Artes visuales y exposiciones

Bruckner 200

Anton Bruckner, el revolucionario piadoso

Juan Carlos Tellechea
viernes, 1 de marzo de 2024
Anton Bruckner. Eine Biografie © 2023 by Verlag Anton Pustet Anton Bruckner. Eine Biografie © 2023 by Verlag Anton Pustet
0,0022557

Este año el mundo de la música, celebra el bicentenario del nacimiento de Anton Bruckner. Con este motivo, la Biblioteca Nacional de Austria presenta desde el 21 de marzo de 2024 al 26 de enero de 2025 en su suntuosa sala de Estado (Prunksaal) una selección de su colección Bruckner, única en el mundo, El fascinante cosmos sinfónico de Bruckner estará en el centro de esta presentación.

Cartel de la exposición «Anton Bruckner. Der fromme Revolutionär». © 2024 by Biblioteca Nacional de Austria.Cartel de la exposición «Anton Bruckner. Der fromme Revolutionär». © 2024 by Biblioteca Nacional de Austria.

La exhibición muestra al gran compositor austríaco como una personalidad polifacética atrapada entre esferas sociales en conflicto y como un innovador musical de gran audacia. En esta muestra se presentan las principales obras de Bruckner, así como sus etapas biográficas, que revelan la diversidad de la vida cultural austriaca en el siglo XIX.

Anton Bruckner nació en Ansfelden el 4 de septiembre de 1824 y murió en Viena el 11 de octubre de 1896. Fue una figura bastante interesante: un hombre sencillo de la Alta Austria rural, subestimado durante mucho tiempo y cuyo genio fue reconocido tardíamente. También es sugestivo observar dónde y cómo se celebra el Año Bruckner, a saber, principalmente en Linz, la capital de Alta Austria, y en muchos pequeños pueblos de sus alrededores.

Sin tiempo predefinido

Anton Bruckner, retrato de Ludwig Grillich, 1890. © 2024 by Biblioteca Nacional de Austria.Anton Bruckner, retrato de Ludwig Grillich, 1890. © 2024 by Biblioteca Nacional de Austria.

Aunque sus obras forman parte del repertorio habitual de las principales orquestas sinfónicas del mundo, el conocimiento de la vida del compositor es más bien rudimentario. Esto se debe también al hecho de que existen muy pocos relatos personales sobre él. En cambio, circulan muchas anécdotas que tachan al genial compositor de excéntrico y poco práctico.

Kent Nagano, director general saliente de la Ópera Estatal de Hamburgo, describe así su sentir sobre la obra del compositor austríaco:

Sin tiempo predefinido. Espacios en expansión. Eso es Bruckner para mí.

Los expertos tienen en alta estima su obra, pero por lo demás se le considera un ingenuo y piadoso campesino cuyo propósito en la vida era ser "el músico de Dios".

Más allá del tópico y la anécdota

El camino de Anton Bruckner como compositor fue pedregoso. No nació para convertirse de la noche a la mañana en uno de los más grandes sinfonistas del siglo XIX.

Una nueva biografía, titulada Anton Bruckner, de la editorial Anton Pustet, editada por el musicólogo Dr Klaus Petermayr y el historiador del arte Dr Alfred Weidinger y apoyada por la provincia de Alta Austria, describe con detalle los poco conocidos comienzos de Bruckner y disipa ahora por completo estas ideas preconcebidas.

Los autores principales del volumen son la genealogista Sandra Föger-Harringer, los musicólogos Dres Johannes Leopold Mayer y Andreas Lindner, así como el Dr Petermayr. También colaboran el autor, bibliotecario y germanista Friedrich Buchmayr, el escritor Roland Forster, el filólogo Dr Stephan Gaisbauer, el profesor Dr Clemens Hellsberg, la autora Christina Schmid, así como la etnóloga y antropóloga Dra Thekla Weißengruber.

Desde la publicación de la biografía de August Göllerich y Max Auer en 1922, muchos clichés y anécdotas han caracterizado la percepción de Bruckner. A menudo ha sido difícil distinguir los hechos de las afirmaciones infundadas.

Debilidades

Otto Böhler, silueta de Anton Bruckner dirigiendo, ca. 1890-1895. © 2024 by Biblioteca Nacional de Austria.Otto Böhler, silueta de Anton Bruckner dirigiendo, ca. 1890-1895. © 2024 by Biblioteca Nacional de Austria.

