Convocatorias

Concierto 'Los adelantos del siglo: transformaciones sociales en la zarzuela' en Madrid

Redacción
lunes, 17 de junio de 2024
Portada de 'La borracha' de Federico Chueca © DM Portada de 'La borracha' de Federico Chueca © DM
0,000384

El naturalismo literario, los adelantos científicos, el fracaso colonial, el trabajo de la mujer, el analfabetismo, los accidentes laborales, la prostitución, la miseria o la marginación social también inspiraron a los autores de zarzuelas de los teatros por horas, el denominado “género chico”, un fenómeno cultural que puso banda sonora a los profundos cambios sociales reflejados en la exposición “Arte y transformaciones sociales en España (1885-1910)”. El concierto Los adelantos del siglo: transformaciones sociales en la zarzuela, organizado por el Museo Nacional del Prado, en colaboración con el Instituto Complutense de Ciencias Musicales (ICCMU)  y la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), supone un excepcional muestrario de números musicales de catorce zarzuelas estrenadas entre 1889 y 1910 con representación de una gran variedad de libretistas y compositores de tres generaciones distintas. 

El concierto se celebra el viernes 21 de junio a las 19.00 horas en el Auditorio del Museo Nacional del Prado de Madrid, coincidiendo con el Día Europeo de la Música. 

El programa, interpretado por la soprano Carolina Moncada y el barítono César San Martín, acompañados por el Ensamble de Madrid bajo la dirección de Fernando Poblete, incluirá números musicales de títulos estrenados entre 1885 y 1910 (la mayoría, recuperación en tiempos modernos) de varias generaciones de compositores, desde Fernández Caballero a Luna, pasando por Chueca, Calleja o Serrano.

La selección de obras y las notas al programa estarán a cargo de Enrique Mejías García, doctor en musicología por la Universidad Complutense de Madrid, especialista en la música escénica española de los siglos XIX-XX y editor, junto a Christopher Webber, de la futura Cambridge History of Spanish Opera and Music Theatre y profesional del Centro de Documentación y Archivo (Cedoa) de SGAE, que ha cedido las obras que se van a interpretar en el concierto. 

Un fenómeno cultural llamado género chico

En la década de 1860, algunos cafés de Madrid introdujeron una innovadora forma de entretenimiento: las funciones teatrales por horas. Con el precio de una consumición, los clientes podían disfrutar de una breve obra en un acto. Este concepto, conocido como café-teatro, pronto se extendió a teatros modestos, ofreciendo piezas a bajo coste y atrayendo a un público que buscaba diversión sin ser visto. Entre los primeros teatros que adoptaron este formato estaban El Recreo, Variedades, Eslava y el Martín.

Inicialmente, estas funciones se centraban en comedias y zarzuelas de un solo acto, pero rápidamente surgió un repertorio nuevo que definió el "género chico". Este término se utilizó en contraposición al "género grande", que incluía dramas y zarzuelas de mayor envergadura. Durante cinco décadas, hasta bien entrado el siglo XX, los teatros por horas se consolidaron en España, convirtiéndose en una forma popular de entretenimiento, comparable con la industria cinematográfica actual.

El éxito del género chico se extendió a Hispanoamérica, donde se replicó bajo el nombre de "tandas" en países como Cuba, México, Venezuela y Chile. Durante la década de 1870, el género chico comenzó a incorporar partituras musicales, destacándose las zarzuelas breves. Para finales de la década de 1880, estrenos de autores como Chueca y Valverde, con obras como La Gran Vía, marcaron un hito en este tipo de teatro.

A medida que se acercaba el final del siglo XIX, los "coliseos por horas" evolucionaron, dejando atrás el estilo de los cafés originales. Obras como La verbena de la Paloma y La revoltosa popularizaron el sainete lírico, un subgénero que capturaba las costumbres y tipos populares de la época. El siglo XX vio el éxito de autores como los hermanos Álvarez Quintero y la proliferación de obras que reflejaban la realidad social y los conflictos de la época, desde el analfabetismo hasta la miseria urbana.

El género chico también abordó temas controvertidos y reflejó la realidad social con un estilo naturalista y verista. Obras como Emigrantes y Carceleras retrataron con crudeza la vida de los más desfavorecidos. La combinación de elementos cómicos y dramáticos, junto con la música, creó un contraste que más de un siglo después sigue atrayendo al público.

Este concierto forma parte de la programación musical vinculada a las exposiciones temporales que el Museo del Prado realiza en colaboración con el Instituto Complutense de Ciencias Musicales y que tiene la voluntad de ofrecer al público algunos de los tesoros del patrimonio musical hispano.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.