Alemania

Bruckner 200

Bruckner Messe en la Filarmónica de Essen

Juan Carlos Tellechea
viernes, 29 de marzo de 2024
Chorwerk Ruhr © 2024 by Theater Essen Chorwerk Ruhr © 2024 by Theater Essen
Essen, sábado, 23 de marzo de 2024. Gran sala auditorio Alfried Krupp de la Filarmónica de Essen. Bruckner-Fest 2024 – Chorklang (Sonido coral). Bruckner Messe. Vientos (maderas y metales) de la orquesta Bochumer Symphoniker, Chorwerk Ruhr (Coro del Ruhr). Anton Bruckner, ''Locus iste", WAB 23, "Os justi", WAB 30, Aequale Nr. 1 c-Moll, WAB 114, "Virga Jesse floruit" e-Moll, WAB 52, "Christus factus est" d-Moll, WAB 11, Aequale Nr. 2 c-Moll, WAB 149, "Ave Maria", WAB 6, Misa Nr. 2 en mi menor, WAB 27. Director Florian Helgath. 70% del aforo.
0,0018395

Bajo la égida de Florian Helgath, el Chorwerk Ruhr y los vientos de la Bochumer Symphoniker (Orquesta Sinfónica de Bochum) entregaron un extraordinario concierto de música sacra por el bicentenario del natalicio de Anton Bruckner en el magnífico auditorio Alfried Krupp de la Filarmónica de Essen.

En la sala reinaba gran recogimiento y reverencia, mientras se entonaban, entre otras, joyas muy conocidas del arte coral: los motetes a capella Locus iste, WAB 23, Os justi WAB 30, Virga Jesse floruit WAB 52, Christus factus est WAB 11, Ave Maria WAB 6, raramente escuchados en salas de concierto o fuera de las iglesias, al menos por estos lares.

Se trata de miniaturas de una sencillez y belleza conmovedoras, que más tarde se hicieran muy populares gracias a sus fáciles requisitos técnicos para coros no profesionales; aún hoy son interpretados con frecuencia en ámbitos religiosos.

Sutilezas

Bruckner, conocido sobre todo por el gigantismo orquestal de sus sinfonías, era capaz también de un enfoque mucho más sutil. Casi todos estos motetes fueron escritos en Viena y, por tanto, forman parte de su estilo tardío maduro. En su magistral concentración de medios compositivos, estos movimientos corales a capella figuran entre los mejores de la segunda mitad del siglo XIX.

Estas obras maestras también incluyen el Ave María a siete voces, que demuestra el especial sentido del sonido de Bruckner, aunque lo compusiera ya en 1861, cuando aún era organista de la Nueva Catedral de Linz.

Frases

Las dos piezas instrumentales, Aequale Nr. 1 en do menor, WAB 114 y Aequale Nr. 2 en do menor, WAB 149, fueron tocadas por los trombones del conjunto desde una de las galerías del auditorio Alfried Krupp y detrás de la platea. Datan de una época más temprana: Bruckner los escribió en 1847 en la Abadía de San Florián (cerca de Linz) para el funeral de su tía Rosalia Mayrhofer (1770-1847).

Son piezas sencillar, pero encantadoras, cuyo carácter coral, con una melodía típica folclórica en sextas, se acentúa aún más por la partitura con los tres trombones (alto, tenor y bajo). Frases musicales similiares serían utilizadas por Bruckner más tarde en los denominados corales de sus sinfonías.

Armonías

La Misa nº 2 en mi menor, una de las composiciones más audaces e insólitas de Bruckner en toda la literatura litúrgica; data del periodo de Linz. Como se interpretaba al aire libre para celebrar la finalización de la capilla votiva de la nueva catedral de Linz, Bruckner prescindió de las cuerdas y de su órgano habitual y escribió la misa para coro y 15 instrumentos de viento. Sin embargo, no solo la instrumentación es especial, la obra también es extremadamente progresista musicalmente. Aunque Bruckner toma prestado el viejo estilo eclesiástico de Palestrina, lo combina con armonías muy románticas y expresivas y con las sonoridades tan típicas de él.

También hay extensas secciones a cappella, especialmente en el Kyrie, el Sanctus y el Agnus Dei. Son audaces, por ejemplo, los agudos cromáticos en la doble fuga del Amen en el Gloria. El Sanctus a ocho voces comienza con un motivo de la "Missa brevis" de Palestrina y pone de relieve el "completo dominio contrapuntístico" de Bruckner.

Locus iste

El primero de los motetes (gradual), en la tonalidad de do mayor, tiene 48 compases y tarda unos tres minutos en interpretarse. Las notas repetidas de los bajos representan la solidez de la iglesia, Fue escrito en Viena, pero para la consagracion de la capilla votiva de la Nueva Catedral de Linz.

El texto está centrado en el concepto de lugar sagrado, basado en el relato bíblico de la Escalera de Jacob, y en su frase, "Ciertamente el Señor está en este lugar, y yo no lo sabía" (Génesis 28:16); y la historia de la zarza ardiente donde se le dice a Moisés "quítate las sandalias, porque estás pisando suelo santo'' (Éxodo 3:5):

Locus iste (Lied de Anton Bruckner)
Locus iste (a Deo)
A Deo factus est
Locus iste (a Deo)
A Deo factus est (a Deo)
A Deo (Deo) Deo factus est
inestimabile sacramentum
(inestimabile) inestimabile sacramentum
(Irreprehensibilis est) irreprehensibilis est
Irreprehensibilis est (irreprehensibilis est)
Irreprehensibilis est (irreprehensibilis est)
Locus iste (a Deo)
A Deo factus est
Locus iste (a Deo)
A Deo factus est (a Deo)
A Deo (Deo), Deo, Deo
A Deo, Deo factus est

Florian Helgath es director artístico desde 2011 del Chorwerk Ruhr, grupo coral mixto de cámara con asiento también en Bochum, con el que prorrogó contrato hasta 2026. Gracias a su excelente labor el coro se ha convertido en uno de los mejores del mundo, un tesoro que merece ser visto con más frecuencia en Europa y otros continentes.

