono atmosférico (azul) a lo largo del tiempo, en comparación con las proyecciones de calentamiento global informadas por científicos de ExxonMobil. © 2023 by Science.

Cambios de temperatura observados históricamente (en rojo en el gráfico) y concentración atmosférica de dióxido de carbono (azul) a lo largo del tiempo, comparados con las proyecciones de calentamiento global de los científicos de ExxonMobil.

Leyendas en los gráficos

(A) Proyecciones "patentadas" de 1982 modeladas por Exxon. (B) Resumen de proyecciones en siete memorandos internos de la empresa y cinco publicaciones revisadas por pares entre 1977 y 2003 (líneas grises). (C) Gráfico interno de 1977 sobre el calentamiento global "efecto del CO2 a escala interglaciar". (A) y (B) muestran observaciones históricas de temperatura promediadas, mientras que el registro histórico de temperatura de (C) es una simulación suavizada del modelo del sistema terrestre.

Todos callaron y callan aún

Nunca se han evaluado las proyecciones climáticas de la industria de los combustibles fósiles. Basándose en los registros de las empresas, los investigadores evaluaron cuantitativamente todas las proyecciones disponibles sobre el calentamiento global documentadas -y en muchos casos modelizadas- por científicos de Exxon y ExxonMobil Corp. entre 1977 y 2003.

Comprobaron además que la mayoría de sus proyecciones preveían con precisión un calentamiento coherente con las observaciones posteriores. Además, sus previsiones coinciden con las de modelos académicos y gubernamentales independientes y son al menos tan precisas como éstas. Exxon y ExxonMobil Corp. también rechazaron correctamente la perspectiva de una próxima era glacial, predijeron con exactitud cuándo se detectaría por primera vez el calentamiento global provocado por el hombre y estimaron razonablemente el "presupuesto de carbono" para mantener el calentamiento por debajo de 2ºC. Sin embargo, en cada uno de estos puntos, las declaraciones públicas de la empresa sobre la climatología contradecían sus propios datos científicos.

Las investigaciones periodísticas habían sacado a la luz en 2015 documentos internos de la empresa que demostraban que los científicos de Exxon llevaban advirtiendo a sus ejecutivos sobre un calentamiento global antropogénico (causado por el hombre) "potencialmente catastrófico" desde al menos 1977.

Posteriormente, investigadores y periodistas desenterraron otros documentos que demostraban que la industria estadounidense del petróleo y el gas en general -a través de su asociación comercial, el Instituto Americano del Petróleo- ha sido consciente del posible calentamiento global causado por el hombre desde al menos la década de 1950; la industria del carbón desde al menos la década de 1960; las compañías eléctricas, la petrolera Total y las empresas automovilísticas General Motors y Ford desde al menos la década de 1970; y la petrolera Shell desde al menos la década de 1980.

Mentir y mentir

Este corpus de documentos sobre combustibles fósiles ha atraído una amplia atención académica, periodística, política y jurídica, lo que ha llevado a la conclusión de que la industria de los combustibles fósiles ha sabido durante décadas que sus productos podrían causar un peligroso calentamiento global.

En 2017, los investigadores utilizaron un análisis de contenido para demostrar que los documentos internos de Exxon, así como los estudios revisados por pares de los que eran autores o coautores científicos de Exxon y ExxonMobil Corp., reconocían de forma abrumadora que el calentamiento global era real y causado por el Hombre.

Olas de demandas judiciales

En cambio, descubrieron que la mayoría de las comunicaciones públicas de Mobil y ExxonMobil Corp. promovían la duda al respecto. En consecuencia, ciudades, condados y estados han presentado decenas de demandas en las que acusan a ExxonMobil Corp. y a otras empresas de engaño y responsabilidad por los daños climáticos.

El fiscal general de Massachusetts, por ejemplo, alega que ExxonMobil tenía "desde hace mucho tiempo conocimientos científicos internos sobre las causas y consecuencias del cambio climático" y emprendió "campañas de engaño público" que tergiversaban esos conocimientos. Las campañas de la sociedad civil que pretenden responsabilizar a los intereses de los combustibles fósiles por engañar supuestamente a accionistas, clientes y al público en general sobre la ciencia del clima han surgido bajo denominaciones como #ExxonKnew, #ShellKnew y #TotalKnew.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.