Reportajes

Doble exposición para un gran creador sonoro

Francisco Leonarte
jueves, 7 de marzo de 2024
Inauguración de la exposición de Llorenç Barber © 2024 by CCCC de Valencia Inauguración de la exposición de Llorenç Barber © 2024 by CCCC de Valencia
0,0007692

A veces da la impresión de que el mundo actual vive de espaldas a la creación musical. Incluso en los ámbitos más cultos -o que al menos presumen de serlo- o bien el interés gira en torno a las músicas del pasado (público habitual de las grandes salas de concierto y de ópera con obras fundamentalmente creadas en los siglos XVIII y XIX- o bien se centra en los grupos de rock de las últimas décadas del XX (círculos de aficionados a las artes plásticas, performance, etc.).

Le quedan al creador musical dos caminos: o comercializarse con melodías pegadizas vendibles en vídeo-juegos, televisión, cine, incluso dedicarse a montar un grupo que pegue (principalmente vía redes sociales), o bien mendigar las migajas que queden de los presupuestos oficiales dedicados a la música, y para esto último es menester seguir la senda académica copada desde hace décadas por los hijos y nietos putativos de Boulez y compañía ...

Quien no opta por ninguno de estos caminos -sin duda porque es un auténtico creador y como tal difícilmente encasillable- lo tiene crudo.

Pocos son pues los héroes que abren nuevos caminos, en ese sentido, seguimos como siempre, ¿verdad? Beethoven, Wagner o Schoenberg no fueron fácilmente aceptados tampoco ...

Pues bien, Llorenç Barber es uno de estos héroes.

Adscripciones

Llorenç Barber, Sambori - Composición para pájaros. Festival Music Context (Londres, 1978). © 2024 by IVAM.Llorenç Barber, Sambori - Composición para pájaros. Festival Music Context (Londres, 1978). © 2024 by IVAM.

Movido siempre por la curiosidad intelectual más que por crearse un plan de carrera, desde joven, y sin tener más relaciones que su entusiasmo y sus ganas de crear, aprender y compartir, Barber ha estado en contacto con una retahila de nombres que impresiona. En Darmstadt ha podido recoger las influencias de Stockhausen, Kagel, Ligeti o Xenakis; en Madrid, las de Ramón Barce y el grupo ZAJ; en EEUU, las de Cage o Nancarrow ...

Pero lo interesante es sobre todo cómo Barber ha sabido conjugarlas de forma inventiva y personal, creando una obra tan rica como diversa, inspirándose a su vez en sus propias tradiciones y vivencias de chico de pueblo valenciano (los muy valencianos conciertos de petardos que se llaman mascletaes, los distintos sones de campanas que ritman la vida rural, el contacto con la naturaleza y sus sonidos ...).

Campanas

Barber toca el 'paellófono'. Inauguración de la exposición 'Llorenç Barber. La construcción de un nosotros múltiple'. © 2024 by CCCC.Barber toca el 'paellófono'. Inauguración de la exposición 'Llorenç Barber. La construcción de un nosotros múltiple'. © 2024 by CCCC.

Y sí, puesto que mencionamos las campanas, podemos decir sin temor a equivocarnos, que Llorenç Barber es el nuevo Paganini, el nuevo Chopin de las campanas. Se le debe el diseño de varios tipos de campanarios portátiles (incluyendo el «paellófono», con paellas de distintos tamaños) que maneja con destreza de virtuoso. Y se le debe también la invención de los «conciertos de campanas» utilizando el rico patrimonio en campanas y campanarios presentes en prácticamente todas las ciudades occidentales con un casco histórico.

Esos conciertos de campanas, con los que Llorenç Barber ha recorrido y recorre el mundo (magníficamente secundado, todo hay que decirlo, por la indispensable Montserrat Palacios, valiosísima performer, cantante y compositora, y por los equipos de voluntarios que en cada ciudad se ponen con entusiasmo a las órdenes de Barber) aúnan así la multisecular tradición occidental con la más rabiosa vanguardia, aliando el concepto de «concierto» con el de «paisaje sonoro».