Este nuevo libro se basa en hechos y documentos, y hace accesible la biografía de Bruckner a un público moderno, libre de cargas innecesarias. Basándose en las distintas etapas de su vida, se crea un cuadro que muestra al genial compositor, en el que también latían defectos y debilidades, en su entorno social y se centra en su producción creativa.

Anton Bruckner era hijo de un maestro de escuela; su entorno social y económico de clase media estaba bien regulado. Desde el principio, su ámbito se caracterizó por la iglesia y la escuela. En 1837, Bruckner ingresó en la escolanía de la abadía de St Florian y en un dominio que influyó así decisivamente en su posterior desarrollo musical. Bruckner se centraba cada vez más en tocar el órgano.

Docencia

En 1841, siguiendo la tradición familiar, Bruckner aprobó el examen para ser "ayudante en una escuela primaria" y ejerció esa labor en Windhaag, cerca de Freistadt, y más tarde en Kronstorf y St Florian. Ya en esta época, estaba claro que Anton Bruckner trabajaba duro y con determinación en lo que ahora se denomina "carrera": aprovechaba cualquier oportunidad para ampliar sus conocimientos, incluso tomando clases de latín. El estudio autodidacta y las horas de práctica al órgano formaban parte de su programa diario. El siguiente paso fue el "examen de maestro". Ejerció la docencia hasta 1851.

La vida cotidiana de Bruckner en St Florian estaba repleta de enseñanza y música. Además de su trabajo como ayudante en la escuela primaria y como profesor particular de los niños del coro, daba clases particulares y de piano. A partir de 1845 tocó en la colegiata como ayudante del organista Anton Kattinger. En 1850 asumió el cargo de organista provisional, por lo que tuvo que tocar en varios oficios religiosos. Además de la música sacra, con los ensayos necesarios, la práctica con el órgano y el piano y la composición de obras, Bruckner estaba siempre ocupado con la formación musical complementaria y el autoaprendizaje intensivo.

Desorientación

Moneda austríaca con la efigie de Bruckner, 1962. © Dominio público.Moneda austríaca con la efigie de Bruckner, 1962. © Dominio público.

Pero también fue una época de "desorientación", algo que a menudo se pasa por alto en la errónea recepción de Bruckner. ¿Debía seguir siendo profesor o convertirse en compositor y renunciar así a su seguridad económica? ¿O tomar otro rumbo? En 1853 solicitó, aunque en vano, un puesto en una corte de la Alta Austria. Luego vino un amor no correspondido. Lo que nos lleva al tema de Bruckner y las mujeres: Según los expertos, es cierto que Bruckner siempre tuvo intención de casarse y que hubo muchos contactos. No se puede demostrar hasta qué punto llegaron. El hecho de que sus diversas propuestas matrimoniales fueran siempre rechazadas también pudo deberse a razones económicas por parte de las familias de sus amadas.

A lo largo de su vida, Bruckner también se caracterizó por su piedad; los oficios religiosos, el rosario y la oración diaria eran para él algo natural, pero esto estaba en consonancia con el catolicismo de la época, especialmente en Austria, y no tiene nada que ver con el tópico posteriormente extendido del genio musical intolerante. Y, para disipar otro tópico: a Bruckner le gustaba hablar en dialecto de Alta Austria, pero cuando se trataba de escribir cartas o peticiones, utilizaba un alto alemán impecable.

Excelente alumno

La lucha por la promoción y el reconocimiento caracterizó la vida de Bruckner durante mucho tiempo. El número de exámenes y audiciones que superó para alcanzar los siguientes peldaños en la escala profesional -primero en la profesión docente y luego en el servicio eclesiástico- es casi increíble. El profesor, organista, teórico y compositor Simon Sechter, de quien Bruckner recibió clases de composición durante seis años, llegó a advertir a su alumno que no se esforzara demasiado:

He hojeado sus 17 cuadernos con trabajos sobre el doble contrapunto, y me he maravillado con razón de su diligencia, así como de los progresos que ha hecho en ellos. Sin embargo, para que pueda venir a Viena con buena salud, le ruego que se lo tome con calma y se permita el descanso necesario. Ya estoy convencido de su diligencia y celo y, por lo tanto, no quiero que su salud se resienta como consecuencia de un esfuerzo mental excesivo. Me siento obligado a decirle que nunca he tenido un alumno más diligente que usted.

