Austria

Festival Herbstgold en Austria-Hungría (I): ‘Acide’ de Haydn

Agustín Blanco Bazán
viernes, 15 de septiembre de 2023
'Acide' de Haydn © 2023 by Andreas Tischler 'Acide' de Haydn © 2023 by Andreas Tischler
Eisenstadt, sábado, 9 de septiembre de 2023. Schloss Esterházy Haydnsaal. Acide (Hob.XXVIII:1), Festa teatrale en un acto con libreto de Ambrogio Migliavaca y música de Joseph Haydn. Regie: Carolin Pienkos y Cornelius Obonya. Elisabeth Breuer (Glauce), Elisabeth Wimmer (Galatea), Cornelia Sonnleithner (Tetide), Jan Petryka (Acide) Christoph Filler (Polifemo). Narrador: Cornelius Obonya. Orquesta y Consort Barucco bajo la dirección de Heinz Ferlesch. Festival Herbstgold 2023
0,0006215

En 1978 visité por primera vez Eisenstadt, entonces un pueblo algo moribundo a minutos de la cortina de hierro. Allí volví hace unos días y ... ¡Felix Austria … Felix Hungría! Eisenstadt es hoy una ciudad vibrante, en una nueva Austria-Hungría bajo el pabellón de la Unión Europea. Y un mundo diferente a esos germano- alpinos Salzburgo o Innsbruck. Porque en Eisenstadt todo es bilingüe por derecho propio y en lugar de los refugiados mustios y los aldeanos pobres de hace cuarenta y cinco años todos son hoy prósperos europeos, germano o húngaro-parlantes.

Es en este marco que, como preludio al otoño, tiene lugar el séptimo festival Herbstgold (literalmente, “Otoño dorado”), con quince días de ópera, conciertos, y recitales de lied, este año entre el 9 y el 24 de septiembre. La sede del Festival es el celebérrimo palacio Esterházy, enriquecido no sólo por Haydn, por muchos años el compositor residente del lugar sino también por Mozart, Beethoven, Schubert y Liszt.

Director artístico del Festival es Julian Rachlin (Vilnius, 1974), un reconocido violinista hoy cada vez más dedicado a la dirección orquestal (leer entrevista adjunta). La orquesta del Festival es la Chamber Orquestra of Europe, y este otoño dorado incluye, junto a Rachlin como director de orquesta y solista, a artistas como la soprano Lucy Crowe, Angelica Kirschlager y Andrés Orozco Estrada al frente de la Filarmónica de La Scala.

Una Festa teatrale

En mi caso asistí a una representación de Acide en la legendaria Haydnsaal del palacio. Es una sala rectangular enorme y de acústica fresca y lubricada, húmeda, particularmente apta para la música instrumental y con alguna reverberación para la voz humana que creo aumenta la espontaneidad comunicativa entre los artistas y el público

Haydn se animó a decir que esta Festa teatrale, compuesta para la ocasión del matrimonio de un Esterházy con una chica también de la nobleza, era su primera ópera y para juzgar esta atrevida conclusión, es preciso evitar comparaciones. Porque ya se sabe que a Haydn no se lo puede comparar con nadie, pero … ¡tal vez sí! Hace unos años vi una Festa teatrale compuesta por el joven Glück para que las hijas de María Teresa se lucieran cantando un aria detrás de otra y confieso que me aburrí bastante. No así con Alcide, un simplísimo relato escénico sobre el amor de Acide y Galatea y los celos del cíclope Polifemo que mata a Alcide para quedarse con Galatea. Esta se muere de amor, pero allí está la ninfa Glauce, a cuyo pedido la divinidad Tetide resuscita a Acide y ... ¡final feliz!, con un doble dúo, el de los amantes y el de Glauce y Tetide, engarzado en un cuarteto final como coda.

Final de la representación de 'Acide' de Haydn en la Haydnsaal de Schloss Esterházy. Dirección escénica, Pienkos y Obonya. Dirección musical, Heinz Ferlesch. Festival Herbstgold 2023. © 2023 by Andreas Tischler / Herbstgold.Final de la representación de 'Acide' de Haydn en la Haydnsaal de Schloss Esterházy. Dirección escénica, Pienkos y Obonya. Dirección musical, Heinz Ferlesch. Festival Herbstgold 2023. © 2023 by Andreas Tischler / Herbstgold.

Para esta representación los regisseurs optaron inteligentemente por una simpleza consistente en una gran tarima con el juego escénico a la izquierda contra un telón de fondo de impresionismo abstracto que contrastó con un ingenioso vestuario intemporal, con evocación barroca de tules y colores vivos, pero sin estilo definido. La excelente orquesta Barruco, se ubicó a la derecha de la misma tarima.

En este marco el concepto de “Festa teatrale” fue actualizado con una regie de personas tan ágil y coherente como la partitura para voces y comentario orquestal de Haydn. Sabiamente, los regisseurs optaron por una visión naïve con un Polifemo caricaturizado como sin cabeza y portando su único ojo como una enorme linterna.

Christoph Filler cantó al villano con excelente impostación y expresivo fraseo. Frente a él, Jan Petryka fue un Acide particularmente inspirado en su aria de entrada La beltà, che m’innamora, un magnífico allegro moderato para dos oboes, trompas y cuerdas, la misma instrumentación en la cual la excelente Gauce de Elisabeth Breuer desarrolló su límpida coloratura en Perché stupisci tanto. Con buen timbre y genial expresividad cómico dramática ayudó Elisabeth Wimmer (Galatea) a acentuar las alternativas de farsa y tragedia admirablemente balanceadas en la obra, y también Cornelia Sonnleither convenció con afirmativo pathos como Tetide, el hada buena que termina solucionándolo todo.

Un elemento decisivo para unificar la dramaturgia de esta obra fragmentada y sin versión definitiva fue la inclusión de un narrador a cargo de Cornelius Obonya, un reconocido actor y regisseur en países de habla alemana, que aparte de comentar sobre lo que estaba ocurriendo interactuó con los cantantes y el público con miradas irónicas, gesticulación descriptiva de la acción dramática y hasta pasos de danza. Con ello, esta Festa teatrale para la nobleza se transformó mágicamente en un Singspiel que la partitura no hizo sino realzar con una excelente obertura y comentarios orquestales ágiles y perceptivos.

La versión incluyó fragmentos de la Sinfonía nº 12 de Haydn, y todos los números fueron cincelados por la Orquesta Barruco y su director Heinz Ferlesch con una sensibilidad relajadamente natural y expresiva.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.