Una jirafa en Copenhague

¿Pasarán a la historia algunas de las cuatro teorías?

Omar Jerez
miércoles, 18 de enero de 2023
Omar Jerez © 2023 by Julia Martínez Omar Jerez © 2023 by Julia Martínez
0,0010722

Por ahora todas las teorías que he creado ya son objeto de estudio en diferentes universidades.

A día de hoy ya he desarrollado cuatro de ellas, y puedo desvelar que voy a desarrollar un total de nueve teorías.

Mientras tanto podéis leer las que llevo presentadas.

Teoría 1Teoría involuntaria de una muerte confrontada (Performance)

Teoría 2Arquitectura híbrida simulada (Arquitectura)

Teoría 3: Entrevista intrapersonal confrontada (Periodismo)

Teoría 4: Proyecto contracuratorial de un acto pactado (Curador)

Teoria involuntaria de una muerte confrontada

La intensidad y carga crítica debe prevalecer a la hora de abordar un tema, ejecutando el desarrollo artístico en los mismos niveles de lo cuestionado. Llevar al extremo tu obra como un arma artística que se enfrente a la idea o hecho criticado.

La Teoría Involuntaria de una Muerte Confrontada (TIMC) no implica que la muerte sea un grado satisfactorio. El hecho de poner en cuestión a través de tu obra, ejerciendo una crítica en el entorno social en el que vives, puede ser causa de asesinato o pérdida de tu vida. La muerte no sería simplemente como una reacción de tu obra, sino que el mismo hecho de morir forma parte de la obra y adquiere sentido artístico.

Asumiendo el hecho de poner rostro a los problemas de nuestro tiempo, la obra se alía con la crítica. Las ideas y pensamientos están por encima de la muerte como posible consecuencia.

La Teoría Involuntaria de una Muerte Confrontada (TIMC) manifiesta y simboliza la voluntad de estilo de un grupo de artistas. Esta teoría resume lo propuesto por el movimiento, definiéndose como una declaración pública de principios e intenciones. Fundamentándose en los siguientes puntos:

  1. La Teoría Involuntaria de una Muerte Confrontada (TIMC) queda anulada si se produce por muerte natural, suicidio, ser asesinado por una causa ajena a tu obra o cualquier situación de pérdida de vida ajena al movimiento.
  2. No se acepta buscar la muerte de maneara intencionada exponiendo tu obra en una zona de conflicto y como consecuencia poner en peligro tu seguridad, pudiéndote llevar a la muerte de manera innecesaria.
  3. En caso de ser denunciado deberás defenderte por ti mismo y rechazar el abogado de oficio que te asigne el Estado. Por el contrario, si te ves obligado, contratarás un letrado por tus propios medios económicos.
  4. Si eres amenazado rechazarás recibir protección, ya sea escolta o las fuerzas y cuerpos del Estado.
  5. En caso de ser secuestrado no pedirás la intervención de los cuerpos diplomáticos o presidente de gobierno en funciones. Tampoco podrás recurrir a una embajada a pedir asilo político, ni a la comunidad internacional.
  6. Si intuyes que vas a ser asesinado, el instinto de supervivencia está por encima de él de la muerte. Por ello está justificado que encuentres cualquier forma de proteger tu vida.
  7. Si existe un intento de asesinato y sales ileso, no podrás denunciarlo o acudir a los tribunales. En situación de urgencia deberás acudir a un centro sanitario para curar tus heridas siempre por cuenta propia y no del Estado.
  8. No se admite bajo ningún concepto en tu obra el maltrato animal, ejecutar una vida u ocasionar daños al paraje natural.
  9. En el caso de que tu obra provoque daños colaterales deberás indemnizar económicamente a los afectados o donar tus bienes inmuebles. En el caso de no poder aportar ninguna de las nombradas, un tanto por ciento de los beneficios que generes a lo largo de tu vida irán destinados a la parte afectada.
  10. La obra realizada no puede ser financiada por presupuesto público o instituciones del Estado, sólo se admite capital privado o tus propios medios económicos.
  11. El cumplimiento de la Teoría Involuntaria de una Muerte Confrontada (TIMC) es ser asesinado debido a que cualquiera de tus obras hayan provocado una respuesta adversa al grupo o entidad criticada. Esto materializa el máximo exponente de la sublimidad convirtiendo tu muerte (asesinato) en una continuación de tu obra.
  12. En caso de cumplir el manifiesto deberás dejar en tu testamento que parte de él este destinado a la lucha contra las acciones denunciadas en tu obra.