Os justi

El segundo de los motetes de este programa, Os justi WAB 30 (texto del Salmo 37: 30-31), fue compuesto por Bruckner el 18 de julio de 1879 y lo dedicó a Ignaz Traumihler, maestro de coro de la Abadía de los monjes agustinos de San Florián. Os justi es un canto gregoriano que se utiliza como gradual de la Commune Doctorum (Santa Misa en las fiestas de un Doctor de la Iglesia) y como Introito de la Commune Confessoris non Pontificis (en las fiestas de un confesor que no era obispo).

La composición se caracteriza por una antigua clave lidia y permite que el estilo sinfónico de Bruckner brille en el gran clímax, mientras que las modulaciones cromáticas de Virga Jesse floruit exigen un coro seguro de su entonación.

Cuando Traumihler vio el manuscrito de Os justi, le preguntó: "¿Es éste todo el texto?" De ahí que Bruckner añadiera diez días después un verso de Inveni David en modo gregoriano seguido de una repetición del Aleluya.

Aunque se esperaba el estreno para el día del onomástico de Traumihler (31 de julio de 1879), finalmente tuvo lugar cuatro semanas más tarde, el 28 de agosto de 1879, festividad de San Agustín. Traumihler dirigió el coro y Bruckner tocó el órgano en esa oportunidad.

La obra fue publicada por primera vez en 1886 por Theodor Rättig, en Viena, junto con otros tres graduales: Os justi, Christus factus est y Virga Jesse floruit. Algo falló en esta primera edición: se publicaron el motete y el primer Aleluya, pero no el verso (Inveni David) y la repetición del Aleluya. El verso y la repetición del Aleluya fueron clasificados -erróneamente- por Franz Grasberger como obra independiente (Inveni David WAB 20).

Perfección

En la monumental Misa nº 2 en mi menor WAB 27, considerada una obra sinfónica camerística de Anton Bruckner, el conjunto de vientos y el Chorwerk Ruhr, con casi 50 miembros, se integraron a la perfección y armoniosamente en un equilibrado sonido general.

Bruckner, conocido también como ''el músico de Dios'', escribió varias misas, de las cuales la de mi menor es probablemente la más difícil e impresionante de todas. Especialmente por las numerosas secciones a capella del coro, la obra es un punto culminante de la música sacra. El compositor recibió el encargo en 1866 con motivo de la inauguración de la capilla votiva de la Nueva Catedral de Linz el 29 de septiembre de 1869.

Emoción

La música de Bruckner es tan íntima, luminosa y sentida que estremece de emoción al oyente, sobre todo a lo largo del Credo:

Credo [Credo in unum Deum,]
Patrem omnipotentem,
factorem coeli et terrae,
visibilium omnium et invisibilium.
Et in unum Dominum Jesum Christum,
Filium Dei unigenitum,
et ex Patre natum ante omnia saecula.
Deum de Deo, lumen de lumine,
Deum verum de Deo vero,
genitum, non factum,
consubstantialem Patri:
per quem omnia facta sunt.
Qui propter nos homines
et propter nostram salutem
descendit de coelis.
Et incarnatus est de Spiritu
Sancto ex Maria Virgine,
et homo factus est.
Crucifixus etiam pro nobis
sub Pontio Pilato;
passus et sepultus est.
Et resurrexit tertia die,
secundum Scripturas,
et ascendit in coelum;
sedet ad dexteram Patris.
Et iterum venturus est cum gloria,
judicare vivos et mortuos,
cujus regni non erit finis.
Et in Spiritum Sanctum
Dominum et vivificantem:
qui ex Patre Filioque procedit.
Qui cum Patre et Filio
simul adoratur et conglorificatur:
qui locutus est per Prophetas.
Et unam, sanctam, catholicam
et apostolicam Ecclesiam.
Confiteor unum baptisma
in remissionem peccatorum.
Et exspecto resurrectionem mortuorum,
et vitam venturi saeculi.
Amen.

Clamor

Al término de la Misa en mi menor, el público se puso espontáneamente de pie en la sala para ovacionar y aclamar a viva voz al Chorwerk Ruhr, al grupo de vientos de la Bochumer Symphoniker y al director Florian Helgath. Los espectadores se resistían a abandonar el auditorio sin un bis, por lo que Helgath tuvo que ofrecer nuevamente el motete Locus iste de Bruckner, dizque himno secreto de los St. Florianer Sängerknaben (Los niños cantores de la Abadía de San Florián), cuyo coro integró también el compositor entre 1838 y 1840.

Estos Niños Cantores de San Florián, dirigidos por Markus Stumpner, realizan una gira por China desde el próximo 26 de junio al 15 de julio. Florian Helgath también integró un coro eclesiástico durante su infancia, el de los Regensburger Domspatzen (Gorriones de la catedral de Ratisbona), probablemente el más antiguo del mundo (documentado en 975).

El calendario del Festival de Bruckner de la Filarmónica de Essen continuaba el 7 de abril con el Quinteto para cuerdas en fa mayor, así como un arreglo camerístico de la popular Sinfonía nº 7. El 26 de abril, en el mismo auditorio Alfried Krupp, el organista de la catedral de Essen, Sebastian Küchler-Blessing, y el pianista Severin von Eckardstein retratarán al maestro Anton Bruckner como destacado compositor para esos instrumentos.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.