Ay, con las instituciones musicales hemos topado

Con estos mimbres, comprenderán ustedes que las Instituciones musicales (y no sólo) no sepan qué hacer con Llorenç Barber. No cabe en ninguna casilla. Parece que le tengan realmente miedo. Cierto compositor supuestamente de vanguardia cuyo nombre bien conocido callaremos por no meternos en líos, calificando a Barber de «peligroso», hacía lo necesario para excluirlo de toda prebenda o subvención, y al mismo tiempo le sonreía hipócritamente cuando se topaba con él. Otro mandamás de la música -cuyo nombre también callaremos por las mismas razones- desde su supina ignorancia de las vanguardias, aconsejaba a Llorenç que se dejara de «bobadas», aludiendo con ello a las geniales invenciones de quien hoy es homenajeado. Al menos en este último caso hay que reconocer una cierta sinceridad del alto cargo ...

Por supuesto, las casas de ópera (que son quienes mayor parte del presupuesto musical ingurgitan) ignoran con altivez todo lo que crea o pueda crear Barber. Y sólo ahora parece que ciertas orquestas se animen tímidamene a hacerle algún encargo ...

Barber en la inauguración de la exposición 'Llorenç Barber. La construcción de un nosotros múltiple' en el Centro de Cultura Contemporánea del Carmen (CCCC). © 2024 by CCCC.Barber en la inauguración de la exposición 'Llorenç Barber. La construcción de un nosotros múltiple' en el Centro de Cultura Contemporánea del Carmen (CCCC). © 2024 by CCCC.

Suerte que las Instituciones dedicadas a las Artes Plásticas (sí, aquéllas mismas que vía la performance han sabido dar cobijo a las Artes Escénicas más arriesgadas) se han interesado por la parte de la Creación Sonora que las Instituciones Musicales desdeñaban ...

Así es como los valencianos Centro de Cultura Contemporánea del Carmen (el CCCC, siguiendo la programación del añorado José Luis Pérez Pont) y el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) han decidido dedicar sendas exposiciones a Llorenç Barber.

El CCCC y el IVAM

En el CCCC nos hallamos con una exposición que aúna felizmente el carácter informativo (recortes de periódico, explicaciones, partituras ...) con el aspecto sonoro (instalación sonora del «sambori» o rayuela, grabaciones ambientes, amén de conciertos y actividades periódicas ...) y el aspecto visual (no sólo las partituras de Barber a menudo tienen mucho interés plástico sino que además algunos amigos del compositor como la siempre sensible y sorprendente artista plástica Fuencisla Francés, han colaborado con instalaciones a partir de la obra de Llorenç). 

El resultado es atractivo tanto para el público conocedor como para el neófito que descubre con asombro y alegría documentos, sones e instalaciones. Nos consta incluso que la chiquillería disfruta.

Esta exposición terminará el 26 de marzo de 2024.

La de IVAM, que terminará en junio, resulta mucho menos atractiva visualmente. Relegada a una pequeña sala al fondo de la planta baja, a pesar de su escaso interés visual, tiene el inmenso mérito de permitir al asistente curioso escuchar un extenso catálogo musical, y el todavía mayor mérito de haber sido la excusa para catalogar la voluminosa documentación del propio Llorenç Barber. Al menos sabemos que, salvo catástrofe inesperada (que esas cosas nunca se sabe), su obra queda salvaguardada para las generaciones futuras.

Esas mismas generaciones que, sin duda, ciegas ante los genios de su propia época, criticarán sin embargo la ceguera de sus antepasados que sólo tardíamente reconocieron el valor de los genios que ya no están.

No sean ciegos, corran a visitar las exposiciones en torno a Llorenç Barber.

Quedan ustedes avisados.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.