El no cumplimientos de alguno de estos puntos hace que la Teoría Involuntaria de una Muerte Confrontada (TIMC) quede invalidada.

Arquitectura híbrida simulada

Ante el debate eterno que existe entre los que consideran que el arte contemporáneo sí tiene validez artística o por el contrario, los que se posicionan tachándolo de fraude postmoderno, como es el caso de la archiconocida crítica de arte Avelina Lésper de repercusión mundial. Propongo una teoría expositiva que enfrenta estos dos conceptos antagónicos llamada “Arquitectura Híbrida Simulada” que se caracteriza por la siguiente teoría.

La principal premisa de Arquitectura Híbrida Simulada consiste en buscar una casa, piso, vivienda o loft con carácter neutro, siempre alejado de referencias artísticas en el inmueble; donde los artistas y el dueño de la propiedad lleguen a un consenso para exponer en cualquier habitáculo que ofrezca la casa con la intención de no alterar el sentido estético con la obra que se vaya a colocar, y que el espectador no pueda nunca tener una referencia entre lo que es un objeto o mobiliario integrado de la casa y lo que es la obra de arte.

Arquitectura Híbrida Simulada contiene una serie de normas para que se acaten, punto por punto y cumplir el objetivo de esta teoría.

  1. En Arquitectura Híbrida Simulada los artistas deberán usar para exponer todo el mismo material que contenga la casa e integrar su pieza cómo un elemento más sin que el trabajo artístico destaque por encima de lo que contenga la propiedad, ya sean las puntas, los adoquines, los clavos, los enchufes, los interruptores, las cortinas, los muebles, las camas, los edredones, la madera, el suelo, la pintura, la decoración, o cualquier material tecnológico que contenga la propiedad.
  2. En Arquitectura Híbrida Simulada no habrá interacción entre el los artistas y los asistentes a la exposición, para no alterar la mirada de los que están observando manteniendo el hermetismo cómo objetivo prioritario.
  3. En Arquitectura Híbrida Simulada los artistas no deberán ni antes, ni durante, ni después desvelar cuales eran los elementos de la casa que estaban integrados por parte del propietario y cual son sus trabajos artísticos, manteniendo el desafío entre las dos corrientes para lo que está teorizado el proyecto, todo ello firmando en un documento de confidencialidad.
  4. En Arquitectura Híbrida Simulada no tendrá una función comercial de venta-compra, intercambio o cualquier gestión monetaria, por lo que las obras formarán parte de la vivienda cómo ejercicio de agradecimiento a la persona que se haya prestado a facilitar su hogar para dicha exposición.
  5. En Arquitectura Híbrida Simulada se podrá trabajar con cualquier disciplina artística siempre acatando cualquiera de las normas de las que lo compone descritas anteriormente.
  6. En Arquitectura Híbrida Simulada la exposición tendrá un solo día de durabilidad ya que se trata de una casa y que no está habilitada como un lugar expositivo y así no causar mayores molestias de las que se han podido originar.
  7. En Arquitectura Híbrida Simulada cabe la posibilidad de utilizar otros espacios cómo pueden ser un negocio, oficina, fábrica, taller, nave industrial, colegios, universidades, tanatorios, lugares de culto o todas las variantes arquitectónicas que existan y que uno tenga a su alcance cómo posibilidad de llevarlo a cabo.
  8. En Arquitectura Híbrida Simulada no se admiten reformas o cualquier alteración en la vivienda para colocar la obra, ya que el artista deberá atenerse a las condiciones que tenga el espacio, sometiéndose el creador y no el propietario al desafío para lo que se ha creado esta teoría.
  9. En Arquitectura Híbrida Simulada cabe la posibilidad de que el artista o los artistas no hayan expuesto ninguna obra pero la exposición siga teniendo su programación expositiva sin que ello altere el objetivo.
  10. En Arquitectura Híbrida Simulada el espacio a exponer no puede contener ni un solo elemento de manifestación artística ya sea escultura, pintura, grabado o cualquiera de las ramas existentes en el arte contemporáneo ya que esto manipularía la teoría pudiendo llevar innecesariamente a la confusión del espectador.
  11. En Arquitectura Híbrida Simulada cabe la posibilidad de llevar acabo todo lo mencionado sin dar previo aviso a los asistentes que se encuentren en el marco de una exposición, justificando sin ser conscientes ellos, el hecho de estar en el lugar con cualquier excusa que los artistas y el propietario consideren oportuno sin necesidad de desvelar que están en el marco de Arquitectura Híbrida Simulada.
  12. Cualquier punto mencionado que no cumpla los requisitos de Arquitectura Híbrida Simulada será invalidado de esta teoría.

