Reportajes

Cambio climático

LXVI Urge

Juan Carlos Tellechea
lunes, 27 de marzo de 2023
Climate Change 2023: Synthesis Report © 2023 by IPCC Climate Change 2023: Synthesis Report © 2023 by IPCC
0,0008658

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ha presentado recientemente su síntesis sobre el Sexto Informe de Evaluación (2015 – 2023) en el que utiliza palabras claras e inequívocas para urgir con insistencia a la comunidad internacional a que actúe ya para limitar los daños causados por el cambio climático. Las enormes sequías y las desertificaciones se están haciendo cada vez más persistentes.

Las medidas adoptadas hasta ahora distan mucho de ser suficientes y el tiempo para actuar se acaba. Para limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados respecto a los niveles preindustriales, se necesitaría una reducción rápida y sostenible de los gases de efecto invernadero en todos los ámbitos: para 2030 tendrían que haberse reducido casi a la mitad.

Sin disminución

El economista, profesor Dr Ottmar Edenhofer, director del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK) y antiguo copresidente del Grupo de Trabajo 3 del IPCC, comenta que:

El sexto informe de síntesis del IPCC deja claro que aún podemos cumplir el límite de 1,5 si actuamos con rapidez ahora y reducimos permanentemente las emisiones de gases de efecto invernadero en todos los sectores. Para ello es necesario apoyar las tecnologías de eliminación del dióxido de carbono, cuyo uso se asocia a costes económicos moderados.
Sigue quedando claro que el aumento de las emisiones en todo el mundo se está estabilizando, pero aún no disminuyen. También hay buenas noticias: El informe muestra que en ciertas regiones del mundo está empezando a producirse una disociación entre las emisiones de CO2 y el crecimiento económico, es decir, que también puede lograrse una alta calidad de vida con bajas emisiones.

Injusticia

El físico, profesor Dr Elmar Kriegler, codirector del Departamento de Investigación de Vías de Transformación del PIK y autor principal del Quinto y Sexto Informes de Evaluación del IPCC (Grupo de Trabajo 3) y del capítulo sobre las vías de mitigación de 1,5 °C del Informe Especial del IPCC sobre el Calentamiento Global a 1,5 °C, agregó:

El Sexto Informe de Síntesis subraya una vez más la urgencia. Los daños del cambio climático ya son grandes y las emisiones mundiales se mantienen en niveles récord. Necesitamos una reducción inmediata de las emisiones mundiales a cero neto en un plazo de 30 años para mantener el objetivo de 1,5 °C a nuestro alcance. Hay soluciones en todos los sectores, pero se necesitará una gran voluntad, una acción colectiva y una inversión masiva para conseguirlo. El informe también destaca la estrecha relación entre cambio climático y justicia. Los más pobres son los que menos han contribuido al cambio climático y los más afectados por él. Un mundo más justo requiere una acción climática activa.

Orientación

El actual informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) es una síntesis del Sexto Informe de Evaluación del IPCC. Combina tres informes especiales y tres informes climáticos mundiales sobre las bases físicas del cambio climático, la posible adaptación al clima y las medidas contra el cambio climático. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) no tiene poder de decisión. Pero el Resumen para responsables de la toma de decisiones del Informe Mundial sobre el Clima, de unas 40 páginas, fue aprobado línea por línea por los más de 190 Estados participantes en la reunión celebrada el pasado 20 de marzo en Interlaken (Suiza).

Por lo tanto, el informe de síntesis en particular desempeñará un papel fundamental en las políticas climáticas de los estados para los próximos años: Dado que resume todos los informes climáticos publicados por el IPCC, cada uno de varios miles de páginas, y que los informes climáticos individuales se basan a su vez en miles de estudios científicos, representa el consenso científico sobre el cambio climático, sus repercusiones y las medidas adoptadas hasta la fecha para combatirlo. Y como ha sido refrendado por todos los países, se considera una guía sólida sobre el cambio climático que los responsables políticos y de la toma de decisiones pueden utilizar como orientación.

Lejos del cero neto: no ha ocurrido lo suficiente desde el último Informe Mundial sobre el Clima

La primera parte del sexto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) se publicó en agosto de 2020 y ya dejaba claro que limitar el calentamiento global a 1,5 o 2 grados centígrados solo sería posible si las emisiones de gases de efecto invernadero se reducían de forma rápida, exhaustiva y sostenible. El informe de síntesis aporta ahora aún más cifras al respecto: Para alcanzar el objetivo de 1,5 grados a finales de siglo sin superarlo significativamente en las décadas anteriores, las emisiones de gases de efecto invernadero tendrían que reducirse en un 43% respecto a los niveles de 2019, y eso para 2030, y en un 60% para 2035.

El Dr Oliver Geden, investigador de la Fundación Ciencia y Política (SWP), gabinete estratégico que asesora al gobierno y al parlamento de Alemania, y coautor del actual informe de síntesis del IPCC hace un llamado a la seriedad:

Tenemos que tomarnos en serio el mundo más allá de los 1,5 grados. Esto no significa que debamos renunciar a este objetivo climático ni dejarnos paralizar por esta cifra: Siempre hemos calculado que podemos superarla entre medias y luego presionarla a la baja a lo largo del siglo'.