¿Organista en México?

Otto Böhler, silueta de Anton Bruckner al órgano, ca. 1890-1895. © 2024 by Biblioteca Nacional de Austria.Otto Böhler, silueta de Anton Bruckner al órgano, ca. 1890-1895. © 2024 by Biblioteca Nacional de Austria.

Promovido por el entonces obispo Franz Joseph Rudigier, Bruckner se convirtió en organista de Linz en 1855 y el órgano de la Antigua Catedral (o Catedral de San Ignacio) se convirtió en su "instrumento favorito". El camino para convertirse en un organista famoso que gozaba de éxito en su país y en el extranjero estaba trazado. Palabra clave en el 'extranjero': después de que Maximiliano se convirtiera en emperador en México, hubo incluso planes para que Bruckner aceptara un puesto como organista en ese país mesoamericano. Por las razones históricas bien conocidas, esto no se materializó.

En los años 1865/66, Bruckner comenzó su trabajo como sinfonista, sentando las bases de su posición única en la historia de la música. Sin embargo, esta intensa fase creativa le llevó también a una grave crisis nerviosa, que le supuso la prohibición médica de componer y requirió una cura en Bad Kreuzen.

Sueño cumplido

Anton Bruckner, ejemplar dedicado del manuscrito de la «Quinta Sinfonía»  el 4 de noviembre de 1878. © 2024 by Biblioteca Nacional de Austria.Anton Bruckner, ejemplar dedicado del manuscrito de la «Quinta Sinfonía» el 4 de noviembre de 1878. © 2024 by Biblioteca Nacional de Austria.

En 1868, el mundo de la ciudad musical de Viena se abrió por fin a Bruckner y se convirtió en organista de la orquesta de la corte. El sueño del profesor asistente de Ansfelden de reconocimiento social y éxito como organista, y profesor de contrapunto en la capital imperial se hizo realidad, entre otras cosas gracias a su licencia como profesor en la Universidad de Viena, la concesión de la Cruz de Caballero de la Orden de Francisco José junto con una pensión y un doctorado honoris causa. finalmente, a compositor de éxito y profesor de contrapunto en Viena. En 1894, Bruckner fue nombrado ciudadano honorario de la ciudad de Linz, y dos años más tarde, el 11 de octubre de 1896, falleció en Viena.

Recitales

Anton Bruckner, pasaporte emitido en 1880. © 2024 by Biblioteca Nacional de Austria.Anton Bruckner, pasaporte emitido en 1880. © 2024 by Biblioteca Nacional de Austria.

Además de los conciertos de órgano y corales que se ofrecen en casi todas las iglesias de Austria, y de los nuevos discos compactos publicados recientemente, el inconfundible lenguaje musical de Bruckner podrá escucharse también de forma especial en tres presentaciones que ofrecerá la célebre orquesta Wiener Symphoniker los días 28 de marzo, 2 de mayo y 3 de junio próximos en las magníficas salas (Oratorium y Prunksaal) de la Biblioteca Nacional de Austria, en Viena.

Por otra parte, el 28 de marzo próximo, el Glière Quartet interpretará el Cuarteto de cuerda en do menor WAB 111 de Anton Bruckner en el Oratorio de la Biblioteca Nacional de Austria bajo el título de Un vistazo a nueva tierra. El 2 de mayo de 2024, los Vienna Classical Players, dirigidos por Martin Kerschbaum, presentarán el Cuarteto de cuerda en fa mayor WAB 112, en un arreglo para orquesta de cuerda, y la obra Locus iste WAB 23, en la misma sala del Oratorio de la Biblioteca.

Los amantes de Bruckner disfrutarán de un acontecimiento especial el 3 de junio de 2024, cuando los trompetistas de la Orquesta Sinfónica de Viena interpretarán un fragmento de la 7ª Sinfonía y el final de la 8ª Sinfonía en arreglos especiales en el magnífico ambiente de la Sala Estatal (Prunksaal) de la Biblioteca Nacional de Austria.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.