Entrevista Intrapersonal Confrontada (O cómo responder y después preguntar)

La entrevista es un género periodístico fundamental. De hecho, se podría considerar su piedra angular, porque permite al periodista confirmar, acceder y conocer los hechos de manera directa, sin intermediarios, hablando con la fuente y estableciendo un diálogo con los protagonistas.

Lamentablemente, y salvo honrosísimas excepciones, la entrevista, ese momento excepcional que combina conversación, reto y seducción, se ha convertido en un acto seco, forzado, en el que demasiado a menudo el entrevistado no quiere responder y al entrevistador le da lo mismo que no quiera. El momento sublime que permite al periodista ejercer su derecho a preguntar se transforma en un trámite, una penitencia o directamente un combate tosco y sin ningún vencedor.

En otras ocasiones, los entrevistados han tenido una clase por parte de sus asesores para evitar, rodear o directamente eliminar preguntas incómodas, que suelen ser precisamente las que el periodismo debe y puede hacer. El resultado, nuevamente, queda en un limbo de medias verdades y frases insulsas. Por no hablar de las entrevistas promocionales asociadas a algún producto cultural, tipo cine, literatura y música, donde la superficialidad es tan apabullante que se podrían mantener las preguntas hechas años antes y tendríamos la certeza de encontrar las mismas respuestas.

Ante este panorama, desolador y habitual en demasía, el artista y creador Omar Jerez propone una nueva fórmula, una nueva aproximación al género que exige una complicidad de ambas partes (tomando como inspiración las entrevistas noveladas que hizo durante años Milan Kundera) para generar un contenido atractivo, valiente, que enriquezca al lector y que suponga una aventura donde ni el camino ni el destino queda prefijado.

El nuevo concepto se llama Entrevista Intrapersonal Confrontada, (EIC), y tiene como cimiento inamovible la siguiente premisa: el entrevistado genera un discurso a priori, provocado y sugerido (o no) por el entrevistador, y posteriormente el periodista edita y da forma periodística a ese contenido. Se crea una arcilla pura que será moldeada por las manos expertas del entrevistador, a posteriori.

A continuación se exponen los 10 puntos que definirán cualquier EIC que se haga a partir de ahora, y que creemos supone una innegable revolución en este género. Es tan sencillo como invertir el orden para recuperar la pureza que nunca debió perder.