Sin embargo, esto también significa más deberes en materia de cambio climático para la política y la sociedad. Porque entonces ya no bastaría con alcanzar un cero neto en las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que tendríamos que aspirar a un negativo neto. Aún no está claro cómo debería ser eso en concreto. Este negativo neto también tendría que incluirse en los objetivos climáticos de cada país, pero hasta ahora solo es el caso de un país: Dinamarca.

Lo que el informe de síntesis deja claro es que las medidas y objetivos climáticos actuales de la comunidad internacional distan mucho de ser suficientes. Si se aplicaran tal como se ha decidido actualmente, las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero dejarían de aumentar tan bruscamente como lo han hecho en los últimos años, pero se estaría muy lejos del objetivo de cero neto: así no podrían alcanzarse ni el objetivo de 1,5 grados ni el de 2 grados de limitar el calentamiento global.

Expertos discutieron hasta altas horas de la noche sobre las distintas formulaciones

¿Qué mueve a los investigadores del clima?

Según este informe mundial sobre el clima: los riesgos del cambio climático son mayores de lo previsto. En comparación con su predecesor, el Informe de Síntesis del Quinto Informe de Evaluación de 2014, el actual informe del IPCC es mucho más claro, especialmente en lo que se refiere a los impactos, así como a las medidas concretas contra el cambio climático.

Esto se debe a que se sabe que los riesgos serán mayores que hace ocho años y medio, afirma el profesor Dr Matthias Garschagen, catedrático de antropogeografía de la Universidad de Múnich y también coautor del documento:

Aunque el calentamiento global se limitar a 1,5 grados centígrados respecto a la era preindustrial, existen varios riesgos y peligros que no pueden evitarse. Entre ellos figuran, sobre todo, los fenómenos meteorológicos extremos, como olas de calor, lluvias torrenciales o tormentas: con la ayuda de la investigación estos fenómenos individuales pueden atribuirse ahora al cambio climático, y entonces tenemos negro sobre blanco hasta qué punto el cambio climático ya nos está perjudicando, con un calentamiento global de 1,1 grados centígrados en comparación con la era preindustrial.

Se invierte más capital en combustibles fósiles

La claridad del informe del IPCC se debe también a que en los últimos años ya se han tomado medidas contra el cambio climático y de adaptación al mismo. Éstas podrían evaluarse científicamente. El profesor Dr Matthias Garschagen agrega que:

Estamos aprendiendo lo que funciona bien y lo que no. Un ejemplo de mala adaptación al cambio climático, es el de la protección costera a corto plazo que puede proteger a una comunidad o ciudad de la subida del nivel del mar durante los próximos 30 o 40 años. Pero si el nivel del mar sube aún más -y lo hará- entonces tendremos un problema enorme dentro de 80 años.

La equidad también es un tema del informe sobre el clima: las personas y las sociedades que menos contribuyen al cambio climático provocado por el Hombre se ven mucho más afectadas por él. El diez por ciento de los hogares con mayores emisiones de gases de efecto invernadero per cápita representa entre el 34% y el 45% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero atribuibles a las emisiones domésticas basadas en el consumo. La parte de la mitad inferior -calculada a partir de las emisiones de gases de efecto invernadero per cápita- en esta cifra es solo del 13 al 15 por ciento.

El informe de síntesis también aborda la cuestión del dinero: en principio, habría suficiente capital mundial para aplicar medidas contra el cambio climático, así como de adaptación al mismo, con el fin de alcanzar los objetivos climáticos. Sin embargo, existe un déficit de inversión y habría que gastar mucho más dinero en la lucha contra el cambio climático que en la actualidad. En estos momentos, sin embargo, sigue fluyendo más dinero -tanto público como privado- hacia los combustibles fósiles que hacia las medidas contra el cambio climático.

Informe del IPCC: "Hay una brecha entre el papel y la acción"

El actual informe mundial sobre el clima es, por tanto, una llamada urgente a los Estados de este mundo para que actúen ya, como deja claro: aún queda mucho por hacer. El Dr Gerhard Krinner, director del Instituto de Geociencias Medioambientales de la Universidad de Grenoble / Alpes y coautor asimismo del informe:

Hay que evitar cada décima de grado de calentamiento adicional.

Su colega, el profesor Dr Matthias Garschagen también advierte del peligro de aplazar el problema del cambio climático al futuro y esperar nuevas tecnologías, por ejemplo, en la segunda mitad del siglo:

Esto entraña riesgos enormes. Se producirían daños irreversibles que no podríamos reparar aunque pudiéramos no solo detener el calentamiento global, sino invertirlo: la pérdida de nuestros glaciares, por ejemplo, o la muerte de los arrecifes de coral. El deshielo del permafrost es otro ejemplo de ello, ya que alimentaría aún más el cambio climático.

El informe del IPCC deja claro qué efectos está teniendo ya el cambio climático y qué podríamos hacer al respecto. También deja claro que podemos hacer algo al respecto, por ahora. Pero agrega el Dr Garschagen: 

Del papel a la acción real hay claras lagunas.Todavía está en nuestras manos, pero la oportunidad se está cerrando rápidamente.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.