Decálogo para una Entrevista Intrapersonal Confrontada (EIC)
  1. Cualquier persona, tenga o no relevancia pública, podrá solicitar a un periodista la realización de una EIC. Igualmente, cualquier periodista podrá solicitar la realización de una EIC a cualquier persona o personaje.
  2. Cualquier EIC tiene como base fundamental la relación que se establece entre el periodista y el entrevistado, así como la reinterpretación del concepto de entrevista para el siglo XXI.
  3. Una vez aceptada la realización de la EIC, se propondrá, por cualquiera de las partes, un tema sobre el que girará la narración, así como su extensión. Igualmente podrá ser de libre elección si así se decide de mutuo acuerdo.
  4. El entrevistado construirá libremente una narración sobre la temática escogida, que podrá ser creada en cualquier formato: texto, audio, vídeo, ilustración, así como cualquier combinación entre estos. El periodista no intervendrá nunca en esta parte del proceso.
  5. El periodista recibirá esa narración y a partir de ahí construirá una EIC en la que se compromete a mantener el sentido del texto original, y podrá modificar, eliminar, ampliar o extender la entrevista para tratar de llegar a la naturaleza real del entrevistado. Podrá solicitar más información al entrevistado, así como convertirla a otro formato.
  6. Bajo ningún concepto el periodista podrá utilizar la información en bruto para difamar o menoscabar la figura o reputación del entrevistado.
  7. El periodista deberá entregar una copia de la EIC antes de su difusión al entrevistado para que la confronte y certifique que se ha mantenido el sentido original, no entrando éste en consideraciones de estilo y forma.
  8. El periodista puede declarar la EIC nula si percibe que está falseada o que el entrevistado se aleja del objetivo principal, que es un ejercicio de honestidad consigo mismo.
  9. El espectador, para poder completar la experiencia, debería tener acceso al discurso en bruto enviado por el entrevistado y la EIC definitiva, para comparar y enriquecer la lectura/visionado/escucha del proceso.
  10. Al contrario que en la entrevista clásica, en cualquier EIC la búsqueda de la verdad queda supeditada a la experiencia compartida, confrontada y colaborativa entre las dos partes.

Proyecto contracuratorial de un acto pactado

Cuando uno entra a ver la exposición de cualquier artista, sin importar la posición en la que se halle en su carrera, ya sea en un museo, galería de arte o fundación, te encuentras normalmente con un texto de sala realizado por un curator que habla en términos deliberadamente positivos sobre el trabajo del artista.

Los textos del curator sobre la obra del artista expuesto rozan en muchas ocasiones la indecencia y la sobredimensión del artista, resultando difícil de entender que se refiera a lo mismo entre lo leído en el texto curatorial y lo expuesto por el artista.

Las razones pueden ser varias y muchas veces con un fondo presupuestario que altera la realidad, ya sea que el artista ha pagado al curator para que hable en términos elogiosos de su obra, o bien, como ocurre en repetidas ocasiones, cuando el curator recibe dinero de dicha institución, galería de arte o museo como práctica habitual.

En otras situaciones se debe a la complicidad amistosa entre el artista y el curator.

Pero rara vez, y es lo que debería imperar en las sanas prácticas curatoriales, es el ejercicio de un curator sin lobbys de presión económicos, que no le impidan ejercer un libre ejercicio de su profesión con el debido rigor académico.

La base principal que propongo en Proyecto contracuratorial de un acto pactado es la siguiente:

Un artista y un curator confrontarán obra y texto crítico bajo el mismo espacio expositivo. Siendo el texto crítico del curator negativo hacía la obra del artista. Para ello, el artista aceptará que el curator de su exposición realice un texto crítico, no precisamente positivo, que confluirá con su obra en un marco expositivo.

Con las siguientes normas que aclaran la propuesta teórica:

  1. El/La artista o colectivo podrá proponer al curator realizar una exposición bajo el marco de Proyecto contracuratorial de un acto pactado, o viceversa, siendo el curator el que puede proponerle a un/a artista o colectivo una (PCDUAP) en un ejercicio meramente intelectual.
  2. Cabe la posibilidad que Proyecto contracuratorial de un acto pactado sea propuesto por un agente externo ya sean galeristas, coleccionistas, profesores, teóricos o amantes del arte, y que ofrezcan dentro del marco teórico de (PCDUAP) la posibilidad de una exposición a un/una artista o curator siempre dentro de las reglas establecidas.
  3. Tanto el/la artista como el/la curator tendrán la misma relevancia expositiva tanto en metros cuadrados, paredes o de lo que disponga el espacio en cuestiones técnicas, para llevar a cabo sus respectivos trabajos en términos de igualdad.
  4. El/la artista y el/la curator podrán establecer la comercialización tanto de la obra como con el texto crítico, en caso de ser un espacio privado llegando a un acuerdo de porcentajes con el/la galerista.
  5. El/la artista podrá realizar una exposición individual en Proyecto contracuratorial de un acto pactado sin la autorización del curator con la premisa de colocar el texto o textos críticos en los que halla sido criticado, y bajo ningún concepto, podrá realizar la comercialización de dichos textos, pudiendo el artista, sí lo ve necesario únicamente comercializar su obra. Los textos utilizados pueden ser audios, vídeos, u otros formatos que sean siempre de dominio público y no textos de venta por parte del curator; ya sean libros u otras formas literarias que tenga el autor (el curador) bajo precio para acceder a su lectura y sean su medio de subsistencia.
  6. El/La curator también en igual de condiciones con el artista cómo refleja el punto cinco de Proyecto contracuratorial de un acto pactado, puede contactar con un coleccionista que tenga obra del artista en cuestión y pedir prestadas dichas obras. En caso de autorización por parte del dueño de la colección para poder realizar dicha exposición, siendo en este caso, la parte comercial el texto crítico hacía el artista y no la obra como objeto de venta. El curator tendrá que conocer antes de exponer las obras del coleccionista cuáles son las condiciones de compra que ha tenido dicho coleccionista con el artista y así, evaluar si es posible exponerlas sin tener problemas legales.
  7. El/la artista deberá ceñirse a la línea estética de su obra sin la posibilidad de criticar al curator, ya que, sería alejarse de los principios de esta teoría, que son: la intensidad estética y conceptual de la trayectoria y obra del artista, en contraposición con el texto crítico del curator como una parte esencial hacía el análisis de su obra.
  8. El/la curator no podrá utilizar en su texto crítico hacía la obra del artista elementos personales en Proyecto contracuratorial de un acto pactado, ya que sería entrar en cuestiones alejadas del arte contemporáneo que son las únicas que importan en este caso.
  9. Tanto artista como curator podrán utilizar tanto obra como textos realizados anteriormente sin que altere el objetivo de Proyecto contracuratorial de un acto pactado.
  10. Existe la posibilidad tanto del artista como de el/la curator de repetir individualmente la exposición del Proyecto contracuratorial de un acto pactado (puntos 4 y 5) pudiendo ejecutarlo siempre y cuando se respeten claramente los puntos mencionados.
  11. Para realizar una exposición de Proyecto contracuratorial de un acto pactado tiene que existir si o sí un texto crítico del curator previamente hacia el artista, ya que en caso de no existir, sería invalidado por cuestiones de autopromoción y marketing tanto del artista como del curator.
  12. No puede haber una amistad entre el/la artista y el/la curator, ya que sería objeto de sospecha, por parte del sector, de montaje por ambas partes, y se debe circunscribir a un mero trámite artístico en la condición expositiva.
  13. En Proyecto contracuratorial de un acto pactado jamás se realizará bajo el marco de financiación pública o instituciones del estado, siendo todo realizado desde el ámbito privado.
  14. El artista aceptará plenamente el texto crítico del curator por su trabajo en el decálogo de Proyecto contracuratorial de un acto pactado.
  15. Por su parte el curator ejercerá de manera profesional e intachable su labor curatorial con el artista, a pesar de que el texto sea una crítica hacía la obra de dicho artista.
  16. El/la artista quedan exentos del punto número 7 de un Proyecto contracuratorial de un acto pactado si el desarrollo de su carrera conceptual se centra en exclusiva a la crítica de las prácticas curatoriales.
  17. El no cumplimiento de algunas de las normas establecidas en un Proyecto contracuratorial de un acto pactado invalidará por completo este reto académico entre artista y curator.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.